La Crónica: Lucha contra los elementos

06 de June de 2014 por TheDeerHunter

Lo nunca visto. Problemas físicos de LeBron James que cuestan la primera derrota a los Heat. El alero de Miami se vio obligado a abandonar la cancha en el último cuarto martirizado por los calambres cuando su equipo parecía tener bien encarrilado el partido. Ni siquiera pudo llegar al banco por su propio pie. Había tratado de resistir el dolor realizando descansos cortos pero los Spurs arrasaban durante esos minutos y Lebron tuvo que forzar hasta que no pudo más. El parcial en la recta final, desde que comenzaron sus molestias, fue de 31-9. No hay ventaja que soporte tal castigo. Sin LeBron, aunque sea cuestión de minutos, los Heat no son rival para estos Spurs.

Antes que eso los Heat habían puesto el AT&T Center al rojo vivo. No es un juego de palabras, es literal. Un fallo en el sistema de aire acondicionado convirtió el pabellón en una sauna. Los Spurs se metían en graves problemas por culpa de un número inaceptable de pérdidas de balón, como ya avisábamos en la previa. Los Heat hacían pagar caro cada error y un 3+1 de Chris Bosh les daba 7 puntos ventaja, la máxima a su favor, a 9 minutos del final. A partir de ahí el descenso a los infiernos que ya hemos comentado. A pesar de todo, excelente partido del propio LeBron antes de su retirada prematura, de Dwyane Wade y Chris Bosh, como también de Rashard Lewis que salió de titular y de Ray Allen que se infló a robar balones. Sólo desentonó Mario Chalmers, cargado de faltas todo el partido.

Por los Spurs, quitando el problema de las pérdidas, todo fantástico. Obviamente la lectura sería distinta de haber perdido pero dominaron la mayor parte de aspectos clave. Porcentaje de acierto, rebotes, asistencias… Extraordinario su Big Three de viejos pretorianos. Gran contribución de Boris Diaw en la intendencia (nada menos que +30 con él en cancha) y también de Tiago Splitter manteniendo a la segunda unidad en los momentos de mayor desconcierto (final del tercer cuarto y comienzo del último). La actuación de Kawhi Leonard y Danny Green fue vital en la remontada pero resulta algo engañosa. Hasta la lesión de LeBron fue verdaderamente discreta y sus defensas sobre Wade y el propio James no fueron tan eficaces como en otras ocasiones.

Primer punto para los aspirantes aunque con algunas reservas. Los Heat llevaron el duelo a su terreno siendo superiores en varios tramos. Esto no ha hecho nada más que comenzar (95-110).  Leer más »

Resumen Miami Heat 4 – San Antonio Spurs 3

23 de June de 2013 por TheDeerHunter

heat

Se acabó lo que se daba. Hasta dentro de casi 5 meses no volveremos a disfrutar de nuestro espectáculo favorito. Pero ahora mismo no podemos estar más satisfechos, más saciados, tras haber degustado unos Playoffs intensísimos y una final maravillosa. Una de las mejores de toda la historia de la competición. No exageramos.

ray3El mejor jugador del planeta contra la mejor franquicia de los últimos 15 años. El 4 veces MVP contra los tetracampeones. Baloncesto de la vieja escuela contra la ciencia-ficción aplicada a este deporte. Y con estas premisas, 7 duelos al máximo nivel de intensidad, de emoción, de talento, de alternativas, de subtramas… ¿Qué no ha tenido esta final? Highlights que se repasarán durante décadas, buzzer-beaters imposibles, récords batidos, incluso una entrega fantasma del anillo. Se trata de un clásico instantáneo sobre el que deberemos volver una y otra vez mientras exista la competición. Nosotros lo hemos vivido.

Los acontecimientos nos desbordan. Cualquier análisis sesudo que podamos plantear es una farsa. Se nos puede llenar la boca de lo inmensamente bueno que es LeBron, de su capacidad para involucrar a los suyos, de su tremenda ética de trabajo para mejorar año a año su tiro, de su disposición a adelantar por la derecha al más grande de todos los tiempos… ¿Pero qué diríamos con un tiro libre más que hubiera entrado? ¿O con un rebote ofensivo que nunca hubieran atrapado? Un triple que no hubieran acertado, una falta que se hubiera causado a tiempo, alguna otra decisión que se hubiera tomado de manera distinta… Ante una igualdad como ésta, la historia queda en manos del más puro azar, que también tiene su encanto.

