Revisando pronósticos: Southwest

03 de March de 2014 por TheDeerHunter

DALLAS MAVERICKS

Pronóstico Septiembre 2013: 11º equipo del Oeste (37-45)
Probabilidad de acierto: Nula
Calificación pronóstico: D-

Notable temporada del nuevo all-in de Cuban. Calificábamos a la plantilla de descompensada, con muchas carencias defensivas, débil físicamente y de difícil ensamblaje. Añadiría también demasiado veterana, aunque ese factor no les impidió antaño alcanzar el éxito, y con demasiadas caras nuevas que tampoco suele beneficiar un buen tono colectivo a corto plazo. Con ellos hubo cierta diversidad de opiniones, pero me atrevería a decir que con los argumentos en la mano y comprobando el nivel de la conferencia hubiera sido una apuesta de alto riesgo reservarles plaza de playoffs.

En lo que se refiere al aspecto defensivo nos acercamos bastante pero enc ualquier otro aspecto han superado totalmente nuestras expectativas. En ocasiones se nos olvida que “donde hay sí se puede sacar” y es que este equipo siempre tuvo buenos mimbres. Bastante respetados por el factor lesión, Carlisle ha dispuesto de una rotación de 10 hombres que han rendido a gran nivel. Han ido de menos a más, asentando gradualmente las nuevas piezas. Todas las incorporaciones han encajado casi a la perfección en una filosofía puramente colectiva. Podíamos intuirlo con gente como Calderon, Blair o Dalembert pero ha sido Monta Ellis quien más ha sorprendido en ese aspecto.

En cualquier caso si a alguien va unido el destino de la franquicia es a Dirk Nowitzki. Al contrario de lo que muchos creíamos el alemán ha vuelto a destapar el tarro de las esencias acercándose bastante a lo que era. Si Dirk mantiene nivel all-star los Mavs suben un escalón en las quinielas. El problema es que a pesar de lo bien que lo están haciendo no se aseguran los playoffs, ni mucho menos llegar lejos en las eliminatorias. Llegan de tapados y si se da el caso serán un rival peligroso. Poco más podemos atrevernos a predecir tras nuestro desacierto inicial.  Leer más »

San Antonio Spurs: Gran Reserva

04 de October de 2013 por TheDeerHunter

Distinto año, misma historia. Llevamos enterrando a los Spurs en los análisis desde que este blog es blog. Es como aquel número de la lotería al que juegas todos los años. No vas a cambiar de número por aquello de “¿y si toca precisamente el año que dejo de jugarlo?”. Sería para arrancarse el pelo a estirones así que no vamos a romper la tradición.

El tiempo no perdona, ni siquiera a estos semidioses acostumbrados a desafiar todos los límites. Ya pudimos comprobarlo en los últimos playoffs con un fuera de serie como Manudo, a sus 36 inviernos. ¡Cómo habría cambiado la historia llegando a la final en plenitud de facultades! 38 años cumplirá el mito de la franquicia, Tim Duncan. No hay palabras para describir su rendimiento el curso pasado pero su declive, más pronto que tarde, será inevitable. Salvo muy contadas y mitológicas excepciones en esta liga esa edad se acerca más a la retirada que a liderar a un equipo en la lucha por el anillo. El problema de veteranía de los Spurs se acentúa con otros nombres clave: Parker 31, Diaw 31, Bonner 33… Y los dos últimos aparentan algunos más.

