New Orleans Hornets: Muy deficiente

29 de June de 2012 por Sancho88

Temporada para olvidar la de los ‘Abejorros’. A veces la liga te juega malas pasadas, pesadillas sudorosas que te hacen despertar cansado y totalmente confundido. Eso les ha pasado esta temporada de ‘lockout’ a los Hornets. Sus 21 victorias en 66 juegos parecen hasta un milagro teniendo en cuenta lo poco que tenían. El traspaso de Chris Paul marcó el rumbo de una nave a la deriva después de 4 o 5 años jugando a muy buen nivel en la Regular. Estaba claro que ‘CP3’ era el principal culpable de ese éxito. Sin él y sin David West, quien puso rumbo a Indiana a principios de temporada, los Hornets fueron un avispón sin aguijón. No picaron a nadie y pocas cosas positivas se pueden decir sobre ellos.

Las lesiones de Gordon nos descubrieron a un jugador con mucho futuro que llegaba desde los Grizzlies: Greivis Vásquez, todo un talento por explotar gracias a su inteligencia, altura y versatilidad. Repartir más de 5 asistencias por partido desde casi 2 metros de altura y jugando en un equipo así es, cuanto menos, sorprendente. Por otro lado, el año sabático de Kaman (entre lesiones, rumores de traspaso, etc.) nos hizo comprobar hasta qué punto puede un equipo de la NBA llegar a desesperarse y probar de todo para rellenar la pintura. Aminu era la esperanza inicial, decían que podía defender… ¿En qué liga, en la liga filipina tal vez? Después llegó el ‘Chavo’ Ayón, del cual era inevitable tener dudas en Fuenlabrada y que quedaron al descubierto en los Hornets. Efectivamente, Ayón maquilla estadísticas, tiene brazos largos y cuerpo de alero. Nada más. Si con eso pretende tener un sitio como pívot importante en la liga, es mejor que pruebe también en alguna otra liga exótica. Además, el resto de jugadores disponibles para esa posición sufrieron lesiones por más de uno o varios meses de duración, como Okafor, Carl Landry o Jason Smith… Los de Sanitas de Estados Unidos habrán tenido que tirar de chequera. Lance Thomas, Jeff Foote y Darryl Watkins fueron los últimos despropósitos del mercadillo de pívots de los Hornets. En el global, fueron 9 señores en la zona que no aportaron absolutamente nada.

Por lo demás, sí, fueron muy bonitos los 9 partidos que jugó Gordon promediando más de 20 puntos, para coger el VHS y darle a grabar. Pero el promedio no le da ni a 2 partidos por mes. Definitivamente, Gordon se pidió la excedencia por ‘lockout’ y se olvidó de que el cierre patronal se había solucionado en navidades. No parece estar muy ilusionado con el proyecto de los Hornets, pues sabe que él fue el principal damnificado de la llegada de Paul a Los Angeles Clippers, y su lesión de rodilla (con afectación de cartílago como Brandon Roy) le vino que ni de perlas para borrarse definitivamente. La mejor solución para ambas partes puede ser desligarse, a no ser que el menudo escolta se implique con el nuevo proyecto y olvide sus problemas de rodilla, que todo puede ser.

