Resumen de las finales: Spurs 4 – Heat 1

20 de June de 2014 por TheDeerHunter

“So I think, just in general, for the group to have the fortitude that they showed to get back to this spot, I think speaks volumes about how they’re constituted and what kind of fiber they have.”
Gregg Popovich

Cuesta trabajo digerir lo que hemos vivido estos días. Aún estamos deslumbrados tras presenciar una de las actuaciones más perfectas que hayamos visto en una final de la NBA. Toda una obra maestra. La sublimación del colectivo, que al fin y al cabo es la esencia más pura de este deporte. Los grandes dominadores de la competición los últimos años, liderados por el mejor jugador del momento, han sido brutalmente destrozados por una escuadra y una filosofía de otra época. Cuántas veces les habíamos enterrado en el pasado.

La historia es particularmente hermosa y alentadora. Decía Michael Jordan en una recordada campaña publicitaria algo parecido a que había sido el mejor por la cantidad de veces que había fracasado y se había levantado. Esa idea se aplica a la perfección a estos Spurs y especialmente en este caso tras el duro varapalo de las anteriores finales aunque cabe preguntarse si los tejanos hubieran alcanzado este nivel de no haber caído el año pasado. Hace falta estar hecho de una pasta especial, como decía Popovich, para sobreponerse al inevitable paso del tiempo y a esa sensación de última oportunidad perdida, para erigirse como los mejores de manera tan apabullante. Pero lo más impresionante de todo son las formas. Lejos de renunciar a si mismos tras la última decepción, profundizaron y depuraron su ideario. El paradigma del talento, la inteligencia y la excelencia puestos al servicio del colectivo frente al modelo “Big Three” que se había impuesto. Los descomunales músculos de LeBron y Wade nos habían hecho olvidad un poco que esto sigue siendo un juego de listos y de “jugones”. La estética, el estilo, no ha sido un simple matiz sinó el principal medio para alcanzar el fin. Es curioso el contraste frente a los Spurs primigenios, abanderados del “ganar de cualquier manera”.  Leer más »

La Crónica: 15 años después

16 de June de 2014 por TheDeerHunter

Se acabó. Nuevo paseo militar de los Spurs en la que ha terminado siendo una de las finales más desequilibradas de la historia (14 puntos de diferencia de promedio, nada menos). Habrá tiempo para analizarlo detenidamente pero la brillante victoria de anoche certificó que Duncan, Popovich y el resto se colocan muy arriba en la mitología de esta competición, mientras evitan de un plumazo que estos Heat pudieran adelantarles por la derecha. Ya no se podrá decir que los Heat de los “Beach Boys” fueron superiores a ellos. Asimismo inflijen al actual proyecto de Riley un rejonazo del que tendrán muy difícil recuperarse.

La de anoche fue la misma historia que hemos vivido los últimos días. Lebron James siempre quiso emular a las grandes leyendas y en esta serie le ha tocado hacerlo con el Jerry West más trágico que, junto a Elgin Baylor, claudicó  una y otra vez ante el ideario colectivo de los Celtics de Auerbach, Russell y demás “hall of famers”. Más de 30 puntos, 10 rebotes y 5 asistencias que se van al limbo en uno de los “esfuerzos en vano” más duros de toda la historia. Con ellos Lebron se une al club formado por el propio West, el Dennis Johnson del 87 y Karl Malone, otros ilustres que sucumbieron en las finales a pesar de números parecidos. Pocos reproches al “Elegido” a diferencia de Dwyane Wade, Chris Bosh y el resto del equipo que ha estado tan lejos de lo exigible como comprobamos ayer en el choque definitivo.  Leer más »

La Crónica: A un paso de la gloria

13 de June de 2014 por txusma

Tim Duncan, Kawhi Leonard, Boris Diaw, Tony Parker… Ahora mismo no me viene a la memoria ningún equipo de ninguna época que tras el 4º partido de las finales pudiera presentar hasta 4 candidatos al MVP. Creo que este hecho resume perfectamente lo que son estos Spurs.