La franquicia, en buena lógica, parece comprender este hecho. Agotar la era Duncan con dignidad pero nada de tirar la casa por la ventana persiguiendo el anillo que llegaron a acariciar. Seguramente atraerán a algún veterano útil conforme avance el curso y vean las opciones pero a priori la plantilla no es superior a la del subcampeonato. Con la cabeza fría sólo podemos maravillarnos de cómo la exprimió el maestro Popovich, porque es la que es y por nombres es difícilmente explicable que dominara otra vez la regular, se paseara por el Oeste y pusiera contra las cuerdas a Miami. Y además jugando como los ángeles…  Leer más »

Resumen Miami Heat 4 – San Antonio Spurs 3

23 de June de 2013 por TheDeerHunter

heat

Se acabó lo que se daba. Hasta dentro de casi 5 meses no volveremos a disfrutar de nuestro espectáculo favorito. Pero ahora mismo no podemos estar más satisfechos, más saciados, tras haber degustado unos Playoffs intensísimos y una final maravillosa. Una de las mejores de toda la historia de la competición. No exageramos.

ray3El mejor jugador del planeta contra la mejor franquicia de los últimos 15 años. El 4 veces MVP contra los tetracampeones. Baloncesto de la vieja escuela contra la ciencia-ficción aplicada a este deporte. Y con estas premisas, 7 duelos al máximo nivel de intensidad, de emoción, de talento, de alternativas, de subtramas… ¿Qué no ha tenido esta final? Highlights que se repasarán durante décadas, buzzer-beaters imposibles, récords batidos, incluso una entrega fantasma del anillo. Se trata de un clásico instantáneo sobre el que deberemos volver una y otra vez mientras exista la competición. Nosotros lo hemos vivido.

Los acontecimientos nos desbordan. Cualquier análisis sesudo que podamos plantear es una farsa. Se nos puede llenar la boca de lo inmensamente bueno que es LeBron, de su capacidad para involucrar a los suyos, de su tremenda ética de trabajo para mejorar año a año su tiro, de su disposición a adelantar por la derecha al más grande de todos los tiempos… ¿Pero qué diríamos con un tiro libre más que hubiera entrado? ¿O con un rebote ofensivo que nunca hubieran atrapado? Un triple que no hubieran acertado, una falta que se hubiera causado a tiempo, alguna otra decisión que se hubiera tomado de manera distinta… Ante una igualdad como ésta, la historia queda en manos del más puro azar, que también tiene su encanto.

Pero tratando de dejar de lado este axioma que escapa a nuestro alcance racional, tratemos de encontrar las claves de la ecuación que sí podemos identificar relativas a lo que indicamos en su día que podrían marcar el resultado final:

  • Al final Wade sí estuvo: Ahora sabemos que llegó incluso a tener que drenarse la rodilla para el partido decisivo, pero sobreponiéndose a sus problemas físicos ha sido nuevamente fundamental para este anillo. Para la retina, su resurgir en el 4º de la serie y la primera parte del último.
  • spursEl insuficiente daño interior de Spurs: Duncan sí marcó su territorio como no podía ser de otra manera, pero al final Popovich se vio obligado a inclinarse por small-ball a su alrededor. Alucinamos el día que le devolvía la titularidad a Ginóbili, pero ese día también perdieron parte de la iniciativa para terminar jugando más como los Heat que como sí mismos.
  • Parker controlado: Con él apareció otra eventualidad. Pasaba de hacer trizas la moral de sus rivales con su canastón ganador en el primero a sufrir problemas físicos que ponían en duda incluso su concurso. Desconocemos hasta qué punto influyeron a la hora de prácticamente hacerse invisible en el 7º de la serie.
  • La experiencia fue por barrios: Irregulares pero puntualmente decisivos tanto Allen como Manudo, como anticipamos. No esperábamos, sin embargo, determinados errores tácticos del maestro Popovich al final del 6º (que, curiosamente, cometió el mismo pecado que Vogel, al que también nombramos) y el increíble despliegue anotador de Battier cuando más falta le hacía a los suyos. Apuntemos también a este aspecto la debacle del ¿espejismo? Danny Green.
  • El insuficiente cum laude de Leonard: Extraordinario. Una auténtica maravilla su desempeño en esta final, con 21 añitos como si mentalmente tuviera los 37 de Duncan. Llegó a conseguir que LeBron pareciese humano. Leer más »