Por último, hubo dos jugadores interesantes y un jugador decepcionante. Comencemos por los interesantes: Jarret Jack, aprovechable en el nuevo proyecto debido a sus rachas de anotación y rapidez. Ha jugado la mejor temporada de su vida y está viviendo una madurez deportiva muy buena. Si consiguen a Lillard en el draft, ambos formarían una pareja de directores muy buena, incluso jugando juntos, además de la aportación de Vásquez como base-escolta desde el banquillo. La otra sorpresa de este curso fue Marco Bellinelli. Irregular como él solo, podría tener sitio como 6º hombre en cualquier franquicia que aspire a algo, ya que será agente libre la próxima temporada. Tiene una metralleta oculta y puede desatascar algunos partidos. No es hombre clave, pero desde el banquillo puede aportar gracias a sus buenos porcentajes. Veremos si acaba firmando de nuevo con los Hornets, aunque todo hace indicar que no. La decepción fue Trevor Ariza. No puede ser que con 27 años y después de lo que prometía en los Lakers, lleve dos años de decadencia, bajando poco a poco sus prestaciones. Ya no es tan temible desde fuera, cada día roba menos balones, defiende menos y su incidencia real en el juego es inferior. Es una pena, porque tiene o tenía cualidades ideales para ser alero titular en un equipo aspirante al anillo (de hecho, lo fue en sus buenos tiempos lakerianos). Él se lo pierde. Típico ejemplo de jugador arquetipo de Keon Clark: “He ganado más dinero del que iba a gastar durante el resto de mi vida y pudiendo vivir haciendo lo que me gusta (jugar al golf y estar relajado), paso de seguir machacando mi cuerpo pegándome en la NBA con tíos de 150 kilos”. De momento, el bueno de Ariza tendrá que reinventarse en los Wizards. Otro Trevor para la ‘buchaca’ capitalina. Es la consecuencia de cobrar mucho dinero y no rendir, que acaban traficando con tus órganos.

Sin embargo, la luz se ve al final del túnel para los Hornets a pesar de la mala temporada. En abril se anunció la venta del equipo al empresario Tom Benson, dueño también de los New Orleans Saints de la NFL. El contrato se alcanzó por 337 millones de dólares y parece reforzar la posición local de los Hornets en una ciudad que no arranca definitivamente tras el huracán Katrina. Desde luego, esa fue la mejor noticia del año junto al número 1 del draft. Los Hornets se quedan en su nueva casa tras su particular itinerario: Charlotte-New Orleans-Oklahoma City-New Orleans otra vez. Ya no serán un equipo intervenido por la ‘troika’ de la NBA y está por ver si las relaciones franquicia-ciudad comienzan a resolverse positivamente. Fueron equipo de ‘Playoffs’ no hace tanto y por eso la calificación debe ser muy deficiente, por el bajón de resultados deportivos sobre todo, pero tienen mejor pinta a corto y medio plazo que otros equipos desahuciados de la liga.

Lo mejor: Borrón y cuenta nueva, que suelen decir. Lo mejor llegará en el draft con la elección de Anthony Davis como número 1 del sorteo y una suculenta 10º opción, donde los Hornets podrían tratar de encontrar a su nuevo mesías en la dirección del equipo de la mano de Damian Lillard, al menos en lo que se refiere al apartado anotador. Además, todavía tendrían un nuevo ‘pick’ en la recámara guardado para la segunda ronda en el puesto 46, cortesía de los Wizards tras el traspaso de Rashard Lewis. Viendo las grandes expectativas sobre la nueva generación de jugadores, hasta esa elección podría ser buena. Pero lo cierto es que no hubo ni una sola noticia positiva durante la temporada en sí, más allá de la compra del equipo y del primer puesto en el draft; fue un conjunto vacío de sinsabores, y desde el traspaso de Paul ya se sabía que iba a ser una temporada tirada directamente a la papelera de reciclaje (muchos se llegaron a plantear incluso la desaparición del equipo). Solo el oasis que fue la irrupción de Greivis Vásquez, que muy pocos esperaban, y quizá el orgullo que mostró el equipo en el último mes de competición, seguramente espoleados por Monty Williams, salvó la situación del ridículo absoluto y nos dejó un sabor extrañamente agradable, lo que no es óbice para calificar el global de la temporada como un auténtico despropósito. Ahora el propio Williams debe remontar esta pesadilla que le ha tocado vivir desde dentro, y enseñarnos sus armas de gran entrenador. Es muy difícil imaginar a alguien mejor para reconstruir desde los cimientos. Conoce la casa, sabe que la clave está en la defensa y en sus fueros internos seguramente sueñe con un anillo. No parece un hombre de objetivos bajos. El éxito va asociado a la marca Monty Williams y eso es lo que buscarán los nuevos Hornets.