Pero tratando de dejar de lado este axioma que escapa a nuestro alcance racional, tratemos de encontrar las claves de la ecuación que sí podemos identificar relativas a lo que indicamos en su día que podrían marcar el resultado final:

  • Al final Wade sí estuvo: Ahora sabemos que llegó incluso a tener que drenarse la rodilla para el partido decisivo, pero sobreponiéndose a sus problemas físicos ha sido nuevamente fundamental para este anillo. Para la retina, su resurgir en el 4º de la serie y la primera parte del último.
  • spursEl insuficiente daño interior de Spurs: Duncan sí marcó su territorio como no podía ser de otra manera, pero al final Popovich se vio obligado a inclinarse por small-ball a su alrededor. Alucinamos el día que le devolvía la titularidad a Ginóbili, pero ese día también perdieron parte de la iniciativa para terminar jugando más como los Heat que como sí mismos.
  • Parker controlado: Con él apareció otra eventualidad. Pasaba de hacer trizas la moral de sus rivales con su canastón ganador en el primero a sufrir problemas físicos que ponían en duda incluso su concurso. Desconocemos hasta qué punto influyeron a la hora de prácticamente hacerse invisible en el 7º de la serie.
  • La experiencia fue por barrios: Irregulares pero puntualmente decisivos tanto Allen como Manudo, como anticipamos. No esperábamos, sin embargo, determinados errores tácticos del maestro Popovich al final del 6º (que, curiosamente, cometió el mismo pecado que Vogel, al que también nombramos) y el increíble despliegue anotador de Battier cuando más falta le hacía a los suyos. Apuntemos también a este aspecto la debacle del ¿espejismo? Danny Green.
  • El insuficiente cum laude de Leonard: Extraordinario. Una auténtica maravilla su desempeño en esta final, con 21 añitos como si mentalmente tuviera los 37 de Duncan. Llegó a conseguir que LeBron pareciese humano. Leer más »

La Crónica: Firmado, LeBron James

21 de June de 2013 por MagicJohnson32

lebron ring

Qué hermoso llega a ser el baloncesto. En determinadas circunstancias, léase un séptimo partido de las Finales de la NBA entre los dos mejores equipos del planeta, no hay nada que se le pueda comparar. Más aún cuando ese partido sirve como culminación a una serie maravillosa, unas de las mejores Finales que nos ha dejado la NBA en su historia y que, finalmente, coronó a los Miami Heat como campeones 2013 y elevó a LeBron James a la categoría que todavía muchos se atreven a discutirle. Gloria para James y respeto máximo para los Spurs, magníficos rivales, competidores extraordinarios hasta el último instante de un partido y una eliminatoria memorables. Leer más »

La Crónica: Jugada maestra

17 de June de 2013 por MagicJohnson32

Manu

Movió piezas el Maestro Popovich, y el tablero fue suyo. Enrocó de entrada, resguardó a su rey Duncan y desplegó a sus alfiles, que fueron anoche los encargados de masacrar a las piezas de Spoelstra, una a una. Todo lo que sucedió sobre el parquet del AT&T Center de San Antonio fue por designio del técnico de los Spurs, figura capital en la victoria (104-114) que adelanta de nuevo a los texanos en estas Finales 2013 de la NBA.

Y, de entre todas las decisiones de Popovich, una marcó el encuentro de anoche y puede que el resultado de la serie: Manu Ginóbili, negado hasta el momento en toda la eliminatoria hasta el punto de ser objeto de especulaciones sobre su retirada, partió como titular por primera vez en toda la temporada. El argentino anotó o asistió en los primeros 10 puntos de su equipo, presagio de la que sería una noche que le vio erigirse como el mejor jugador de la velada. A partir de la renovada frescura de Ginóbili, incisivo y acertado como hacía mucho que no le veíamos, el ataque de los Spurs desarmó a los Heat una y otra vez. Cuando no era Manu, era Tony Parker quien dejaba en evidencia a Chalmers o Cole, y cuando no, aparecía Danny Green para escribir una página en la historia de la liga, una redactada a golpe de triple. Green, que a ratos parece el Stephen Curry de los terceros cuartos, ya ha alcanzado el récord de triples en unas Finales y con el 6 de 10 de anoche elevó sus números desde detrás de la línea en esta serie hasta un ridículo 25 de 38.