La Crónica: Firmado, LeBron James

21 de June de 2013 por MagicJohnson32

lebron ring

Qué hermoso llega a ser el baloncesto. En determinadas circunstancias, léase un séptimo partido de las Finales de la NBA entre los dos mejores equipos del planeta, no hay nada que se le pueda comparar. Más aún cuando ese partido sirve como culminación a una serie maravillosa, unas de las mejores Finales que nos ha dejado la NBA en su historia y que, finalmente, coronó a los Miami Heat como campeones 2013 y elevó a LeBron James a la categoría que todavía muchos se atreven a discutirle. Gloria para James y respeto máximo para los Spurs, magníficos rivales, competidores extraordinarios hasta el último instante de un partido y una eliminatoria memorables. Leer más »

El séptimo partido de la final se juega en TJNBA.com

20 de June de 2013 por txusma

Faltan pocas horas para que comience la batalla definitiva que decidirá el ganador de la NBA de la temporada 2012-2013. Pocas horas en las que los protagonistas aparentarán tranquilidad por fuera aunque por dentro les coman los demonios. Los jugadores de los Spurs revivirán una y otra vez los últimos segundos del sexto partido, los rebotes perdidos, los tiros libres fallados, los triples anotados por Lebron James y Ray Allen… Los de Miami sentirán sobre sus hombros la obligación de la victoria, el todo o nada de un proyecto que navega entre la dinastía y el fracaso.

En TJNBA.com seguiremos el desarrollo del partido tanto a twitter (a través del hashtag #tjnba) como a través de esta entrada. Esperamos que nos acompañéis el mayor número de aficionados posible. Perderse este séptimo partido puede ser una decisión que lamentaréis durante mucho tiempo.

¡Hasta la noche!

Reflexiones sobre la bocina #14

20 de June de 2013 por MagicJohnson32

Regresan las Reflexiones sobre la bocina con el objetivo de hacer más llevaderas las horas previas al séptimo partido entre Heat y Spurs. Hace un año publicamos en este mismo apartado unas Reflexiones dedicadas a enumerar los hechos más destacados de la campaña 2011-2012 de la NBA. Aquel artículo obtuvo un éxito sin precedentes y recibió el aplauso unánime de la crítica (concretamente, el del propio autor, que no dudó en situarse ante el espejo y dedicarse unos piropos), por lo que nos vemos en la obligación de difundir la edición 2012-2013 del decálogo de sucesos memorables de la mejor liga de baloncesto del planeta, coronado por el acontecimiento que por siempre marcará nuestro recuerdo de esta temporada.

Por supuesto, todo lo que se explica a continuación quedaría invalidado si en el partido de esta noche sucede algo extraordinario como, por ejemplo, que Tracy McGrady meta una canasta o Joel Anthony haga algo de provecho sobre una pista de baloncesto. Pero, mientras tanto, nuestra selección es ésta:

1- Mudanzas Prokhorov.

Brooklyn Truck

Reconstrucción de los hechos.

Por lo visto, Jay-Z no tenía suficiente con vender unas cifras obscenas de discos y estar casado con Beyoncé. Al muchacho le hacía ilusión tener un equipo en casa, porque los Knicks no le valían y cruzar el túnel para llegar hasta New Jersey era muy fatigoso. Así que decidió trasladar a los Nets a Brooklyn. La reconstrucción de los hechos en mi perversa imaginación es más o menos así: el rapero contrató a “Mudanzas Prokhorov S.A.” para que enviaran un camión al Prudential Center de New Jersey. De él bajaron dos hombretones, estrictos seguidores de una dieta a base de pizza y cerveza, para envolver a Deron Williams, Brook Lopez, Joe Johnson y compañía en plástico de ése de burbujitas y empaquetarlos en cajas con unas pegatinas en la que se leía “FRÁGIL”. Sin embargo, se les olvidó etiquetar la caja en la que metieron a Avery Johnson, que lametablemente se rompió por el camino, así que los Nets tuvieron que rebuscar entre los trastos viejos para encontrar un nuevo entrenador. Lo único que apareció fue Carlesimo.