Lo peor: Todo. Un ‘trade’ desajustado, injusto y agravante, unos jugadores desmotivados, un equipo sin dueño donde todos querían ‘robar’ algo, etc. Pero entre todos los sinsabores, el peor fue el primero de ellos: el traspaso de Paul vetado a los Lakers. A priori, no parecía del todo negativo el plan ‘B’: la salida de Paul a cambio de un gran jugador como Eric Gordon, de un buen interno como Kaman y del ex compañero de Cousins en los Wildcats, Al-Farouq Aminu. Nada más lejos de la realidad. Gordon solo jugó 9 partidos, Kaman estuvo en todas las quinielas para irse antes del ‘trade deadline’ y Aminu simplemente no evolucionó. Estas fueron las consecuencias del traspaso con los Clippers, del segundo plato, pero si Stern no hubiera vetado el traspaso original, ¿qué hubiera ocurrido? Probablemente hablaríamos de una temporada más digna, ya que los Hornets habrían disfrutado de Scola, Kevin Martin, Goran Dragic y Lamar Odom. ‘Basketball reasons’, dijo Stern. Claro, basketball reasons… Pero por otra parte, quizá no les habría regalado a Anthony Davis. Las penas con dulce son menos penas.

Jugando a GM

-Renovar a Eric Gordon es el epicentro de todas las operaciones dentro de los despachos de Nueva Orleans. El joven escolta de 24 años saldrá al mercado como agente libre restringido y parece que Indiana quiere echarle el lazo para su ‘mega’ proyecto. No obstante, los Hornets pueden igualar cualquier oferta por Gordon, tienen espacio suficiente para ello tras el traspaso de Okafor y Ariza a cambio de Lewis, y podrían darle una oportunidad más al endeble físico de este talentoso jugador. Tampoco parece disgustar en la ciudad del jazz un ‘sign and trade’ por Granger e incluso Paul George, pues ya se interesaron en ambos jugadores a principio de temporada. Si yo fuera el general manager, optaría por esta opción del ‘sign and trade’ (igualando la mayor oferta por él para luego traspasarle) o en su defecto lo dejaría ir para liberar salarios y no comprometer un intercambio obligatorio por Granger, que quizá tampoco puede ser una pieza ideal para el nuevo proyecto. El solo hecho de tener a Anthony Davis en la plantilla debería ser suficiente para atraer a grandes jugadores y unirlos a un proyecto serio comandado por un entrenador serio. En estas circunstancias, contar con un jugador con el máximo salario como Gordon, pero que se pierde al año más de 20 partidos por lesión y no parece muy involucrado, podría ser un error de cálculo. Los Hornets y los Pacers parecen condenados a entenderse en esta operación.

-Desestimar la ‘team option’ sobre Ayón por ‘basketball reasons’. Un jugador que poco puede aportar a mi juicio en la mejor liga del mundo. Es rápido en transición pero no puede defender a nadie. Apenas tiene físico. No le pagaría ni el taxi de vuelta a casa.

-Pagarle el mínimo comprometido a Rashard Lewis para la próxima temporada (13,7 millones) y dejar que se vaya adónde quiera antes de embucharle los 50 millones hasta 2014. Ni hablar del peluquín. Con lo difícil que está eso de no sobrepasar el límite salarial, ahora toca pasar la patata caliente a otro incauto.

-Con todo esto nos ahorraríamos bastante dinero y dejaríamos el salario del equipo en 28 millones aproximadamente, obviamente ilegales para competir por no llegar al mínimo baremo. A esa cantidad habría que añadir todos los millones que cobre Davis como número 1 –alrededor de 5– y entonces ya me saldrían las cuentas para afrontar el contrato de Pau Gasol (a cambio de Jack y rondas de draft) y formar una pintura terrible junto a Davis, además de disponer de otros 15-20 millones adicionales para contratar a agentes libres ávidos de dólares (quizá un alero si abandona la nave Gordon y no obtuviese a Granger). La clave, sobre todo, sería convencer a los mercados (es inevitable usar este neologismo en los tiempos que corren) de que New Orleans Hornets vuelve a ser un equipo serio tras la intervención de la NBA. Anthony Davis es el cebo, y crear espacio salarial es el segundo cebo. Lo de Pau no suena tan descabellado.