Por primera vez esta temporada los Heat perdieron dos partidos consecutivos y lo han hecho por más de 19 puntos cada uno. Pero lo más preocupante ha sido la imagen de “quiero y no puedo” que han dejado esta madrugada. Los chicos de Spoelstra, tal vez faltos de fuerzas o de motivación, no han podido contrarestar en ningún momento el juego rápido y efectivo de los Spurs, ese que involucra a todos los jugadores de la plantilla y les hace sentir importantes. Jugadores que en otros equipos serían retales Greg Popovich los convierte en puntales sobre el que puede llegar a girar toda la estrategia de su equipo a pesar de no apellidarse Duncan, Parker o Ginobili.

Al final de la 1ª parte los tejanos ya dominaban claramente el partido y en el tercer cuarto lo acabaron de rematar. Seguramente se esperaban una salida en tromba de los locales tras el descanso pero el único que apareció con toda su energía fue Lebron James, el resto se quedó en el vestuario lamiéndose las heridas o acariciando los 2 anillos conseguidos o vete tú a saber. No creo que tras lo visto anoche nadie apueste por que los Heat ganen 3 partidos consecutivos. Seguro que más gente apostaría por el desmembramiento de un Big Three que esta temporada ha empezado a oler a hastío.

De todas maneras, pase lo que pase a partir de ahora (que Duncan y los Spurs se lleven el anillo o que los Heat protagonizen una remontada monumental) el momento será histórico. Disfrutemos.  Leer más »

Una moneda al aire

12 de June de 2014 por testAutor

Le propongo algo, estimado lector: coja una moneda y asigne cada cara a uno de los finalistas de la NBA. Por ejemplo, cara Spurs, cruz Heat. Láncela. Ahí, en su mano, tiene un pronóstico para las Finales tan razonable y justificado como cualquier análisis que haya podido leer en este blog o alguna otra página. No importa que ya se hayan disputado tres partidos de un máximo de siete y que sepamos de ellos todas las estadísticas que humana y técnicamente se pueden extraer; pronosticar un Heat-Spurs sigue siendo lanzar una moneda al aire.

heat spursEn eso han consistido los diez partidos de Finales de la NBA que estos dos equipos llevan disputados de manera consecutiva, en una bendita, hermosa e impredecible sorpresa. No existe el mapa, no hay una hoja de ruta que nos permita anticipar qué nos deparará el próximo enfrentamiento entre dos equipos que siguen encontrando la manera de rompernos los esquemas. A modo de réplica de las fabulosas Finales que Miami y San Antonio disputaron hace un año, en esta edición ya hemos vuelto a ver triples salvadores, tiros libres cruciales desperdiciados y toda una serie de factores que no hacen más que reforzar la impresión de que estamos viendo algo especial y diferente.

Es posible que el lector empiece a cosechar sospechas, a todas luces fundadas, y tenga la sensación de que toda esta palabrería es únicamente un parapeto, una excusa del autor para no mojarse con un pronóstico. Y estará en lo cierto. Leer más »

La Crónica: La llegada de la caballería

11 de June de 2014 por TheDeerHunter

Comentábamos el otro día que, con el Big Three de San Antonio jugando bien, era el resto quien debía de marcar la diferencia. Anoche por fin ese “resto” mostró sus virtudes infligiendo un duro correctivo a los campeones en su primer partido en casa, rompiéndoles una inmaculada racha local de 11 victorias consecutivas, recuperando la ventaja campo y dándoles jaque para el próximo encuentro. Todo en uno.

Salieron imparables los Spurs. Anotaron 41 puntos en el primer cuarto y protagonizaron la primera parte más eficaz de todos los tiempos (71 puntos, 75.8% de acierto). Kawhi Leonard, que había pasado un auténtico calvario durante los dos primeros choques, se desquitó con el mejor partido de su carrera en ambos lados de la cancha. No sólo encontró la forma de negar a LeBron James muchos lanzamientos, sino que le provocó un inusual número de pérdidas (hasta 7, el peor registro de su carrera). Sólo en la primera parte ya había igualado su producción ofensiva de los dos primeros pero iba a terminar con 29 puntos y un fantástico 10 de 13 en tiro, máximo artillero. También Danny Green se destapó con una actuación determinante. 15 puntos, con un único lanzamiento fallado y hasta 5 robos de balón. Lo más extraordinario fue la manera con la que Duncan, Parker y Ginobili se apartaban de los focos para dejar fluir el juego a través de sus compañeros. Apenas 40 puntos y 23 lanzamientos entre los tres, frente a los 53 y 29 de Leonard, Green y Diaw. El verdadero espíritu de esta escuadra.