2- Lillard o la teoría del equilibrio.

Supongo que se llegó a un punto en que a los Blazers les tenía que pasar algo bueno por fuerza. Será el destino, el karma o la teoría de Jorge Luis Borges según la cual lo bueno y lo malo, lo virtuoso y lo mediocre, existen para compensarse (por ejemplo, Smush Parker existe porque Magic Johnson existe), la cuestión es que Portland tiene base para rato y nosotros hemos disfrutado de una de las mejores campañas de un rookie de la historia. Parece oportuno recordar que los Blazers lograron la elección del draft que les proporcionó a Lillard a cambio de Gerald Wallace, quien ha promediado esta temporada en Brooklyn 7,7 puntos con un 39,7% en tiros de campo tras firmar un nuevo contrato de 40 millones de dólares. Ups.

3- Stop the flop! Leer más »

Ray Allen empata el partido a falta de 5 segundos

19 de June de 2013 por txusma

Un triple (y un rebote ofensivo) que puede valer un anillo de campeón

La Crónica: Jugada maestra

17 de June de 2013 por MagicJohnson32

Manu

Movió piezas el Maestro Popovich, y el tablero fue suyo. Enrocó de entrada, resguardó a su rey Duncan y desplegó a sus alfiles, que fueron anoche los encargados de masacrar a las piezas de Spoelstra, una a una. Todo lo que sucedió sobre el parquet del AT&T Center de San Antonio fue por designio del técnico de los Spurs, figura capital en la victoria (104-114) que adelanta de nuevo a los texanos en estas Finales 2013 de la NBA.

Y, de entre todas las decisiones de Popovich, una marcó el encuentro de anoche y puede que el resultado de la serie: Manu Ginóbili, negado hasta el momento en toda la eliminatoria hasta el punto de ser objeto de especulaciones sobre su retirada, partió como titular por primera vez en toda la temporada. El argentino anotó o asistió en los primeros 10 puntos de su equipo, presagio de la que sería una noche que le vio erigirse como el mejor jugador de la velada. A partir de la renovada frescura de Ginóbili, incisivo y acertado como hacía mucho que no le veíamos, el ataque de los Spurs desarmó a los Heat una y otra vez. Cuando no era Manu, era Tony Parker quien dejaba en evidencia a Chalmers o Cole, y cuando no, aparecía Danny Green para escribir una página en la historia de la liga, una redactada a golpe de triple. Green, que a ratos parece el Stephen Curry de los terceros cuartos, ya ha alcanzado el récord de triples en unas Finales y con el 6 de 10 de anoche elevó sus números desde detrás de la línea en esta serie hasta un ridículo 25 de 38.

De esta manera, con el añadido de las aportaciones constantes de Duncan y Leonard, el ataque de los Spurs se movió en unos niveles de eficiencia imposibles para los Heat, que fueron haciendo la goma toda la noche. El primer cuarto ya acabó con un 19-32 para los Spurs y, después de tres triples seguidos de Green, la renta se amplió hasta el 28-45 mediado el segundo periodo. Bosh, Wade y LeBron comandaron entonces la primera reacción de los Heat, aprovechando varias pérdidas del equipo local para recortar la diferencia hasta los 5 puntos antes de que Tony Parker coronase la primera mitad con dos canastas que dejaban el marcador 52-61.