De esta manera, con el añadido de las aportaciones constantes de Duncan y Leonard, el ataque de los Spurs se movió en unos niveles de eficiencia imposibles para los Heat, que fueron haciendo la goma toda la noche. El primer cuarto ya acabó con un 19-32 para los Spurs y, después de tres triples seguidos de Green, la renta se amplió hasta el 28-45 mediado el segundo periodo. Bosh, Wade y LeBron comandaron entonces la primera reacción de los Heat, aprovechando varias pérdidas del equipo local para recortar la diferencia hasta los 5 puntos antes de que Tony Parker coronase la primera mitad con dos canastas que dejaban el marcador 52-61.

Pese a la superioridad de los Spurs en la mayor parte de lo jugado hasta el momento, la inercia del partido podía indicar una segunda mitad dominada por los Heat, y más aún cuando 8 puntos seguidos de los Heat en la reanudación pusieron el 60-61. Pero no perdieron la compostura los Spurs y Popovich se sacó otro as de la manga: situó a Boris Diaw sobre LeBron James y, por absurdo que pueda parecer a cualquiera que no lo viese con sus propios ojos, el francés secó a James (tanto como es humanamente posible). En el otro lado de la pista, Danny Green metió otros dos triples y asistimos al resurgir definitivo de Ginóbili, protagonista de un prodigioso tramo final de tercer cuarto en el que dejó varias acciones de Vintage Manu. El parcial se extendió en el arranque del último cuarto y creció hasta dejar el partido sentenciado (76-96 a 9:00 para la conclusión tras un 2-21). Los minutos finales fueron poco más que un trámite amenizado por los triples de Ray Allen hasta que sonó el bocinazo final.

Las Finales se despiden de San Antonio con un 3-2 favorable a los Spurs, que viajarán a Miami con dos oportunidades de lograr su quinto anillo. El Rey James está en jaque. Su turno. Leer más »

La Crónica: Cuestión de urgencias

10 de June de 2013 por MagicJohnson32

lebron splitter block

La urgencia es un arma de doble filo, y no son pocos los equipos que han acabado acuchillados por ella. Para los Heat, la urgencia por empatar la serie antes de viajar a Texas resultó el combustible que les condujo a la victoria (84-103). Los Spurs, demasiado conformistas después de llevarse el primer partido de estas Finales, no alcanzaron la intensidad de su rival y cometieron la clase de errores que te condenan ante los Heat.

No asistimos a un extraordinario despliegue de Miami, sino a un esfuerzo sólido y constante como equipo, mucho menos dependiente de LeBron. De esta manera, a los triples de Danny Green los Heat replicaron con una buena defensa en la pintura y muchas aportaciones en ataque. Chris Bosh se dejó de triples y volvió a demostrar que es de los mejores desde media distancia, Wade atacó el aro y repartió juego, Chalmers jugó en modo Super Mario y desde el banco aparecieron Chris Andersen, Ray Allen y Mike Miller para anotar casi todo lo que lanzaron. Enfrente, a Tim Duncan se le vio por una vez como el jugador de 37 años que es, Tony Parker entregó la posesión tantas veces como asistió (5) y Manu Ginóbili realizó uno de los peores encuentros que le recordamos en citas de esta trascendencia.

Y, pese a todo, hubo partido hasta los últimos minutos del tercer cuarto. Los puntos de Danny Green, que logró el récord de triples sin fallo en unas Finales con su 5 de 5, y la labor de Kawhi Leonard, sostuvieron a los Spurs hasta que Miami soltó el hachazo definitivo, justo cuando parecía que podía repetirse la película del primer partido (58-56). LeBron James estaba firmando un partido muy gris, con apenas un par de destellos -como el tapón a Duncan del primer cuarto- que no escondían un rendimiento claramente por debajo de lo esperado. Así que Spoelstra recurrió a un planteamiento que suele ofrecer buenos réditos a su equipo: utilizar a LeBron como bloqueador en situaciones de pick & roll. Chalmers, más que nadie, aprovechó los desajustes que esto provocó en la defensa de los Spurs. 9 puntos del base, dos triples de Mike Miller, otro de Ray Allen, un par de canastas de James… El parcial favorable a los Heat crecía y el tanteo ya era de +19 para el equipo local cuando LeBron protagonizó uno de los mejores tapones de la historia de las Finales, quién sabe si el mejor que hayamos visto jamás.