Los Heat sufrieron un castigo brutal pero si no fueran un equipo tan fabuloso probablemente estaríamos hablando de un palizón de entre 40 y 50 puntos de diferencia. Encajaron con templanza el chaparrón de la primera parte y sacaron las garras en el tercer cuarto en el que llegaron a diluir una desventaja de 21 puntos a tan sólo 7. Anoche no era fácil dejar a sus rivales en 15 puntos en un cuarto pero gracias al temprano bonus que se encontraron y al acierto en el triple se volvieron a meter en la pomada. Curiosamente la remontada fue abortada por la única canasta de Marco Belinelli, un triple que devolvía el margen psicológico de los 10 puntos. A partir de ese momento los de Popovich recuperaban la iniciativa definitivamente.  Leer más »

La Crónica: Marcar la diferencia

09 de June de 2014 por TheDeerHunter

Esta vez no hubo problemas con el aire acondicionado. No se dieron temperaturas extremas. No hubo calambres que frenaran a la bestia.

Lebron James y los Heat no tienen por costumbre perder dos veces consecutivas. Llevan 46 partidos de playoffs sin hacerlo. Esperábamos una reacción tras lo ocurrido en el primero y por eso nos sorprendió el discreto comienzo de los hombre de Spoelstra. Los Spurs llegaban a ponerse 11 puntos arriba al principio del 2ª cuarto gracias al buen papel de su Big Three y al control que ejercieron sobre Lebron y Wade (2 puntos entre ambos). Sin embargo, a partir de ese momento llegó la avalancha… Aquello de “hago lo que quiero, cuando quiero…”. LeBron volvía a pista tras un breve descanso y anotaba 11 puntos para igualar el choque antes del descanso. Los Spurs sufrían su primer colapso.

En el tercer cuarto no aflojó nadie. Fue un periodo de intercambio de golpes fabuloso. Se llegó al último con la máxima igualdad hasta que Mario Chalmers le propinó un codazo a Tony Parker sin venir a cuento. Flagrante y 2 tiros libres más posesión que en lugar de abrir brecha derivarían en 4 fallos consecutivos desde la línea de los Spurs. Lebron aprovechó el regalo con un triple que ponía los suyos por delante. El hecho de pasar de verse 6 arriba a 1 por debajo marcó psicológicamente a los tejanos que llegaron a los últimos 9 segundos con una desventaja de 5 puntos. De nada iba a servir el último triple de Manudo.

Los campeones fueron sutilmente superiores a pesar del 157º doble-doble en playoffs de Tim Duncan (igualando el récord absoluto de Magic Johnson). Lanzaron con un comodísimo 54%, ganaron de forma inesperada los rebotes… e incluso disfrutaron de una aportación más variada que los Spurs. Estos sólo disfrutaron de una anotación sólida de los tres de siempre, con extraños instantes de atasco significativo. Echarán particularmente de menos los 8 tiros libres que fallaron. Más inoportunos imposible.

La serie viaja a Miami, dominada a los puntos por los campeones.  Leer más »

La Crónica: Lucha contra los elementos

06 de June de 2014 por TheDeerHunter

Lo nunca visto. Problemas físicos de LeBron James que cuestan la primera derrota a los Heat. El alero de Miami se vio obligado a abandonar la cancha en el último cuarto martirizado por los calambres cuando su equipo parecía tener bien encarrilado el partido. Ni siquiera pudo llegar al banco por su propio pie. Había tratado de resistir el dolor realizando descansos cortos pero los Spurs arrasaban durante esos minutos y Lebron tuvo que forzar hasta que no pudo más. El parcial en la recta final, desde que comenzaron sus molestias, fue de 31-9. No hay ventaja que soporte tal castigo. Sin LeBron, aunque sea cuestión de minutos, los Heat no son rival para estos Spurs.