Pese a la superioridad de los Spurs en la mayor parte de lo jugado hasta el momento, la inercia del partido podía indicar una segunda mitad dominada por los Heat, y más aún cuando 8 puntos seguidos de los Heat en la reanudación pusieron el 60-61. Pero no perdieron la compostura los Spurs y Popovich se sacó otro as de la manga: situó a Boris Diaw sobre LeBron James y, por absurdo que pueda parecer a cualquiera que no lo viese con sus propios ojos, el francés secó a James (tanto como es humanamente posible). En el otro lado de la pista, Danny Green metió otros dos triples y asistimos al resurgir definitivo de Ginóbili, protagonista de un prodigioso tramo final de tercer cuarto en el que dejó varias acciones de Vintage Manu. El parcial se extendió en el arranque del último cuarto y creció hasta dejar el partido sentenciado (76-96 a 9:00 para la conclusión tras un 2-21). Los minutos finales fueron poco más que un trámite amenizado por los triples de Ray Allen hasta que sonó el bocinazo final.

Las Finales se despiden de San Antonio con un 3-2 favorable a los Spurs, que viajarán a Miami con dos oportunidades de lograr su quinto anillo. El Rey James está en jaque. Su turno. Leer más »

Los Spurs anotan 16 triples en el tercer partido

12 de June de 2013 por txusma

La Crónica: Cuestión de urgencias

10 de June de 2013 por MagicJohnson32

lebron splitter block

La urgencia es un arma de doble filo, y no son pocos los equipos que han acabado acuchillados por ella. Para los Heat, la urgencia por empatar la serie antes de viajar a Texas resultó el combustible que les condujo a la victoria (84-103). Los Spurs, demasiado conformistas después de llevarse el primer partido de estas Finales, no alcanzaron la intensidad de su rival y cometieron la clase de errores que te condenan ante los Heat.

No asistimos a un extraordinario despliegue de Miami, sino a un esfuerzo sólido y constante como equipo, mucho menos dependiente de LeBron. De esta manera, a los triples de Danny Green los Heat replicaron con una buena defensa en la pintura y muchas aportaciones en ataque. Chris Bosh se dejó de triples y volvió a demostrar que es de los mejores desde media distancia, Wade atacó el aro y repartió juego, Chalmers jugó en modo Super Mario y desde el banco aparecieron Chris Andersen, Ray Allen y Mike Miller para anotar casi todo lo que lanzaron. Enfrente, a Tim Duncan se le vio por una vez como el jugador de 37 años que es, Tony Parker entregó la posesión tantas veces como asistió (5) y Manu Ginóbili realizó uno de los peores encuentros que le recordamos en citas de esta trascendencia.

Y, pese a todo, hubo partido hasta los últimos minutos del tercer cuarto. Los puntos de Danny Green, que logró el récord de triples sin fallo en unas Finales con su 5 de 5, y la labor de Kawhi Leonard, sostuvieron a los Spurs hasta que Miami soltó el hachazo definitivo, justo cuando parecía que podía repetirse la película del primer partido (58-56). LeBron James estaba firmando un partido muy gris, con apenas un par de destellos -como el tapón a Duncan del primer cuarto- que no escondían un rendimiento claramente por debajo de lo esperado. Así que Spoelstra recurrió a un planteamiento que suele ofrecer buenos réditos a su equipo: utilizar a LeBron como bloqueador en situaciones de pick & roll. Chalmers, más que nadie, aprovechó los desajustes que esto provocó en la defensa de los Spurs. 9 puntos del base, dos triples de Mike Miller, otro de Ray Allen, un par de canastas de James… El parcial favorable a los Heat crecía y el tanteo ya era de +19 para el equipo local cuando LeBron protagonizó uno de los mejores tapones de la historia de las Finales, quién sabe si el mejor que hayamos visto jamás.

Los Spurs, hundidos en un 2-25 en contra, tiraron la toalla, sabedores de que tienen la eliminatoria donde querían, con un 1-1 antes de trasladarse a San Antonio para la disputa de los tres siguientes partidos. Veremos cómo responden los de Popovich ante la urgencia de ganar el 3º, en la madrugada del martes al miércoles. Leer más »