Los Spurs, hundidos en un 2-25 en contra, tiraron la toalla, sabedores de que tienen la eliminatoria donde querían, con un 1-1 antes de trasladarse a San Antonio para la disputa de los tres siguientes partidos. Veremos cómo responden los de Popovich ante la urgencia de ganar el 3º, en la madrugada del martes al miércoles. Leer más »

La Crónica: Un partido en una décima de segundo

07 de June de 2013 por MagicJohnson32

tpSe giró Tony Parker, aparentemente calmado, ajeno a las circunstancias, al reloj de posesión que le gritaba que apenas disponía de unas décimas de segundo para lanzar, y al marcador del partido, 90-88 favorable a los Spurs a 5 segundos para la conclusión del primer partido de las Finales de la NBA. Se giró Parker, e inmediatamente saltó hacia adelante para evitar la defensa de LeBron James, que llegó a acariciar la pelota con las puntas de los dedos antes de que el base francés lanzase a tabla, como le ha enseñado Tim Duncan. Tras besar el tablero y el aro, la pelota entró, y no hubo quien no necesitase el instant replay para reconocer dos puntos que valen un partido, y quién sabe si un anillo. Las repeticiones certificaron la validez del lanzamiento de Parker por apenas una décima de segundo, una décima en la que quedó encerrado todo un partido (92-88).

Esa acción sirvió para decantar definitivamente una balanza que, poco a poco, se fue inclinando hacia el lado de los Spurs tras un arranque superior por parte de los Heat. Como ya sucediera en el séptimo contra los Pacers, Miami salió dispuesto a imponer su agresividad y decidido a dar carrete a Wade y Bosh. Mientras Tim Duncan fallaba sus primeros cinco lanzamientos, Parker era el encargado de sostener el fuerte texano ante las embestidas locales. Hubo dos momentos críticos para los Spurs en el segundo cuarto (29-38 y 38-46), desactivados en ambos casos por la aparición de Duncan, que empezó justo a tiempo un nuevo clinic de baloncesto.

A partir del descanso, al que se llegó con 49-52 para los Heat, las tornas fueron cambiando. Tal vez fue el cansancio acumulado en la serie contra Indiana o tal vez los ajustes de Popovich en el vestuario, en cualquier caso, los Heat fueron perdiendo el dominio del partido. En el tercer cuarto, ambos equipos empezaron a tener más problemas para anotar cerca del aro. Los Spurs desaprovecharon la ocasión de ponerse por delante al fallar varios triples cómodos pero llegaron al último período en la situación que querían (69-72), en condiciones de rematar la faena en los últimos 12 minutos. En el tramo final Wade y Bosh regresaron a la cruda realidad que sus actuales estados físicos y mentales les impone. A Wade se le ve desnaturalizado, incómodo salvo en acciones en transición, mientras Bosh se empeña en dejar alguna huella a base de triples. Así, con la figura de Tim Duncan cada vez más agigantada, los Spurs se pusieron por delante de forma definitiva a 7 minutos para el final (79-78). El ataque de los Heat se secó: tres pérdidas, varios triples errados y una propuesta muy plana, frente a la sobriedad de los Spurs, que permanecieron fieles a sí mismos y así encontraron un triple de Danny Green para irse 8 arriba (88-81).

Todavía les quedaba a los Heat un intento de réplica. 5 puntos de LeBron (tal vez menos anotador de lo que su equipo necesitaba anoche) y 3 tiros libres de Ray Allen dejaron el marcador 90-88 a 0:31 para el final antes de que Tony Parker anotase su milagrosa canasta que pasa a formar parte, desde ya, del imaginario colectivo de las Finales de la NBA. Leer más »

La Crónica: Segundas partes siempre fueron buenas

13 de June de 2012 por TheDeerHunter

La historia nos suena. Los Thunder aguantan sin descomponerse un intenso castigo en los primeros compases del choque. Tras el descanso Kevin Durant se pone en modo ejecutor aprovechando el efecto del desgaste físico en la intensidad defensiva rival. Todo termina cayendo por su propio peso. Lo hemos visto durante toda la postemporada.

Anoche, en medio de los cánticos de “¡MVP, MVP!” de la parroquia del Chesapeake, Durant lo volvía a hacer: 23 de sus 36 puntos llegaron en el segundo tramo. Estamos hablando de la segunda mejor anotación de un debutante en una final después de Iverson. El efecto demoledor se complementó con los 18 puntos de Westbrook. Ellos 2 solos superaron a los Heat al completo en esa segunda parte por 41 a 40. Westbrook, por cierto, es el primer jugador en firmar como mínimo 25 puntos, 8 rebotes y 10 asistencias desde un tal Charles Barkley en 1993.