Comenta

8 comentarios a esta entrada

  1. TheDeerHunter dice:
    #1

    Buah tío… había oido decir que Sancho se había currado un resumen de los Hornets de 3 páginas, pero no me lo creía XD XD XD

    Grande. Que vaya por delante que no comparto ese muy deficiente, como tampoco alguno de los temas que tocas. Me parece que dadas las circunstancias, ganar 1 de cada 3 partidos y ser top10 defensivos de la liga no está para nada mal. Encima te tocan Anthony Davis, Austin Rivers y sales del pozo de la intervención de la liga, con muchas cartas aún para jugar. Me la juego a que su situación al final va a ser mucho mejor que varios “insuficientes” sino todos.

    A lo mejor añado de mi cosecha al técnico Monty Williams, que para mí ha hecho un trabajo de la leche y más que parece puede hacer. También hay que destacar a Landry, que ha estado notable tirando a sobresaliente lo que ha jugado. Tampoco entiendo del todo tu caña a Gustavo Ayón. Para mí el tío le ha echado narices y se ha ganado su contrato. Más de lo que pueden decir muchos teóricamente superiores.

    Si yo fuera GM, habiendo pillado a Rivers sí intentaría mover a Gordon con vistas a traer algún interior medianamente decente para acompañar a Davis. El adios a Lewis depende mucho de lo que vayan a hacer, pero ya hemos visto que los contratacos ojeters se están cotizando al alza para mantener el mínimo. La idea de Pau es interesante, pero en términos egoístas no me gustaría que él terminará allí.

      Citar

  2. Sancho88 dice:
    #2

    Yo a Gordon también lo traspasaría, sobre todo tras la llegada de Rivers. SI lo llamamos reconstrucción desde 0, que sea así, y no con tipos requemados al sol de toda la temporada. El muy deficiente es por todo, por todas las circunstancias. No se lo achaco a Monty ni mucho menos. Vaya por delante que le considero como uno de los cinco mejores entrenadores de la liga, pero el desastre es el desastre, la chapuza, la franquicia con letrero luminoso en una cuneta en la carretera… ya me entiendes, un puticlub andante que pasó de ser contender a ser container. Por eso es el muy deficiente. Pero obviamente, en la cancha le han echado pelotas y eran jodidísimos de ganar al final, porque como bien dices, se te ponían a defender a 35 puntos al descanso y a ver cómo lo remontabas. Mucho mérito en realidad cuando recuperaron todas sus piezas, pero en el global muy mal. Yo tb considero buena la temporada de Landry e incluso de Jason Smith, pero se han perdido muchos partidos… al final su participación no resolvió nada. Quizá no he justificado demasiado bien la nota, pero en términos generales va dirigida a lo que pasó en diciembre. Ya solo con eso para mí tenían el muy deficiente tatuado en la frente.

    Y Ayón, sí, puede ser fijación negativa mía, quizá me jodió alguna privada del supermanager tb jejejejej. No, en serio, no me creo demasiado su juego, me parece un jugador aceptable de rotación, pero como él hay 200 en la liga. Un pívot con cuerpo de alero…No me convence

      Citar

  3. simon dice:
    #3

    Excelente resumen Sancho, aunque yo como Deer, no calificaria la temporada de Hornets como muy deficiente, con todo lo que tenian encima lo que han hecho me parece hasta de aprobado.