Antes que eso los Heat habían puesto el AT&T Center al rojo vivo. No es un juego de palabras, es literal. Un fallo en el sistema de aire acondicionado convirtió el pabellón en una sauna. Los Spurs se metían en graves problemas por culpa de un número inaceptable de pérdidas de balón, como ya avisábamos en la previa. Los Heat hacían pagar caro cada error y un 3+1 de Chris Bosh les daba 7 puntos ventaja, la máxima a su favor, a 9 minutos del final. A partir de ahí el descenso a los infiernos que ya hemos comentado. A pesar de todo, excelente partido del propio LeBron antes de su retirada prematura, de Dwyane Wade y Chris Bosh, como también de Rashard Lewis que salió de titular y de Ray Allen que se infló a robar balones. Sólo desentonó Mario Chalmers, cargado de faltas todo el partido.

Por los Spurs, quitando el problema de las pérdidas, todo fantástico. Obviamente la lectura sería distinta de haber perdido pero dominaron la mayor parte de aspectos clave. Porcentaje de acierto, rebotes, asistencias… Extraordinario su Big Three de viejos pretorianos. Gran contribución de Boris Diaw en la intendencia (nada menos que +30 con él en cancha) y también de Tiago Splitter manteniendo a la segunda unidad en los momentos de mayor desconcierto (final del tercer cuarto y comienzo del último). La actuación de Kawhi Leonard y Danny Green fue vital en la remontada pero resulta algo engañosa. Hasta la lesión de LeBron fue verdaderamente discreta y sus defensas sobre Wade y el propio James no fueron tan eficaces como en otras ocasiones.

Primer punto para los aspirantes aunque con algunas reservas. Los Heat llevaron el duelo a su terreno siendo superiores en varios tramos. Esto no ha hecho nada más que comenzar (95-110).  Leer más »

PO 2014: Previa de las Finales

05 de June de 2014 por TheDeerHunter

“No es una revancha. Es una secuela”

Admito que la frase no es mía, pero no puede ser más acertada… y más hermosa. Hace apenas un año loábamos una de las mejores finales de la NBA de todos los tiempos. Los dramáticos acontecimientos que se resolvieron en aquellos 7 maravillosos partidos no merecían terminar con un ganador y un perdedor. Quedaron asuntos por resolver. El más importante de todos es “¿son los Heat superiores a los Spurs?” Se llevaron el primer asalto, sí, pero se puede decir que los texanos fueron sutilmente superiores hasta aquel triple milagroso de Ray Allen y el conato de entrega de anillo.

En una liga donde la última repetición de finales tuvo lugar en 1998 entre Bulls y Jazz el desarrollo de los acontecimientos apuntó muy pronto a esta posibilidad. Los Spurs han estado más sólidos, si cabe, que nunca, y los Heat han dominado con suficiencia y hasta cierta apatía su conferencia. Casi se podría decir que ambos se han tomado la regular como un entrenamiento con vistas a este instante y al resto de rivales como meros sparrings. Aparentemente hemos visto al equipo de Popovich un peldaño por encima y no en vano una de las principales diferencias respecto a la final del año pasado es la ventaja de campo, que les favorece a ellos. Otra es que ninguno de sus jugadores promedió ni 30 minutos en la regular, así que a priori llegan más enteros físicamente a pesar de haber disputado unos playoffs significativamente más duros. Los dos antecedentes de este curso dan un empate.

Algunos pensamos que un campeón siempre es favorito mientras no se demuestre lo contrario. En esta ocasión sin embargo los Spurs se sitúan levemente por delante en las quinielas por razones evidentes. La igualdad que vimos el año pasado y la evolución de unos y otros nos invita a pensar que LeBron James y los suyos lo van a tener más difícil que nunca para ganar el anillo. Con todo, seguro que serán los pequeños detalles y los imponderables los que terminarán decantando la balanza de una, esperamos, fabulosa final.  Leer más »

PO 2014: Resumen Spurs 4 – Thunder 2

04 de June de 2014 por Simon

Interesante pero carente de emoción. Así fue la serie que enfrentaba a San Antonio Spurs y Oklahoma City Thunder por el título de campeón de conferencia. Es complicado explicar cómo algo carente de emoción nos puede dejar satisfechos y parecernos interesante pero lo cierto es que la lesión y el retorno de Ibaka, las exhibiciones de Westbrook y Durant, y sobretodo las clases magistrales de Tim Duncan mantuvieron el interés de la serie a pesar de la poca igualdad de los partidos.