Nos preguntábamos ayer quienes serían los encargados de defender a Lebron y Durant, respectivamente. En los 3 primeros cuartos, fue el mismo #35 el que se encargó de defender al alero de los Heat pero su marca no funcionó. Fue el suizo Sefolosha el factor clave para terminar de controlar el último cuarto. Bajo su defensa, James se colapsó en 6 puntos por debajo del 30% de acierto. Por su parte, los Heat decidieron alternar a Shane Battier con la curiosa opción de Wade sobre Durant. Tampoco parece que lograran excesivos buenos resultados.

Otros apuntes a tener en cuenta: Los Heat no pudieron correr. Tremendos solitarios 4 puntos, por los 24 de los Thunder en su salsa. Cuando el contraataque no viene producto de robos y pérdidas de balón tiene que venir vía rebotes y los locales dominaron 43 a 35 esta faceta. Mención especial al inmenso trabajo de Collison. Leer más »

Finales 2010 (7º partido): La revancha eterna

18 de June de 2010 por TheDeerHunter

lakerswinNada menos que 26 años habían pasado desde el último 7º de un Lakers vs Celtics. Demasiadas cuentas pendientes acumuladas. Todos los séptimos que ganó el orgullo de Massachusetts, la ruina de Baylor, el Russell sobre Chamberlain, la falta de McHale a Rambis, el 9 a 11 en las Finales y el 17 a 15 en Anillos, hasta el último agravio de la primera final de Gasol. La lista detallada sería casi infinita en ambas direcciones.

Kobe nos vendía recientemente que se trata de una final más, que el pasado a él le importaba poco y lo que quería era pasar este trámite. Ninguna emoción especial por el “We want Boston!”, por la máxima expresión de una rivalidad trascendental, por un evento que ocurre una vez cada 25 años, por la posibilidad situarse a la altura de Magic o Jabbar en algo tan increíble y tan señalado como vencer a los del trébol y el duende… Todo mentira, pose o negación. Como queráis definirlo. Leer más »

Derek Fisher: un hombre y su disfraz

09 de June de 2010 por MagicJohnson32

dfish

Una de las grandes incógnitas en la historia de la humanidad, y creo que habrá unanimidad al respecto, es por qué nadie reconoce a Clark Kent como Superman. Unas gafas de pasta y un traje no son excusa. Si nosotros lo vemos ¿por qué no lo ven ellos?

Con Derek Fisher sucede algo parecido. El error que cometen los habitantes de Metrópolis al no ver un poco más allá de las apariencias lo han cometido, con consecuencias fatales, muchos equipos de la NBA al no reconocer en Derek Fisher al jugador que estaba a punto de hundirlos. Se equivocaron los Spurs (remember 0.4), se equivocaron los Magic en las pasadas Finales, y más recientemente se han equivocado los Jazz y los Celtics.

Igual que Kent aparenta ser tímido, torpe, cobarde y más bien inepto, Fisher es, durante gran parte de la regular season, lento, errático en el tiro, nefasto en la finalización, pobre pasador… Cualquiera se preguntaría qué pinta como base titular del equipo campeón de la NBA. Entonces llegan los partidos decisivos y Fisher busca la cabina telefónica más cercana para enfundarse el disfraz de súper héroe. Leer más »

Análisis de las Finales 2010: L.A. Lakers vs Boston Celtics

02 de June de 2010 por MagicJohnson32

17 de junio de 2008.

Boston (Massachussets, EE.UU.).

Alrededor de las 21.00 (hora local).

El Garden era una fiesta en la que 18 mil fans y la plantilla de los Celtics celebraban su 17º título tras haber arrasado a los Lakers en el sexto partido de las Finales. Luces deslumbrantes, confeti multicolor, música atronadora, gritos, abrazos, champagne espumoso y puros humeantes.

Tras la puerta cerrada de una habitación, sin embargo, se vivía una historia diferente. Jugadores y técnicos de los Lakers, convocados de urgencia por Kobe Bryant, se reunían para una especie de terapia grupal tras una de las mayores humillaciones en la historia de la franquicia. Quién sabe qué se dijo allí, pero es de suponer que el mensaje fue que aquello no podía volver a pasar y, sobre todo, que la oportunidad de la venganza llegaría.

Y, efectivamente, ha llegado.

lakersvsceltics

Leer más »