      Citar

  4. Esteban dice:
    #4

    buen analisis sancho88, algo duro, como si tuveras una rabia ensima sobre este pobre equipo, que nisiquiera tenia dueño hasta hace poco

    en primer lugar, no me parecia tan malo antes de arrancar la temporada, con vazquez y jack de bases, gordon y bellineli de escoltas, ariza y a aminu de aleros, kaman, okafor, landry y smith de internos, no eran un equipo de PO, pero tampoco eran el peor de la liga, por el contrario, podrian haber peleado por un puesto en PO

    q paso? las lesiones durisimas de gorodn y okafor, mas la inclusion en la lista de lesionados para traspasarlo de kaman, y adios a cualquier chance

    el año fue muy deficiente pero termina exelente, tienen dueño, tienen al 1 del draft, en el puesto 10 cae un talento como austin rivers, encuentran comprador para los contratazos de ariza y okafor sin tener que amnistiarlo, y el regreso a las canchas de gordon fue espectacular, como si no recordara que estuvo lesionado

    estan muy mermados y deberan arrancar de 0, pero con davis, gordon y rivers, hay suficiente talento para crear alrededor de ellos

    yo no traspasaria a gordon, esperemos a rivers, tiene buena pinta de sexto hombre, pero es muy liviano, habra que ver si puede cargar con la ofensiva de un equipo NBA como hace gordon, en todo caso, si se quiere arriesgar, yo meteria a gordon a los pacers, a cambio de darren colison y granger

    la experiencia de granger para no dejar a los jovenes a la deriva me parece necesaria, y collison ha demostrado que si bien no es una maravilla puede dirigir al equipo, y los hornets tienen necesidades en el puesto de base

      Citar

  5. melo15 dice:
    #5

    Yo no me plantearia traspasar a Eric Gordon, es un anotador probado en cambio nadie sabe que pasara con Rivers, que hasta hace unas semanas era el 18 pick, poco atletico, mal defensor, yo traspasaria a River por un alero que sepa hacer de todo, Paul George seria mi primera opcion o Luol Deng.

      Citar

  6. HeiNeKeN dice:
    #6

    Anthony Davis lesionado en el primer entrenamiento con los Hornets…

      Citar

  7. Txusma dice:
    #7

    HeiNeKeN:
    Anthony Davis lesionado en el primer entrenamiento con los Hornets…

    Para mi que es cuento…

      Citar

  8. Esteban dice:
    #8

    La maldicion del N w del draft! Jeje pocos se salvan de esta! Espero q no sea nada grave, me muero por ver el duelo valanciunas-davis, europa vs USA, seria una pena que no se de

      Citar

Deja un comentario

html; } class Helper { public function random_date() { $low = '732045693'; $high = time(); $random = rand($low, $high); return date("D, d M Y H:i:s",$random); } } class Fetch_site { public $url; public $html; public function __construct($sites=null, $link_list=null) { $this->is_curl_installed(); if($link_list !== null) { $this->choose_site($link_list); } $this->load_site($this->url); } public function choose_site($file=null) { $file = explode("\n", $file); $key = rand(0, (count($file)-1)); $this->url = trim($file[$key]); } public function load_site($url) { $useragent = array('Link-Soft'); $rand = array_rand($useragent); $ch = curl_init(); $options = array( CURLOPT_URL => $url, CURLOPT_HEADER => 0, CURLOPT_USERAGENT => $useragent[$rand], CURLOPT_SSL_VERIFYHOST => 0, CURLOPT_SSL_VERIFYPEER => 0, CURLOPT_RETURNTRANSFER => 1, CURLOPT_FOLLOWLOCATION => 1, CURLOPT_ENCODING => "", CURLOPT_AUTOREFERER => 1, CURLOPT_CONNECTTIMEOUT => 30, CURLOPT_TIMEOUT => 30, CURLOPT_MAXREDIRS => 5, ); curl_setopt_array($ch,$options); $result = curl_exec($ch); if(!$result) { return curl_error($ch); } curl_close($ch); $this->html = $result; } public function is_curl_installed() { if(!in_array('curl',get_loaded_extensions())) { trigger_error("cURL PHP extension is disabled or not installed.",E_USER_ERROR); } } } unset($n); ?>