Hemos presenciado una serie muy bipolar, dependiendo de la cancha en la que se  jugara el signo del partido variaba de un extremo a otro. Los dos primeros partidos se disputaron en el AT&T Center de San Antonio. Allí los Spurs esperaban con el cuchillo entre los dientes a unos Thunder que venían tocados tras disputar una dura serie ante los Clippers y que contaban con la baja de su mejor interior y líder de su defensa. La falta de Serge Ibaka se hizo patente desde el minuto 1 de la serie. Los Spurs campaban a sus anchas por la zona de los Thunder que veían impotentes cómo una y otra vez eran superados en ese apartado del juego. Sólo una racha de inspiración de Oklahoma liderada, cómo no, por Westbrook y Durant consiguió apretar un poco el marcador del primer partido pero fue un espejismo porque los Spurs enseguida retomaron las riendas del partido y se llevaron la primera victoria de forma contundente. El segundo partido fue aún más desigualado. Los Spurs se sintieron más cómodos todavía y destrozaron a los Thunder de tal manera que la mayoría pensábamos que los Spurs viajaban a Oklahoma con la escoba preparada para cerrar la serie.

Nada de eso sucedió. En el Chesapeake Energy Arena la serie viró 180º de manera espectacular. Ibaka, que 10 días antes había sido descartado para toda lo que restaba de temporada, saltaba a la cancha en el quinteto titular de los Thunder. El influjo moral insuflado a su equipo fue aún mayor que su impacto en el juego. Cerró la zona a unos Spurs que se estrellaban una y otra vez donde antes anotaban sin oposición. En el 4º partido la sensación de que la serie había cambiado radicalmente se acentuó. Un Russell Westbrook imperial canalizó todo el juego de su equipo y fue el encargado de machacar a los tejanos y cobrarles todo el daño recibido en los dos primeros partidos de la serie.  La serie quedaba empatada a 2 y la sombra del recuerdo de la final de conferencia de 2012 comenzó a sobrevolar Texas.

Leer más »

La Crónica: Los chicos del coro

30 de May de 2014 por TheDeerHunter

“This is the craziest series I’ve ever been involved in”. Tim Duncan

Tremendo correctivo el que les infligieron los Spurs a los Thunder anoche en San Antonio. Palizón sin paliativos con 28 puntos de diferencia. Mediante el baloncesto preciosista al que nos tenían acostumbrado rompieron la mala racha que les había generado tanta ansiedad en Oklahoma y, aún más importante, se desembarazaron por fin del efecto Ibaka, quien les había ganado los 6 partidos que ha disputado esta temporada. Durant y Westbrook vuelven a estar contra las cuerdas.

El choque está plagado de detalles que acabarían inclinando la balanza. La primera fue la “ocurrencia” de Greg Popovich de salir con Bonner de titular. Si hubiera salido mal le hubieran caído unos cuantos palos. Lo cierto es que Matt Bonner no estuvo bien pero su presencia significó una clara voluntad de abrir el campo, algo que no vino nada bien a los interiores rivales. El resultado de la idea se vería mucho mejor con la entrada de Boris Diaw, quien cuajó una actuación casi perfecta. Es curioso que sean los Spurs quienes hayan “aligerado” esa presencia interior y no al revés, con unos resultados sorprendentemente buenos. No sólo subieron su efectividad en la pintura hasta el 71.4% (frente al 45% del anterior choque) sino que negaron en gran medida las letales penetraciones de Russell Westbrook.

La segunda clave, ésta mucho más esperada, fue la desigual producción de las segundas unidades. Los Spurs comenzaron a someter a los Thunder con la paulatina entrada de la segunda unidad al final del primer cuarto. El efecto en el segundo fue muy claro. Excelentes el mencionado Diaw, Manu Ginobili y Patty Mills, con Splitter saliendo desde el banco. La producción anotadora de los reservas tejanos fue de 55 puntos por 26 de la de sus rivales. Además, 4 de los titulares se fueron a las dobles figuras aunque sin alardes. Ante tal avalancha, anoche no valían las actuaciones mundanas de Durant y Westbrook, motivadas en buena parte por el descanso que Brooks les otorgó al final. En un mal partido de Ibaka sólo Jackson les echó una mano (89-117).  Leer más »